Connect with us

PRESS

Gobiernos quieren más cobertura de servicios; operadores piden menos impuestos

Efrén Páez

Published

on

Varadero, Cuba. Uno de los principales retos para el despliegue de redes de banda ancha en zonas rurales y remotas está relacionado con los costos de infraestructura, de espectro, dispositivos, etcétera.

Mientras los gobiernos intentan crear fondos de cobertura universal o ingresar directamente al mercado, los operadores piden reducción de los costos del espectro y el pago de impuestos para enfrentar el reto de la conectividad.

Una de las experiencias que ha llamado más la atención de la industria es el caso de la Red Compartida en México, donde el gobierno condonó hasta 90 por ciento el costo del espectro, a cambio de que el operador concesionario (Altán Redes) diera cobertura a 92.2 por ciento de la población en México.

Para José Juan Haro, director de políticas públicas y negocio mayorista para Latinoamérica de Telefónica, el caso de la Red Compartida reconoce precisamente que es necesario reducir la estructura de costos de la provisión de servicios.

“Es un reconocimiento que operar a los niveles de precio de los operadores comerciales hace inviable atender a toda la población de México. ¿Qué pasaría si todos los operadores accedieran al mismo descuento, probablemente la cobertura sería mejor?”, consideró el directivo.

Sin embargo, Edgar Olvera, subsecretario de Comunicaciones de México, cuestionó si realmente los descuentos en espectro y reducciones de impuestos a operadores serían suficientes para impulsar el despliegue de redes, ya que en el caso de la Red Compartida, se impusieron obligaciones específicas de cobertura desde la propia ley y el título de concesión.

“La cuestión es si solo la reducción (en el costo del espectro) es suficiente para el despliegue”. Explicó que bajo un entorno de fuerte competencia se puede esperar que el operador tenga los incentivos para invertir los fondos disponibles de un descuento del espectro y trasladar los beneficios al usuario, de lo contrario, éstos recursos podrían no ser utilizados de manera más eficiente.

“Si no existen las condiciones de competencia adecuadas ¿cómo atamos que la reducción vaya al usuario?”, cuestionó, al considerar que “esas fórmulas son peligrosas porque se le pudieran poner al operador ataduras más excesivas que pagar por el espectro”.

Haro presionó al señalar que los ministerios de Hacienda en la región gravan 50 por ciento más a las telecomunicaciones que otras industrias. “Así como la Red Compartida, si nosotros como operadores tuviéramos la opción de decidir pagar, no menos, pero los mismos impuestos que otras industrias a cambio de contribuir más a la expansión del servicio, seríamos los primeros en la fila”, afirmó.

En ese sentido, Olvera añadió que no se ha “logrado convencer a recaudadores que la reducción (de impuestos) se va a reflejar en un mayor consumo, y lo que es definitivo es no meter más gravámenes y reducirlos para que la demanda florezca”.

Por otro lado, Olvera destacó las dificultades de expandir el servicio en México y la dificultad de adaptar modelos de otros países a las características del país.

Explicó que en México 10 por ciento de la población vive en 160 mil localidades de las 172 mil totales. “Significa que la población está dispersa a lo largo y ancho del país y no hay manera física de llegar a ellos bajo condiciones económicas factibles, por dispersión y orografía del país”.

Agregó que lo que se intentó con la Red Compartida es llegar a 92.2 por ciento de la población, si bien aún queda 7.8 por ciento a la que es igualmente difícil de llegar con servicios. “Llegar a ese 7.8 por ciento implicaría hacer la misma inversión que llegar a 92 por ciento. Y aún al llegar, se tendrá el problema de que la población pueda pagar por servicios o dispositivos”, señaló.

Por otro lado, Haro cuestionó también que la recaudación por licitaciones de bandas de espectro no se utilice en la expansión de los servicios, o que “se destinan a la replicación de infraestructura de privados como la red dorsal en Perú”, a la vez que surgen problemas de sostenibilidad económica en proyectos de red financiados por el gobierno, como Azteca Perú y Azteca Colombia, pero que nadie usa.

Adicionalmente, enfatizó en que los operadores privados están en mejor posición para expandir las redes de telecomunicaciones, lo que se ha demostrado con más de 25 años desde la privatización de la industria en la región.

“Es infinitamente superior confiar en la iniciativa privada, en lugar de pretender que los Estados pueden hacerlo mejor que organizaciones pensadas específicamente para eso. La mejor política pública es reducir los costos que enfrentan los privados”, indicó.

Otro de los retos identificados por los panelistas fue la dificultad regulatoria para la expansión de la infraestructura. Nelson Guillén, miembro del Consejo Directivo del Instituto Dominicano de Telecomunicaciones (Indotel), señaló que en la experiencia de la República Dominicana se han encontrado con barreras puestas por las propias comunidades para el despliegue de redes, por ejemplo, la imposibilidad de instalar radiobases por temores a la salud.

En ese sentido, dijo que el Indotel ha buscado ser mediador entre operadores y gobiernos locales, para lo que se impulsa un proyecto de ‘ventanilla única’ para que el regulador se encargue de canalizar los requerimientos de los operadores para el despliegue de infraestructura.

Olvera añadió que se requiere de la colaboración entre entidades públicas y privadas y que el Estado no tiene que colaborar necesariamente con financiamiento, sino otros activos como edificios públicos para llegar donde sea posible. “La primera gran mezcla es con todo el ecosistema de telecomunicaciones para que podamos llegar juntos hasta donde sea posible, entre recursos públicos y privados”, afirmó.

En el caso de la operación de Telefónica y su papel en la expansión de redes, Haro mencionó que la propia operadora está identificando cuellos de botella de carácter operativo, así como otras características de las redes adaptadas a zonas rurales, al considerar que las estaciones base vienen articuladas para atender grandes dimensiones de población.

“No solo hay que pensar en cuestiones de temas tecnológicos, sino también en aspectos comerciales, y llegar a esas personas requiere cooperación con comunidades”, agregó.

Por su parte, Allan Ruiz, secretario ejecutivo de Comtelca, indicó que desde la organización se está impulsando una iniciativa para que los desarrollos de infraestructura vial contemplen el desarrollo de infraestructura para banda ancha. “Eso no se logra porque no hay políticas o lineamientos transversales para lograrlo (en ningún país). En el sector eléctrico tampoco existen políticas claras para usar la postería en beneficio del despliegue de la banda ancha”, explicó.

MEDIOS

Walt Disney pierde mil millones de dólares por sus plataformas digitales

Dinorah Navarro

Published

on

The Walt Disney Company informó que ha perdido alrededor de mil millones de dólares de su participación en la plataforma Hulu y BAMtech, la compañía de medios digitales.

La compañía informó que la inversión en la plataforma Hulu ha generado una pérdida para la empresa de 580 millones de dólares durante el último año fiscal el 30 de septiembre de 2018. Además, BAMtech el segmento directo al consumidor que impulsa a ESPN+ y otros servicios Ober-the-top también perdieron 469 millones de dólares.

En medio de las pérdidas financieras, Disney informó que lanzará su propio servicio de transmisión en tiempo real, Disney+, programado para fines de año para competir con Netflix y Amazon.

También aumentará su inversión en Hulu al concretar la compra de 71.3 mil millones de dólares con 21st Century que duplicará su participación de 30 por ciento actual; sin embargo, para los inversionistas este contrato intensificará aún más las pérdidas operativas.

Disney espera que, con el tiempo, los clientes se suscriban a Disney+ por su contenido y biblioteca de películas y programas de televisión de Disney.

Por otra parte, las redes de medios de Disney, que incluyen ESPN, ABC y Disney Channel generaron 7.3 mil millones en ingresos operativos para 2018.

Continue Reading

PRESS

Brasil, México y Chile lideran en espectro asignado en América Latina en 2018

Dinorah Navarro

Published

on

El promedio de espectro asignado para servicios móviles en América Latina en 2018 creció apenas 16 MHz, 4.6 por ciento comparado con 2017, es decir, de 353.8 MHz a 370 MHz por país, de acuerdo con 5G Américas.

La organización destaca que la contribución de nuevas asignaciones y autorización de uso del espectro a favor de operadores de telecomunicaciones fueron determinantes para el crecimiento de la asignación del espectro.

El informe Índice 5G Américas de Espectro Radioeléctrico 2018 arroja que Brasil tiene asignados 609 MHz, colocándolo en la primera posición de la tabla; le sigue México ubicándolo como segundo país con mayor cantidad de espectro asignado con 584.3 MHz y, en tercer lugar, Chile con 490 MHz, posteriormente Nicaragua se coloca en la cuarta posición con 420 MHz, Costa Rica con 400 MHz y Uruguay con 395 MHz, Colombia sólo tiene adjudicados 362.5 MHz por debajo del promedio de los 370 MHz.

La organización afirma que el incremento en el nivel de espectro asignado es positivo, pero sigue por debajo de los parámetros internacionales, una asignación de 1,960 MHz para 2020 como recomienda la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Sin embargo, el promedio de 370 MHz equivale a 28.5 y 18.9 por ciento de lo que la UIT sugiere para 2015 y 2020, respectivamente.

Por otra parte, México, República Dominicana, Paraguay y El Salvador registraron licitaciones de espectro en los bloques de las bandas de 700 MHz, 1.7/2.1 GHz (conocida como AWS) y 2.5 GHz. Panamá tuvo una asignación de espectro y en República Dominicana se autorizó el uso y traspaso de una porción de la banda de 2.5 GHz.

Continue Reading

MEDIOS

Televisoras europeas deben colaborar para controlar la publicidad digital: IHS

Published

on

En toda Europa occidental, los ingresos por publicidad transitan hacia lo digital, a excepción de la televisión tradicional.

IHS Markit estima que en los cinco mercados de TV más grandes (Big 5): Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y España, los ingresos por publicidad en televisión tradicional aumentaron 9 por ciento entre 2014 y 2018 a 18 mil 400 millones de euros.

En contraste, los ingresos por publicidad en video en línea crecieron 187 por ciento en el mismo período para alcanzar 3 mil 400 millones de euros.

IHS Markit estima que los ingresos por publicidad en video en línea en los cinco grandes países de la UE se dispararon 187 por ciento entre 2014 y 2018, mientras que los ingresos por publicidad tradicional en televisión aumentaron sólo 9 por ciento.

La publicidad automática de Google y Facebook gana terreno

A pesar del crecimiento de los ingresos por publicidad en video en línea, las emisoras europeas están luchando para mantener ganancias sobre los ingresos por publicidad en streaming, ya que el duopolio digital, Facebook y Google, está arrasando con las ganancias.

Recomendado: La Inteligencia Artificial ahora podrá predecir programas de TV exitosos

Facebook y Google ‘adds’ capturaron 65 por ciento de los ingresos por publicidad de vídeo streaming en los países antes mencionados durante 2018, otras plataformas de video en línea financiadas por publicidad obtuvieron 10 por ciento, lo que deja a las emisoras con 25 por ciento de participación.

Se pronostica que la participación de las televisoras ​​en los ingresos por anuncios caerá a 22 por ciento para 2023 a medida que la influencia del duopolio crezca.

Para competir contra el duopolio digital, IHS recomienda seguir los pasos de France Télévisions, que se unió a las emisoras comerciales TF1 y M6 para ofrecer contenido en vivo, así como contenido exclusivo a través de varias ofertas de suscripción.

En España, la emisora ​​pública RTVE hizo lo propio al unir las emisoras comerciales, Mediaset y Atresmedia, en el servicio gratuito LOVEStv.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami