Connect with us

AMÉRICA LATINA

Comienzo de la temporada de huracanes: Continúan por el piso las Comunicaciones

Mediatelecom

Published

on

Claridad – Gabriela Ortiz Díaz

El presidente de la Unión de trabajadores de la Comunicación (Communications Workers of America de San Juan – CWA 3010 –), Luis Benítez Burgos, indicó a CLARIDAD que las compañías de telecomunicaciones en Puerto Rico han ido trabajando poco a poco y han ido obteniendo permisos para soterrar un 65 por ciento de la fibra necesaria para ofrecer un servicio de comunicación optimizado.

Ese porcentaje de fibra, que en Puerto Rico le pertenece a AT&T, “estará soterrado para que se le pueda dar más confianza a la red y los daños ocasionados por un huracán no sean tan grandes como lo que ocurrió con María… Todo esto de soterrar no se había imaginado hasta luego del huracán”, comentó Benítez Burgos.

El portavoz de la CWA 3010, colectivo que agrupa empleados de las telecomunicación que trabajan en AT&T Mobility, técnicos e instaladores de la Puerto Rico Telephone Company y compañeros(as) de la Junta de Gobierno del Servicio 911, aseguró a este medio que el cambio a fibras soterradas es parte del nuevo plan de contingencia que estructuraron las compañías de telecomunicación en Puerto Rico considerando próximas temporadas de huracanes.

Tan pronto comenzaron los trabajos de restablecimiento del sistema de telecomunicaciones tras el paso del huracán María por la Isla, estos trabajadores(as) fueron notando que, además del problema mayor que había –hay– con la energía eléctrica, otro de los factores que interrumpió el manejo eficiente de la situación fue que se le dio mucha responsabilidad a los contratistas extranjeros.

“Lamentablemente, los contratistas que había Puerto Rico no daban abasto así que se tuvo que buscar contratistas en el exterior que desconocían desde la topografía hasta dónde es que se hacen las interconexiones de comunicaciones, lo que según nuestro juicio provocó un atraso grande en la recuperación”, comentó el entrevistado.

Hay municipios o sectores de difícil acceso en los adentros de esos municipios que aún tienen un tenue servicio de telecomunicación y eso se debe a que existe “un problema serio con la parte eléctrica. Si no hay servicio de energía eléctrica, no va a haber telefonía porque las torres de comunicación y toda la infraestructura de telecomunicaciones dependen de electricidad en gran manera”, añadió Benítez Burgos.

Según Luis Benítez Burgos, “no se puede tener una infraestructura de telecomunicaciones, como está pasando ahora mismo en Puerto Rico, que dependa de generadores eléctricos porque no va a aguantar. El darle mantenimiento a esos generadores, que te pueden durar entre 12 a 24 horas funcionando, no es razonable ni es costo efectivo para las compañías. Así que en la medida que no tengamos un sistema eléctrico que sea confiable, vamos a seguir teniendo esta situación”.

Es un reto bien grande tratar de mantener una infraestructura que depende tanto de la energía eléctrica, que no es confiable. “En la medida que estos apagones tiendan a ser más frecuentes, habrá un efecto en el servicio que paga el cliente. Es un efecto en cadena que termina afectando a la gente”, dijo el presidente de la unión a la vez que identificó la burocracia en la Autoridad de Energía Eléctrica y el acceso a fondos como otros problemas del restablecimiento optimizado de las telecomunicaciones en Puerto Rico.

Respecto al acceso a fondos económicos, Benítez Burgos recordó en entrevista que a finales de mayo la Federal Communications Commission (FCC) aprobó una inyección de fondos provenientes del Fondo del Servicio Universal de cerca de $800 millones para trabajar con la infraestructura de las telecomunicaciones en Puerto Rico. “Una de las razones por las cuales la FCC inyecta fondos a las compañías de telecomunicaciones es porque a pesar de ser privadas, se considera esencial el servicio que ofrecen”, informó el portavoz.

“Si la FCC va a darle a Puerto Rico entre $800 millones para la infraestructura de comunicaciones, estamos hablando de que en efecto el daño tuvo que haber sido mucho mayor que la cantidad que se está dando”, agregó.

De la misma manera, el líder de la unión reiteró que la Autoridad de Energía Eléctrica necesita pasar por una transformación que no necesariamente es privatizar. “De hecho, nosotros nos oponemos a la privatización de bienes públicos, pero sí requiere una transformación. Nosotros no vemos la actitud política necesaria para que esos cambios en la AEE se den”, dijo.

Unión de trabajadores de la Comunicación

Communications Workers of America, Local 3010- AFL-CIO, conocidos localmente como: Unión de Trabajadores de las Comunicaciones de Puerto Rico (UTCPR). Forma parte de la Federación del Trabajo de Puerto Rico (FTPR), AFL-CIO.

La CWA es una unión que agrupa sobre 700,000 trabajadores/as alrededor de los EEUU, Canadá y Puerto Rico. Es la unión más grande del mundo en el sector de telecomunicaciones. Con más de 1,200 locales. Los miembros de CWA viven en aproximadamente 10,000 comunidades, lo que la convierte en una de las uniones más diversificadas geográficamente. Los Trabajadores/as que representamos son de los sectores públicos y privados, que se desempeñan en el campo de las telecomunicaciones como lo son: compañías de teléfonos, canales de televisión, cable TV, prensa escrita, prensa radial y publicidad.

A nivel local representamos trabajadores de AT&T Mobility, Servicio Emergencias 9-1-1 y los miembros fundadores, Instaladores de Telefonía, sub contratados por lo que era PRTC. CWA administra más de 2,000 convenios colectivos con algunas de las principales compañías del mundo como; AT&T, SBC, y otras compañías, General Electric, el New York Times y el Wall Street Journal, las cadenas de televisión NBC y ABC, el sistema de la Universidad de California, el estado de New Jersey y US Airways.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AMÉRICA LATINA

Claro consolida su apuesta en datacenter en Colombia

Mediatelecom

Published

on

Enter – Iván Luzardo

La apuesta de la multinacional Claro en el segmento de datacenter le ha permitido en los años recientes poner a disposición del mercado local un centro de datos que está a la altura de los mejores de la región. Con Triara, según la compañía, las organizaciones colombianas pueden contar con un datacenter de clase mundial ubicado en Colombia. Además, es uno de los más avanzados e importantes de Suramérica.

Solo este año, Claro ha invertido 25 millones de dólares en Triara. De esta manera, es una muestra de la confianza de la compañía en este segmento, lo que le ha permitido consolidar al datacenter como un hub en la nube para ocho países de la región y que soporta a más de 600 de las más grandes empresas del país.

Datacenter Triara Claro 1

Un aspecto clave de este trabajo de mejora continua es la alianza con socios de negocios que fortalezcan la oferta de soluciones de Triara. De ahí que Claro ha sido la primera empresa de telecomunicaciones de Colombia en recibir tres certificaciones SAP, las cuales validan el nivel de disponibilidad y la capacidad para ofrecer, entregar y gestionar los servicios SAP.

Al respecto, Carlos Zenteno, presidente de Claro Colombia, afirmó que contar con estas certificaciones posiciona a la compañía con la mejor oferta de soluciones integrales entorno al ecosistema de soluciones SAP. “Es una garantía más para nuestros clientes del segmento empresas en materia de infraestructura, gestión, mantenimiento y niveles de seguridad”, comentó el directivo.

Así mismo, Claro firmó el acuerdo Partner Managed Cloud (PMC), con lo cual se convierte también en la primera compañía de telecomunicaciones en el país que vende licenciamiento SAP HANA, migraciones, actualizaciones y hospedaje de la plataforma SAP en modalidad de servicio. “Este acuerdo le permite a Claro habilitar nuevas posibilidades para la transformación digital que en el presente están desarrollando las empresas en Colombia”, mencionó Guillermo Brinkmann, presidente de SAP para la región norte de América Latina.

El datacenter más moderno

El datacenter Triara, de Claro, está ubicado a las afueras de Bogotá, en la vía que conecta a Medellín. Cuenta con un área superior a los 3.500 m y en los últimos años ha duplicado su capacidad de operación.

Hoy, este centro de datos ofrece servicios de mantenimiento de infraestructura y aplicaciones. También acceso lógico a los datos y programas del cliente, seguridad física y control ambiental, monitoreo y administración de incidentes. Otros servicios son transmisión de datos y controles de transferencia de datos, respaldo de programas y datos y contratación de servicios con terceros.

En la actualidad, Triara permite, por ejemplo, procesar en un segundo alrededor de 2,5 millones de transacciones electrónicas. De acuerdo con el presidente de Claro Colombia, esto “contribuye a que las empresas mejoren su eficiencia y competitividad. Así mantienen su información segura y garantizan la continuidad de su negocio”.

Las certificaciones de SAP

SAP Hosting Partner. Certifica la capacidad de Claro para ofrecer soporte y gestión de aplicaciones SAP en modalidad de hosting. Además, avala la calidad y capacidad para brindar servicios de Hosting Application y Hosting Implementation.

SAP Infraestructure Operations Services. Certifica la capacidad en operación de infraestructura para atender servicios SAP de manera segura. Esto lo hace con alta disponibilidad y siguiendo mejores prácticas de continuidad de negocio y mejoramiento continuo.

SAP HANA Operations Services. Acredita que Claro tiene altos estándares de calidad y la capacidad en infraestructura, plataforma, recursos tecnológicos, personal certificado y mejores prácticas para entregar servicios de operación en soluciones basadas en la plataforma SAP HANA.

Continue Reading

AMÉRICA LATINA

Esperan que en 2019 se reduzcan a 3 las empresas de telefonía móvil

Mediatelecom

Published

on

El Siglo 

Cable Onda dijo que el acuerdo comercial incluye a sus empresas Telecarrier y Fronteras Security.

La entrada de la compañía Tigo a Panamá “es bienvenida y promoverá que todos los operadores mejoremos”, pero “es probable” que para 2019 “tengamos solo tres operadores” de telefonía móvil en el país, afirmó hoy el gerente de Cable & Wireless Panamá (CWP), Julio Spiegel.

El alto ejecutivo encabezó hoy el lanzamiento de la nueva imagen y logotipo de CWP, propiedad de la trasnacional británica Liberty Latinoamérica (49 por ciento), que apela en una campaña a lo sensorial para acercarse a los consumidores y una oferta de 10 dólares mensuales en prepago para el uso de línea móvil.

“Pensaría que en algún momento del año que viene tendremos tres operadores y no cuatro, es contraintuitivo, pareciera que entre más competidores es mejor, lo que pasa es que las inversiones que hay que hacer y la rentabilidad de la empresa cuando tienes tanta competencia, no necesariamente te permite que te mantengas en el mercado”, razonó.

Acotó que “así como Liberty vio que en Panamá había una gran oportunidad no es desconocido que el resto de las compañías globales piensen que Panamá es un gran oportunidad. Cable Onda (comprado por Millicom y dueña de la marca Tigo) es una empresa muy bien administrada y obviamente que alguien tarde o temprano iba a venir”.

Spiegel dijo que “no me sorprende que Tigo haya venido, nosotros no sentimos que cambian la dinámica del mercado, competimos con Cable Onda y eso va a seguir ocurriendo con una administración nueva. La dinámica va a cambiar no porque vino Tigo, sino por la industria en la que estamos”.

“La competencia ya se intensificó y se va a seguir intensificando, no es secreto que hay una ley que permite que nos compremos entre nosotros, o sea que pasemos de cuatro operadores (CWP, Movistar de España, Digicel de Bermudas y Claro de México) a tres, hay que ver cuál es la dinámica a futuro”, resaltó.

Spiegel detalló que CWP tiene más de un 50 por ciento de porción del mercado panameño y “de momento”, por su “solidez y rentabilidad” descartó que el gobierno vaya a poner en venta su 49 por ciento de acciones. El 2 por ciento restante pertenece a los trabajadores.

“Va a depender del interés del Estado por vender, ahora mismo es muy temprano para saber”, especificó.

Según el ejecutivo, CWP está empeñado, más que en una expansión, en “darle a sus clientes el valor por lo que ellos pagan, buscando algo que sea suficientemente flexible”.

“Vamos a pasar el 96 por ciento de cobertura celular LTE en todo el país el año que viene, hoy lo tenemos en 2G y 3G”, aseguró.

El pasado 7 de octubre Cable Onda informó de que Millicom International Cellular S.A., cuya marca principal es Tigo, compró por 1.460 millones de dólares el 80 por ciento accionarial de esa empresa, el mayor proveedor de servicios de televisión paga y telecomunicaciones fijas en Panamá.

Cable Onda dijo que el acuerdo comercial incluye a sus empresas Telecarrier y Fronteras Security, que la negociación está sujeta “a las condiciones de cierre y el consenso de los tenedores de bonos de Cable Onda”, y que se espera concluirla “a finales de 2018”.

Millicom es un proveedor de servicios de cable y móviles dedicados a mercados emergentes en América Latina y África, y en 2017 reportó ingresos de 6.000 millones de dólares, de acuerdo con los datos difundidos por Cable Onda.

Continue Reading

AMÉRICA LATINA

Sin inversiones ni competencia no mejorará el servicio de telecomunicaciones en México: CEO de Hispasat

El operador español de satélites ha invertido más de 1,000 mdd en tres satélites que dan cobertura al territorio mexicano.

Mediatelecom

Published

on

El Economista– Ana Gabriela Jiménez Cubría

Cuando alguien aterriza en México desde Europa o Estados Unidos y enciende su celular, una de las primeras cosas que notará es que la calidad tanto de la señal de telefonía como de internet es sensiblemente peor. No obstante, cualquier viajero procedente de otros países de América Latina notará una mejora. Así, la situación del mercado de las telecomunicaciones en México puede verse como un vaso medio lleno y es justo así como prefiere mirarlo el CEO de Hispasat, el operador español de satélites que tiene puesta la mirada en la región latinoamericana y concretamente en México para llevar internet satelital a regiones rurales y sitios a donde la fibra óptica no ha podido penetrar.

En el último año y medio Hispasat ha invertido más de 1,000 millones de dólares en el lanzamiento de tres satélites que tienen cobertura sobre América. El último de ellos, el Amazonas 5, tiene una carga útil que lleva una carga de banda ancha dedicada solo a México con una tecnología que permite dar un internet de mayor velocidad a precios más bajos, ideal para llevar internet a regiones mexicanas con poca densidad de población y de difícil acceso para que puedan conectarse a través de sus teléfonos móviles, explicó Espinós en entrevista para EconomiaHoy.mx.

Hispasat también está pensando en ofrecer conexión a internet para pasajeros de autobuses de largo recorrido, y en un futuro –como ya lo hace en España- para pasajeros de tren, y asegura que la compañía está “más que puesta” para soportar el despliegue de televisión satelital y otras plataformas de distribución de contenidos para México.

“Estamos más que interesados en desarrollar el servicio de contenidos de televisión para operadores en México”

Tras la reforma en telecomunicaciones y ante la llegada de la nueva administración ¿hay margen para venir a invertir a México?

Sin ningún género de dudas, la reforma de telecomunicaciones introdujo desde nuestra perspectiva dos cambios fundamentales, reconocer al derecho a internet del 100% de la población mexicana y al reconocer ese acceso a nivel legal implícitamente genera todo el desarrollo de una serie de proyectos para cumplir con ese derecho fue muy relevante para nosotros. Además liberó o facilitó la presencia de inversión extranjera en el país para la prestación de servicios de comunicaciones, facilitó la llegada de operadores, por lo tanto el aumento de la competencia, y la competencia siempre es buena para el desarrollo de los servicios.

¿Cómo está el mercado mexicano en el sector de las telecomunicaciones en comparación con España o América Latina?

Existen áreas de oportunidad. Hasta ahora el nivel de conectividad que se alcanza en el país es de casi 80 millones de personas o el 65% de la población. Entre 80 millones de personas y 130 millones de habitantes que tiene el país hay un área de oportunidad clara y evidente para desplegar servicios de comunicaciones.

Comparados con otros sitios en los que nosotros estamos hay que decir que el despliegue de servicios en México está creciendo más rápido que en otras zonas comparables de Latinoamérica. Si tomamos los dos países de referencia en Latinoamérica que son Brasil y México, la situación de México en despliegue y desarrollo está más adelantado que Brasil.

El mexicano es un mercado que ofrece oportunidades claramente. Desde el gobierno se han lanzado iniciativas que no solo se van a continuar, sino que se van a reforzar con la nueva administración.

Espinós se refiere al proyecto “México Conectado” que creó el gobierno de Enrique Peña Nieto con la intención de llevar conectividad a internet a 200,000 puntos de acceso en todo el país. Al cierre del sexenio esa meta se quedó en la mitad. Se logró conectar 100,000 puntos en el territorio, de los cuales 30,000 se cubren con satélite y de los cuales 11,000 se conectan con satélites de Hispasat. “Nuestro nivel de colaboración con el proyecto es importante y relevante”, se congratula.

La botella medio llena

Si bien la meta planteada por la administración que termina no se cumplió, Espinós es tajante al destacar la envergadura de lo logrado hasta ahora. “Yo veo la botella medio llena. No conozco ningún sitio que tenga 100,000 de conexión desplegados por un proyecto de gobierno. Lo que se ha hecho no es baladí, tiene mucho espacio de mejora, pero hay que ver de dónde se partía y lo que se ha alcanzado y en el tiempo que se ha alcanzado, hay que ver la situación de la regulación y del desarrollo de la competencia”.

Al hablar de la calidad de las conexiones, Espinós también tiene una visión optimista con respecto a México. Conoce perfectamente los atributos buenos y malos de la cobertura que hay en el mundo y asegura que “en Latinoamérica pocos países, casi ninguno pueden decir que el nivel de servicios que tienen sea mejor que el que hay en México”, aunque reconoce que si se viaja desde Europa “hay una diferencia a la baja relevante”.

¿Qué hace falta para mejorar la calidad de unos servicios que además son caros en México?

Hay que tener en cuenta que estas inversiones tienen que tener un carácter público privado porque son muy grandes para que las aborde una administración, lo cual no es viable. Cuando traes inversores privados a estos proyectos deben tener una rentabilidad mínima, si no hay rentabilidad no hay inversores, y hay que tener una legislación que fomente la competencia, que siempre es buena para aumentar la calidad de servicios y optimizar los precios siempre y cuando sea una solución razonable. Lo que no puedes hacer es marcar una regulación que limite la competencia, sino que la regulación tiene que tender a liberar el mercado y solamente a regular casos concretos y en los que hay una competencia desleal, pero deben tender a que haya liberalización y aceptar que haya un retorno adecuado para aquellos que estén dispuestos a arriesgarse invirtiendo.

Si esa solución no se trabaja las redes no evolucionarán, porque si quieres mejorar las redes hay alguien que tiene que invertir en ellas, y si tienen que invertir en ellas les tienes que permitir que obtengan un retorno. La regulación tiene que favorecer que las empresas tengan un retorno a la vez que favorecer que los ciudadanos tengan los servicios que esperan de ti.

Tienes que equilibrar la exigencia al operador con el retorno que él puede obtener, si desequilibras esa ecuación los inversores huyen, y si no hay inversores no mejorará el servicio

¿Qué le pedirías al nuevo gobierno para el sector?

Que diera continuidad al proyecto México Conectado y ese objetivo de 200,000 puntos, es una iniciativa muy buena.

Y que introdujera modelos híbridos de colaboración público-privada en los que haya una parte de subsidio público y por otra parte una iniciativa privada que intente obtener una autosostenibilidad de los despliegues de red que se tengan. En la medida que esa autosostenibilidad va llegando le disminuye la carga al gobierno y éste puede dedicar sus recursos al despliegue en otras zonas.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami