Connect with us

NEGOCIOS

Slim hace un mano a mano con TIM por la brasileña Cemig Telecom

Published

on

El Economista – Nicolás Lucas

América Móvil acaba de abrir un nuevo frente en Brasil, pero esta vez no va dirigido a Telefónica y su marca Vivo, sino contra Telecom Italia y su subsidiaria TIM por el control de Cemig Telecom, un robusto operador de redes fijas de fibra óptica y con alcance sobre un millón de kilómetros cuadrados que puede poner en ventaja a cualquier empresa en el muy competido mercado brasileño de las telecomunicaciones.

Cemig Telecom pondrá a subasta el 31 de mayo a una serie de activos por un precio de salida de 340 millones de reales, unos 100 millones de dólares, aunque Cemig vale en realidad 518 millones de reales cuando se suma el resto de su patrimonio, como los edificios corporativos. Descontando realidades de mercado, todo Cemig Telecom vale lo mismo que tres veces Maxcom Telecomunicaciones, que hoy alcanza un valor de 981 millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores; o también tiene un valor equivalente a una combinación de Maxcom con Marcatel.

Entre la infraestructura de Cemig que estará en venta se encuentran activos relacionados con redes FTTH, cables de fibra óptica que llegan hasta el hogar y que pueden potenciar todo tipo de ofertas de triple y cuádruple play. 

La infraestructura de última milla no es el único atractivo de Cemig Telecom, pues la empresa también cuanta con tendidos de fibra óptica sobre siete provincias del sureste de Brasil, allí donde se hallan las industriales Sao Paulo y Minas Gerais, además de la joya turística de Río de Janeiro, toda una región de más de cien ciudades que acumulan el 60% del PIB brasileño y que Cemig ya interconecta con 6,300 kilómetros de redes de anillos metropolitanos, más otros 11,600 kilómetros de fibra ya tendidos para el transporte de datos que servirían bien a TIM en una estrategia como la realizada en México entre Megacable y Maxcom varios meses atrás.

TIM, de Telecom Italia, ha confirmado su interés en Cemig Telecom y América Móvil, que ya en 2017 compró un pedazo de la empresa en el estado de Minas Gerais, insiste en crecer en Brasil con apoyo de esa potencial compra.

La compra de Cemig haría sentido a cualquier empresa, incluso a la española Telefónica, por la oportunidad que ofrece de reforzar a los operadores en redes fijas ante la explosión de las comunicaciones móviles por 4G, 4.5G y nuevas tecnologías como el Internet de las cosas (IoT) o el 5G que irán demandando cada vez más respaldo en redes de fibra óptica para desahogar su tráfico. 

Telefónica, Telecom Italia y América Móvil tienen en Brasil un negocio que no deja de darle buenas números y gratas perspectivas, aún en un ambiente de crisis económica y crispación política por las presidenciales de octubre próximo que impactan la vida en el país suramericano.

Vivo, TIM y Claro-Net-Embratel logran constantemente buenos resultados en Brasil y los tres grupos tienen participaciones totales de mercado muy similares en el negocio de la telefonía móvil (31.8%, 24.9%, 25.0%), debido a la intensa competencia y a los atribulados días que vive Oi (con 16.5%), el competidor caído en desgracia. No ocurre tanto así en banda ancha y TV de paga, donde TIM está en desventaja y es por ello que Cemig la pondría de la noche a la mañana en una posición competitiva ante AMX, el incumbente en esos segmentos.

De acuerdo con la firma Dataxis y su analista Carlos Blanco, TIM no ofrece televisión de paga en Brasil, pero allí América Móvil es titular del 50.1% del mercado; y Vivo y Oi tienen el 8.8 y 8.4% del negocio. En banda ancha, Vivo participa con el 28.9%, Oi se hace con el 23.9%, AMX logra el 34.2% y TIM tiene apenas con el 1.6%, por lo que quedarse con Cemig puede ser prioritario para la marca de Telecom Italia, tanto como que se haría con un insumo para sus servicios sin pasar por los engorrosos trámites de gobierno y los dolores de cabeza por los derechos de vía para construir redes.

Pero la multinacional en telecomunicaciones del empresario Carlos Slim no cederá tan fácilmente ante TIM, porque Brasil se convirtió en 2017 en su nueva joya de negocios, frente a un México que le sigue reportando buenos números, pero donde tiene vedado el ingreso a los servicios de video y mientras el Estado colombiano le acaba de imponer una megamulta a su filial local Claro.

De las 24 naciones en dos continentes donde América Móvil oferta servicios, Brasil fue en 2017 el país que mejores números dio a su operación general y fue el mercado donde más expandió su captación neta de clientes de alto valor, en 32% año contra año. Si bien Chile representó el mercado con mayor crecimiento en ese segmento, con 70,000 nuevas suscripciones o 17.6% más respecto a la base de clientes por contrato que AMX tiene en ese mercado, en Brasil sumó un millón de usuarios de pospago medido por volumen, 11.1% más.

Y si bien América Móvil tiene en TracFone Wireless de Estados Unidos, el ARPU más elevado de entre todas sus operaciones internacionales —24 dólares o 443 pesos—, esa marca es una revendedora de servicios, mientras que las oportunidades en territorio brasileño son tan grandes como ese país. AMX tiene allí 59 millones de usuarios móviles y 36 millones de suscriptores de algún servicio fijo entre televisión de paga, voz e Internet, y el ARPU combinado de sus suscriptores brasileños, medido en reales, creció 10.2% al final del 2017.

De acuerdo con Fernando Negrete, especialista en Mediatelecom Policy & Law, tanto TIM como América Móvil les interesa comprar a Cemig Telecom por un tema de integración de servicios y porque Brasil significa ganancias en comparación con desafíos mayores que ambas compañías enfrentan en sus países de origen; por ejemplo, enfrentar las separaciones funcionales mandatadas por los órganos reguladores a Telmex y Telecom Italia y todos los retos que ello conlleva.

“Esto es un tema de operaciones convergentes y Telecom Italia no se va a dejar y tampoco América Móvil, empezando por su músculo financiero; ninguno dejará ir tan fácilmente las oportunidades que deja el gigante Brasil”, dice Negrete Pacheco.

TIM consiguió ingresos por 4,139 millones de reales en el primer trimestre de 2018 y su ganancia neta fue equivalente a 70.1 millones de dólares. AMX ingresó 8,848 millones de reales en el mismo lapso y su utilidad de operación se ubicó en un igual a 143 millones de dólares.

“Brasil es un país con 80 millones de personas más que los mexicanos y mucho más de dos veces más grande que México, por eso cualquier compra allá es algo enorme, porque también las ventajas llegan a ser grandes”, comenta Jorge Fernando Negrete, de Mediatelecom. “La competencia es muy intensa; (TIM y AMX) en móvil están a menos de un punto de distancia y ante la baja que vienen presentando los servicios sueltos, la competencia se va ahora por los servicios convergentes; quién hace primero, mejor y atractivo los servicios integrados. Las ofertas convergentes están empezando a ser el nuevo driver para el crecimiento de las telecomunicaciones”.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

NEGOCIOS

Cómo afecta la devaluación de la moneda en Venezuela a Repsol, Telefónica, BBVA, Meliá y Mapfre

Published

on

El País – Miguel Jiménez

Las empresas españolas que operan en Venezuela han visto volatilizarse en los últimos años miles de millones de euros en ingresos de sus filiales venezolanas como consecuencia de la hiperinflación y de la constante depreciación del bolívar. El reconocimiento oficial por parte del Gobierno de Nicolás Maduro de una nueva devaluación del 96% que acompaña a la creación del bolívar soberano no tendrá por ello un gran efecto sobre las cuentas de empresas como Telefónica, Mapfre, BBVA o Repsol, con una importante presencia en el país.

El hundimiento del bolívar ha sido continuo en la última década y ha dejado una factura de miles de millones a las empresas españolas. En enero de 2010 el Gobierno de Hugo Chávez devaluó el bolívar un 50%. Desde entonces, el cambio de la moneda venezolana ha pasado de 2,15 a 6.000.000 millones de bolívares por cada dólar. La moneda ha perdido el 99,9999% de su valor en solo siete años en un contexto de hiperinflación y empobrecimiento generalizado del país. Aunque la nueva devaluación es del 96%, la pérdida de valor previa ya era de más del 99%. Las empresas ya habían adelantado parte de la nueva devaluación y, además, el peso en euros de sus negocios en el país se había reducido drásticamente.

Telefónica es la compañía española que más había perdido con las sucesivas devaluaciones. En 2015, la empresa ya reconocía una factura de más de 7.500 millones de euros en sus cuentas por las sucesivas devaluaciones, que siguió creciendo con el hundimiento del bolívar. Ahora, sin embargo, el impacto será muy escaso. Telefónica ya aplicaba en el primer semestre de este año un tipo de cambio de 2.369.815 bolívares fuertes por cada dólar, muy inferior al oficial. Con ello, sus ventas en el país se habían reducido a solo 13 millones de euros, tan solo el 0,05% de la cifra de negocios del grupo. En 2013 la compañía facturó en el país 3.537 millones de euros, más del 6% de los ingresos del grupo. La compañía llegó a acumular unos 3.000 millones de euros en caja en bolívares que el Gobierno venezolano impidió repatriar vía dividendos. Ahora, la compañía valoraba sus activos no corrientes en Venezuela en 261 millones de euros, que con la devaluación se verán reducidos a algo menos de la mitad. En todo caso, la filial ya aportaba pérdidas al grupo, con lo que la devaluación apenas tendrá impacto en los resultados.

Continue Reading

NEGOCIOS

Ven poca coincidencia en el país contra crímenes cibernéticos

Published

on

El Universal –  Leonor Flores

Antes de los ciberataques, el nivel de madurez en materia de seguridad informática de México se encontraba en una etapa formativa que significaba desorganización y mal definida.

De acuerdo con el Observatorio de la Ciberseguridad en América Latina, la sociedad mexicana tenía una cultura inicial, en tanto que el gobierno una mentalidad sobre seguridad cibernética muy casual.

Hace dos años se reportaba a México como un país con una población total de 125.3 millones de habitantes, de los cuales, 55.1 millones tenían acceso a internet, es decir, una penetración de internet de 44%.

De entre los cinco niveles de madurez de la capacidad de seguridad cibernética, México no pasa del tercero, lo que significa que está entre el inicial, formativo y establecido.

En ninguno de los conceptos calificados logra llegar a los más altos niveles, con excepción en normas de privacidad en línea y cumplimiento de la ley en donde se encuentra en una etapa estratégica.

Tenemos una calificación baja en gestión de crisis y en materia de seguros de delincuencia cibernética y lo mismo en educación, formación y gobernanza corporativa.

A pesar de que hay confianza en el gobierno y comercio electrónico, hay poca sensibilización en la conciencia de seguridad cibernética.

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la ciberdelincuencia le cuesta al mundo hasta 575 mil millones de dólares al año, lo que representa 0.5% del PIB global; casi cuatro veces más que el monto anual de las donaciones para el desarrollo internacional.

En América Latina y el Caribe este tipo de delitos cuestan alrededor de 90 mil millones al año.

“Con esos recursos podríamos cuadruplicar el número de investigadores científicos en nuestra región”, dijo en su momento el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.

La región. De acuerdo con el reporte del Observatorio, la mayoría de los países de la región —si no es que todos— no alcanza el nivel más alto en madurez en seguridad cibernética.

El nivel más alto o dinámico refleja la existencia de mecanismos claros para alterar la estrategia en función de las circunstancias imperantes.

El más sobresaliente parece ser Brasil, pues llega a alcanzar el cuarto nivel denominado estratégico en derecho procesal de delincuencia cibernética, cumplimiento de la ley, capacidad de respuesta a incidentes y organización.

Continue Reading

NEGOCIOS

Inversión de empresas mexicanas para TI cae 16% en 2018

Published

on

El Financiero – Alejandra Rodríguez

Las empresas en México redujeron 16 por ciento sus inversiones para tecnologías de la información (TI) para este año y el 5.1 por ciento se destinó a seguridad, según el estudio de PwC GSISS 2018: Proteger la información y prosperar en una economía digital.

La inversión de TI en México pasó de 5 millones en 2017 a 4.2 millones de dólares para 2018; del total invertido, aproximadamente el 5.1 por ciento se destinó a seguridad, un ligero incremento respecto al 3.9 por ciento en 2017.

“Aún y cuando se ha reducido el monto que las compañías mexicanas destinan a TI, éstas siguen invirtiendo un mayor porcentaje de ese presupuesto a seguridad de la información… las empresas deben seguir apostando por desvincular el presupuesto de seguridad de la información del destinado a TI, para dar mayor autonomía a los responsables de la toma de decisiones en este rubro. Es decir, también es necesario que exista la figura del responsable de seguridad de la información desvinculado del Chief Information Officer (CIO) o el director de TI”, comentó Fernando Román, socio de Ciberseguridad y Privacidad de Datos en PwC México.

En Latinoamérica, el presupuesto de TI se redujo en 8.2 por ciento, y en promedio el 4.1 por ciento del total se fue para seguridad.

El documento mostró que los empleados fueron el principal origen de incidencia para los ciberataques que recibieron las empresas en México.

“En 2017 las principales fuentes de incidentes de seguridad fueron los empleados con 44.5 por ciento, seguido de los hackers con 34.3 por ciento, y competidores con 31.2 por ciento”, informó el documento.

Se detalló que el 44 por ciento de las empresas en México no cuenta con planes en materia de ciberseguridad, y la alarma crece cuando el 78.6 por ciento dijo haber detectado, al menos, un incidente de seguridad durante el último año.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami