Connect with us

AMÉRICA LATINA

Una red por desanudar: Azteca y el MTC siguen sin salir de su compleja encrucijada

Mediatelecom

Published

on

El Comercio-Marcela Mendoza Riofrío

La ley de banda ancha se diseñó en el 2012, según sus propios creadores, con el objetivo de reducir la brecha digital y llevar Internet a los menos favorecidos del interior del país. Hoy, seis años después, dichos pueblos siguen desconectados.

La propuesta fue tender la fibra óptica en dos partes: una primera, la Red Dorsal, que conectaba las capitales de provincias (por un valor de US$323 millones) y quedó a cargo de Azteca. La segunda parte está compuesta por 21 redes regionales que se conectan a la dorsal y llegan a los distritos del interior. Se han ido concursando de a pocos y Gilat es ahí el principal jugador (ganó seis redes por US$548 millones).

La Red Dorsal estuvo lista a tiempo (2016), pero no logró el tráfico esperado. Hoy apenas se usa en un 17%, según el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC). En parte el problema es que no tiene el tráfico del sector público que debería venir por las regionales, pues estas, tras 83 adendas, se retrasaron y aun no operan.

La Red Dorsal se esperaba que atendiera a cientos de operadores privados interesados en contratarlos para el tráfico de datos. Eso no pasó, pues se sumaron al mercado hasta cinco jugadores y se volvió muy competitivo. Los precios hoy siguen descendiendo por la competencia, pero Azteca no puede bajarlos al tener tarifas reguladas, explicó Iván Chumo, gerente de ON (Optical Network).

Si solo cambiar la tarifa (o la forma de fijarla) fuera la solución a los problemas de Azteca, la adenda que diseñó este año el MTC, en base a la sugerencia de Osiptel, habría sido aceptada por el operador. Sin embargo, le envió una carta exponiendo la necesidad de reformular todo el proyecto. Además redujo su oficina local y lleva un año diciéndole a sus inversionistas que está evaluando si continuará o no en el país.

CONFLICTOS AÑADIDOS

Azteca tiene varios problemas adicionales por resolver. Desde el MTC confirmaron que tiene con el operador de capitales mexicanos cuatro procesos de arbitraje. 

Dos de ellos todavía no tienen un laudo. Uno es sobre si deben o no compartir sus nodos (centrales) con las redes regionales. La negativa de Azteca, según el MTC, ha impedido que las regionales del primer grupo puedan poner sus equipos donde se planeó, lo que originó retrasos. Azteca estima que solo debe compartir tres nodos y si pierde pedirá una indemnización por US$18 millones.

El otro laudo pendiente es porque Azteca suscribió diversos contratos de arrendamiento en los terrenos donde puso sus nodos, mientras que el MTC estima que estos debieron ser adquiridos.

El tercer arbitraje ya fue fallado a favor de Azteca, pero el MTC acaba de pedir la nulidad. En este caso, la discusión es sobre el nivel de latencia permitido, es decir el tiempo de demora aceptable en la trasmisión de datos.

Y en el cuarto lo ganó este año el MTC y Azteca deberá pagar S/4 millones, pues no cumplió con el plazo exacto de su cuarta entrega (2016). Azteca dice que fue por culpa de la empresa eléctrica ATN, que no le permitió acceso a sus torres.

Ese, sin embargo, no es el único problema legal con las empresas eléctricas. Como la fibra se monta sobre la red eléctrica, tienen contratos de interconexión con cada una de ellas. La complicación arrancó en agosto del 2017, cuando las eléctricas aseguran que Azteca les dejó de pagar. Posteriormente Osiptel ha emitido una serie de mandatos que les ordenan reducir sus tarifas. Protestaron, apelaron ante el Osiptel, pero el regulador no dio ha lugar. Las eléctricas estiman que el contrato no debió ser modificado unilateralmente y planean iniciar arbitrajes u otras medidas legales. Algunas, ante la falta de pago, ya le han cobrado las garantías.

Gracias a estas medidas la mexicana ha reducido sus pérdidas. En su último reporte trimestral se evidencia que mantiene ingresos (incluido el subsidio del MTC por unos US$4 millones) pero perdió solo US$1,14 millones, la mitad que en el mismo período del 2017. Eso quiere decir que las eléctricas han dejado de recibir al menos US$1,1 millones. Aun así Azteca dice que no sabe si se quedará.

SOLUCIONES

En términos legales, los arbitrajes siguen su curso y se ejecutan tanto si el operador se queda o se va. No obstante, podrían sumarse procesos de mayor gravedad si cualesquiera de las partes -MTC o Azteca- incumple el contrato y “patea el tablero”. Los analistas estiman que eso se evitaría si, en base a una redefinición consensuada del modelo, se rediseña la dorsal.

Carlos Huamán, director de DN Consultores, y Alejandro Jiménez, ex gerente de Osiptel, coinciden en considerar que es bueno que el MTC haya buscado la opinión del Banco Mundial sobre el tema y que se evalúe modificar la ley de banda ancha. Difieren, sin embargo, en cuál es la mejor solución.

Huamán considera que la parte de la dorsal que circula por zonas con competencia -en donde según Internexa se genera el 80% del tráfico- podría ser devuelta al Estado y vendida a un privado. La otra mitad de la red, que llega a zonas de bajo consumo y sin competencia, debería mantenerse bajo la modalidad de subsidio, pues para eso fue diseñada: ayudar a conectar al menos favorecido.

Otra opción, dijo Jiménez, sería dividir la red dorsal en tres/cuatro bloques, por regiones, las cuales se puede “apalancar directamente con los proyectos de transporte de las redes regionales” y manejar por diferentes empresas.

Algunos competidores del mercado de transporte de datos, como la chilena GTD, consideran que sería conveniente vender toda la Red Dorsal sin dividirla. Aseguran que el negocio de transporte, sin las limitaciones de tarifas fijas que tiene Azteca, es rentable y no solo ellos, sino otros jugadores globales estarían interesados en adquirirla.

Internexa, rival directo de Azteca, dijo que evaluaría comprar algunos tramos, al igual que los operadores móviles. Y la lista de interesados cruza el Atlántico hasta la italiana Enel, entre otros. Eso sí, recalcó Jiménez, será necesario garantizar un entorno predicible, seguridad jurídica y voluntad para conservar a los inversionistas.

UNA BRECHA PROVINCIAL

En el Perú existen 3,9 millones de personas que, según lo planificado, debieron recibir la señal de Internet este año, pero lo harán entre el 2019 y el 2021 si no surgen más retrasos. De las 21 redes previstas para ello, 15 están en estado de ejecución y se espera que 6 se liciten en diciembre.

Las razones para los retrasos, resumidas en 83 adendas por ahora, radican en problemas para interconectarse a la Red Dorsal o a las redes eléctricas, además de serios problemas para titular los terrenos rurales, en donde se deben ubicar las centrales o nodos de la red.

En el caso de las regiones Amazonas e Ica hay un problema legal diferente que hace difícil determinar si las obras estarán listas a tiempo. La concesión fue ganada por el Consorcio GMC Conecta y debió firmarse el contrato el 15 de mayo, pero faltaba un documento y por eso Pro Inversión la otorgó al segundo lugar (Gilat), quien firmó en junio.

GMC y sus socios iniciaron un proceso de amparo por este tema y señalan que ya hay una medida cautelar que ordena dejar todo proceso como antes del 15 de mayo. Pro Inversión sostiene que la medida no implica declarar nula la firma con Gilat en junio. El tema tendrá que resolverse por la vía judicial.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AMÉRICA LATINA

Panamá tiene condiciones superiores en la región para funcionar como Hub Digital

Mediatelecom

Published

on

El Capital Financiero-Violeta Villar Liste

“Imagina la sociedad en la que quieres convertirte”. Es una frase que dicha por Dan Breznitz equivale a convertir la tecnología en aliado del desarrollo de los países.

Profesor y catedrático de Estudios de Innovación en la Universidad de Toronto(Canadá), es también experto en industrias basadas en la innovación rápida.

Ahora se encuentra en Panamá como consultor del proyecto Panamá Hub Digital, estrategia que aspira a definir el desarrollo del sector de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) para los próximos diez años como parte de un esfuerzo público y privado.

La Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt) y la Cámara Panameña de Tecnologías de Información, Innovación y Telecomunicaciones (Capatec), lideran este proyecto, con el apoyo, entre otros, de Fundación Ciudad del Saber (CDS) y la Autoridad de Innovación Gubernamental (AIG).

Eli Faskha, presidente de Capatec, explicó que Breznitz es experto en determinar cómo el apoyo gubernamental afecta las industrias de tecnología en diferentes países.

De hecho, ha escrito varios libros comparando las experiencias de Singapur, Taiwan e Israel, entre otros países, cada uno con políticas y resultados distintos. Al respecto, en Panamá, a partir del diagnóstico, le corresponderá ofrecer recomendaciones.

El experto, quien también está evaluando los avances del país y se ha reunido con diferentes actores en esta materia, fue el expositor principal del último desayuno del año de  Capatec.

Explicó que diseñar una política de innovación debe considerar la realidad global cambiante, las características del mercado, habilidades y capacidades.De igual modo, es necesario comprender las fortalezas particulares.

Advirtió que los cambios no suceden de la noche a la mañana: el tiempo es un factor a considerar.

Al conversar con Capital Financiero, señaló que Panamá tiene varias condiciones para funcionar como Hub Digital: cuenta con una infraestructura apropiada y, aclaró, no es solo el Canal.

Dijo que ha estado en Argentina, Chile, Uruguay y Colombia y la infraestructura digital de Panamá es superior a la de estos países.

Otras fortalezas que destaca el especialista son los sistemas financiero y legal. “El capital humano es bastante bueno; como prioridad sería mejorarlo todavía más.

“Esa mejora no es solo en las capacidades técnicas o de ingeniería, sino en cómo vincular un negocio a la tecnología”.

Dan Breznitz

El catedrático considera que en este proceso el soporte del Gobierno resulta fundamental porque se requiere un tiempo para crecer.

Observa que las personas con capacidad de hacer un cambio en la industria de la tecnología pueden conseguir un trabajo bien pagado y cómodo y olvidarse del riesgo que esto supone.

Pero si se les ofrece estabilidad y soporte podrían acompañar estas grandes transformaciones que a futuro harán la diferencia.

Y la diferencia se llama innovación.

Breznitz explicó que estas empresas de tecnología derivan en empleos mejores pagados y mas competitivos que dan soporte a la economía y generan una comunidad que ayudará a crecer a quienes también apuesten por esta visión de futuro.

Continue Reading

AMÉRICA LATINA

Los principales reparos al proyecto de modernización TIC

Mediatelecom

Published

on

El Tiempo

El dato no lo discute nadie: Colombia tiene una penetración de internet del 61 por ciento, lo que según el MinTIC representa alrededor de 20 millones de nacionales sin acceso a la red. La ministra de esa cartera, Sylvia Constaín, señaló, en entrevista con EL TIEMPO, que sin un cambio de reglas tomará veinticinco años cerrar la brecha digital.

Pero el proyecto de ley 152 (PL152), que llegó al Congreso con mensaje de urgencia, ha despertado recelo entre quienes ven en él una concentración de poderes en el Gobierno, un marco exageradamente complaciente con los operadores privados, un riesgo para el futuro de la radio y la televisión pública y, sobre todo, un inexplicable afán por obtener su aprobación sin lo que consideran es el grado suficiente de deliberación.

“La conectividad es una prioridad para el Gobierno, para el país para todos los colombianos que no están conectados. Seguimos comprometidos con tener unas condiciones mejores, cada día que pasa es un día que no damos a los colombianos la posibilidad de tener mejores oportunidades de emprendimiento y equidad”, dijo la ministra a la salida del primer debate. En ese, como en cada escenario, ha repetido y repetido un lema que ya suena a mantra: “Este Gobierno quiere conectar al país y conectarlo bien”. 

El alto consejero para la Transformación Digital, Víctor Manuel Muñoz, ha descrito al proyecto de ley como nada menos que “fundamental” porque, dice, “permitirá reactivar la inversión en el sector y alcanzar cobertura en zonas en las que hoy no la hay”.

Es algo que celebran voces como la de Alberto Samuel Yohai, presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), para quien este “es un proyecto que va a generar un ánimo óptimo para que las inversiones lleguen a las áreas más remotas de Colombia”.

Es un proyecto que va a generar un ánimo óptimo para que las inversiones lleguen a las áreas más remotas de Colombia

Los reparos al proyecto se centraron, al principio, en la idea de que de él emane un regulador convergente para el sector TIC que se encargaría de lo relacionado con la televisión, las telecomunicaciones, el internet y la radio. El rechazo no es tanto al concepto, que no es nuevo, ni exclusivo de Colombia, sino al hecho de que según lo planteado el máximo órgano rector de ese renglón, responsable entre otras cosas de sanciones y reglamentaciones, sería excesivamente cercano a la esfera de influencia del Ministerio y del Gobierno.

La propuesta inicial contemplaba cinco comisionados con periodos fijos de cuatro años: dos elegidos directamente por el Presidente de la República; otros dos, mediante convocatoria pública; y uno en representación de los canales públicos de televisión. 

Pero la semana pasada se acordó un cambio que dejaría su composición así: un representante de los canales regionales, un representante del Presidente, dos personas escogidas por convocatoria pública y el Ministro TIC. 

La ministra Constaín ha elogiado el carácter técnico de la Comisión, en tanto que algunos sectores han criticado la falta de perfiles asociados a la producción de contenido o con experiencia en temas de derechos humanos.

Santiago Rivas, presentador de Los Puros Criollos, uno de los espacios más premiados de Señal Colombia y, de hecho, de la televisión colombiana, dijo: “Queremos un regulador convergente, pero uno que no esté anclado en el gobierno, que no esté compuesto solo por abogados, ingenieros, administradores y economistas, sino que sea un comité de regulación de gente que sepa sobre contenidos. Eso evidencia en qué se van a gastar la plata, están quitando dinero a contenidos para reforzar infraestructura”.

El proyecto también ha recibido cuestionamientos respecto a la posibilidad de que se disminuyan los recursos para la financiación de la televisión pública en el país. 
Rivas ha sido particularmente vocal en sus críticas por este aspecto. En charla con EL TIEMPO, dijo: “Lastimosamente, nos hemos acostumbrado a que en Colombia se legisla para los privados. Enarbolando una causa justa, que en este caso es la conectividad y el refuerzo de una infraestructura, se termina dando pie para que otras causas injustas se posicionen dentro de la legislación, que queden en papel y amparadas por los votos de los congresistas”.

“La cosa es que una internet sin independencia, sin neutralidad no es internet. Si el lobby viene desde Facebook, desde Google, desde Apple, desde las grandes empresas que están manejando capitales en internet, lo que estamos haciendo es arriesgar el futuro de la televisión comunitaria, de la radio digital, de los youtubers, de los creadores independientes de contenido, que no dependen de intermediarios”, agregó.

Yohai, por el contrario, cree que el proyecto “va a beneficiar la televisión pública fortaleciéndola y garantizándole recursos que hasta el momento jamás se le han garantizado para proteger ese patrimonio nacional que son los contenidos regionales”.

Un proyecto que no se discute rigurosamente y que no tiene la voz ciudadana, es un proyecto que probablemente sea inconveniente, carezca de legitimidad y debilite la democracia deliberativa

El senador Antanas Mockus le pidió a la Ministra, en una carta pública, que se dedique más tiempo para el debate de la iniciativa. “Un proyecto que no se discute rigurosamente y que no tiene la voz ciudadana, es un proyecto que probablemente sea inconveniente, carezca de legitimidad y debilite la democracia deliberativa”, adujo Mockus.

Es una inquietud que comparte el periodista Daniel Coronell, para quien preocupa que “el Gobierno se ha propuesto sacar esto a toda marcha, ‘ferrocarrilearlo’, tratando de armar unas mayorías sin considerar la visión de todos los sectores implicados en una decisión tan importante como esta”.

“Pienso que es un tema importante, pero que hay cosas que sí son prioritarias: la hambruna que padecen los niños en La Guajira, las condiciones de la inmigración venezolana… son cosas más importantes y urgentes y no reciben mensaje de urgencia. Estos trámites afanados, en donde quieren aprobarnos una ley a los trancazos mientras suenan los villancicos, buscan aprovechar la temporada de diciembre para que esto pase volando y calladito y no se vea qué es lo que está pasando”, indicó.

El Gobierno se ha propuesto sacar esto a toda marcha, ‘ferrocarrilearlo’, tratando de armar unas mayorías sin considerar la visión de todos los sectores implicados

¿Beneficio a privados?

Pero los cuestionamientos más fuertes vienen de parte de quienes creen que el proyecto de ley favorece de manera descarada los intereses de actores privados como canales de televisión y cableoperadores. La ministra Constaín no ha ocultado que las nuevas reglas de juego buscan hacer atractiva la inversión de capitales privados, pero eso no ha evitado señalamientos por propuestas incluidas en el documento como la de renovar el plazo de los permisos para el uso del espectro radioeléctrico hasta por 30 años. En un cambio acordado durante el debate, se rebajó esa cifra a 20 años. Constaín ha dicho que 20 o incluso 30 años no es un plazo largo “si se considera todo lo que falta por conectar”.

No lo cree así Coronell, para quien “se están buscando grandes rebajas en los costos de los grandes operadores, por ejemplo, de la televisión por cable, y esta es una norma con dedicatoria propia, para favorecer a Carlos Slim y sus intereses en Colombia”. 

Aclarando que habló a título personal y no en representación de ese canal, agregó: “Se están cambiando las condiciones de competencia en la televisión abierta, dándole a Caracol y RCN unas ventajas competitivas que en la práctica sacarían del ‘ring’ al Canal Uno”.

“Bajo las reglas actuales, Caracol y RCN están pagando un precio fijo por la concesión. Es el caso también del Canal Uno, que está pagando por una concesión de espacios y no de frecuencias”. Con la aprobación de la ley, añadió, “Caracol y RCN recibirían el doble del espacio de la concesión (20 años) y ya no se calcularía como un precio fijo, sino como un porcentaje de la publicidad. Entonces, si uno de los actores, que casualmente es el más débil, tiene que pagar un precio fijo y en menos tiempo, pues es mucho más difícil que pueda armar un esquema de negocio que le permita sobrevivir, cuando tiene a los más fuertes con ventajas por parte del Gobierno”, dijo. 

Al respecto, Rivas apuntó: “¿Qué papel cumple la televisión privada? Ellos quieren pagar menos plata. Si ganan menos, pagan menos, porque no hay una cuota fija sino un porcentaje. Un porcentaje que a nosotros nos parece justo y que es una pequeña parte del capital que ellos tienen y que sirven para que la televisión pública pueda seguir siendo una alternativa, complementaria a las otras que existen”.

La ministra Constaín no acepta que se trate de “ahorrarles” plata a empresas privadas. Para ella el PL152 se trata de un proyecto marco para todo un sector que apunta a modernizar el sector de la televisión como a otros sectores y es enfática en que “nadie está regalando absolutamente nada”.

El realizador concluyó: “No somos enemigos de la televisión privada. Nos conviene que le vaya bien para que podamos seguir haciendo lo que hacemos. (…) La conectividad es importante, eso está claro. Ya que están llevando cables a La Guajira, aprovechen y lleven comida, pues hay niños muriéndose de hambre. Hay cosas más urgentes y este, que es un tema importante, y que precisamente por lo importante no debería ser tratado con urgencia sino al contrario con una concertación más amplia. Obviamente la conectividad es buena, pero si no hay contenidos eso solo son cables y antenas. Y se van a gastar la plata en cables, antenas y satélites que no tienen nada que mostrar y nada que decir salvo lo que un organismo de regulación enclavado en el Gobierno quiera que se diga”.

Continue Reading

AMÉRICA LATINA

Telefónica propone revisar el marco regulatorio vigente

Mediatelecom

Published

on

El Comercio-Marcela Mendoza Riofrío

Christoph Steck, director global de políticas públicas de Telefónica, recomendó a las autoridades peruanas dejar de estar aletargados y empezar pronto a debatir y diseñar el nuevo marco regulatorio que exige la era actual.  

No estamos en una “era cambiante” sino que “vivimos una nueva era” y eso demanda replantaer las normas vigentes, que fueron diseñadas 25 años atrás, pensando en otro tipo de tecnologías y negocios, remarcó.

En la presentación del Pacto Digital de Telefónica se estableció cuál es la definición de datos sensibles que ameritan una protección especial.

No pueden seguir existiendo en el mundo competidores  (OTT) que no tienen ningún control mientras las telcos estan sobrereguladas, acotó. ” Un nuevo mundo y una nueva industria requieren nuevos lineamientos sin asimetrías, como vemos aun persisten en la mayoría de países”, dijo.

La nueva ley de telecomunicaciones que se está diseñando hoy en el Perú, agregó, debe tomar en cuenta que los datos (Internet) constituyen el mayor volumen en las redes y requieren una regulación distinta a la que rige para la voz.

Steck remarcó que las nuevas leyes deben proteger los datos personales sin afectar la flexibilidad e innovación y permitiendo que se fomente la inversión privada, pues ese es un gran desafío por cubrir en la región. “Hay que resguardar a la persona de la digitalización y los cerebros artificiales”, dijo.

GRACIAS A LA CUARTA REVOLUCION INDUSTRIAL, EL 65% DE LOS NIÑOS TENDRÁN DE ADULTOS TRABAJOS QUE HOY NO EXISTEN. DE HECHO, HOY EL 50% DE LOS EMPLEOS YA PUEDEN SER REALIZADOS EN FORMA AUTOMATICA.

“No solo en Perú, en el mundo entero están dormidos, sin reaccionar y eso nos preocupa. Queremos que se empiece a debatir cómo proteger a las personas de los efectos de la cuarta revolución industrial. Es un gran reto”, señaló.

Agregó que ya no se puede estar pensando en normativas sectoriales, porque el uso de la tecnología y el Internet es transversal a todas las industrias y las normas deben atender esa nueva realidad.  

“Hay que regular actividades, no sectores. Hoy tenemos un caos. Los bancos funcionan en línea y las telco tienen servicios financieros. Y Google también. No podemos tener a unos con muchos controles y a otros con ninguno”, señaló. 

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami