COMUNIDAD MEDIATELECOM

AMÉRICA LATINA

Internet a prueba de devaluaciones: aunque los abonos aumentan, nadie piensa en darse de baja del servicio

Mediatelecom

Publicado

en

iProfesional – Andrea Catalano

Aumenta pero no se cae. Así podría describirse la situación de la banda ancha en la Argentina.

Desde que se inició la corrida cambiaria, el precio del acceso a Internet también fue subiendo porque el megabyte (mb) mayorista, el insumo básico para tener conectividad, se paga en dólares. De modo que si la divisa aumenta, también lo hace el costo del servicio al consumidor.

Pero el alza no es uniforme. Como hay varios proveedores de acceso (ISP, por su sigla en inglés) que brindan sus prestaciones en distintas zonas, las políticas de suba del abono varían según el área en que operan.

Así, mientras algunas empresas aplicaron, por ejemplo, el aumento de mayo de manera completa, otros ajustaron la mitad de lo que subió el dólar, mientras que hubo firmas que recién iniciaron los ajustes en julio.

La mayoría avanza con estos incrementos porque no tiene capacidad para absorber la totalidad de la suba del costo.

Como contrapartida, aunque haya crisis, se dispare el billete verde y suba el precio de la conexión a Internet, los suarios parecen no se bajarse de este servicio.

Allá por el año 2001, en medio de la peor crisis de la Argentina, los usuarios comenzaron a ver los beneficios de conectarse, y la poca plata que sobraba era para ir a un cibercafé o a un locutorio, para chatear o mandar un currículum. Fue en esos años en los que se incrementó la cantidad de personas conectadas a la web, producto de ese cambio de conducta.

A unos 17 años de aquella época, los números actuales son contundentes: la Argentina contabilizó más de 7,35 millones de accesos a iIternet fijos en marzo, un 5,1% más que lo registrado entre enero y marzo del año anterior.

De ese total, 6,79 millones son hogareños y casi 568.000 corresponden a empresas de distinto tamaño, según datos del Indec.

Si bien la medición es previa al inicio de la corrida cambiaria y a su impacto en el precio del mb mayorista -que luego se traslada a los accesos residenciales-, ya existen antecedentes de que cuando se producen aumento de precios de los abonos, esto no se traduce en baja de clientes.

En 2015, cuando se liberó el cepo y el dólar pasó de $9 a $15 sin escalas, las empresas de Internet debieron maniobrar la situación del mismo modo. Y no hubo una salida masiva de usuarios.

¿Qué está pasando ahora con las empresas que ofrecen banda ancha?

Algunas empresas facturaron sus servicios de banda ancha con un dólar a $23 en junio, lo llevaron hasta los $24 en julio y recién en agosto lo harán al valor real. Si a esta altura, la cotización roza los $29, queda claro que el mayor impacto en la boleta del servicio se producirá entre este mes y el próximo.

“Algunos hemos definido una rampa de precios para que no se traslade todo en un mes. Con eso, los ayudamos (a los ISP) a bancar y armar un plan para que lo trasladen a pesos. Nosotros a nuestros carriers del exterior les giramos dólares”, detalló a iProfesional una fuente proveniente de uno de los mayoristas de este negocio.

Los carriers son las empresas internacionales de telecomunicaciones con las que están conectadas sus pares locales para poder hacer circular el tráfico de Internet. Esa interconexión se cotiza en divisas estadounidenses. Fue así desde el inicio de los tiempos online.

Una bola de cristal empañada
Si en mayo los servicios se cotizaron con un dólar de $20,80 y por estos días el billete verde se mueve en los $28 y por momentos coquetea con los $29, ¿qué decisiones están tomando las empresas hacia adelante? Las posturas son diversas.

iPlan, la empresa que está ofreciendo una de las las propuestas comerciales más agresivas en cuanto a velocidad y precio de la banda ancha, decidió ajustar sus precios en julio.

La compañía venía manteniendo sus tarifas desde septiembre de 2016, cuando lanzó el servicio residencial iPlan Liv, pese a la inflación y al aumento del dólar que también se registró en este tiempo.

Así, el abono de entrada, de 150 mb, pasó a costar $999,mientras que el de 250 mb se ubicó en $1.199 y el de 500 mb, en $2.099.

Movistar, en tanto, decidió aplicar un aumento de 16% al abono de banda ancha de agosto. Un porcentaje también lejano al 40% promedio de suba que registró la divisa desde que se inició la corrida cambiaria de principios de mayo.

Desde Claro señalaron que los precios no se han modificado hasta ahora. Pero no fue posible saber si habrá retoques hacia adelante.

Para las principales prestadoras modificar los precios en el actual contexto del mercado de las telecomunicaciones no es sencillo. Por un lado, la competencia vía la convergencia se está abriendo de a poco. Y es por eso que ya se ve a Claro saliendo comercialmente con su oferta que combina televisión HD por fibra óptica más telefonía y banda ancha.

Mientras Movistar, con muy bajo perfil, continúa desplegando también sus redes de fibra óptica y preparándose para el lanzamiento de Movistarplay, que seguramente se produzca hacia finales de este año.

De modo que los “toques” en los precios se deben evaluar muy concienzudamente. Especialmente, porque todo puede cambiar. En la Argentina, y en las empresas de telecomunicaciones y de Internet.

Lo concreto es que, muchos proveedores están vendiendo a un precio a los consumidores finales pese a que pagan otro, más alto, a los mayoristas.

“El valor del mb en mayo estaba apenas por encima de los $20. A principios de junio se puso en $25 y continuó subiendo. No les puedo pasar todo este aumento a los clientes”, admitió a este medio el dueño de una de las llamadas Pyme de telecomunicaciones, que brinda Internet en las localidades de las provincias.

ARSAT, que es la proveedora mayorista de gran parte de los ISP que operan en distintos puntos del país, está manteniendo el precio del mb mayorista, que cotiza a u$s14 desde marzo pasado cuando se anunció la reducción desde los u$s18 que venía costando.

Aun así, algunos proveedores están pidiéndole a la empresa estatal que vuelva a bajar ese costo. Desde ARSAT están atendiendo cada caso puntual para buscar soluciones concretas. Pero por ahora el precio se mantiene en el valor que rige desde hace cuatro meses.

Nadie quiere que el dólar continúe en alza. Al menos en el mercado de las telecomunicaciones.

La fuente consultada consideró que estos saltos tan abruptos descolocan a muchos ISP y que es necesario que los mayoristas les den tiempo para que puedan acomodarse. Justamente porque no hay espacio para trasladar todo ese incremento al usuario final.

Los consumidores argentinos, en tanto, resisten. Es posible que piensen en dar de baja el abono de TV paga (algo que está ocurriendo, aunque aún no de manera masiva) pero nunca en dejar de tener Internet.

Así lo dejaron entrever las empresas consultadas para esta nota. Cuando se les preguntó si habían sufrido alguna caída en la cantidad de abonados al servicio, la respuesta fue negativa en todos los casos.

Pero la situación de crisis está. Posiblemente dejen de ir una vez al cine, o se ahorren una salida a comer afuera. Pero no se les cruzará por la cabeza dar de baja el servicio de banda ancha. Como tampoco lo hicieron en el 2001 o cada vez que hubo saltos abruptos del dólar.

“Hay mucha demanda de Internet de alta calidad”, reiteran en cada oportunidad los responsables de iPlan. Y la frase es compartida no sólo por otras compañías del sector sino también por el mismo Gobierno que repite como un mantra la tarea de llevarle conectividad a todos los argentinos.

Internet se volvió tan necesaria como el agua, como el gas, como la electricidad. Sirve para estudiar, para entretenerse, para trabajar. Y también está atada a la fluctuación del dólar.

Domar a la divisa es también ayudar a los distintos jugadores de esta cadena de valor, básica para la vida cotidiana, pero no totalmente satisfecha.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AMÉRICA LATINA

Buscan método para cobrar impuesto a Netflix

Mediatelecom

Publicado

en

5 Días 

La Ley de Cine que incluye aplicar un impuesto a los servicios compra de servicios audiovisuales internacionales como Netflix, está en período de reglamentación que durará 180 días.

La actual Viceministra de Tributación, Liz Del Padre dijo: “tenemos previsto reunirnos con el Banco Central del Paraguay y la Secretaría Nacional de Tecnologías de la Información y Comunicación (Senatics) para decidir el mecanismo”.

Como los servicios son pagados con tarjetas de crédito, el mecanismo sería efectivizar las retenciones a través de los bancos o procesadoras.

La Viceministra explicó que se tiene como antecedente la normativa de Argentina que acaban de publicar.

Resaltó que estos servicios desafían a las administraciones tributarias, para hacer efectivas las retenciones. Se involucran a las empresas que procesan o los bancos que emiten.

El IVA es del 10%, del monto que cuesta el servicio. Mientras que en el caso del impuesto a la renta, el servicio tiene regulada una presunción de renta y sobre ese porcentaje se aplicaría el impuesto.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

AMÉRICA LATINA

En informe de BID, Paraguay figura con el internet más lento de la región

Mediatelecom

Publicado

en

5 Días

El informe de La Evo­lución de las Tele­comunicaciones Móviles del Banco Interamericano de Desarro­llo (BID) correspondiente al 2018, indica que Paraguay es el país con el promedio de velocidad de descarga de internet más bajo de la región, con un ritmo que no pasa de los 2Mbps (me­gabit por segundo). Otros dos países se mantienen en este rango, como Belice y Surinam; mientras que los países que alcanzan un promedio de 9Mbps son Chile, Trinidad y Tobago y Uruguay.

El informe señala que nin­gún usuario de los países de América Latina cuen­ta con una banda ancha ‘decente’, lo que dificulta a empresas y personas a acceder a las mejores apli­caciones. De acuerdo al análisis del BID, este atraso es aún más problemático para las empresas, que no pueden acceder a los servi­cios que pueden aumentar su productividad y ampliar los mercados para sus pro­ductos.

El BID reconoce el índice de penetración de internet en Paraguay en un 70% de la población, al igual que Brasil; por el lado de Ar­gentina, Uruguay y Chile, el porcentaje llega hasta un 90%.

ACCESO
Paraguay cuenta con obs­táculos en la conexión por ser un país medite­rráneo y no tener acceso a los cables submarinos del océano Pacífico, lo que incide en el costo del desarrollo del servicio de internet y en el precio que percibe el usuario final, de acuerdo al ingeniero José Reinoso, presidente de la Asociación de Ingenieros del sector de las Teleco­municaciones (Aistel). “Si queremos estar al nivel de la región en velocidad se puede, solamente que los costos van a ser mucho más altos”, explicó.

Existe un proyecto finan­ciado por el BID que per­mitirá que Paraguay tenga acceso directo a los cables submarinos, en donde se montará un cable submari­no que tendrá acceso al Pa­cífico. “Copaco ya está tra­bajando para llegar a eso, proyectado al 2021 más o menos”, señaló Reinoso.

“En Paraguay tenemos un alto índice de uso de inter­net. Pero nos enfrentamos con el inconveniente de que no en todo el país te­nemos acceso a la red. Para las operadoras privadas hay zonas del país que no son muy rentables, y en esas zonas deberían entrar políticas de gobierno que pongan ciertas reglas de juego para que se puedan analizar inversiones”, se­ñaló.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

AMÉRICA LATINA

Barreras culturales impiden a empresas adoptar más rápido la transformación digital

Mediatelecom

Publicado

en

Diario Financiero – Pablo Aburto H.

Las barreras culturales son el principal factor para que las empresas chilenas no adopten con la rapidez que se exige las estrategias necesarias en una economía digital. Esta es una de las principales conclusiones del estudio “Adaptando la Empresa a la Sociedad Digital”, que se traduce en el primer Índice de Transformación Digital, elaborado por el think tank de la Universidad Católica, Tren Digital, con el apoyo de Claro Chile, y que tiene como objetivo conocer el grado de madurez y los mejores caminos para avanzar en la transformación digital.

Pese a esa conclusión, las empresas nacionales conocen la importancia de este fenómeno tecnológico y esto queda demostrado con las cifras entregadas por el investigador a cargo, Daniel Halpern. A la hora de preguntarles si estaban implementando estrategias digitales, un 13% señaló no contar con este tipo de estrategias ni planes en el corto plazo. En tanto, un 43,9% las están implementando solo en algunas divisiones o áreas, y un 29% afirmó que ya son parte de casi todas las áreas y decisiones de la organización.

“Las empresas ya comenzaron a transformarse, a adoptar tecnologías en sus procesos y en su día a día. Sin embargo, aún hay importantes retrasos en la incorporación de estos avances y, sobre todo, una amplia aversión al cambio que dificulta la modernización”, concluyó Halpern durante el lanzamiento de la encuesta. El estudio, además, reveló que el 84% de los gerentes percibe las ventajas competitivas que podría entregar la transformación digital a sus empresas, el 83% está consciente de los beneficios que aporta al negocio y el 78% de ellos está convencido de la urgencia de avanzar en esta línea.

Gestión de talentos

El sondeo dedica un capítulo a la gestión de talentos. Un 55,2% de los encuestados señaló que se están contratando colaboradores con las competencias técnicas necesarias para la transformación digital. En la misma línea, un 51% señala que están apoyando la formación de competencias digitales en los colaboradores y un 50% indica que están contratando personas con las competencias de negocios necesarias para la transformación digital

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

julio 2018
L M X J V S D
« Jun    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

LO MÁS LEÍDO

Bitnami