COMUNIDAD MEDIATELECOM

COLUMNISTAS

¿Se acerca la prórroga de concesiones de TV?

Mediatelecom

Publicado

en

Sin Embargo – Gabriel Sosa Plata

Con base en lo que establece la ley, este año Televisa y Televisión Azteca deberán solicitar al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) la prórroga de sus concesiones, que vencen el 31 de diciembre de 2021.

No es un asunto menor, ya que el pago (contraprestaciones) que deben hacer para obtener la prórroga de cada uno de los canales, suma cantidades multimillonarias, si se considera el valor del espectro alcanzado en las licitaciones de frecuencias de televisión de 2015 y 2017.

Por eso, durante la 59 Semana Nacional de Radio y Televisión, el todavía presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT), Edgar Pereda, exigió que se revise el pago de contraprestaciones por las concesiones de radio y televisión, ya que éstas son altas y son un freno a la competencia.

“En fechas recientes -dijo el empresario- han existido actualizaciones no justificadas e intentos de tomar valores de mercado que fue lo que se pagó en las nuevas licitaciones. Consideramos que el valor de mercado no es lo que se paga por una nueva concesión, sino debe haber otros aspectos a tomar en cuenta, como la población económicamente activa de la región y, sobre todo, considerar cuántos competidores hay en la zona a servir”.

Grupos radiofónicos ya pagaron las prórrogas de decenas de concesiones. En algunos casos las cifras son, efectivamente, elevadas. Por ejemplo, en la Ciudad de México, Grupo Siete pagó hace un par de años casi 22 millones de pesos por la prórroga de una sola estación, la XHFO-FM (Red FM 92.1). No obstante, faltan cientos de concesiones por prorrogar, muchas de ellas en ciudades como la México, Guadalajara y Monterrey, donde el valor de MHz por habitante es mucho más alto que en poblaciones de menor tamaño.

En el caso de Televisa y Televisión Azteca, prácticamente todas sus concesiones vencen el 31 de diciembre de 2021. Será la primera vez que pagarán contraprestaciones por este acto administrativo. Los refrendos anteriores (ahora prórrogas) los obtuvieron con base en el acuerdo de política de televisión digital terrestre, publicado por el gobierno de Vicente Fox, el 2 de julio de 2004. En esa ocasión obtuvieron sus refrendos por 17 años, a cambio del compromiso de digitalizar sus transmisiones y el pago de los derechos correspondientes (nada comparables con las contraprestaciones que vienen).

En el 2006 vino la “ley Televisa” que en la práctica otorgaba refrendos automáticos, luego la acción de inconstitucionalidad promovida por 47 senadores y la sentencia de la Suprema Corte en 2007, en la que se dejó claro el papel del Estado en la regulación del sector y en particular de sus facultades para establecer contraprestaciones por el uso y explotación de frecuencias del espectro radioeléctrico. A partir de aquella reforma de 2006, ya no hubo prórrogas gratuitas. Esta obligación quedó ratificada en la reforma constitucional de telecomunicaciones 2013 y la ley secundaria de 2014.

El IFT, supongo, ya debe tener los cálculos de las contraprestaciones de los más de 400 concesiones de televisión de uso comercial que están por vencer. Para ello, papel fundamental juega la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la cual, de acuerdo con la ley, emite opinión no vinculante sobre los montos a cobrar por las prórrogas, con base en una fórmula que considera los resultados de la más reciente licitación pública de canales de televisión y la población de la zona de cobertura de cada concesión.

Para tener una idea de lo que puede pagarse, tomemos de ejemplo lo ocurrido con el canal 5 (XHSDD-TDT), ubicado en Sabinas, Coahuila, concesionado a Telesistemas de Coahuila, S.A. de C.V. En 2015, el IFT resolvió para su prórroga la cantidad de 4,174,557.00 (cuatro millones ciento setenta y cuatro mil quinientos cincuenta y siete pesos).

A dicha cifra llegó al tomar de referencia la licitación de canales de televisión (IFT-1), en la que resultó ganadora la empresa Cadena Tres, S.A. de C.V. que ofertó mil 808 millones de pesos por una concesión con una vigencia de 20 años de una cadena nacional de 6 MHz que equivalen a un pago de 2.835 pesos por MHz por habitante. En el ejemplo que citamos, esta última cantidad fue multiplicada por el total de habitantes que cubre el canal en Sabinas, esto es, 245 mil 445 personas, lo que dio un total de 695 mil 837 pesos (cifras cerradas) por MHz. Como cada canal tiene seis MHz, el resultado final se obtiene al multiplicarse por seis.

En la licitación del año pasado, la contraprestación mínima de MHz por habitante fue un poco mayor, pero suponiendo que se mantuviera un valor de 2.835 pesos por MHz por habitante, tan sólo en la Ciudad de México, por sus cuatro canales (2, 4, 5 y 9), Televisa tendría que pagar no menos de ¡mil 360 millones de pesos! (más de 340 millones de pesos por canal). Reitero: solo en la Ciudad de México, con una cobertura de más 20 millones de personas ubicadas en la capital del país, municipios del Estado de México y poblaciones de otros estados de la República. Si el mismo ejercicio hacemos en cada uno de los más de 220 canales de Televisa y los 180 de Televisión Azteca, distribuidos en todo el territorio nacional, la cifra resultante es estratosférica.

¿MODIFICARÁN LA FÓRMULA?

En entrevista para Reforma (2 de mayo 2018), el presidente del IFT, Gabriel Contreras, recordó que el pago de las prórrogas de concesiones está basado en una fórmula que data de 2008 y que también en ésta se basaron para definir los valores de las nuevas frecuencias licitadas el año pasado.

Sin embargo, aseguró al reportero Alejandro González, con base en la manifestación del mercado, podrían modificar la fórmula para definir la contraprestación para futuras licitaciones.

“Lo que hemos visto también es que sigue habiendo un apetito por la radio y en la última licitación se asignaron más concesiones comerciales. Esto ofrece nuevos valores de referencia y el IFT está obligado a considerarlos, pero también debemos considerar que en otras localidades no se asignaron porque no hubo apetito por estaciones comerciales y esto obliga por supuesto a la autoridad a considerar repensar esta fórmula hacia el futuro. Ya lo pagado, pagado”, afirmó.

El presidente del IFT no se refirió específicamente al procedimiento de prórroga de cientos de canales de televisión, pero es un asunto latente y a la vez delicado en la industria. “Repensar” fue palabra utilizada.

La opinión de la SHCP también será determinante si se decide modificar la fórmula. La duda es si la emitirá el gobierno de Enrique Peña Nieto o corresponderá al gobierno que entre el primero de diciembre de este año. Por la actividad político-electoral que hemos tenido en las últimas semanas y la cobertura periodística a las diferentes campañas, da la impresión que la bola quedará en la siguiente administración, pero hasta ahora no hay información pública al respecto.

Uno de los objetivos de la reforma estructural en materia de telecomunicaciones fue crear un órgano regulador, con autonomía constitucional, el IFT, alejado de los intereses sexenales, políticos y electorales. Sin embargo, como dijo Javier Corral, cuando era senador y se dictaminaba la nueva ley de telecomunicaciones, se dejó el “chipote” del gobierno para opinar en materia de concesiones y contraprestaciones económicas de las licitaciones y las prórrogas. El gobierno, como se aprecia, conserva un importante as bajo la manga en su relación con esta industria.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COLUMNISTAS

Ciberseguridad, sanción a bancos

Mediatelecom

Publicado

en

El Economista – Marco A. Mares

Antes de que concluya el año, Banco de México, encabezado por Alejandro Díaz de León, aplicará sanciones a los bancos que incumplieron con el protocolo de ciberseguridad.

Las sanciones tienen un tope de 100,000 salarios mínimos (9 millones 200,000 pesos) de acuerdo con la Ley de Instituciones de Crédito y/o un porcentaje de su capital según la Ley de Banxico. El nivel de la multa dependerá de la gravedad del incumplimiento de las instituciones financieras.

Son alrededor de 20 las que serán multadas. Hasta ahora, el monto de las sanciones todavía no está calculado ni definido.

Supervisión inconclusa

De hecho, la supervisión de Banxico respecto del nivel de cumplimiento del protocolo de ciberseguridad en vigor desde el mes de enero de este año todavía no concluye.

No sólo serán sancionados aquellas instituciones financieras que padecieron directamente el ciberataque. También serán sancionadas aquellas que tuvieron que migrar al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) de Banxico, precisamente porque venían retrasadas en el cumplimiento del Protocolo General de Reacción como se denomina a la circular 14/2017.

Cuarentena SPEI

Por cierto, le puedo informar que salvo una institución financiera, de las cinco que fueron víctimas de ciberataque, más las alrededor de 15 que preventivamente migraron directa o indirectamente al SPEI de Banxico, todas continúan operando bajo el sistema alternativo.

La conclusión preliminar de Banxico es que la mayoría de las instituciones financieras traían un cumplimiento deficiente del protocolo de ciberseguridad puesto en operación a partir del inicio de este año.

Hay que recordar que a partir del 17 de abril pasado, fecha en la que se registró el primer ciberataque al 8 de mayo, se registraron un total de cinco ataques a cinco instituciones: Banorte, Inbursa, Banjercito, la casa de Bolsa Kuspit y una caja de ahorro.

Robo electrónico

De ese ciberataque, resultó un robo electrónico de 300 millones de pesos, cifra que sería revisada y cuyo monto actualizado todavía no se conoce.

A partir de que se conoció del primer ciberataque se desencadenó la migración de los sistemas SPEI de los bancos al SPEI alternativo de Banco de México.

Hay que recordar que los ciberataques se registraron en los ampliativos que utilizan las instituciones financieras para preparar las órdenes de transferencia y conectarse al SPEI del Banco de México.

Los ciberdelincuentes se fueron directamente a “la caja fuerte electrónica” de los bancos y de ahí hurtaron los 300 millones de pesos. Por eso es que los depósitos de los cuentahabientes no resultaron afectados.

Protocolo

El protocolo de ciberseguridad lo habían planteado y dispuesto Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que preside Bernardo González. Entró en vigor el primer día de enero de este año 2018.

El protocolo de seguridad prevé que ante un ataque de ciberseguridad la institución afectada debe desconectarse inmediatamente e iniciar operaciones a través de esquemas de contingencia. Banxico, por su parte, cuenta con un sistema de conexión paralelo de operación alterna (COAS).

Por su parte, los bancos privados también deben contar con su propio COAS.

Insoportable deficiencia

Después de los ataques, terminaron operando en sistemas alternativos de Banxico o propios un total de 48 instituciones financieras, lo que derivó en una notable lentitud en las transferencias electrónicas. Las autoridades ya venían revisando el nivel de cumplimiento de las instituciones financieras.

Y a partir de los ciberataques se profundizó y aceleró la supervisión.

Hoy, a poco más de dos meses de la contingencia, la conclusión preliminar de Banxico, respecto de la deficiencia con que venían cumpliendo las instituciones financieras del protocolo de ciberseguridad, se ha confirmado.

Se confirma no sólo por la supervisión que viene realizando y que pronto concluirá y derivará era las multas correspondientes.

También lo confirma el hecho de que después de este tiempo la mayoría de las instituciones que han tenido que recurrir a los sistemas alternos, no han podido dejarlo. Aunque es explicable el retardo por las dificultades que implica, no justifica el nivel de deficiencia en el cumplimiento del protocolo respectivo, para el cual el plazo se venció con el cierre del año 2017.

Multas

Por eso vienen las multas, y muy severas, contra las instituciones incumplidas. ¡A ver!

ATISBOS

CÁLCULO.- Una estimación muy preliminar del costo que tendrán los proyectos prioritarios de infraestructura del gobierno de Andrés Manuel López Obrador arroja una cifra de 400,000 millones de pesos, adelante el próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú quién además asegura que no habrá consulta popular en torno a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Sí habrá consulta a la comunidad aledaña. Por ahora no se revisan temas de corrupción, sólo temas técnicos sobre la viabilidad del NAICM.

NOTA. – La nota que publicó el periódico La Jornada impactó y se viralizó: “Alza salarial a la alta burocracia, días antes de comicios”. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que encabeza José Antonio González, frente a la bola de nieve informativa envió un mensaje: hasta el momento podemos confirmar que el oficio publicado es auténtico. Favor de mantenerse al pendiente de una información adicional de la SHCP. Más tarde informaría que el aumento en los salarios de funcionarios, que van desde el Presidente hasta el personal de enlace, se hace cada año con el fin de mantener el poder adquisitivo de cada trabajador al servicio del Estado. O sea, sólo se trata de la actualización conforme a la inflación, según la propia dependencia.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

COLUMNISTAS

Métricas digitales: de la información al conocimiento

Mediatelecom

Publicado

en

El Economista – Iván Marchant

La digitalización del mercado publicitario impulsó un cambio revolucionario. Mientras que en el antiguo modelo offline las marcas disponían de escasa información sobre el retorno de sus inversiones y la visibilidad de los anuncios, la industria online introdujo una gran variedad de herramientas para medir las variables estratégicas en las campañas: visibilidad, contexto adecuado, impacto y clicks, entre otras. Sin embargo, en la evolución de la publicidad digital también aparecieron desafíos que todavía hoy ocupan a los publishers, desde el tráfico no humano, la compra programática y el infinito mundo de posibilidades, muchas veces incierto y desconocido, que existe en Internet.

Aunque parezca una obviedad, vale decir que la incorporación de herramientas digitales ofrece mayor conocimiento en todos los sentidos, desde el proceso de planificación, lanzamiento y evaluación de los resultados de una campaña hasta una reducción del margen de error en la toma de decisiones. Los autos modernos, por ejemplo, incorporan sensores de distancia para advertir al conductor sobre la cercanía de otro auto y así ayudarlo a evitar un posible choque. Del mismo modo, las herramientas publicitarias digitales informan cuando un entorno es inseguro para un anuncio. Imagine entonces el lector los costos económicos que pueden ahorrarse si el auto no choca y si la publicidad es direccionada correctamente.

¿Cuáles son los aspectos a considerar a la hora de medir la información y transformarla en conocimiento útil para las decisiones? ¿Qué aportan, concretamente, las herramientas digitales?

Detección del tráfico no humano: definimos a este concepto como el tráfico en una página web que se genera, ya sea de forma intencional o no, por fuentes inválidas. En otras palabras, creemos que una determinada cantidad de personas accedió a nuestras publicidades, pero en realidad se trata de una mera ilusión. El espectro abarca desde robots, adware, secuestro de navegadores y blanqueo de dominios. Todos ellos son evitables con una herramienta capaz de localizar y atacar el tráfico no humano.

Gestión de la seguridad de la marca: es un tema candente en la publicidad digital, y con razón. Presupuestos, reputaciones y relaciones se ponen en peligro cuando una publicidad es entregada en un ambiente cuestionable. Pero el tema no es tan simple: si bien un mal posicionamiento puede causar una crisis y perjudicar el valor de la marca, demasiada protección a la publicidad puede entorpecer el potencial de una campaña e inflar los costos.

Mejora en el Targeting: por razones similares a las de visibilidad, es importante eliminar el tráfico inválido antes de determinar la efectividad. En particular, el fraude basado en perfiles realistas que no tienen posibilidad de convertirse en consumidores.

De esta manera, para evaluar el targeting idealmente se requiere involucrar a una fuente secundaria que no dependa de las mismas cookies o datos utilizados para entregarlo. Un aspecto más positivo es que, siempre y cuando eviten el tráfico inválido, las impresiones que no alcancen el target pueden llegar a ser eficaces.

Medición en grandes eventos: vivimos en la era de los grandes eventos del entretenimiento, desde Lollapalooza, el Super Bowl hasta el Mundial de Rusia. Entusiasmados por la oportunidad de llegar masivamente a sus públicos, las marcas invierten grandes sumas de publicidad en sitios oficiales, medios de comunicación y redes sociales. Esto genera la necesidad de medir en forma ágil y eficiente esas inversiones, por lo cual los anunciantes apelan a herramientas digitales que puedan lograrlo en tiempo y forma.

Medición en redes sociales: los últimos estudios de comScore indican que existen tres formatos muy exitosos que los anunciantes utilizan para conectar con sus audiencias en redes sociales: el uso de influencers como intermediarios, los videos en vivo y los contenidos patrocinados. No obstante, la creciente competencia y el entorno complejo del modelo publicitario en los Social Media obliga a los publishers a recurrir a herramientas que abarquen todo el proceso: planificación, ejecución y medición final de los resultados.

Iván Marchant es vicepresidente de comScore México y socio de El Economista en la elaboración del Ranking de Medios Nativos Digitales.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

COLUMNISTAS

Jurassic televisión en Rusia 2018

Mediatelecom

Publicado

en

El Economista – Jorge Bravo

La noticia no es que la Copa del Mundo haya sido la más vista en la historia de la televisión. Una encuesta de Ipsos ya había adelantado que 62% de los espectadores verían el Mundial en un televisor y 25% en Internet. Sería catastrófico que un evento hecho para la TV, con 37 cámaras en cada estadio, horario definido, anunciantes de consumo masivo, visionado familiar, más hogares que hace 4 años y derechos de transmisión, no haya roto todos los récords precedentes.

Tampoco es noticia que durante Rusia 2018 haya crecido el consumo de los partidos y otros contenidos por Internet mediante plataformas digitales y dispositivos móviles.

La verdadera noticia es que, al parecer, las televisoras finalmente comprendieron que su “monopolio” concluyó y que complementarse con Internet es irreversible para su supervivencia, aún cuando ingresos siguen siendo jugosos.

Las mediciones también han cambiado: además de la audiencia televisiva ahora hay que medir las solicitudes de transmisión en vivo y bajo demanda en apps y/o plataformas. También se mide el tráfico en imagen y video generado por los aficionados desde los estadios, que superan en novedad, atractivo y espontaneidad a los acartonados, repetitivos y previsibles programas especiales de las televisoras.

Aunque la TV conserve el liderazgo en la transmisión de eventos deportivos, la oferta televisiva es cada vez menos atractiva para los espectadores; las plataformas de transmisión en línea generan contenidos más atractivos, con suscripciones a un precio más económico que los tradicionales sistemas multicanal de TV de paga. Además, las plataformas Over the Top (OTT) transmiten en forma lineal (en vivo) y bajo demanda, lo cual se adapta a los gustos de los usuarios.

Incluso el consumo ilegal de los partidos ocurrió en línea. Irdeto identificó 5,088 transmisiones ilegales distribuyendo juegos a través de Internet durante la etapa de grupos. Facebook, Periscope, YouTube y Twitch fueron las principales plataformas para las transmisiones “pirata”.

A diferencia de Brasil 2014 (cuando predominaron las selfies), cuatro años después despegó el video streaming desde smartphones, un salto cuántico que habla de la evolución y capacidad de las redes de banda ancha. En 2022 seguramente veremos video 4K, 8K, Realidad Virtual y Aumentada desde smartphones en redes 5G.

Si alguien no pudo ver un partido (por el horario, el trabajo o porque las televisoras no los transmitieron), bastaba con descargar gratis la app oficial de la FIFA, donde podían verse las mejores jugadas, los goles, material fotográfico adicional y estadísticas de cada selección y jugador, sin tener que esperar al prime time de la TV para ver las repeticiones.

En redes sociales también estuvimos al tanto de los resultados sin ver los partidos, que algunos de ellos de todas maneras no habrían sido transmitidos en abierto. Pero lo relevante fue la sincronía entre (algunas) televisoras o sistemas de TV y sus respectivas plataformas de video en línea.

El partido Inglaterra-Suecia generó una audiencia de 19.9 millones de televidentes en la BBC; pero también demandó 3.8 millones de transmisiones en vivo desde las aplicaciones iPlayer y BBC Sport, convirtiéndose en el programa en vivo más visto de la BBC en línea, a pesar de que la transmisión llegó a tener un retraso de 20 segundos.

Las solicitudes de partidos en vivo en iPlayer pasaron de 15.9 millones en Brasil 2014 a 56.3 millones en Rusia, además de 10.5 millones de transmisiones bajo demanda; en total: 66.8 millones de solicitudes de partidos. La directora de BBC Sport dijo que el “interés en el torneo y el logro de Inglaterra en las semifinales se ha demostrado en las cifras récord para TV y en línea. Muestra el impacto que el deporte de alta calidad puede tener cuando se pone a disposición del público de forma gratuita”.

La consultora Business Bureau identificó que 12 plataformas en América Latina transmitieron el Mundial, tanto de televisoras, sistemas de TV de paga y operadores de telecomunicaciones.

OOyala, un proveedor de soluciones de video, advierte que “la audiencia de deportes en vivo lineal está bajando, las ligas se inquietan y el público está pasando a plataformas móviles más interactivas, rentables y convenientes, incluso para contenido más largo”.

Las televisoras y los sistemas de paga obtuvieron audiencias, ingresos y suscriptores estacionales adicionales durante Rusia 2018, pero más interesante fue el ascenso de los OTT.

Días antes y durante la primera semana del evento las apps fuboTV (+713%), YouTube TV (+98%), Sling TV (+90%), DirecTV Now (+44%) y Hulu (+18%) alcanzaron descargas estratosféricas. La app Fox Sports también alcanzó niveles inusuales de descargas durante Rusia 2018. Según App Annie, en la primera semana de junio la app fue la tercera más descargada en App Store y la quinta desde Google Play para Android en EUA.

La Unión Europea de Radiodifusores reconoce en su Media Technology Pulse 2018 que para retener a sus audiencias “las emisoras necesitan una estrategia integral en línea que incluya una fuerte oferta OTT. El futuro de los medios de servicio público puede depender de esto”. Añade: “los radiodifusores necesitan ocupar el espacio OTT a través de estrategias, posicionamiento, adquisiciones inteligentes y liderazgo en desarrollos técnicos… Las fortalezas de la TV lineal incluyen noticias, asuntos de actualidad y eventos en vivo. Pero esta situación puede no durar para siempre. Los OTT madurarán el servicio en vivo y en demanda, mientras que la propuesta lineal se debilitará”.

La conclusión es clara. La forma como consumimos contenidos ya cambió. Las audiencias se convierten en usuarios y utilizan cada vez más smartphones y tabletas para consumir servicios de medios. Si bien la transmisión lineal sigue siendo la forma dominante de ver contenido televisivo (como lo demostraron los índices de audiencia durante Rusia 2018), el tiempo de visionado y la práctica se desplazó y los servicios en vivo y bajo demanda están ganando popularidad. Los proveedores de streaming han ingresado al mercado y las nuevas plataformas utilizan el ADN de la distribución en línea para alejar a los espectadores de la transmisión televisiva tradicional.

Ya están a la vista las plataformas mundiales de Amazon, Twitter y Facebook, entre otras, comprando derechos de transmisión de eventos deportivos en vivo. Los OTT ya modificaron la práctica de ver eventos deportivos exclusivamente en televisión, están compartiendo con la TV las audiencias y están a punto de arrebatarle los derechos de transmisión.

La TV disfruta de ser un enorme dinosaurio con prácticas reptilianas desarrolladas a sangre fría a lo largo de su gloriosa era jurásica; tan grande y pesada que no reacciona agilmente a unos OTT mamíferos que saben adaptarse a cualquier hábitat audiovisual, con sangre caliente para entender los gustos de los usuarios y con un avanzado sistema nervioso que los hace innovar modelos de negocio. Ya sabemos quiénes se extinguieron y quiénes dominaron el nuevo ecosistema…

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami