Connect with us

NEGOCIOS

La pelea tecnológica entre China y EU va más allá de una guerra comercial

Mediatelecom

Published

on

Luego de asumir la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump inició una guerra comercial con prácticamente todos sus socios comerciales, con base en una visión nacionalista y la percepción de que el país siempre pierde en comercio internacional. Sin embargo, en el caso de China, el conflicto es más complejo de una guerra comercial, inclinándose más hacia la supremacía tecnológica del país y sus compañías.

Un reporte de AP recuerda la experiencia de American Superconductor Corp, cuando estuvo a punto de la quiebra. La compañía, conocida como AMSC, con sede en Massachusetts, se tambaleaba después de que un socio chino le robara su tecnología: los cerebros electrónicos que operan las turbinas eólicas. La pérdida fue devastadora: las acciones de AMSC perdieron mil millones de dólares en valor y la compañía recortó 700 empleos, más de la mitad de su fuerza de trabajo.

En enero, su socio chino, Sinovel Wind Group, fue declarado culpable en un tribunal de Estados Unidos por robar los secretos comerciales de AMSC.

Para la administración Trump, las prácticas depredadoras de Sinovel difícilmente se pueden considerar como un hecho aislado. Acusa que Beijing está orquestando una campaña para suplantar el dominio tecnológico de Estados Unidos y en las próximas décadas convertir a las compañías chinas en líderes mundiales en campos como la robótica y los vehículos eléctricos, según el reporte de AP.

Según un informe de la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos, las tácticas chinas incluyen obligar a las empresas estadounidenses a entregar secretos comerciales a cambio de acceder al mercado chino; forzar a las empresas a licenciar tecnología en China en términos desfavorables; usar fondos estatales para comprar tecnología estadounidense; y a veces realizar el robo total.

Los críticos han afirmado durante mucho tiempo que China pasa por alto los derechos de propiedad intelectual. Pero el presidente Donald Trump sería el primer líder estadounidense en arriesgarse a una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.

Analistas consultados por AP argumentan, sin embargo, que si bien Trump ha elegido la pelea correcta, ha elegido el arma equivocada. Ellos predicen que China desafiará una serie de aranceles de Estados Unidos a tomar efecto a partir del viernes y tomará represalias de inmediato. Y advierten que la escalada de la guerra comercial ralentizará el crecimiento mundial y pondrá en peligro la segunda expansión económica más larga en la historia de Estados Unidos.

Muchos analistas dicen que Estados Unidos debería haber alistado a aliados clave como Japón y la Unión Europea, que comparten las quejas de Estados Unidos sobre las políticas comerciales chinas, para imponer una presión unificada sobre Pekín. En cambio, Estados Unidos se enfrascó en disputas comerciales con sus socios más cercanos sobre acero, aluminio y automóviles importados.

“No hay forma de influir significativamente en el comportamiento chino sobre la propiedad intelectual sin la coordinación entre las naciones avanzadas de ideas afines, y actualmente casi no hay ninguna”, dijo Daniel Rosen, de la firma de investigación económica Rhodium Group, según cita AP.

Salvo un avance de último momento, la administración de Trump impondrá aranceles esta semana sobre 34 mil millones de dólares en productos chinos que se han beneficiado de las políticas del Estado chino.

Peter Navarro, el asesor comercial de la Casa Blanca, dijo que Estados Unidos necesita proteger sus “joyas de la corona” de alta tecnología de las prácticas predatorias de China.

“Hoy, la adquisición de una empresa emergente de Silicon Valley o incluso un proveedor de servicios de salud puede plantear preocupaciones tan serias desde una perspectiva de seguridad nacional como la adquisición de una empresa aeroespacial o de defensa”, dijo el secretario del Tesoro Adjunto de Estados Unidos, Heath Tarbert, al Congreso en abril.

Es por eso que Estados Unidos en enero bloqueó efectivamente la adquisición del servicio de transferencia de dinero MoneyGram por Ant Financial de China. Consideró que el acuerdo le daría a China acceso a los registros financieros de millones de estadounidenses, incluidos miembros de las fuerzas armadas.

Estados Unidos dice que el gobierno chino difumina las líneas entre las empresas estatales y privadas al financiar acuerdos como la compra en 2010 por Geely de Volvo Cars y la adquisición en 2016 del fabricante de dispositivos Media o el fabricante alemán de robótica Kuka.

En 2017, Trump vetó la venta de Qualcomm al fabricante chino Broadcom al considerar la transacción una amenaza para la seguridad nacional después de que Washington concluyó que el financiamiento provenía del gobierno de China.

Los funcionarios estadounidenses ven una amenaza en el plan de desarrollo a largo plazo de Beijing, llamado Made in China 2025. El plan exige la creación de poderosos jugadores chinos en áreas tales como tecnologías de la información, robótica, equipos aeroespaciales, vehículos eléctricos y productos biofarmacéuticos. Grupos empresariales extranjeros sostienen que Made in China 2025 los está forzando injustamente a dejar de lado esas industrias.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

NEGOCIOS

Millicom está listo para iniciar operaciones en el Nasdaq de EUA en enero de 2019

Elizabeth Salazar

Published

on

Millicom presentó una declaración de registro en el Formulario 20-F ante la Comisión de Valores e Intercambio de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), pues planea cotizar en el Mercado de Valores de Nasdaq en la Unión Americana.

Aunque debe esperar la aprobación de la solicitud de cotización y la efectividad del registro, Millicom planea iniciar operaciones el 9 de enero de 2019, bajo el símbolo TIGO. Y mantendrá su cotización en Nasdaq Estocolmo, donde se negocian los recibos de depósito suecos de la compañía.

También informó al mercado que hará un cambio en su símbolo Nasdaq Estocolmo de “MIC-SDB” a “TIGO-SDB” a partir del 9 de enero del siguiente año,

En esa misma fecha se reunirá con sus inversores en Nueva York para discutir la estrategia y perspectivas de la compañía para 2019.

Continue Reading

NEGOCIOS

China frena la euforia de los videojuegos para móviles

Mediatelecom

Published

on

Expansión – Javier G. Fernández

China, el mayor mercado de videojuegos del mundoen términos de usuarios e ingresos, ha frenado en seco este 2018. En la primeramitad del año, el sector registró unos ingresos totales de 105.000 millones deyuanes (cerca de 13.490 millones de euros), un 5% más que en el mismo períodode 2017, según la firma de investigación con sede en Beijing CNG y laasociación oficial de videojuegos de China, GPC.

Se trata de la primera vez que la industria del gaming del país asiático registra un crecimiento de un sólo dígito en la última década. Un síntoma de lo que le espera a este sector, con casi 620 millones de aficionados en el país, si el Gobierno de Xi Jinping persevera en su afán por estrechar todavía más el enorme control que ya mantiene sobre la industria del entretenimiento.

La industria china del ‘gaming’ ingresó un 5% más hasta junio, su menor crecimiento en una década

Detrás de esta ralentización está la decisión de la Administración Estatal de Radio y Televisión (SART, en sus siglas en inglés), que se creó en marzo para absorber al regulador de medios anterior, y que desde entonces ha congelado la autorización de licencias para nuevos juegos. Las causas de esta medida no están claras. Hay quien dice que se trata de una mera reorganización de competencias entre departamentos, aunque otras fuentes, citadas por Bloomberg, van más allá y apuntan a una preocupación del regulador por la violencia de los juegos y la adicción que generan entre los jóvenes.

En agosto, Pekín anunció su intención de introducir medidas para limitar el tiempo de juego de los niños a un máximo diario de una hora con el fin de reducir los casos de miopía entre menores.

China tiene uno de los procesos de aprobación de videojuegos más estrictos del mundo, una extensión de la obsesión de Pekín por mantener el control sobre todo lo que se publica en Internet. Cabe recordar que además de contar desde 2003 con un enorme cortafuegos que restringe los contenidos a los que se puede acceder desde la Red, el país ha prohibido el uso de servicios como Google o Facebook.

Juegos móviles

La congelación de las nuevas licencias ha provocado un terremoto que ha afectado a todas las empresas del sector: desde el gigante Tencent, el mayor editor mundial de videojuegos, a pequeños estudios que luchan por sobrevivir sin novedades que ofrecer a sus usuarios.

Especialmente perjudicados son aquellos que desarrollan títulos exclusivamente para móviles, más baratos y con ciclos de vida más cortos, lo que hace que tengan una mayor rotación. Este tipo de juegos son el gran pilar en el que se asienta la industria de los videojuegos en China y uno de los verticales que más crece mes a mes. Según Newzoo, representan más de un 60% de los 37.800 millones de dólares que ingresó el sector el año pasado.

Además, las consecuencias financieras para las principales empresas del sector comienzan a ser visibles. El crecimiento de los ingresos de la mayoría de editores de videojuegos se ha ralentizado en el primer semestre del año.

“Muchas compañías de juegos de China, que trabajan en varios títulos a la vez en colaboración con diferentes estudios, se encuentran ahora con la imposibilidad de obtener licencias y ven limitado su crecimiento”, explica Jell Kooistra, responsable de Análisis de Mercado de la consultora Newzoo.

Estudios como Perfect World, que prevé publicar 18 juegos este año, han visto caer sus ingresos un 14% en los primeros seis meses del año, frente al avance del 103% que registró en el mismo periodo del ejercicio anterior. De hecho, de las nueve mayores empresas de videojuegos cotizadas del país, cinco han visto caer sus ventas en la primera mitad del año. Sólo unos pocos estudios con un enfoque principalmente en el extranjero, como Ourpalm y Efun, crecieron en el primer semestre.

Tencent

Mención aparte merece Tencent, el mayor grupo empresarial del gigante asiático junto con Alibaba, al que la incertidumbre alrededor de este negocio ha hundido en Bolsa en 2018. En lo que va de año, el gigante tecnológico ha perdido alrededor de un 25% de su valor, hasta los 365.600 millones de dólares de capitalización. En sus últimos resultados, correspondientes al tercer trimestre, el negocio de videojuegos de Tencent, que el ejercicio pasado representaba un 40% de su facturación total, apenas alcanzó una cuarta parte de esta cifra.

Tencent, el mayor editor de videojuegos del mundo, ha perdido un 25% de su valor en Bolsa este año

Entre julio y septiembre, el grupo chino lanzó al mercado diez juegos nuevos para smartphones y tiene otros 15 preparados, anunció durante la presentación de sus resultados. La compañía explicó que había logrado esto al comprar juegos de estudios más pequeños que habían obtenido la licencia antes de marzo.

Esta es una de las alternativas que, en opinión de Kooistra, se abre ahora para los editores con más músculo financiero. Pero hay otras consecuencias. “Si se continúan emitiendo menos licencias el mercado cambiará radicalmente, con un mayor enfoque en los grandes lanzamientos y aumentará el incentivo para que los editores chinos se expandan en el extranjero”, señala el analista de Newzoo.

La consultora, que rebajó las previsiones de crecimiento de China para el año, es optimista con que se reanude la concesión de licencias en el corto plazo. Aunque advierten: “Dado el tamaño del mercado de videojuegos en China, cualquier cambio importante en el crecimiento de los ingresos en el país también afectará a los pronósticos globales”.

Continue Reading

NEGOCIOS

El fondo Elliott asegura que no tiene acciones ni pretende entrar en Telefónica

Mediatelecom

Published

on

Cinco Días

Un portavoz del fondo activista estadounidense Elliot ha asegurado que no tiene inversión alguna actual y no pretende comprar acciones en el grupo español Telefónica, según informa la agencia Bloomberg.

En el mercado se especulaba desde ayer con que el fondo activista estaría interesado en entrar en la operadora española. Elliott, controlado por el multimillonario estadounidense Paul Singer, disfruta de un perfil muy agresivo en las compañías en las que entra. Critico desde el primer momento con la gestión de las sociedades en las que participa, intenta con una posición de peso dentro del accionariado forzar cambios en la dirección para intentar maximizar el valor de los títulos. Una estrategia que aplicó en Telecom Italia, de la que tomó una participación cercana al 9% la pasada primavera, llegando a provocar la salida del consejero delegado, Amos Genish además de lograr que la junta de accionistas votara dos tercios de los miembros del consejo de administración,

Telefónica lleva en este año una pérdida de valor bursátil del 4,4% respecto al final de 2017, en la actualidad cuenta con una capitalización bursátil de 40.200 millones de euros. No obstante, el valor se ha recuperado en las últimas semanas, puesto que a final de septiembre, el descenso anual rondaba el 18%. Los títulos caen pasado el mediodía un 0,7/ hasta 7,77 euros.

En cualquier caso, distintos analistas han mostrado prudencia ante este movimiento en los últimos días, no dando una gran credibilidad. En este escenario, Barclays indicó que la situación de Telefónica no es comparable con la de Telecom Italia. Su rating de deuda está dos tramos por encima del escalón de basura y tiene una fuerte base de activos en España, donde ha invertido con fuerza en el despliegue de fibra óptica (llegando al 70% del total) y cuenta con importantes negocios internacionales en Brasil, Alemania, Reino Unido y otros países latinoamericanos.

Barclays apunta que el apalancamiento de Telefónica es alto y no ha estado descendiendo (está en 2,7 veces el Ebitda excluyendo los híbridos), pero no ha habido facilidades ni maneras obvias de crear valor con las desinversiones que la dirección no ha querido considerar. Según estos analistas, la OPV de la filial británica O2 está siendo considerada por Telefónica pero la incertidumbre del Brexit dificulta la operación de forma inmediata. Además, algunos activos en Latinoamérica están teniendo peores resultados como México o son pequeños como Centroamérica. El banco de inversión indica que la empresa podría vender activos en Alemania, Brasil y otros países como Chile y Perú, pero sería estratégicamente cuestionables y no hay compradores obvios en esta etapa, puesto que muchas compañías de telecos o cable de EE UU están comprometidas en otras grandes operaciones.

Santander, por su parte, no descarta que un inversor activista pudiera contemplar una inversión en Telefónica, especialmente cuando la acción estuvo por debajo del precio de siete euros el pasado verano, y considerando el escenario de alto endeudamiento de la compañía. “Sin embargo, el hecho de que el precio de la acción se haya recuperado desde el mínimo de 6,63 euros, el tamaño requerido de la participación para jugar un papel realmente activista en Telefónica (no menos de un 5%, y el hecho de que no haya reportado ninguna participación en la operadora por parte de Elliot, nos hizo no valorar en el precio el potencial impacto de una entrada del inversor en Telefónica”, señaló el banco.

A su vez, Redburn encuentra complicado ver un caso de inversor activista en Telefónica. Los problemas son profundos y estructurales por su excesivo apalancamiento y el limitado aumento de las ventas de activos.

HSBC señaló que no hay evidencia de que Elliot tenga ya una posición en Telefónica, y no debería tener un gran impacto el acercamiento de un inversor activista a Telefónica, particularmente porque el precio de sus acciones se ha recuperado significativamente en los últimos dos meses.

Sabadell señaló que Elliott no tiene posición actualmente ninguna posición en Telefónica y desconocemos si tendría realmente interés, “aunque teniendo en cuenta que se encuentra en plena etapa de cambio en Telecom Italia creemos que en el corto plazo su foco podría estar centrado únicamente en el país transalpino”.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami