Connect with us

TELECOM

Movistar tramita la renovación de las concesiones de SAI de Grupo Hermes en telefonía

Mediatelecom

Published

on

El Economista – Nicolás Lucas

Las concesiones de espectro por un ancho de banda de 30 MHz entregadas en 1998 a Servicios de Acceso Inalámbrico, el brazo de telecomunicaciones del Grupo Hermes, se encuentran en la última etapa de su proceso de renovación de vigencia ante el regulador IFT, confirmó un reporte financiero de Grupo Telefónica, que en 2017 se hizo con los derechos y obligaciones de esas frecuencias luego de un pacto comercial con SAI.

Movistar, la operación mexicana de Telefónica, formalizó con SAI el 7 de marzo de 2017 un acuerdo de traspaso de esas señales que forman parte de la banda de 1.9 GHz o PCS, con cobertura en cinco estados del sur-sureste de la República y originalmente otorgadas para servicios inalámbricos fijo/móvil de voz, pero que gracias al desarrollo tecnológico ahora también pueden ser explotadas de modo más eficiente en transmisión de datos móviles 4G y lo que posteriormente permita la evolución de la tecnología.

Previamente, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) había aprobado el 21 de diciembre del 2016 la cesión de las obligaciones y derechos de explotación de esos 30 MHz en la banda de 1.9 GHz, en favor de Movistar.

La cobertura de las frecuencias alcanza a los estados de Guerrero, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala y Veracruz y el interés de Telefónica por explotarlas deriva de una estrategia de concentrar buena parte de sus planes 4G en la banda de 1.9 GHz, de ahí el otro traspaso de frecuencias realizado con AT&T a finales del 2015 entre las bandas de 1.7/2.1 por más de la 1900 MHz.

Telefónica es hoy el operador con la menor tenencia espectral para servicios móviles comerciales en México. Su cartera aglutina 59.3 MHz en la banda de PCS y 4.51 MHz en la banda de los 850 MHz, un total de 63.85 megahercios que equivalen al 10.67% de todas las frecuencias actualmente disponibles en el mercado móvil mexicano.

El traspaso del 2017 con SAI costó a Telefónica 4 millones de euros, 82 millones de pesos de entonces. Ahora, para mantener bajo su control a estas frecuencias, Movistar debe considerar otros desembolsos en pagos derechos que se sumarán a los que ya debe ir concretando por las frecuencias que fueron de AT&T (antes de Iusacell) y por las ganadas en 1998 por su filial Pegaso PCS, todo en momentos en que este operador se encuentra presionado en sus estados financieros como resultado de la aguerrida competencia del mercado móvil mexicano y por ser señalado como uno de los dos tiradores de la licitación IFT-7 de espectro en la 2.5 GHz.

“El 7 de marzo de 2017, Pegaso PCS celebró un acuerdo mediante el cual Servicios de Acceso Inalámbricos asignó a Pegaso PCS todos los derechos y obligaciones derivados de su concesión a la banda de 1900 MHz, con un ancho de banda total de 30 MHz para proporcionar servicios inalámbricos fijos y móviles en la Región 8. Actualmente, la concesión está en el proceso del término de la renovación”, dijo Telefónica en un reporte a la SEC de los Estados Unidos.

Grupo Telefónica enfrenta retos técnicos y financieros para mantener competitiva a su operación en México. Su nivel de inversión entre 2016 y 2017 se mantuvo entre 219 y 2017 millones de euros, respectivamente; de 4,517 millones de pesos en 2016 y de 4,661 millones en 2017, según los tipos de cambio promedio peso-euro para esos dos años. Y su margen OIBDA se elevó de 21.9% en 2016, a 22.6% en 2017.

SAI, el otro concesionario de las telecom móviles

Servicios de Acceso Inalámbricos consiguió en 1998 los derechos para explotar dos bloques de 15 MHz de espectro en la banda de 1.9 GHz, a cambio de pagar una contraprestación de 20 millones 160,000 pesos de entonces, más los impuestos generados. La concesión tenía vigencia al 2018 y derivó de una licitación de junio de 1997 en que se subastaron 113 bloques de frecuencias en esa banda y en la que participó prácticamente toda la industria.

La desaparecida Comisión Federal de Telecomunicaciones desconoció la existencia de operaciones sobre el espectro radioeléctrico asignado a SAI.  Su sucesor, el IFT, consintió el acuerdo Movistar-SAI, 22 meses antes del vencimiento de los permisos de explotación, que ocurrirá el 7 de octubre de 2018.

El IFT determinó después, el 15 de marzo del 2017, revocar la concesión de red pública de telecomunicaciones de SAI con la que esa empresa podía prestar servicios; esto, después de una serie de incumplimientos sobre los criterios fijados en sus títulos de concesión.

En esa fecha, el regulador definió multar con poco más de 365,000 pesos a la compañía y el hecho se inscribió en los anales del IFT el 2 de octubre del 2017.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TELECOM

Telefónica trocea su filial en Centroamérica para venderla

Mediatelecom

Published

on

Expansión – Ignacio del Castillo

América Móvil es el principal candidato para comprar El Salvador y Guatemala. Millicom y AT&T, interesados en Costa Rica, Nicaragua y Panamá.

Telefónica enfila el tramo final de las negociaciones para vender su negocio en Centroamérica, con el objetivo de destinar los recursos a reducir su deuda.

Para facilitar la operación, la compañía española de telecomunicaciones ha decidido que va a trocear el paquete de activos en dos, de forma que así puede atender mejor a las muestras de interés de los candidatos a la adquisición, que no habían demostrado el mismo interés por todas las filiales incluidas en Telefónica Centroamérica.

Además, con este movimiento, se sortean mejor los potenciales problemas de competencia que pueden plantearse ante la presencia previa de los operadores interesados en estos mercados.

De esta forma, la operadora española está muy cerca de cerrar un acuerdo con el grupo mexicano América Móvil, propiedad del magnate Carlos Slim, para traspasar la operaciones de las filiales de El Salvador y Guatemala.

Las fuentes consultadas señalan que el acuerdo es inminente y podría cerrarse ya en los próximos días de esta semana o la semana próxima.

De la misma forma, también está cercano el acuerdo para vender el resto de las filiales del grupo, es decir, Costa Rica, Nicaragua y Panamá, aunque previsiblemente este segundo traspaso se produciría unos días o semanas después del de El Salvador y Guatemala.

Millicom

En este caso, el candidato número uno para cerrar el acuerdo con Telefónica es el grupo Millicom, presente especialmente en la región caribeña con la marca Tigo. Sin embargo, en este segundo caso, el gigante norteamericano AT&T sigue muy interesado en la operación, por lo que no es descartable que se produjera un cambio de última hora.

El interés mostrado por los potenciales compradores por los activos de Centroamérica de Telefónica ha cambiado sustancialmente las cifras iniciales que se manejaban para cerrar la operación, de forma que se ha producido una inflación en el precio final a pagar.

Precio al alza

Así, según las fuentes consultadas el importe total en que se han tasado conjuntamente las dos operaciones ha pasado de los 1.000 millones o 1.100 millones de euros que se habían manejado inicialmente a una cifra en el entorno de los 1.400 millones de euros, de los que la cantidad más alta, en el entorno de los 800 millones, correspondería al paquete que incluye los negocios de El Salvador y Guatemala y el resto, es decir, alrededor de 600 millones, a los otros tres activos (Costa Rica, Nicaragua y Panamá).

Hay que recordar que Telefónica sólo es propietaria del 60% de estos negocios, que en 2013 agrupó en una única entidad con el fin de vender un 40%. Por lo tanto, de los alrededor de 1.400 millones de euros, la española obtendría solo unos 840 millones.

El comprador de ese 40% en 2013 fue el grupo guatemalteco CMI que pagó unos 381 millones de euros (500 millones de dólares en aquella época) por el 40% de la compañía. De esta forma, si ahora vende, como es lógico, su participación -en este tipo de acuerdos los accionistas minoritarios están protegidos por cláusulas de arrastre para vender al mismo precio que el mayoritario- el grupo centroamericano obtendría alrededor de 560 millones de euros, una buena plusvalía con respecto al precio pagado hace cinco años.

Buena evolución

El negocio en Centroamérica va bien en monedas locales, aunque su depreciación frente al euro hace que los datos sean negativos. Pero en moneda local las ventas hasta septiembre de 2018 crecieron un 5,9% hasta 645 millones de euros, y el ebitda se elevó un 15,5% hasta 189 millones.

México

Sin embargo, la operadora española de telecomunicaciones atraviesa más dificultades para vender su filial en México, un activo que ha sufrido mucho comercialmente por la guerra de precios desatada desde hace más de un año por AT&T tras su desembarco en ese país centroamericano.

De hecho, las ventas incluso en pesos mexicanos cayeron un 6% hasta 867 millones en los nueve primeros meses del año, mientras que el ebitda se desplomó un 32%.

El principal candidato para adquirir la filial de México ha sido durante todos estos meses el grupo de capital riesgo Cerberus, pero la operación se ha estancado debido a la gran distancia que existe entre las pretensiones de Telefónica y lo que está dispuesto a ofrecer el fondo. El segundo candidato para esta adquisición era el grupo financiero Advent, pero las negociaciones tampoco han avanzado lo suficiente.

Continue Reading

TELECOM

El empleo en las telecos caerá a mínimos históricos con el ERE de Vodafone

Mediatelecom

Published

on

Cinco Días – Santiago Millán

Las plantillas conjuntas de las operadoras españolas de telecomunicaciones van a volver a registrar mínimos en la serie histórica, tras la decisión de Vodafone España de poner en marcha un expediente de regulación de empleo (ERE), que afectará a un máximo de 1.200 trabajadores, cerca del 24% de su actual plantilla.

Según los últimos datos publicados por la CNMC, al cierre del segundo trimestre de 2018, el empleo conjunto del sector de telecos y televisión era de 56.708 trabajadores, 284 más que en el mismo periodo del año anterior, cuando se registró la cota mínima de la serie histórica que elabora la autoridad reguladora, situada en 56.424 personas.

Lo cierto es que la evolución del empleo en el sector de las telecos ha sido de continuo descenso en los últimos años. Desde principios de 2005, cuando se inicia la serie histórica de la CNMC (entonces de la antigua Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones), se han perdido más de 21.000 puestos de trabajo en este ámbito.

Desde 2010, cuando en el sector se empiezan a endurecer las guerras de tarifas, las plantillas se han reducido en más de 14.000 personas. Por el contrario, en el ámbito televisivo, contabilizado por la CNMC, las plantillas se han mantenido estables o han aumentado ligeramente, sobre todo en los grupos públicos.

El descenso se ha acelerado con la caída de ingresos y rentabilidad en el conjunto del sector, como consecuencia del endurecimiento de la competencia. En 2008, el sector alcanzó su cota máxima de ingresos, al llegar a 44.136, millones de euros. En 2017, último año contabilizado, los ingresos fueron de 34.300 millones, si bien el mínimo histórico se registró en 2015, con 30.700 millones.

Por empresas, Vodafone, además del citado procedimiento de despido colectivo, ha llevado a cabo otros dos ERE. En 2013, año previo a la compra de Ono, cerró un acuerdo con los sindicatos para llevar a cabo un ajuste para 900 trabajadores. En 2015, tras la integración de Ono, Vodafone pactó otro ERE, que afectó a 1.059 personas. La compañía cuenta con una plantilla, según el regulador, de 5.180 personas.

Telefónica

Dentro de esta tendencia, Telefónica ha reducido su plantilla en España en cerca de 11.000 trabajadores desde 2010, según el regulador. En el caso de la operadora, los descensos se realizaron a través de acuerdos con los sindicatos, primero bajo la fórmula del ERE y después mediante el denominado plan de desvinculaciones voluntarias (PSI), que se incluyó en el convenio colectivo. Desde 2015, cuando entró en vigor el PSI, la plantilla se ha reducido en cerca de 4.400 empleados. Pese a todo, la CNMC atribuye una plantilla a Telefónica en España de 21.805 empleados, al incluir los trabajadores de la antigua Telefónica de España, Móviles, Soluciones y televisión. La compañía ha incorporado nuevos trabajadores, dentro de los planes sociales vinculados a los programas de ajuste.

En su presentación de los resultados del tercer trimestre, Telefónica señaló que su plantilla en España al cierre de septiembre era de 26.377 empleados, un 5% menos. En este caso, la empresa incluye también los empleados otras divisiones como Acens, Telyco y Zeleris. A final de 2010, contaba con 35.379 trabajadores.

Orange, a su vez, acordó un ERE en 2016, tras integrar Jazztel, que supuso la salida voluntaria de cerca de 430 empleados, frente a las 496 bajas pactadas inicialmente. En cualquier caso, la CNMC atribuye a Orange una plantilla en España de 5.472 trabajadores. La empresa ha abierto un nuevo periodo de prejubilaciones. Será el último periodo de adscripción al Programa de Prejubilaciones incluido en el Plan Social de 2016, establecido en el convenio colectivo.

MásMóvil, por su parte, cuenta en la actualidad con cerca de 700 trabajadores. La operadora ha mantenido la tendencia de aumento de su plantilla con la estrategia de adquisiciones aplicada en los últimos años. En este sentido, desde la compra de Yoigo en otoño de 2016, el grupo MásMóvil ha ampliado su fuerza laboral en cerca de 300 personas.

El proceso en Vodafone arranca esta misma semana

Inicio. Vodafone España y los sindicatos van a iniciar esta misma semana el periodo de negociación sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) anunciado hace pocos días por la compañía. Fuentes sindicales señalan que la mesa negociadora se constituirá con toda probabilidad este jueves. En principio, se tratarán aspectos protocolarios, como establecimiento de un calendario de reuniones, el número de asesores participantes en el proceso así como la posible participación de secciones minoritarias.

Plazo de tiempo. A partir de ese momento empezará a correr el periodo de un mes que establece la ley para que ambas partes puedan alcanzar un acuerdo.

Movilizaciones. Los sindicatos cargaron con dureza contra el ERE, y estudian posibles movilizaciones para los próximos días. De momento, UGT, mayoritario en Vodafone, ha solicitado permiso para hacer cuatro paros de una hora para que los empleados puedan mostrar su rechazo. Una vez que la compañía presente sus propuestas, la intención es programar movilizaciones más serias.

Continue Reading

TELECOM

MásMóvil crea una aceleradora para ‘start up’ de ‘telecos’

Mediatelecom

Published

on

Expansión – Ignacio del Castillo

MásMóvil, el cuarto operador de telecomunicaciones del mercado español, ha creado una incubadora de start up, denominada MasVentures, con la que pretende ayudar al emprendimiento en nuevas empresas que tengan productos o servicios relacionados con las telecomunicaciones.

En la nueva iniciativa MásMóvil trabajará en alianza con otros socios, como Inveready, uno de los accionistas de referencia del grupo de telecomunicaciones. De hecho, Josep María Echarri, managing director de Inveready, es vicepresidente del consejo de administración de MásMóvil.

MasVentures será, por tanto, una iniciativa similar a la que han creado otras operadoras de telecomunicaciones. El caso más importante es Wayra, la red de incubadoras y aceleradoras promovida por Telefónica, que ha acelerado ya cientos de empresas en Europa y Latinoamérica.

Sin embargo, a diferencia de Wayra, MásVentures será una compañía que apoye a empresas que estén ya en una etapa más madura de su evolución y no en una fase tan temprana, como es el caso de Wayra.

Además, otra diferencia será la de la magnitud de la inversión. El importe de las inversiones que aportará MasVentures será de mayor magnitud, de forma que las empresas seleccionadas podrán recibir cantidades que vayan desde el millón a los tres millones de euros aproximadamente. Estas cantidades no serán sólo aportadas por MásMóvil sino que serán sindicadas entre un grupo de inversores entre los que figurará Inveready y otros.

El esquema de trabajo de MásVentures será el de escoger empresas que tengan un producto o servicio que pueda ser atractivo para los clientes de MásMóvil o para la propia operativa de la compañía que los probará.

Se trata de empresas que trabajen con productos o servicios del sector de telecomunicaciones, pero también del sector financiero, puesto que la de la tecnología fintech será una de las áreas específicas de inversión. De esta forma, las empresas elegidas, recibirán por un lado fondos, pero también consultoría y la capacidad de probar sus productos con un prueba piloto real.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami