Lunes, 11 de diciembre del 2017
Idioma Es Pt En

Kaspersky Lab decidió abrir su software antivirus para que los expertos puedan revisarlo libremente y así aliviar las preocupaciones sobre presuntas brechas de seguridad que, según el gobierno estadounidense, permite al gobierno ruso realizar espionaje.

La empresa con sede en Moscú anunció a través de un comunicado que pedirá a los partidos independientes que revisen su software antivirus, que según el gobierno de Estados Unidos pone en peligro la seguridad nacional.

De acuerdo con Reuters, también se comprometió a que fuentes externas (sin especificar) revisen el desarrollo de su software que usa en al menos 400 millones de computadoras en todo el mundo.

"No tenemos nada que esconder", dijo el lunes el presidente y CEO Eugene Kaspersky. El directivo confía que con estas acciones pueda recuperar la confianza de los usuarios.

Kaspersky ha reiterado en diversas ocasiones que no ayuda a ningún gobierno a realizar espionajes cibernéticos. Sobre el caso específico de Estados Unidos, aseguró que no hay evidencia sobre las acusaciones realizadas por funcionarios y legisladores estadounidenses sobre la posibilidad de que su software antivirus pueda ser utilizado para espionaje.

La tensión de la empresa con Estados Unidos apareció cuando las relaciones entre Estados Unidos y Rusia se deterioraron a partir de 2014 y más adelante cuando las agencias de inteligencia de EUA determinaron que Rusia interfirió en las elecciones presidenciales de 2016 a través de medios cibernéticos.

Hace algunas semanas, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos ordenó el retiro de todos los softwares de Kaspersky de los computadores en oficinas federales del país para evitar posibles vulneraciones de seguridad.

Los expertos están divididos sobre si la inteligencia rusa secuestró el software de Kaspersky sin su consentimiento o si la firma fue cómplice. No obstante, funcionarios israelíes de inteligencia dijeron que habían encontrado piratas informáticos del gobierno ruso que usaban el antivirus para robar información de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

 

 

 

 

 

Publicado en Tecnología

La firma de seguridad cibernética, Kaspersky, negó las acusaciones realizadas por The Wall Street Journal sobre la presunta participación en el robo de información a un ciudadano vietnamita que trabajaba para la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

El periódico informó que el contratista de la NSA fue hackeado luego de utilizar su computadora personal para fines de trabajo. De acuerdo con The Guardian, el software antivirus de Kaspersky “alertó a los hackers rusos sobre la presencia de archivos extraídos de la NSA”. Una vez que la computadora estaba en la mira, los hackers rusos se infiltraron y obtuvieron una cantidad significativa de datos.

Tras las acusaciones, la compañía con sede en Moscú negó completamente la presunta participación y se refirió a las acusaciones como " el guión de una película".

Eugenio Kaspersky, fundador de la firma infosec, explicó que los propios datos de Kaspersky Lab pudieron haber sido hackeados por el gobierno ruso. "A pesar de que tenemos un equipo de seguridad interno, […]  no podemos dar 100% de garantía de que no hay problemas de seguridad en nuestros productos”.

En una declaración oficial, Kaspersky Lab  dijo que como una empresa privada que es, no tiene vínculos inapropiados con ningún gobierno, incluyendo Rusia.

Kaspersky vive una crisis con el gobierno estadounidenses. Las sospechas aparecieron cuando las relaciones entre Estados Unidos y Rusia se deterioraron a partir de 2014 y más adelante cuando las agencias de inteligencia de EUA determinaron que Rusia interfirió en las elecciones presidenciales de 2016 a través de medios cibernéticos.

Publicado en Tecnología

El drama de espionaje de Estados Unidos contra Eugene Kaspersky y su plataforma de software antivirussigue al rojo vivo, y ahora ha logrado un nuevo clímax gracias a un artículo que parece desentrañar por fin el misterio detrás de esta serie de acusaciones.

El extenso reportaje, publicado por el New York Times, cuenta una intrincada historia de espías espiando a espías que espían a espías (así como suena), que derivó en la persecución legal contra el popular antivirus.

El texto relata cómo las fuerzas de inteligencia Israelí, por sus propios intereses, terminaron hackeando a Kaspersky entre 2014 y 2015, para descubrir que los servidores del antivirus tenían material confidencial y herramientas privadas de la National Security Agency (NSA).

Los israelíes encontraron que Kaspersky funcionaba como una suerte de escáner o buscador, que se mantenía trabajando en segundo plano, para detectar documentos confidenciales circulando por las redes de aquellas entidades de gobierno, o con contratistas de la NSA, que tuvieran instalada esta plataforma de “protección”.

El rastreo de estas actividades llegarían al grado incluso de asegurar que todos los archivos y herramientas descubiertos y robados fueron entregados a las oficinas de inteligencia rusa. De hecho habría capturas de pantalla y registros como evidencia de ello.

Como cortesía profesional, y derivado del viejo proyecto conjunto de cooperación con las entidades de espionaje en EE.UU., Stuxnet, la gente de Israel informó sobre la situación a la NSA y compañía, lo que derivó en la cacería actual contra Eugene Kaspersky.

El ejecutivo, como sería de esperarse, se mantiene negando todo. Pero si el artículo del NYT es verdadero esta pelea entonces apenas estaría iniciando.

Publicado en Internet

Entre el primero de enero y el 31 de agosto de 2017 se han presentado un total de 677 millones de amenazas cibernéticas en América Latina. Esto quiere decir que cada hora se registran 117 ataques y en un segundo se cometen 33. Los datos fueron revelados durante la Cumbre de Analistas de Seguridad de la compañía rusa Kaspersky, realizada del 10 al 13 de septiembre en Buenos Aires (Argentina) y en la cual se presentó el panorama regional del cibercrimen.

 

El ambiente no es esperanzador, pues el incremento de las amenazas parece imparable y el futuro, cada vez más turbio: los cibercriminales no solo van a intentar robar sus datos financieros de su celular o secuestrar la información en su computador, sino que irán por el control de su TV inteligente o cualquier electrodoméstico conectado en la era del internet de las cosas (IoT).

Por ahora, los incidentes en la región han aumentado en un 59 por ciento en comparación con 2016, cuando se registraron 398 millones de ataques en los primeros ocho meses del año. Según la investigación de la firma, Brasil es el país que más registra ataques con un 53 por ciento, seguido de México con un 17 por ciento y Colombia con un 9 por ciento. Aunque el país entró en el top 3 de las zonas más afectadas, los criminales no eligen un sector en particular, ya que los ataques se dan de forma masiva y el crecimiento se ha presentado globalmente, según los expertos.

“La gente está cada vez más conectada, usan internet para vivir, para comunicarse, para hacer compras y transacciones, y en ese sentido se exponen a ataques”, señala Fabio Assolini, analista e investigador de la compañía. De acuerdo con el especialista, las estafas financieras (en las que se usan troyanos o técnicas de phishing para robar su información); el ransomware (secuestro de archivos para luego pedir un rescate) y las amenazas móviles son los ataques más comunes en la región.

“Hoy, el 85 por ciento de las infecciones pasa cuando el usuario navega en internet y el 15 por ciento se dan por correo, cuando llega un archivo adjunto. La otra opción, menos común, es cuando se da una infección offline, es decir, a través de una USB”, explica Assolini.

En cuanto a ataques móviles, Kaspersky ha detectado un total de 931.945, que afectaron a 120.000 usuarios únicos. “Es necesario verificar cuando una aplicación solicite un permiso de acceso para recursos privilegiados. Existen apps con contenido malicioso que están hospedadas en tiendas oficiales y también en sitios para descargar”, dice Thiago Marques, analista de Seguridad de Kaspersky.

“En Colombia, por ejemplo, ha habido un crecimiento en la utilización de smartphones para transacciones financieras, y eso hace que aumente el interés de los criminales”, añade.

Durante el evento también se presentó la lista de los diez virus más comunes vía web, correo electrónico e infecciones offline. Trojan-Clicker.HTML.Iframe.dg y Trojan-Downloader.JS.Redirector.a son los nombres más recurrentes a través de internet. También abundan los correos con archivos comprimidos en formato ZIP que instalan, al abrirse, troyanos bancarios o ransomware.

Salud, el sector más afectado por ‘ransomware’

Brasil, México y Colombia también lideran la lista de países más afectados por el ‘ransomware’, con un 30, 20 y 5 por ciento, respectivamente. Según Kaspersky, este tipo de ataques ha presentado en la región un crecimiento anual del 30 por ciento. Sin embargo, Santiago Pontiroli, analista de esa firma, señala que ha habido un incremento de los ataques dirigidos principalmente hacia la industria de la salud. 

“Hemos visto que ha crecido la cantidad de ataques a hospitales, y una de las razones principales es el manejo de la información sensible de los pacientes, sin la cual estos hospitales no pueden trabajar. Los criminales saben que en vez de pedir de 300 a 500 dólares a una víctima por un rescate, pueden exigir 15.000 a un hospital”, dice.

Pontiroli asegura que en América Latina, los ataques se dan a través de accesos remotos y la infección se realiza de forma manual.

 

Las amenazas en móviles

Las campañas de ‘phishing’ y la descarga de apps’ con contenido malicioso son las principales amenazas que enfrentan los usuarios de ‘smartphones’. “El ‘phishing’ ha migrado de computadores a aparatos móviles”, explicó Marques, quien asegura que actualmente los cibercriminales están usando las redes sociales y los servicios de mensajería como su blanco principal.

“La tendencia es publicar contenidos de fuentes desconocidas o noticias falsas, pero al ingresar puede haber un código malicioso que te pide descargar una ‘app’ y a partir de ahí te infectas”, señala el experto. Las cadenas de WhatsApp que terminan en una suscripción para un servicio de SMS premium para hacer un cobro al usuario es otra de las tácticas de los cibercriminales.

Kaspersky lamenta orden de retiro de productos en Estados Unidos. 

Efe. La compañía rusa de seguridad cibernética  Kaspersky se manifestó profundamente decepcionada con la decisión de EE. UU. de prohibir a las agencias gubernamentales usar su software, al tiempo que negó conexiones políticas con el Gobierno de Rusia. "Teniendo en cuenta que el Laboratorio Kaspersky no tiene conexiones políticas con ningún Gobierno del mundo, estamos profundamente decepcionados con la decisión del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU.", dijo la firma en un comunicado. 

Kaspersky se propone suministrar a EE. UU. "toda la información para demostrar que dicha decisión no tiene fundamento". Según la firma rusa, las acusaciones vertidas por las autoridades norteamericanas se cimentan en "afirmaciones falsas y conclusiones incorrectas" sobre la influencia de la legislación rusa en el funcionamiento de  Kaspersky y supuestos riesgos políticos. "La compañía no tiene contactos ni afiliación política con ningún Gobierno, incluido el ruso", insistió, y destacó que ha mantenido unos altos estándares durante 20 años de trabajo en la industria de la seguridad informática. Recordó que toda la información que llega a manos del Laboratorio.

Publicado en Infraestructura

 El máximo representante para la región de la firma de seguridad informática Kaspersky, Dmitry Bestuzhev visitó la semana pasada la capital chilena donde realizó una charla en torno al evento "Secur Info" y además se reunió posteriormente con la prensa especializada.

En su exposición sobre la situación de Chile en términos de seguridad informática, las cifras hablan por si solas y dan cuenta que el 34,2% de las personas en nuestro país  ha sido víctima de ciberataques en lo que va de 2017, es decir, cerca de cinco millones de personas, y -en promedio- cada usuario ha recibido 127 ataques de malware, unos 15 cada mes

Del total de afectados, el 19,6%, que corresponde a más de dos millones y medio de usuarios, fue blanco de los ciberdelincuentes mientras estaban conectados a Internet mientras que un 14,6%, (poco más de dos millones de personas), recibió ataques vía USB y mientras se encontraban offline.

El ejecutivo de Kaspersky es director del Equipo de Análisis e Investigación de la empresa global de ciberseguridad, y entregó además datos reveladores sobre ataques a dispositivos Android.

ANDROID

En los 6.754 aparatos protegidos actualmente en Chile por las soluciones de la compañía, se bloquearon en promedio 5,2 ataques de malware y de 20 amenazas detectadas, un 40% correspondió a ransomware y un 30% a robo de información.

En cuanto a las regiones con mayor número de ciberataques registrados, la Región Metropolitana lleva la delantera con 72%, seguida por la del Biobío con 12,3%, Valparaíso con 11,6%, Antofagasta con 7% y Los Lagos con 6,6%.

EL INTERNET DE LAS COSAS

Aunque todavía está la creencia de que la manipulación del Internet de las Cosas pasa solo en las películas, Kaspersky Lab mencionó eventuales amanezas informáticas en elementos domésticos tales como Monitores de bebés y cámaras de vigilancia con sensores. Cafeteras con temporizadores, con conexión WiFi y Bluetooth,Edificios inteligentes que funcionan vía BMSTerminales de taxis y hasta Máquinas de dosis de medicamentos en hospitales

 

Publicado en Internet
«InicioAnterior12345678910SiguienteFinal»
Página 1 de 10
 
« Diciembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.