Connect with us

COLUMNISTAS

Agendas Digitales locales: ¿ignorancia o abulia?

Mediatelecom

Published

on

Reforma – Jorge Fernando Negrete

Si el derecho de acceso a internet, las telecomunicaciones, la banda ancha y las TIC es un derecho fundamental, ¿por qué no todos los mexicanos cuentan con esos servicios? ¿Por qué va lenta la cobertura y el acceso a este derecho fundamental?

Una característica de los derechos fundamentales es su carácter programático y su dimensión garantista convoca la acción pública para gestionar y verificar su cumplimiento por medio de regulación y política pública.

Estos derechos quedan sujetos a la eficacia de esta acción y la creatividad pública. Ambas esferas se desempeñan en ambientes complejos, dinámicos y cambiantes. Hablar de regulación no es fácil, menos de política pública. Pero el caso de México tiene un aspecto todavía más oscuro: la falta de estímulos a la cobertura.

El preponderante no tiene estímulos para invertir en nuevos usuarios, se vuelve más preponderante. Los que ya tienen acceso a la infraestructura del preponderante no quieren invertir en áreas rurales porque ya solucionaron su problema de cobertura. El que desplegó su propia red sólo quiere volverla rentable y no desea invertir más. El carácter estático de la preponderancia en la Constitución y no como una competencia del IFT, resta margen y flexibilidad a la creatividad pública y regulatoria.

Concluir las mejores prácticas regulatorias y de política pública para generar cobertura en México, es aún más complejo que en toda América Latina. Al ser un derecho fundamental el acceso a internet y los servicios de telecomunicaciones, su tutela también le toca a estados y municipios.

La política de inclusión digital universal que establece el artículo 6º de la Constitución le atribuye al Estado esa responsabilidad. Eso quiere decir todos los niveles de Gobierno, incluidos estados y municipios. Hemos dedicado mucho tiempo a analizar y criticar la acción de los Gobiernos federales, ministerios, reguladores y sus agendas digitales en América Latina: qué les falta, qué orientación o acciones programáticas deben tomar, qué hicieron mal.

Pero debo reconocer que se ha llegado a una realidad incuestionable: para conectar a más individuos hace falta la cooperación de estados y municipios. Deben revisar sus procesos vía mejora regulatoria, pago de derechos, planeación urbana, acceso de vías pero, sobre todo, comprender los beneficios que trae la conectividad a sus ciudades y estados. Es parte de los nuevos derechos digitales de los individuos, por lo que hace falta una hoja de ruta en la forma de agenda digital local.

En suma, falta una visión digital robusta que inserte a estados y municipios en un México del siglo XXI. Contamos con la seguridad de una ignorancia profunda sobre las nuevas responsabilidades de los gobiernos locales en materia de política digital y en la construcción solidaria de una sociedad digital; contamos con una transparente abulia y declarada irresponsabilidad que condena a la marginación digital a los mexicanos más necesitados.

Estados y municipios han visto pasar la oportunidad de diseñar políticas más eficientes, modernizar procesos, ofrecer servicios públicos en línea a los ciudadanos, diseñar estrategias digitales de seguridad, control del predial e ingresos. Han sido incapaces de usar las TIC para la promoción del turismo local; en suma, se han abandonado al dominio de la burocracia local, analógica, anquilosada y fácil por perversa, secuestrando la iniciativa pública e inhibiendo la capacidad de transformación de la sociedad.

¿Dónde están los estados y municipios que van encabezar una verdadera transformación digital? ¿Dónde los gobernadores que quieran combatir la pobreza con el acceso a una sociedad de la información? ¿Dónde los líderes locales que quieran transformar los procesos productivos del campo a partir del Internet de las cosas? ¿Dónde los gobernadores que transformen a sus estados en punta, a partir de la adopción de la tecnología que se encuentra en la revolución 4.0? ¿Qué estados van a medir sus políticas públicas con sistemas de inteligencia artificial y análisis de grandes datos? ¿Qué municipio quiere digitalizar todos sus servicios, ahorrar costos, procesos y generar más inversión, turismo y seguridad?

Muy probablemente vamos a llegar a 80 millones de conexiones de internet a finales de este año. En un país de 130 millones de habitantes, quiere decir que estamos con una deuda de entre 30 y 50 millones de mexicanos desconectados. El esfuerzo del IFT y de la Subsecretaría de Comunicaciones para conectar al País ha sido extraordinario bajo estas circunstancias y esta legislación. ¿Será posible ver a un gobernador o munícipe que levante la mano y lidere la transformación digital que le falta a México? Esa esa comienza obsequiando justicia digital a los no conectados y construyendo ciudades y estados innovadores, con mas inversión, empleos y vision digital social.

Director de Grupo Mediatelecom

@fernegretep

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COLUMNISTAS

Las redes sociales y sus riesgos

Mediatelecom

Published

on

El Universal – Octavios Islas

Las redes sociales observan hoy un rol protagónico en la formación de la opinión pública; se han convertido en el principal medio de información noticiosa, relegando a segundo plano a los medios masivos convencionales.

1.° de julio, Andrés Manuel López Obrador incluso destacó la importancia de estas en su primer discurso como virtual triunfador en las elecciones: “Mi agradecimiento a las benditas redes sociales”, dijo.

Sin embargo, sin haber asumido aún la Presidencia de la República, las “benditas redes sociales” se han convertido en un territorio incómodo para Andrés Manuel López Obrador y para Morena. La fe depositada en la Cuarta Transformación rápidamente se desvanece, y los expertos en el manejo de los medios de comunicación en el equipo lopez-obradorista no solo resultan incapaces de poder advertir los hechos. Peor aún, algunos son directamente responsables.

César Yáñez Centeno Cabrera, experto en el manejo de medios de comunicación (quien se desempeñó como jefe de comunicación en el Distrito Federal durante el gobierno de López Obrador, y en fechas más recientes como secretario de Comunicación, Prensa y Propaganda de Morena), en un simple acto, decidió destruir su imagen pública, afectar la de López Obrador y multiplicar las dudas existentes sobre la factibilidad de una Cuarta Transformación.

Personaje próximo a López Obrador desde hace 23 años, Yáñez decidió sucumbir al nada discreto encanto de la burguesía, convirtiendo su boda con Dulce María Silva en un espectáculo que definitivamente admite el calificativo de “fifí” desde el mismísimo imaginario lopezobradorista.

El costo de la boda fue estimado entre 10 y 13 millones de pesos por el semanario Proceso. Los pormenores del acto fueron dados a conocer a través de Instagram en el mismo instante en que se producían: tres vestidos de novia, langostas, 600 invitados; lujo y dispendio imposible de justificar en quien, se supone, no ha tenido percepciones superiores a 40 mil pesos en los años recientes.

Los finos detalles del acto, que hoy todos podemos conocer a través de las “malditas” redes sociales, representan una burla a los propósitos de austeridad republicana y al espíritu mismo de los 50 lineamientos de austeridad que fueron dados a conocer el 11 de julio por el equipo lopezobradorista.

Yáñez no solo soslayó la posibilidad de que las redes sociales pudiesen consignar detalles de su costosa boda al puro estilo de los tiempos de Peña Nieto en el momento mismo en que esta se realizaba, no… peor aún, la pareja negoció con la revista ¡Hola! (la preferida por la familia Peña Nieto) la portada de la edición del 11 de octubre.

Los reporteros gráficos de ¡Hola! capturaron las emotivas poses de tan dignos representantes de la aristocracia lopezobradorista. ¡Hola! hasta les dedicó la portada.

En su juventud, el joven colimense César Yáñez seguramente debió haber leído un agudo texto de Carlos Monsiváis: “Más hermosa y más actriz que nunca”, publicado en “Días de guardar”, su primer libro. El tema central del mencionado texto es la obsesión del pueblo mexicano por la crónica de sociales, una fatalidad, y la nota roja, a la cual Monsiváis define como una crónica de sociales por omisión.

Alberto Tavira, conocido cronista de sociales, en su portal ofreció pormenores de la estridente mesa de regalos de la boda de César Yáñez con Dulce María Silva (por supuesto, de El Palacio de Hierro). De modo involuntario, Tavira convirtió la modesta boda de Yáñez en una nota roja, digna de ser criticada, desmenuzada y diseccionada en las redes sociales, y que ha sido recuperada por The Guardian y Associated Press.

Continue Reading

COLUMNISTAS

México y el dividendo digital

Mediatelecom

Published

on

La Razón – Roberto García Requena

La banda estándar en el mundo para el despliegue de la tecnología 5G es la banda de 600 MHz. En México, esta banda estaba ocupada por diversos canales de televisión.

En los últimos años se han llevado a cabo diversos esfuerzos por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), para optimizar el espectro radioeléctrico, que fue asignado al sector de radiodifusión para los canales de televisión abierta.

Desde el 2015, el IFT ha venido aprobando la reubicación de más de 200 canales, que operaban en esta banda en diferentes regiones del país, con la finalidad de poder utilizar estas frecuencias para servicios de telefonía e internet móvil de banda ancha.

Este proceso es el segundo dividendo digital que se logra en México, siendo el primero el apagón analógico que terminó de liberar la banda de 700 MHz en diciembre de 2015. Ahora, el proceso de liberación de la banda de 600 MHz liberará 70 MHz de espectro, el cual se licitará al mercado para comunicaciones móviles.

La importancia de la liberación de este espectro radica en que México es el primer país en liberar dicha banda de 600 MHz, y con esto podrá dar inicio a las pruebas de la red 5G, permitiendo con esto, explotar aplicaciones de telecomunicaciones móviles digitales para el servicio de banda ancha móvil. Además, traerá consigo mayor velocidad de descarga, con mejor calidad y menor tiempo de respuesta, al navegar en Internet desde un dispositivo móvil.

Con esta acción, México está sentando un precedente a nivel internacional para poner a disposición del mercado espectro, para el desarrollo de tecnologías móviles de última generación. Esto ha sido una creciente demanda de los usuarios por contar con una mayor capacidad de transmisión de todo tipo de contenidos por Internet.

He aquí que los consumidores de contenidos audiovisuales cada vez quieren mayor ancho de banda, para poder bajar a través de su dispositivo móvil su programación de preferencia, o jugar el video game que más les divierta, o simplemente navegar por redes sociales con más agilidad.

Me parece que el gran reto de todo este esfuerzo es no sólo atender a las poblaciones más rentables del país, como sucede regularmente desde el punto de vista comercial. Sino que la penetración de estos servicios sea cada vez más extensiva y que llegue a los mayores lugares posibles dentro del territorio nacional.

Da gusto saber que México es punta de lanza para impulsar estas medidas regulatorias, que le dan una ventaja competitiva sobre muchos otros países. Enhorabuena por las acciones que en esta materia el IFT ha venido proyectando.

Continue Reading

COLUMNISTAS

Fintech: ¿hay desconfianza a los menores de 30?

Mediatelecom

Published

on

El Economista – Luis Miguel González

En México, ninguno de los que decidieron la Ley Fintech tiene menos de 30 años. Ni en el Banco de México, ni en Hacienda, tampoco en el Congreso. Es normal, dirán ustedes, eso ocurre con todas las cosas importantes: las decisiones finales corresponden a la gente experimentada. Por definición, los experimentados tienen más de 30 años, salvo en los deportes.

Es normal, pero también absurdo. La revolución digital tiene como protagonistas a los millennials y ellos deberían estar en la mesa de toma de decisiones. El creador de Ethereum, la criptomoneda más importante después de bitcoin, tiene menos de 25 años. A esa edad, Mark Zuckerberg ya había convertido a Facebook en una empresa con valor superior a 10,000 millones de dólares. Menos de 30 tiene también el fundador de Stripe, que se encuentra en Bali buscando cómo su Unicornio puede ayudar a abatir la pobreza. Esa generación está haciendo los cambios. No deberían estar solos tomando las decisiones públicas, pero tampoco afuera.

Lo que ocurrió en México está pasando en todo el mundo. Desconfía del que tiene menos de 30, parece ser un mantra en los que toman decisiones sobre fintech, reconocía el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim. “al revés de lo que se decía en los 60, desconfía del que tiene más de 30”, ironiza el banquero. Necesitamos a esos jóvenes, algunos de los cuales hablan tan de prisa y piensan aún más rápido, dice Kim, si queremos que la tecnología aplicada a las finanzas ayude a la inclusión financiera, traiga más competencia y cambie la forma de apoyar a las pymes.

El mundo financiero necesita a los millennials, aunque no lo reconozca. El problema va mucho más allá de la elaboración de las leyes. Esa generación tampoco está muy representada en los órganos reguladores, reconoce la ministra de Finanzas de Indonesia. Sería ideal que la mayoría de los funcionarios que regulan fintech tuvieran un perfil cultural más cercano a los millennials, pero no es fácil reclutar vocaciones reguladoras en esa generación. A la mayoría no les gusta desempeñar el papel de disciplinarios, de vigilantes.

¿Qué quieren los empresarios fintech? Yo no quiero amor de las autoridades. Sólo quiero que no me estorben, explicaba en Bali uno de los empresarios tecnológicos más importantes de África: ellos se comportan como si fueran mis socios, me exigen información delicada sobre mi negocio que luego no entienden y además se quedan con una parte de mis ganancias. Un regulador europeo le contesta: nuestra tarea es evitar que destrocen el edificio, cuando se portan mal. Esto ocurrió en el contexto del lanzamiento de la hoja de ruta de los objetivos globales para fintech por parte del FMI y el Banco Mundial.

En los retos de fintech, hay un tema generacional, también un asunto cultural. Los banqueros tradicionales no entienden mucho de tecnología, pero a los disruptores tecnológicos no les preocupa la estabilidad financiera macroeconómica, ni están afanados en ver la mejor forma de pagar impuestos. En México hay casi 300 empresas fintech y casi todos los grandes grupos financieros están apostando por productos 100% tecnológicos. Conceptos como crowdfunding se están volviendo de uso común. Hay quienes piensan que las fintech harán milagros y otros creen que traerán el Armagedón. Invitemos a los millennials a que den su opinión y ayuden a conducir el barco. No es el Titanic.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami