COMUNIDAD MEDIATELECOM

PRESS

Australia analiza establecer roaming nacional

Mediatelecom

Publicado

en

La Comisión de Competencia y del Consumidor de Australia planea imponer un servicio de roaming nacional al por mayor con el objetivo de ayudar a mejorar la cobertura en las zonas rurales.

El regulador dijo haber recibido un número creciente de cuestionamientos sobre el tema, incluyendo a los representantes de las regiones de Australia, el Comité Regional de Telecomunicaciones, de Infraestructura y la Cámara de Representantes del Comité de Agricultura.

La imposición de la obligación de ofrecer roaming nacional se centrará en una serie de cuestiones clave, como la demanda de los consumidores en las zonas rurales y urbanas, los planes de inversión del operador, las barreras a la expansión de la red y las lecciones de roaming móvil nacional en otros países.

El establecimiento del roaming nacional puede traer un aumento sustancial de la competencia por los australianos regionales que no han tenido una elección hasta la fecha.

El mayor operador móvil de Australia, Telstra, emitió un comunicado para expresar su oposición a dicha obligación, señalando que esta decisión podría eliminar la cobertura como un diferenciador competitivo en el mercado y como incentivo para la inversión en las regiones del país para los operadores.

No obstante, el articulista de The Australian Business Review, Dan LLoyd, explica que “el roaming nacional puede permitir a los operadores más grandes aumentar la inversión, ya que reciben pagos de los operadores más pequeños que subvencionan más inversión en la red. Puede permitir que los operadores más pequeños aumenten la inversión como las áreas que no eran rentables sean áreas viables para incrementar la inversión”.

Australia cuenta con un área geográfica de más de 7 millones de kilómetros cuadrados, lo que dificulta comercialmente a los operadores la expansión de sus redes móviles en otras regiones.

 

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AMÉRICA LATINA

Inclusión, inversión y desregulación, claves del futuro digital latinoamericano

Efrén Páez

Publicado

en

Varadero, Cuba. América Latina tiene múltiples retos para lograr el cierre de la brecha digital. Aunque han existido avances, aún persisten barreras que requieren de medidas novedosas o disruptivas, tales como atacar la pobreza, incluir a otros sectores en la discusión y desregular el sector telecom para impulsar la inversión, coincidieron líderes y expertos durante el Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones (CLT).

Pablo Bello, director Ejecutivo de Asiet, enfatizó que la inversión se dará “en la medida que las empresas estén en capacidad de obtener un retorno de la inversión y las políticas públicas lo permitan”.

Señaló que del lado de la demanda se mantiene una de las mayores barreras para el crecimiento del sector. “La razón fundamental de la brecha digital es la pobreza. América Latina es el continente más desigual, más allá de la reducción de precios y la extensión de cobertura”.

Raúl Katz, presidente de Telecom Advisors Services, destacó la importancia de incluir a otros sectores en la discusión. “Nosotros ya estamos convencidos, que otros sectores nos digan porqué las tecnologías son fundamentales para su crecimiento”.

Sergio Scarabino, representante de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), consideró que el sector de telecomunicaciones no debe esperar a que los gobiernos logren alinear la visión entre distintos sectores para la digitalización, “también urge trabajar desde la base para intercambiar experiencias porque la tecnología ya se está implementando en otros sectores”.

También se refirió a la coordinación de América Latina para una agenda digital común, y aunque “esperar a la armonización regional será demasiado lento y tarde, tenemos que hacer el esfuerzo y dar apoyo a los países para que con sus propias características y velocidad se acerquen a la integración de la economía digital”.

José Juan Haro, coincidió en que el sector no debe esperar a la coordinación regional, ya que difícilmente pasará. “La realidad es que esperar acuerdos políticos ralentiza el sector”, y señaló que la región ha demostrado avance sin ellos.

“Europa ha esperado desde 1957 operadores panregionales sin lograrlo, América Latina por decisiones individuales fomentó la aparición de grupos panregionales como América Móvil, Telefónica o Millicom. No siempre es necesaria la coordinación”, afirmó.

Adela Goberna, de ALAI, destacó que el reto es cómo “internacionalizar y digitalizar los distintos sectores productivos en la regioń. En Chile las empresas online exportan a más de 28 mercados y es lo que tenemos que maximizar con marcos regulatorios flexibles, es el camino a seguir sobre cómo se regulan o desregulan ciertos sectores que conforman el ecosistema digital”.

“Uno de los principales problemas de América Latina es que seguimos viviendo de materias primas y eso nos hace dependientes de factores exógenos, es hora de convertirnos en una economía de servicios”, agregó, por su parte, Tom Allegaert de Fide.

Elena Scaramuzzi, responsable de telecomunicaciones, medios y economía digital en Cullen International, destacó la necesidad de los países de dar certidumbre a las inversiones con un “marco regulatorio claro y robusto”.

Omar de León, presidente de ANDEBU en Uruguay, consideró que la dificultad en estos momentos es “cómo imponer un sentido de emergencia a estos temas”, con la tarea de lograr que los gobiernos nacionales entiendan el debate surgido del CLT.

En ese sentido recomendó que “tendría que surgir algún documento en el cual se ataque el tema global de la digitalización, desarrollo de las redes, participación de los gobiernos, que pueda incluir cuestiones disruptivas. Quizá sea el camino de empezar a despertar a los gobiernos”.

Al respecto Haro señaló que los procesos electorales en la región, desde noviembre en Chile y próximamente Colombia, México y Brasil, permitieron un acercamiento de la industria con los candidatos presidenciables con el tema de la digitalización, del cual tuvo “buena recepción y es un buen punto de partida”.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

NEGOCIOS

Comcast sigue en la pelea y ofrece 65 mil mdd por Fox

Elizabeth Salazar

Publicado

en

Comcast lanzó una oferta para adquirir la mayor parte de los activos de televisión y estudios de Twenty-Firts Century Fox; dará 35 dólares en efectivo por acción, llegando a un total de 65 mil millones de dólares y superando la oferta que Walt Disney Company lanzó en diciembre de 2017 por 52.4 mil millones de dólares.

La propuesta de Comcast representa una prima de 19 por ciento del valor de la oferta de Disney y surge después de que AT&T obtuvo el permiso para la compra de Time Warner por 85.4 mil millones de dólares.

La empresa de cable de Filadelfia envió una carta a la familia Murdoch, fundadores de Fox, donde les reitera su admiración y les asegura que su compañía sería el hogar estratégico para ellos, con la confianza en que su propuesta obtendrá todas las aprobaciones regulatorias necesarias para la transacción.

Comcast se comprometió a pagar una tarifa de terminación inversa de 2.5 mil millones de dólares, misma cantidad acordada por Disney, y reembolsarle mil 525 millones de dólares como tarifa de separación. En total pagarían 4 mil 025 millones de dólares en caso de que la transacción no se cierre si no obtiene todas las aprobaciones regulatorias necesarias.

Comcast presentó al Departamento de Justicia la documentación necesaria y confía en que recibirá las aprobaciones internacionales, dada su presencia relativamente pequeña fuera de Estados Unidos. La junta directiva de la compañía aprobó por unanimidad la propuesta y no se requerirá voto de los accionistas para la transacción.

Por su parte, Fox programó la votación de la propuesta de fusión de Disney para el 10 de julio, teniendo tiempo suficiente para analizar la propuesta de Comcast y tomar una decisión, aunque podría posponerla si sus ejecutivos consideran que los accionistas necesitan revisar materiales adicionales.

Sin embargo, Fox tiene la intención de continuar con Fox Broadcasting, Fox Sports y Fox News bajo su corporativo.

De resultar The Walt Disney Company favorecida, Fox destacaría una serie de adquisiciones que incluyen la compra de Marvel Entertainment y Lucasfilm, ambas en 2009, por 4 mil millones de dólares cada una y 2.58 mil millones de dólares en tres años para BAMTech, la unidad de transmisión de video que alimenta los puntos de venta de videos de suscripción de Disney.

Si resulta ganador Comcast, agregaría un nuevo impulso a sus operaciones de producción de películas en los estudios Universal, su unidad NBC Sports y sus operaciones de programación por cable.

Los ejecutivos evaluaron que la adquisición de Fox aumentaría significativamente la cantidad de ingresos que obtienen del mercado extranjero, incrementándose de 9 a 27 por ciento.

Además, obtendrían mayor control de Hulu, que para ellos se convertirá en uno de los mejores negocios de video bajo demanda de la nación. También se adueñaría de activos como Los Simpsons y las transmisiones de los Juegos Olímpicos en Estados Unidos.

Ambas compañías están interesadas en apoderarse de la participación de 39 por ciento de Fox en la emisora ​​de satélites británica Sky PLC, lo cual les daría a una u otra, acceso a los mercados extranjeros e impulsaría nuevos negocios para NBC News o ABC News, de Comcast y Disney, respectivamente. Fox se encuentra en medio de un proceso para adquirir 61 por ciento de Sky por cerca de 16 mil millones de dólares.

Comcast ofreció en abril 30.7 mil millones de dólares para toda la compañía, lo que generó caos. Además, anunció por separado, de conformidad con la Regla 2.7 del Código de la Ciudad del Reino Unido sobre adquisiciones y fusiones, su intención de conservar su oferta para Sky “en paralelo” con la búsqueda de los activos de Fox.

La competencia por Fox pone de relieve la creciente presión ejercida sobre las compañías de medios tradicionales, que han dependido de su capacidad de reunir audiencias masivas para mirar contenido distribuido de forma lineal. Disney, Comcast y otros ahora compiten con gigantes nuevos como Netflix y Amazon, así como otros formatos digitales deseosos de ingresar al video, como Facebook, Twitter y Apple.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

AMÉRICA LATINA

América Latina debe prepararse para la integración regional digital

Efrén Páez

Publicado

en

Varadero, Cuba. Organizaciones, empresas y los propios gobiernos latinoamericanos han expresado su interés porque exista una mejor integración económica entre los países de América Latina, que habilite un mayor crecimiento económico para la región. Una agenda digital común podría ser el primer paso para impulsar el avance en temas como espectro radioeléctrico o comercio electrónico.

De acuerdo con el estudio Enfoques regionales y subregionales para la economía digital, financiado por CAF y elaborado por Cullen International, existen lecciones que América Latina puede aprender de la región de Asia-Pacífico, incluidas las estrategias y políticas destinadas a fomentar la conectividad de banda ancha, así como el desarrollo del comercio electrónico.

El estudio señala que la conectividad y las políticas universales para generar confianza del consumidor, incluida la privacidad y la ciberseguridad, se encuentran entre los impulsores más importantes del comercio electrónico.

América Latina sólo representaba 2 por ciento de los ingresos mundiales por comercio electrónico en 2015.
Recomienda que, para lograr una economía digital regional, se debe tener soporte de alto nivel; permitir una implementación flexible de la hoja de ruta al establecer metas claras; reunir esfuerzos de coordinación en torno a organizaciones regionales independientes; establecer asistencia técnica con apoyo público y privado, y establecer mecanismos de monitoreo.

Durante el seminario sobre la creación de una Estrategia Digital Regional en América Latina y el Caribe, Marianella Guzmán, de la Comunidad Andina, presentó la experiencia de esta organización en coordinar normativas de interés común para los países miembros: Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador.

Destacó que las ventajas de la CA es que tiene carácter supranacional con normativas de efecto inmediato, acelerando la coordinación y la armonización legislativa.

La CA ha avanzado en temas como protección al usuario de telecomunicaciones o un marco regulatorio para recursos de espectro satelital, a la vez que está desarrollando un proyecto para la posible eliminación del roaming internacional entre los países miembros.

Raúl Katz, consultor en telecomunicaciones, advirtió que existen dos aspectos principales para una integración digital, la coordinación técnica y la coordinación de políticas públicas, siendo la segunda la más compleja.

“Cada país debe reconocer que hay externalidades positivas en la coordinación”, indicó.

Asimismo, consideró que una mayor integración o coordinación entre las economías latinoamericanas es un proceso complicado “en la medida que no existen instituciones como la Comisión Europea con facultades vinculantes”.

Sin embargo, destacó que hay oportunidades de avance, como empezar por espacios subregionales, o en temas específicos, donde se puedan agregar acuerdos, donde el trabajo de la CA es un buen ejemplo.

Sebastián Cabello, director de GSMA Latam, advirtió que en la región se requiere liderazgo institucional y evitar los “personalismos” en las organizaciones multilaterales, sin llegar a acuerdos firmes de colaboración.

“El principal problema es que se requiere una visión clara para la alineación de política pública. En nuestro sector queda claro que hay mucho por ganar”, enfatizó.

Coincidió con Katz en que se pueden organizar negociaciones por cada tema en particular, “que se aborden hasta el final con una propuesta”, que después podrían ser llevadas a una mesa de negociación más amplia.

Recomendó, incluso, que los países podrían considerar iniciar por temas nuevos que actualmente no tienen regulación y, por lo tanto, con mayores facilidades de negociación, tales como Internet de las Cosas o Inteligencia Artificial, donde se requerirá de la coordinación y la interoperabilidad de los sistemas.

Katz destacó la importancia de avanzar en temas como IoT, que permitan que “camiones que cruzan desde Buenos Aires a Panamá tendrían que tener interoperabilidad a lo largo de las fronteras, con impacto decisivo en los flujos comerciales”.

Por su parte, Mauricio Agudelo, especialista en telecomunicaciones del banco CAF, destacó la importancia del papel de las empresas en la integración digital.

“La cuestión es si la integración la hacen los países o las empresas. No me imagino a Falabella o MercadoLibre esperando que los bloques de integración avancen para sus estrategias de comercio regionales”.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

septiembre 2016
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

RELEVANTE

Bitnami