Connect with us

TENDENCIAS

El streaming casi triplica la venta física de música

Mediatelecom

Published

on

Expansión, Javier Fernández

El mercado digital, que incluye las suscripciones a plataformas de ‘streaming’ como Spotify, y las descargas permanentes, alcanzó durante los primeros seis meses del año el 73,5% del total de los ingresos de la industrial musical en España.

El impacto de Internet ha sido tan grande y tan profundo en la industria musical que incluso ha logrado cambiar la realidad representada por las palabras. Mientras que para los nacidos antes de los años 90 una cola era el precio a pagar para comprar el último CD del artista del momento, hoy el público Millennial entiende las colas como las largas listas de reproducción que le esperan almacenadas en su dispositivo móvil.

Una transición, del mundo físico al digital, que está alcanzando su máxima expresión estos días gracias a plataformas musicales como Spotify y que ha devuelto a la industria a la senda del crecimiento.

En los primeros seis meses del año, el mercado de la música grabada en España creció apenas un 0,36%, hasta los 107,6 millones de euros. De estos, 79 millones, alrededor de un 73%, provienen ya del mercado digital, por los 28,6 millones que facturó la música en formato físico en el mismo periodo. En otras palabras, casi tres cuartas partes de la música que se adquiere en España se compra ya a través de Internet.

Una diferencia que no hace más que agrandarse año a año -el pasado verano la música digital superó por primera vez a los formatos físicos- y que está por encima de la media del resto de países que se sitúa en el 55%, según datos del Global Music Report 2018.

MODERADO OPTIMISMO

“Son unos datos moderadamente positivos, mantenemos el crecimiento, aunque sea mínimo. El mercado digital sigue creciendo, sobre todo el del streaming, y compensa la caída del físico”, señala a EXPANSIÓN Antonio Guisasola, presidente de la patronal Promusicae.

Para la recta final del año, las discográficas esperan que el crecimiento se acelere hasta el 3%, lo que supondría unos ingresos superiores a los 110 millones de euros. Una cifra a años luz todavía de los 742 millones que facturó el sector en 2001.

Para Guisasola, este ligerísimo crecimiento en los primeros seis meses del año tiene que ver con el desplome del consumo de música gratuita. En el último año, los ingresos generados por las inserciones publicitarias entre canciones se han desplomado más de un 60%, hasta los 8,4 millones de euros.

“En la última negociación de los contratos con las discográficas se acordó que se pusiera más valor en la versión de pago que en la gratuita”, explica el presidente de Promusicae. Para ello, las grandes casas musicales han optado por ajustar los márgenes de ingresos para artistas y productores. Una estrategia diferente a la seguida por Spotify que en abril mejoró su versión gratuita permitiendo a los usuarios escoger entre más canciones e introdujo un nuevo modo de bajo consumo de datos.

Por otro lado, las descargas permanentes que popularizó iTunes -aquellas con las que el usuario se queda con el archivo digital en su dispositivo- se han contraído un 23%, pasando de facturar 5,3 millones de euros en el primer semestre del año pasado a 4,1 millones en el mismo periodo de este ejercicio.

En lo que respecta al streaming de pago, que exige una cuota mensual al usuario a cambio de acceder a todo el catálogo de la plataforma, ha registrado un incremento del 53%, hasta los 52,8 millones de euros. Sólo este año han desembarcado en España tres nuevas plataformas -YouTube Music, propiedad de Google, Amazon Prime Music y Tidal-, a las que hay que añadir las que ya operaban en nuestro país -Spotify, Apple Music, Deezer y Napster-. ¿Habrá negocio para todas?

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PRESS

Vehículos conectados con función de telemetría, ¿cómo funciona y cómo nos beneficia?

Published

on

De acuerdo con Cisco, los automóviles inteligentes impulsarán la implementación de herramientas de telemetría, es decir, la capacidad de medición remota de nuestros vehículos.

Con el uso de telemetría, fabricantes como Jaguar ofrecen a los clientes el envío de información sobre sus viajes, incluida la distancia recorrida, la ubicación en tiempo real, la duración del viaje, la velocidad media y datos de eficiencia.

Autos conectados a cambio de nuestra data

Los fabricantes de vehículos están construyendo vehículos para estar “conectados”.

Mientras que algunos fabricantes recopilan dicha información durante un período de tiempo limitado (generalmente cubriendo el período de garantía), otros recopilan información durante toda la vida útil del vehículo.

Como ejemplo, BMW recopila información que incluye información del estado del vehículo, datos de posición y movimiento, datos de servicio del vehículo, información del tráfico, información ambiental, perfil del usuario e información del sensor.

¿Para que se usa la información?

En casos como una condición de falla detectada, la información que incluye los Códigos de diagnóstico de problemas (DTC) se grabará en el almacenamiento local dentro del vehículo.

Dicha información es de interés no sólo para los fabricantes de vehículos, sino también para organizaciones como las compañías de seguros.

La información de posición y movimiento puede incluir detalles como los estilos de frenado y aceleración. Las indicaciones de control de tracción pueden ayudar a determinar las condiciones de la carretera en una ubicación.

Algunos fabricantes de vehículos y proveedores de servicios de mapas están comenzando a utilizar dicha información para identificar peligros en las carreteras, como baches.

Barreras de adopción

Dichos servicios están diseñados para funcionar gracias a la conectividad celular. Sin embargo, muy pocos países son capaces de proporcionar cobertura en lugares en zonas remotas como carreteras.

Un informe de 2017 señaló que el Reino Unido tenía una cobertura de 91 por ciento de las carreteras nacionales, pero una cobertura mucho más baja (58%) en las vías clasificadas como “no carreteras”.

Un informe de 2017 indica que la mayoría de las áreas urbanas principales en EE.UU. tienen una buena cobertura celular, pero todavía hay muchos lugares donde los servicios celulares son, como mínimo, irregulares.

El reporte de Cisco destaca que las aplicaciones deben diseñarse para funcionar bajo la premisa de que la conectividad puede o no estar disponible y, por lo tanto, los sistemas del vehículo deben incluir la capacidad de almacenar datos críticos localmente, transmitiendo información valiosa cuando se restaura la conectividad.

Continue Reading

PRESS

Amazon podría (no) recibir importante contrato con el Pentágono

Carolina Valdovinos

Published

on

Un juez federal presentó una demanda que alega que el proceso de adjudicación de un importante contrato de computación en la nube del Pentágono, que podría ir a Amazon, es injusto.

La demanda, presentada por Oracle contra el Departamento de Defensa, es una parte de una pelea mucho más grande sobre el contrato de Infraestructura de Defensa de Empresas Conjuntas (JEDI, por sus siglas en inglés).

Continue Reading

PRESS

Empresas tecnológicas, las menos confiables para guardar datos médicos

Estadounidenses indican que Facebook e IBM son las menos confiables.

Valeria Romero

Published

on

La salud y la tecnología han dado grandes pasos en los últimos años, pero aún tienen un largo camino por recorrer para ganar la confianza de consumidores aún escépticos sobre la salud digital, según reveló una encuesta de RockHealth con una muestra de 4 mil ciudadanos estadounidenses.

Los resultados revelaron que los estadounidenses aún desconfían de las empresas tecnológicas para proporcionar sus datos médicos, siendo que las entidades de más confianza siguen siendo médicos (72%), compañías de seguros (49%), farmacias (47%), instituciones médicas de investigación (35%), compañías farmacéuticas (20%), agencias federales (12%) y, finalmente, empresas tecnológicas (11%).

En cuanto a las compañías que se consideraron más confiables, sorprendentemente fueron Google (60%) y Amazon (53%), mientras que empresas como Microsoft (51%), Apple (49%) y Samsung (46%) se encontraron en la media.

Por su parte, Facebook (40%) e IBM (34%) se presentaron al final de la lista, claramente golpeados por la mala gestión de datos y escándalos durante 2018.

Por otro lado, los datos de RockHealth indican que los consumidores han cambiado el uso que le dan a sus wearables, utilizándolos mayormente para gestionar diagnósticos oportunos y brindar esta información a su médico de cabecera. Tan sólo 44 por ciento de los encuestados afirmaron que la actividad física es la principal razón para usar su dispositivo.

Gracias a este nuevo interés, no sólo de los amantes del fitness sino también de usuarios con enfermedades crónicas, se presentó un aumento en las ventas de dispositivos portátiles de 20 a 30 por ciento.

Esta transición de la actividad física a la salud médica ha generado un nuevo desafío para compañías como Fitbit, que ha experimenta una fuerte competencia por parte de empresas como Apple y Samsung en el mercado de wearables, debido a la inclusión de nuevas funciones en torno a la salud, dejando muchos rastreadores de pasos olvidados en el fondo de un cajón.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami