Connect with us

COLUMNISTAS

Agendas Digitales locales: ¿ignorancia o abulia?

Mediatelecom

Published

on

Reforma – Jorge Fernando Negrete

Si el derecho de acceso a internet, las telecomunicaciones, la banda ancha y las TIC es un derecho fundamental, ¿por qué no todos los mexicanos cuentan con esos servicios? ¿Por qué va lenta la cobertura y el acceso a este derecho fundamental?

Una característica de los derechos fundamentales es su carácter programático y su dimensión garantista convoca la acción pública para gestionar y verificar su cumplimiento por medio de regulación y política pública.

Estos derechos quedan sujetos a la eficacia de esta acción y la creatividad pública. Ambas esferas se desempeñan en ambientes complejos, dinámicos y cambiantes. Hablar de regulación no es fácil, menos de política pública. Pero el caso de México tiene un aspecto todavía más oscuro: la falta de estímulos a la cobertura.

El preponderante no tiene estímulos para invertir en nuevos usuarios, se vuelve más preponderante. Los que ya tienen acceso a la infraestructura del preponderante no quieren invertir en áreas rurales porque ya solucionaron su problema de cobertura. El que desplegó su propia red sólo quiere volverla rentable y no desea invertir más. El carácter estático de la preponderancia en la Constitución y no como una competencia del IFT, resta margen y flexibilidad a la creatividad pública y regulatoria.

Concluir las mejores prácticas regulatorias y de política pública para generar cobertura en México, es aún más complejo que en toda América Latina. Al ser un derecho fundamental el acceso a internet y los servicios de telecomunicaciones, su tutela también le toca a estados y municipios.

La política de inclusión digital universal que establece el artículo 6º de la Constitución le atribuye al Estado esa responsabilidad. Eso quiere decir todos los niveles de Gobierno, incluidos estados y municipios. Hemos dedicado mucho tiempo a analizar y criticar la acción de los Gobiernos federales, ministerios, reguladores y sus agendas digitales en América Latina: qué les falta, qué orientación o acciones programáticas deben tomar, qué hicieron mal.

Pero debo reconocer que se ha llegado a una realidad incuestionable: para conectar a más individuos hace falta la cooperación de estados y municipios. Deben revisar sus procesos vía mejora regulatoria, pago de derechos, planeación urbana, acceso de vías pero, sobre todo, comprender los beneficios que trae la conectividad a sus ciudades y estados. Es parte de los nuevos derechos digitales de los individuos, por lo que hace falta una hoja de ruta en la forma de agenda digital local.

En suma, falta una visión digital robusta que inserte a estados y municipios en un México del siglo XXI. Contamos con la seguridad de una ignorancia profunda sobre las nuevas responsabilidades de los gobiernos locales en materia de política digital y en la construcción solidaria de una sociedad digital; contamos con una transparente abulia y declarada irresponsabilidad que condena a la marginación digital a los mexicanos más necesitados.

Estados y municipios han visto pasar la oportunidad de diseñar políticas más eficientes, modernizar procesos, ofrecer servicios públicos en línea a los ciudadanos, diseñar estrategias digitales de seguridad, control del predial e ingresos. Han sido incapaces de usar las TIC para la promoción del turismo local; en suma, se han abandonado al dominio de la burocracia local, analógica, anquilosada y fácil por perversa, secuestrando la iniciativa pública e inhibiendo la capacidad de transformación de la sociedad.

¿Dónde están los estados y municipios que van encabezar una verdadera transformación digital? ¿Dónde los gobernadores que quieran combatir la pobreza con el acceso a una sociedad de la información? ¿Dónde los líderes locales que quieran transformar los procesos productivos del campo a partir del Internet de las cosas? ¿Dónde los gobernadores que transformen a sus estados en punta, a partir de la adopción de la tecnología que se encuentra en la revolución 4.0? ¿Qué estados van a medir sus políticas públicas con sistemas de inteligencia artificial y análisis de grandes datos? ¿Qué municipio quiere digitalizar todos sus servicios, ahorrar costos, procesos y generar más inversión, turismo y seguridad?

Muy probablemente vamos a llegar a 80 millones de conexiones de internet a finales de este año. En un país de 130 millones de habitantes, quiere decir que estamos con una deuda de entre 30 y 50 millones de mexicanos desconectados. El esfuerzo del IFT y de la Subsecretaría de Comunicaciones para conectar al País ha sido extraordinario bajo estas circunstancias y esta legislación. ¿Será posible ver a un gobernador o munícipe que levante la mano y lidere la transformación digital que le falta a México? Esa esa comienza obsequiando justicia digital a los no conectados y construyendo ciudades y estados innovadores, con mas inversión, empleos y vision digital social.

Director de Grupo Mediatelecom

@fernegretep

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COLUMNISTAS

Samsung frente a Huawei

Mediatelecom

Published

on

Excélsior – José Yuste

La compañía china Huawei ha retomado sus lanzamientos con nuevos modelos y aplicaciones. Sin embargo, la coreana Samsung, que se ha metido de lleno a competir con Apple por los smartphones, mejor presentó su nueva familia Galaxy S (nuevos modelos). Samsung no deja el mercado de alto valor agregado.

Previo al Congreso de Móviles de Barcelona, Samsung no se esperó para llegar a la capital catalana y dio el campanazo previo, justo antes de esa convención.

Desde San Francisco, los directivos de Samsung dieron a conocer que ya vendieron 45 millones de teléfonos en América Latina de su Galaxy S. De hecho, le han ganado a Apple con su iPhone. Así Samsung, que ya dejó atrás el tema de sus pilas, lanzó su nuevo modelo Galaxy S10. La carrera por los teléfonos inteligentes va a toda velocidad.

Continue Reading

COLUMNISTAS

A finales de este año, al parecer, llegará el servicio de distribución de contenidos audiovisuales en línea de Disney

Mediatelecom

Published

on

El Heraldo de México – Eduardo Ruíz vega

El 2019 será un año relevante para delinear, en el mediano plazo, las tendencias de desarrollo y reconformación del mercado de consumo de contenidos audiovisuales en el escenario internacional.

En efecto, como lo demuestra la experiencia reciente, en la distribución y el consumo de contenidos, a partir del desarrollo de la digitalización y del aumento exponencial de conexiones de banda ancha de los usuarios de Internet, a través de todo tipo de dispositivos terminales como los televisores, computadoras, tabletas y señaladamente los teléfonos inteligentes, no resulta sabio adelantar escenarios en el largo plazo. Lo que ha pasado recientemente podría, fácilmente, haber sido producto de la ciencia ficción.

Hacia finales de este año, al parecer, llegará al mercado el esperado e hiperpromocionado servicio de distribución de contenidos audiovisuales en línea (OTT, por sus siglas en inglés) de Disney, para iniciar a competir, cuesta arriba, en el segmento de mercado del cual Netflix es líder.

También, es probable que Disney concrete la adquisición de Fox, otro conglomerado importante en la industria de los contenidos audiovisulaes. Los efectos de esta operación, que podrían impactar diversos segmentos de la industria mediática, como por ejemplo el relativo a las transmisiones de eventos deportivos en plataformas diversas como la televisión abierta, la de paga y los servicios en línea, aún están siendo evaluados en nuestro país por la autoridad competente en el sector.

El OTT de Disney siempre ha estado cubierto por un velo de misterio. Ahora, esta circunstancia aumenta ante la posibilidad de su unión con Fox, ya que su cartera de derechos audiovisuales se vería incrementada de manera importante, así como la operación de plataformas de distribución adicionales a las que posee. Ya veremos qué sucede, en primera instancia, con la mega operación y, en segunda, con la oferta concreta de contenidos en línea a través del nuevo servicio destinado a competir con Netflix.

Además de lo que sucede con Disney, 2019 será un año en que se podrían palpar efectos más concretos de la adquisición que realizó en meses pasados el gigante de la telefonía móvil AT&T, respecto del conglomerado mediático Time Warner. Hasta ahora, las cosas se han mantenido en una situación similar a la que tenían antes de la operación, lo cual era de esperarse, ya que las sinergias e innovaciones derivadas de la unión de estas empresas que no competían directamente entre sí en sus negocios nodales, requieren de mayor tiempo de planeación para materializarse en el mercado.

Finalmente, el gigante de la televisión por cable estadounidense Comcast, ha anunciado que desea comprar la empresa de televisión de paga por satélite británica SKY, apuesta que pareciera retrógada en plena época de crecimiento de los servicios en línea.

Continue Reading

COLUMNISTAS

El preponderante escatima inversiones

Mediatelecom

Published

on

El Economista – Ernesto Piedras

México y su sector de telecomunicaciones ha padecido históricamente de un déficit de infraestructura, resultante de subejercicios de inversiones en la pasada década, pero sobre todo en el más reciente lustro.

¿Por qué es importante invertir suficiente y constantemente en telecomunicaciones? En primer lugar, puesto que este sector de infraestructura es claramente intensivo en el uso de capital de nueva generación, para lograr acceso y cobertura universal de sus servicios. Segundo, para optimizar y actualizar las redes disponibles. Pensar que haber destinado inversiones hace 10 años es suficiente implicaría una miopía de la evolución tecnológica. Una década atrás, se enfocaban esfuerzos de inversión en migrar a la tercera generación (3G) de servicios móviles, posteriormente 4G y hoy en la víspera de la quinta generación (5G). Por ello, este sector intensivo en capital requiere de un ritmo de ejercicio de recursos alineado a la dinámica de la actualización tecnológica.

En la experiencia internacional e histórica, los operadores invierten en proporción a la dimensión de su operación. Por ejemplo, es de esperar que un operador con una ponderación de 30% de los ingresos totales invierta una proporción similar o superior para conservar su huella en el mercado.

Llama la atención que en México, el operador principal/incumbente/preponderante en telecomunicaciones (América Móvil, Telmex-Telnor/Telcel) ha escatimado en el agregado de años pasados su aplicación de recursos a la capitalización. Uno de sus efectos incluso ha sido mencionado recientemente por el presidente López Obrador en términos de la insuficiente cobertura de servicios en la geografía nacional.

Asimismo, si bien el mundo ya se encuentra en una etapa tecnológica de cuarta generación (4G) y transita velozmente a la siguiente (5G), en nuestro país la contención de inversión en infraestructura, principalmente por parte del preponderante, nos ha condenado a la permanencia de zonas en las que exclusivamente se proveen servicios 2G. De hecho, son los competidores móviles los que encabezan los esfuerzos para realizar el apagón de estas señales.

Es así que el operador preponderante que ingresa 2 de cada 3 pesos generados en el mercado tan sólo invierte 1 de cada 3 pesos para el desarrollo de la infraestructura de las telecomunicaciones mexicanas.

Con información del 2017 (la más reciente publicada por el regulador de telecomunicaciones), Grupo Televisa ostenta 32.6% de las inversiones totales ejercidas en el sector de telecomunicaciones, seguido por América Móvil con 32.2%, AT&T 15.8%, Megacable 7.4%, Telefónica 6.0% y el conjunto de otros operadores menores 6 por ciento.

Al comparar el monto de inversión de los operadores como proporción de sus ingresos, nuevamente se identifica una subinversión por parte del operador preponderante.

Durante el lustro 2013-2017, el coeficiente Inversiones/Ingresos muestra que América Móvil invirtió en promedio sólo 11.2% de sus competidores, mientras que Grupo Televisa lideró con un promedio de 38%, casi cuatro veces más que aquel. Por su parte, el resto de los operadores muestran los siguientes coeficientes: Megacable 23.3%, AT&T 24.0% (y en su momento, sus predecesores Iusacell y Nextel) y Telefónica 11.2 por ciento.

Este escenario de inversiones de los principales operadores ilustra que están siendo los competidores del preponderante quienes más invierten.

Es por ello que la mejor estrategia para promover las inversiones que compensen el déficit de infraestructura es la promoción de la competencia efectiva.

Es el conjunto de los competidores el que sigue un modelo de generación y atracción de mercado basado en la intensificación de inversiones, adición y actualización del capital.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami