Connect with us

COLUMNISTAS

SPEI: los puntos claros

Mediatelecom

Published

on

Excélsior – Alicia Salgado

Desde 2013, en el Banco de México y en el país, se han llevado a cabo acciones que han permitido ir previendo acciones de ciberseguridad, pero la forma en que escala la tecnología de redes y los protocolos de enlace, suites, ruteadores, etc., esas estrategias deben revisarse y fortalecerse a la par.

Pero como le comenté desde el primero de mayo, la integridad del sistema de pagos no ha sido afectada. Las 9 instituciones que tienen contratado a LGEC, proveedor de enlaces al SPEI, están operando con normalidad a través del COA (en modo de comprobación) para validar los envíos que tardan entre 60 y 120 minutos en transferencias mayores a 50 mil pesos y, una vez que llegan verificadas las solicitudes al SPEI, se transfieren y depositan en segundos en las cuentas receptoras.

Además, de la revisión de la ruta del dinero desde las cuentas concentradoras de los bancos o instituciones no bancarias identificadas como “vulneradas” por la intrusión externa (Banorte, Inbursa, Banjército, CPM y casa de bolsa Kuspit), se ha recuperado una buena cantidad del dinero que no fue recolectado en las cuentas receptoras después de la dispersión.

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, puntualizó que la suma extraída fue menor a 300 millones de pesos, mientras que el vicepresidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Robles y presidente de BBVA Bancomer, dijo ayer que eran como 100 millones por la recuperación señalada.

Por otra parte, aquéllos que pensaron que después del niño ahogado Banxico tapaba el pozo con la creación de una Dirección de Ciberseguridad se equivocaron, pues el gobernador Díaz de León, detalló que desde el 2013 el instituto central constituyó una gerencia de cibercrimen y tiene todo un protocolo en la materia para sus sistemas y para la supervisión de las instituciones financieras que funcionan en el sistema de pagos. Toda la información de los tres sistemas, el de pagos de bajo valor, alto valor y dólares, está disponible y es pública.

Pero dicen que a la autoridad financiera siempre le beneficia la ocasión y la falla más notable fue la de coordinación entre instituciones, no sólo de la ABM que preside Marcos Martínez, sino en todos los gremios financieros relevantes donde hay custodia de recursos captados (ahorro).

Por ello, y reconociendo el avance de la tecnología y la pronta entrada en vigor de la regulación Fintech, se está revisando el Protocolo de Coordinación entre autoridades, de autoridades con las instituciones y, entre instituciones.

La ciberseguridad es un tema sofisticado y complejo, no sólo por la vistosidad noticiosa de los ataques, sino por el creciente y cambiante universo de aplicativos y modelos Fintech, por lo que la revisión de estándares de seguridad, confiabilidad y de respuesta ante contingencias, será permanente, para que siempre sean los más robustos y claramente reflejados a los consumidores y usuarios.

Así, este Protocolo de Ciberseguridad, que trabaja el subsecretario de Hacienda, Miguel Messmacher y presidente de la CNBV, Bernardo González, en coordinación con Banxico, delinea acciones de comunicación y reacción en contingencia.  El modelo es preventivo y no es sancionatorio de ninguna institución ex ante.

Se espera que esté listo y firmado por los representantes de los gremios para el viernes próximo, y presenta la forma y ruta que deberán seguir todas las instituciones financieras para reaccionar cuando haya un evento técnico, un evento operativo, o la violación interna o externa de sistemas para intentar sacar dinero por medios tecnológicos.

Para ello cada gremio (comenzando por bancos) integrará un grupo de análisis al que todos tienen obligación de informar lo sucedido, sin que ello implique que se viola la secrecía bancaria o empresarial, y ese grupo debrá avisar a las autoridades de CNBV y Banxico, para que se atienda la contingencia sin que se afecte la continuidad operativa del sistema (que funciona como toda red, como efecto dominó).

Si se identifica que el problema es técnico u operativo se arregla con aviso al resto de las instituciones del gremio e intergremial, como ocurrió con el aplicativo de BBVA Bancomer para banca móvil o el problema del disco duro del servidor de Citibanamex que afectó la operación de sus tarjetas de débito.

Si es interno o externo realizado por hackers o personal por medios tecnológicos, tienen que avisar a autoridades y, tipificar el uso de la tecnología para la realización del fraude, la que se dará a conocer al resto de las entidades para que se protejan de manera que un miembro vulnerado no implique un sistema vulnerado.

Una vez que se tipifica, el banco tiene que realizar un análisis forense en el que deben participar las autoridades de investigación de delitos financieros y cibernéticos.

Con esto se evita que los bancos no reporten a sus pares y a las autoridades lo que les está sucediendo, y se quita el oscurantismo del siglo XX.

Por último, habrá grupos de respuesta de autoridades coordinados con los involucrados para alinear el trabajo, y se obligará a cada institución a constituir un comité exprofeso para emitir los mensajes al público, el que deberá estar integrado por una persona operativa, el jurídico y el oficial de comunicación.

Los protocolos serán obligatorios para los 50 bancos comerciales, las 44 sofipos, las 157 sociedades cooperativas de ahorro y préstamo y las 89 uniones de crédito, las 36 casas de bolsa 26, el Indeval, los switches de pago, las dos bolsas y todas las asociaciones gremiales y, propongo que hasta las Fintech se sumen, ¿o no?

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COLUMNISTAS

Fuerte caída en inversión en sector telecom

Mediatelecom

Published

on

La Razón – Roberto García Requena

En mi entrega pasada celebraba en este espacio el cumpleaños número cinco del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), reconociendo muchos de los logros alcanzados en el sector después de la reforma en telecomunicaciones de junio de 2013.

También señalé que, si bien vamos en la ruta correcta, uno de los grandes pendientes de la reforma es que no se han podido abatir los altos índices de concentración que permanecen en los mercados de telefonía fija, telefonía móvil, y banda ancha.

Pues hay otro indicador que preocupa, y mucho. Resulta que en el 2017 las inversiones en el sector de las telecomunicaciones se redujeron 28 por ciento. La caída se debió principalmente a la contracción en inversiones del 46 por ciento que el agente económico preponderante, América Móvil, tuvo en el mismo año.

Aunque las decisiones de inversión corresponden a cada concesionario en lo individual, lo relevante es que mientras América Móvil redujo considerablemente sus montos de inversión en el sector, la competencia sostuvo los niveles de 2016, al tiempo que el preponderante recibió el 59 por ciento de los ingresos y el resto de los operadores el 41 por ciento restante.

En boletín publicado por el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET), publicado esta semana se considera que: “Otro aspecto a valorar, es que a pesar de los amplios márgenes de ganancias que América Móvil mantuvo en México, durante el presente sexenio, únicamente destinó en promedio el 9% de sus ingresos a inversiones en infraestructura, mientras que en otros países de la región, en los que también presta servicios de telecomunicaciones, como Brasil, su porcentaje de inversión se ubicó en 21% de sus ingresos, en promedio”.

¿Qué sucede cuándo se cae la inversión? Pues se cae la calidad de los servicios; y se afectan los planes de cobertura y penetración, en demérito de los usuarios. Se podría asumir que, si el preponderante es el que está reduciendo sus niveles de inversión, sólo este operador tendrá pérdida en la calidad de sus servicios. Pero esto no es así, dado que las redes de telecomunicaciones están interconectadas. La baja de calidad les pega a todos los operadores.

La subinversión del preponderante es resultado de la alta concentración que este operador mantiene en los mercados. En la medida que se vayan consolidando condiciones de competencia efectiva en el sector de las telecomunicaciones, los incentivos de todos los operadores será mantener o incrementar sus niveles de inversión.

Éste es en realidad el gran pendiente que tiene el IFT como órgano regulador del sector. Los próximos años serán decisorios en lograr mercados en competencia.

Continue Reading

COLUMNISTAS

Falta competencia en telecomunicaciones: CIU

Mediatelecom

Published

on

La Crónica de Hoy – Julio Brito

El escenario de competencia efectiva ha resultado evasivo en el sector de telecomunicaciones en México, señala Ernesto Piedras, director de The Competitive United, y se apoya en una recomendación de la OCDE, que dirige José Angel Gurría: “En México, la falta de competencia en telecomunicaciones ha generado mercados ineficientes que imponen costos significativos a la economía mexicana y que inciden de manera negativa en el bienestar de su población”.

A pesar de los esfuerzos regulatorios por alcanzar un rebalanceo del terreno competitivo, parece que hemos vuelto al panorama que diagnosticaba la OCDE. “En México las decisiones en favor de la competencia han surgido con lentitud y, una vez tomadas, han sido frustradas por la ineficacia de los sistemas de regulación y legal”.

El Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (Idet) en su reciente boletín, que indica que a partir de la reforma de telecomunicaciones se registró un alza en la inversión total sectorial, pero que esa capitalización se contrajo 27.7% en 2017, atribuible a que el preponderante redujo su ejercicio de capital en infraestructura en 46.3% respecto a 2016.

Bajo un escenario de alta concentración de mercado, existen limitados incentivos para que este operador ejerza montos óptimos de inversión. En contraste, los operadores competidores mantuvieron sus niveles de inversión, en donde destaca Televisa Telecom como el operador que realizó mayores adiciones de capital, al destinar 20 mil 027 millones de pesos o un tercio del total durante 2017.

Continue Reading

COLUMNISTAS

En riesgo, reforma en telecomunicaciones

Mediatelecom

Published

on

La Crónica de Hoy – Claudia Villegas

Durante 2017 las inversiones en la industria de las telecomunicaciones cayeron 28 por ciento, contracción que fue provocada, en su mayoría, por el ajuste a las inversiones de capital de América Móvil en un sector clave para la economía. De acuerdo con el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (Idet), las inversiones del gigante del sector presentaron una contracción de 46 por ciento entre 2016 y 2017.

El Idet, preside Gerardo Soria, recuperó información del Sexto Informe de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto y destaca que entre 2013 y 2017, la inversión privada en el sector de telecomunicaciones ascendió a 328 mil 700 millones de pesos, de los cuales 61 mil 484 millones de pesos correspondieron al ejercicio 2017.

Reforma en riesgo. Gracias a la reforma en este sector, en 2013 se presentaron inversiones históricas. Sin embargo, en 2017 el efecto negativo fue evidente, lo que genera preocupación en el sector. De 2016 a 2017, el total de las inversiones realizadas por los operadores del sector de telecomunicaciones sufrió una caída del orden del 27.7%, esto es, que de un año a otro, se dejaron de invertir un total de 23 mil 596 millones de pesos. Un efecto que, en menor grado, solo se había observado en 2014.

El agente preponderante en telecomunicaciones, América Móvil, optó por reducir en 46.3 por ciento sus inversiones en comparación con 2016. Algo similar hizo entre 2013 y 2014.

Lo que llama la atención, de acuerdo con los datos de los expertos y abogados del Idet, es que a diferencia de América Móvil, el resto de operadores del sector, tanto del segmento fijo como móvil, mantuvieron el año pasado niveles de inversión similares a los realizados en 2016. Lo anterior resultó clave para que la inversión total del sector en 2017, no presentara una contracción mayor.

Así las cosas, la totalidad de operadores que intentan competirle al operador dominante, representaron el 68% de las inversiones efectuadas en 2017, mientras que América Móvil únicamente representó el 32% restante.

Para el Idet, este comportamiento toma relevancia si se considera que al momento de sumar los ingresos que obtuvieron todos los operadores de telecomunicaciones durante el mismo periodo por la prestación de sus servicios (telefonía fija, telefonía móvil, banda ancha fija, banda ancha móvil y televisión de paga), América Móvil percibió el 59% del total, mientras que el resto de operadores representó el 41% restante.

Otro aspecto a valorar es que, a pesar de los amplios márgenes de ganancias que América Móvil mantuvo en México durante el presente sexenio, únicamente destinó en promedio el 9% de sus ingresos a inversiones en infraestructura, mientras que en otros países de la región en los que también presta servicios de telecomunicaciones, como Brasil, su porcentaje de inversión se ubicó en 21% de sus ingresos, en promedio.

Desde el punto de vista del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (Idet), el desempeño de la inversión del preponderante en telecomunicaciones se ubica por debajo de los porcentajes de inversión que realizan operadores similares en otros países, con marcos regulatorios que también prevén medidas asimétricas para nivelar el terreno competitivo.

 

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami