Domingo, 20 de agosto del 2017
Idioma Es Pt En

¿Nace un nuevo preponderante en Argentina?

- 27.07.2017, 13:10
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

Introducción

El mercado de telecomunicaciones argentino fue por muchos años disputado entre Telecom Argentina y Telefónica; sin embargo, el mercado tuvo un cambio importante con la llegada de América Móvil en 2008. Este cambio representó la repartición en partes similares del número de suscriptores móviles para los tres operadores. El decreto presidencial de finales de 2016 que le permitió a Cablevisión entrar al negocio móvil ofreciendo servicios 4G y, al mismo tiempo, adquirir 100 por ciento de Nextel,  así como la autorización para los operadores de telecomunicaciones de ofrecer servicios de televisión por cable en 2018, agregó una mayor expectativa en torno a un mercado mucho más competitivo, así como la llegada de servicios convergentes.

No obstante lo anterior, el anuncio de la fusión entre Telecom Argentina y Cablevisión deja en entredicho el tema de un mercado más competitivo. En cuanto al tema de convergencia, el resto de los operadores de telecomunicaciones no tendrán las mismas condiciones de ventaja que tendrá la nueva compañía consolidada.

Desde hace tiempo era conocido el deseo de Telecom Argentina y Cablevisión de fusionarse. Era muy lógica la intención del operador de televisión por cable de tener un pie en el segmento móvil y del operador de telecomunicaciones de poder ofrecer servicios de televisión de paga. Aunque por separado, ambas compañías evadían manifestar su clara intención de consolidarse. La situación era mucho más evidente cuando el accionista mayoritario de Telecom Argentina, el mexicano David Martínez, tenía también participación en Cablevisión.

Para determinar si la consolidación de estos dos grandes jugadores del mercado argentino se materializa, las dos compañías sostendrán por separado una junta de accionistas el 31 de agosto de 2017, y 90 días después tendrán la decisión final del órgano regulador (Enacom). Sin embargo, es importante considerar diversos aspectos en torno a esta consolidación que podrían tener un impacto negativo para todo el sector de telecomunicaciones en Argentina.

La fusión

El 30 de junio de 2017, Telecom Argentina anunció la posibilidad de consolidarse con Cablevisión para convertirse en un proveedor de telecomunicaciones convergentes. Ambas compañías manifiestan que sus estructuras operativas y técnicas son complementarias y que se podrán fortalecer a través de una integración estructural, logrando sinergias que traerán beneficios a los consumidores, el sector y la economía.

El acuerdo entre ambos actores considera la absorción de Cablevisión por parte de Telecom Argentina, no obstante,  la fusión deberá tener la autorización del Ente Nacional de Comunicaciones y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC),  que avalarán o rechazarán la intención de estos dos gigantes de fusionarse, considerando la no existencia de violaciones a la Ley del sector o una posición dominante en el mercado. En términos de participación accionaria, Telecom Argentina tendrá 45 por ciento de las acciones del nuevo operador, mientras que Cablevisión ostentará el 55 por ciento.

La consolidación de estos dos jugadores del mercado argentino podría representar ventas del orden de 5.9 billones de dólares anuales, consolidando 3.9 millones de suscriptores de telefonía fija, 4 millones de suscriptores de banda ancha, 20.5 millones de suscriptores móviles y 3.5 millones de suscriptores de televisión de paga.

De proceder la fusión, la nueva compañía tendrá 57 por ciento del mercado de banda ancha fija, 40 por ciento del mercado de televisión de paga, 32 por ciento de telefonía móvil y 43 por ciento de participación de mercado en telefonía fija, lo cual la colocaría como la compañía de telecomunicaciones más grande de Argentina, con 36 por ciento de todas las unidades generadoras de ingresos (RGU, por sus siglas en inglés), pero con casi la mitad del total de ingresos del sector, lo cual representaría una alta concentración de mercado por parte de la nueva compañía fusionada.

Adicionalmente a estas altas participaciones de mercado, la unión de un jugador importante en televisión de paga y banda ancha con un operador destacado en el terreno móvil, permitirá a ambas compañías reducir gastos y, al mismo tiempo, optimizar sus inversiones.

 

Concentración y competencia

En el contexto anterior, habrá que considerar que el mercado argentino de telecomunicaciones está sumamente concentrado. Por ejemplo, los mercados de la telefonía móvil y de banda ancha fija están repartidos entre tres jugadores cada uno, mientras que los mercados de telefonía fija y televisión de paga están repartidos  mayoritariamente en dos jugadores cada uno. Lo anterior significa que la fusión en cuestión representa una mayor concentración, en donde son los mismos actores del mercado los que muestran movimientos sin que aparezcan nuevos entrantes.

Por otra parte, la llegada de Mauricio Macri al poder dio al sector el gran incentivo de acelerar el camino a la convergencia de servicios de telecomunicaciones. La fusión entre Telecom Argentina y Cablevisión efectivamente es un paso en ese sentido. A partir de enero de 2018 todos los operadores y empresas cableras podrán ofrecer servicios convergentes en las tres ciudades más importantes del país, lo cual le permitirá a la nueva Telecom Argentina ofrecer estos servicios a nivel nacional, mientras que sus competidores estarán limitados a sólo “tres ciudades”, sin estar claro cuándo podrán tener la posibilidad de ofrecer los mismos servicios en el resto del país. En este contexto, ¿es posible hablar de “convergencia plena” cuando el resto de los operadores de telecomunicaciones no podrán hacerlo a nivel nacional de manera inmediata? ¿Sólo podrá hacerlo la nueva compañía fusionada?

También es importante señalar que de proceder la fusión, la nueva compañía tendría 57 por ciento del mercado de banda ancha fija; sin embargo, en función de la superposición de ambas redes habría áreas en donde sólo un operador estaría presente, es decir, no existiría competencia para la compañía fusionada en esas áreas. ¿Permitirá el Enacom o la CNDC esta situación?

En estas circunstancias, el proyecto de Macri de generar mayor competencia en el sector sólo habrá generado la fusión de jugadores dominantes, en donde el nuevo ente fusionado tendría una oferta convergente, difícil de replicar por sus competidores de manera inmediata, y en donde sus economías de escala, red y un portafolio completo, limitarán la competencia en el mercado argentino de telecomunicaciones.

Conclusión

Por último, la decisión en torno a la anunciada  fusión corresponde al Enacom y a la CNDC, los cuales deberán revisar el impacto de dicha fusión sobre el desarrollo del sector en Argentina. Será importante que la decisión de estos dos entes reguladores en torno a la fusión considere regulación asimétrica que permita la competencia en el sector, muy específicamente en los segmentos de banda ancha fija, televisión de paga y servicios convergentes. Esta regulación deberá ser transitoria en la medida en que el resto de los jugadores operen en un entorno en donde exista mayor competitividad que fomente el desarrollo del sector.

Modificado por última vez en Jueves, 27 Julio 2017 13:22
Servando Vargas

Servando Vargas es consultor independiente especializado en telecomunicaciones.

Síguelo en Twitter: @ServandoVargas

 

« Diciembre 2014 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.