Connect with us

COLUMNISTAS

Métricas de cobertura de telecomunicaciones

Mediatelecom

Published

on

El Economista – Ernesto Piedras

La generación de información cuantitativa primaria o estadísticas busca en todo campo capturar los hechos estilizados de fenómenos económicos o sociales para la toma de decisiones.

Para ello, es necesario que las estadísticas cumplan principalmente tres atributos: ser metodológicamente robustas, replicables en el tiempo y comparables con indicadores semejantes.

Para dimensionar el acceso a servicios de telecomunicaciones, la métrica empleada por convención internacional es la penetración o teledensidad poblacional. Este coeficiente resulta, de acuerdo con la OCDE, de dividir el número total de accesos o suscripciones a un servicio en específico (e.g. Internet de banda ancha) entre la población de una región o país, multiplicado por 100, para expresar la proporción por cada 100 habitantes.

Pocos sectores como el de las telecomunicaciones dependen tanto de la alineación de estándares internacionales, tecnológicos, de homologación de equipos, de administración de espectro, así como del diagnóstico y dimensionamiento del acceso a servicios.

Las métricas estándar para representar la cobertura y disponibilidad de estos servicios suelen incluir suscripciones o usuarios, tenencia de dispositivos de acceso, ancho de banda internacional disponible, velocidades de carga y descarga o densidad de redes, entre otras. Todas estas variables expresadas como proporción de la población, o bien, de los hogares o de unidades económicas.

Como es identificable, las métricas del capital de infraestructura no son referenciadas a la proporción de la geografía, nacional o estatal, sino a la cobertura de sus servicios o a la extensión lineal de su despliegue.

El Índice de Desarrollo TIC (IDT) de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) incluye un subíndice de acceso que está compuesto exclusivamente por variables expresadas en términos poblacionales o de hogares. De manera similar lo hacen el informe Perspectivas de la Economía Digital (OCDE), El Estado de la Banda Ancha de la Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Sostenible (UIT/UNESCO), así como reportes privados como el Índice de Conectividad Global (GCI, por su sigla en inglés) de Huawei.

En el primero de ellos, el IDT, México registró, en el 2017, una teledensidad móvil de 88.2 líneas por cada 100 habitantes, 45.6% de hogares con computadoras y 47.0% de hogares con Internet. Por su parte, el reporte de la comisión registra 13.3 suscripciones de banda ancha fija por 100 habitantes (en comparación Brasil registra 13.7 y Colombia 12.9) y el GCI, ubica a México en la categoría de adopción intermedia (adopters) de conectividad, con métricas semejantes a las de países como Argentina, Brasil, China, Colombia y España.

Estas métricas son una aproximación fiel de los hechos estilizados que se buscan medir para incidir en ellos. Cabe insistir, ninguno medido en términos del territorio o extensión geográfica.

¿De qué serviría iluminar una red de telecomunicaciones en territorio inhabitado o inhabitable, si 70% de nuestra extensión territorial se encuentra conformada por zonas forestales (bosques, selvas, manglares, desiertos) o acuíferas, de acuerdo con la Comisión Nacional Forestal? ¿Y más aún cuando hay entidades federativas que registran muy limitada población y una amplia dispersión poblacional, como en el caso de Chihuahua?

Sin duda resultaría en un desperdicio de recursos para las empresas invertir en lugares en los que no sea rentable operar. Similarmente, representaría un dispendio, desde la inversión pública, ejercer recursos para el despliegue de infraestructura en zonas en las que no se genere tráfico por el uso de servicios, ni abone a la conectividad poblacional.

Es así como tanto el gobierno como los agentes privados deben sumar acciones y esfuerzos para materializar el objetivo de conectividad universal, sobre la base de información eficiente y fidedigna.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COLUMNISTAS

Oídos sordos del IFT y COFECE

Mediatelecom

Published

on

El Heraldo de México – Luis Soto

Los conflictos de interés crecen dentro de los órganos reguladores autónomos, pero son pocos los que responden con claridad, como es el caso del IFT y la Cofece.

Hace dos semanas, la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados aprobó, por unanimidad, un punto de acuerdo propuesto por el diputado Gerardo Fernández Noroña, del PT, en el que se citó a una reunión de trabajo a los titulares de dichos órganos para explicar los alcances de la fusión Disney-Fox en nuestro país. Aunado a ello, salieron a la luz elementos de sospecha en el IFT sobre un posible tráfico de influencias en la Unidad de Competencia Económica, encabezada por Georgina Santiago y sus ex jefes -ahora representantes de Disney-ErnestoEstrada y Eduardo Pérez Mota.

Sin embargo, nadie peló dicho exhorto, se quejó el propio Fernández Noroña. Y de qué se asombran, acotan los especialistas quienes recuerdan que el Senado de la República realizó un exhorto similar a los susodichos titulares de esos órganos regulatorios en noviembre pasado, que igualmente fue desoído.

Mientras tanto, el órgano que encabeza Gabriel Contreras prefiere seguir operando en secreto y, en lugar de dar una explicación pública, abierta y transparente sobre la polémica fusión Disney -Fox —hasta donde se lo permita la ley, claro-, trata de suavizar la presión política y a la opinión pública.

¡Pero no hay de qué preocuparse!, podría exclamar Contreras, ya que el lunes de la semana pasada -después de que ese órgano se constituyó en el año 2013- por fin publicaron el Código de Ética que deben seguir los servidores públicos. Vaya compromiso del IFT con la transparencia y la rendición de cuentas.

No en balde, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebra que se estén agotando períodos y que algunos de los integrantes de los órganos reguladores estén renunciando para hacer posible su “purificación”.

Continue Reading

COLUMNISTAS

Baja inversión en Telecom

Mediatelecom

Published

on

El Heraldo de México – Rogelio Varela

En la medida en que ha perdido fuerza la competencia en las telecomunicaciones, las inversiones en ese sector han disminuido. La firma Communications Intelligence Unit (CIU) que comanda Ernesto Piedras acaba de realizar una especie de corte de caja de lo que ha significado la inversión en telecomunicaciones en el último lustro.

Las telecomunicaciones son un negocio intensivo en capital, en buena medida por la demanda creciente de servicios y por la innovación, de ahí que sea una condición clave para el desarrollo de ese sector.

A decir de CIU, al no existir un escenario óptimo de promoción de la competencia, se ha registrado un subejercicio de inversión en telecomunicaciones.

El reporte destaca que en los últimos cinco años se ha dado un escaso dinamismo en inversiones del operador principal o preponderante América Móvil que dirige Daniel Hajj, y entre 2013 y 2017 refiere una reducción de 43.3 por ciento las inversiones en México al pasar de 34.9 mil millones de pesos a sólo 19.8 mil millones de pesos.

En contraste, las otras firmas en telecom han elevado sus inversiones al saltar de 25 mil 900 millones de pesos a 41 mil 700 millones, lo que significó una subida de 61.2% en el periodo referido. El crecimiento de la inversión sectorial es atribuible a lo ejercido por operadores foráneos como AT&T y operadores nacionales como Grupo Televisa y Megacable que buscan consolidar su posición de mercado por la vía de las inversiones.

Así, entre 2013 a 2017, la tasa de crecimiento promedio anual de América Móvil fue de -5.4%, mientras que para Telefónica fue de 1.7%; Megacable, de 25.3; Televisa, de 26.9% y AT&T de 42.9 por ciento. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador aún no ha hecho pública su estrategia para las telecomunicaciones, pero sería deseable que en dicho plan se incentive la competencia para reactivar inversiones que mucho contribuirán a elevar la conectividad que requiere mejorar el país.

Continue Reading

COLUMNISTAS

El declive de Televisa

Mediatelecom

Published

on

La Jornada – Miguel Pineda

Televisa, de Emilio Azcárraga, no ha logrado encontrar la cuadratura al círculo. Año tras año pierde participación de mercado frente a la competencia y no está claro cuál será el camino a seguir para salir de su profunda crisis de largo plazo.

La competencia en materia de video es cada vez más eficiente y poderosa. En el caso de la producción de series y películas la empresa de Azcárraga no tiene capacidad ni recursos para enfrentarse a Netflix, la cual obtiene ahora grandes reconocimientos por su película Roma.

En materia de deportes, otras empresas ofrecen mejores tratos a los clubes deportivos y en especial a los de futbol de Televisa. En ellos destaca Carso, de Carlos Slim, que puede comprar los derechos de transmisión nacionales o globales, como el Mundial de Futbol. Slim, desde hace años, está listo para ofrecer televisión de paga, pero por alguna extraña razón las autoridades no le han permitido entrar a ese mercado.

Ahora las autoridades de competencia darán un nuevo golpe a Televisa. Se trata de la aprobación, con diversos candados, de la fusión Disney-Fox. Esta integración ya fue autorizada en Europa y en Estados Unidos, y también se llevará a cabo en México, aun con las presiones en contra que realiza el equipo de Emilio Azcárraga. La razón es que no pone en riesgo la competencia porque no concentra una participación de mercado relevante, como sí sucede con Televisa.

Tanto en materia de deportes como en noticiarios la participación de Disney-Fox es mucho menor que la que concentra la empresa dominante en México. Tan sólo en futbol, Televisa concentra alrededor de 60 por ciento de las transmisiones exclusivas.

El concepto de la televisión, tal como se desarrolló a lo largo del siglo XX y en la primera década del actual, ya es obsoleto y ahora la gente quiere ver, escuchar e interactuar mediante imágenes, voz y videos en el momento y lugar que decida.

Esto no lo ofrecen las televisoras tradicionales, que rápidamente pierden clientes y poder económico y político. Este es el fenómeno por el que atraviesa Televisa y se refleja en sus finanzas y en el precio de su acción, que durante el año más reciente perdió la tercera parte de su valor en bolsa.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami