Domingo, 20 de agosto del 2017
Idioma Es Pt En

¿Tenemos alternativa a los avisos de privacidad más extensos que Hamlet?

- 28.07.2017, 12:36
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

Las fronteras entre lo público, lo privado y lo íntimo se han difuminado entre un mundo de Big Data, algoritmos e información que decidimos confiar a Apple, Google, Facebook, etcétera. Pero, ¿qué ocurre con estas sutiles fronteras? Se ha ocasionado que el concepto de privacidad se confunda, se malinterprete y los usuarios no comprendamos exactamente a qué nos atenemos.

El experto en el tema, Charles Raab, considera diversas definiciones sobre la privacidad. Algunas de estas conceptualizaciones varían desde la privacidad como el derecho a “que me dejen en paz”, como los mecanismos de recolección de información, el control que tiene el usuario sobre la información, la privacidad como el derecho de mantener información secreta, o bien, como un valor político y social (2011).

Algunas veces, por comodidad aceptamos condiciones, con el fin de poder satisfacer algunas de nuestras necesidades. Por ejemplo, podríamos aceptar tener una aspiradora automática, conectada a Wi-Fi con tal de ahorrarnos el trabajo doméstico. Pero no consideramos las consecuencias de tener un dispositivo conectado dentro de lo que podría ser considerado un espacio íntimo: nuestro hogar.

Alan Westin, académico norteamericano, justificó a finales de la década de los sesenta el modelo actual que tenemos sobre avisos de privacidad y de términos y condiciones. En una serie de encuestas realizadas en Estados Unidos, catalogó a la mayoría de los usuarios como pragmáticos. Esto provocó que las empresas se escudaran en “informar al usuario” sobre lo que se hará con su información mediante un aviso de privacidad o condiciones. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones aceptamos términos y condiciones para servicios gratuitos en línea sin leer lo que implican; en promedio, estos documentos legales consisten en más de 15 páginas de información. Por ejemplo, el aviso de privacidad de Apple es más extenso que Hamlet.

El modelo opt in u opt out implica que, al acceder, posteriormente no podremos reclamar sobre lo ya advertido. Diversos organismos (principalmente angloparlantes), tal como el Electronic Frontier Foundation, promulgan que los usuarios lean los términos. Una de las soluciones para que los usuarios estén más conscientes de lo que aceptan es presentar el contenido de manera dinámica, tal como el comic de los términos y condiciones de Apple realizado por Drawnandquarterly. Aunado a ello, se han creado apps o páginas que pretenden resumir los términos y condiciones y crear calificaciones a las empresas con base en sus condiciones (por ejemplo, https://tosdr.org/#services). El problema es que muchas veces estos términos se centran en Estados Unidos.    

En el caso de México, muchos avisos de privacidad incluyen la transferencia de datos a terceros (por ejemplo, clientes o proveedores de una empresa). Una vez que clickeamos para acceder a la plataforma, no necesariamente controlamos el paradero de nuestros datos. La Encuesta de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, publicada por el INAI en 2016, reveló que aun cuando 96 por ciento de la población encuestada proporcionó sus datos personales a alguna organización, la mayoría no están enterados de cómo se tratarán sus datos.

Nos hemos convertido en fuentes de información, los datos que emanan de nosotros todos los días son como una ondulación ocasionada al arrojar una piedra al agua: existe un efecto de todo lo que hacemos en línea. Sin embargo, no vemos dónde termina.

Las empresas y el Estado se encuentran en un conflicto; por un lado, la privacidad es un derecho que implica “trade offs” con otras garantías (libertad de expresión, seguridad nacional, derecho a la propiedad), lo cual genera una tensión entre el Estado y la iniciativa privada. Por ejemplo, se estima que en Estados Unidos el marketing digital que se alimenta de la información que los usuarios proporcionamos en línea alcanzó un valor en 2016 de 220.38 mil millones de dólares (Nurse, 2015).  

Por otro lado, la privacidad es un concepto social que permite que nos relacionemos entre nosotros. Sin ella, no podríamos tener diferentes niveles de relaciones con personas en distintos contextos. Es como cuando organizamos una reunión en nuestra casa y decidimos a quién invitar y a quién no a partir de los niveles de relaciones que mantenemos con las personas, como lo revela un estudio en el cual las personas somos más capaces de brindar información sumamente íntima en contextos donde pensamos que no volveríamos a ver a la persona (John, Acquisti & Loewenstein, 2011).

Son precisamente esas decisiones las que tomamos, hechas con alguna racionalidad. El problema es que en línea todo se presenta de manera efímera y distante, como si no nos afectara y es difícil vislumbrar las consecuencias a largo plazo de algo que se percibe como insignificante, como sería proporcionar el código postal a cambio de un cupón en línea.

Mi propuesta es que tengamos una postura más crítica al momento de realizar actividades en línea, considerar que tal vez revelar información a cambio de ciertos beneficios o accesos implicará un costo que vulnera nuestra privacidad.

 

 

Fuentes

John, L. K., Acquisti, A., & Loewenstein, G. (2011). Strangers on a Plane: Context-Dependent Willingness to Divulge Sensitive Information. Journal of Consumer Research, 37(5), 858–873. https://doi.org/10.1086/656423

Nurse, J. R. C. (2015). Exploring the Risks to Identity Security and Privacy in Cyberspace. XRDS, 21(3), 42–47. https://doi.org/10.1145/2730912

Raab, C. D. (2011). Networks for Regulation: Privacy Commissioners in a Changing World. Journal of Comparative Policy Analysis: Research and Practice, 13(2), 195–213. https://doi.org/10.1080/13876988.2011.555999.

Modificado por última vez en Lunes, 31 Julio 2017 07:50
Yazmin Morlet Corti

Yazmin Morlet Corti es candidata a Doctora por la Universidad de Edimburgo

 

« Diciembre 2014 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.