COMUNIDAD MEDIATELECOM

Medios públicos

Mediatelecom

Publicado

en

Entre 10 mil y 20 mil personas se manifestaron en Atenas por el cierre el 12 de junio de ERT (Radio Televisión Helénica), que controla los medios electrónicos públicos de Grecia. No faltaron los irónicos que dijeron que había más personas en las protestas que los que habitualmente sintonizan sus emisiones.

“No es por ERT, sus programas son realmente aburridos -le dijo una manifestante de 19 años, Angeliki Markou, al Financial Times-. Pero el gobierno no puede borrarla de forma tan poco democrática”.

La verdad es que el primer ministro Andonis Samarás no pretende eliminar la radiodifusión pública sino relanzarla en septiembre ya saneada en lo financiero y en recursos humanos.

Los dos canales de televisión originales de la empresa, ERT 1 y ERT 2, así como sus emisoras de radio, gozaron durante décadas de un monopolio impuesto por ley, como ocurría en otros países europeos. A fines de la década de 1980 empezaron a surgir algunas emisoras pirata, que transmitían lo que el público realmente quería ver y escuchar, hasta que el Parlamento se vio obligado a legalizar la radiodifusión privada en 1989. Las nuevas emisoras privadas rápidamente desplazaron a las gubernamentales en los primeros lugares de popularidad.

Según el Financial Times, los actuales cuatro canales de televisión de ERT y sus 29 emisoras de radio captaban menos del 20 por ciento del público. En televisión su competencia eran tres rivales privados. ERT cuenta además con varios portales de internet… y no una sino dos orquestas sinfónicas.

Si fuera una empresa privada, ERT habría quebrado desde que perdió el monopolio… o incluso antes. Pero en el país más pobre de la Unión Europea se estableció un impuesto especial para subsidiarla, el cual se cobra a través del recibo de electricidad tanto a los hogares que tienen televisor como a los que no. Según Simeon Kedikoglou, vocero del gobierno de Grecia, las emisoras de ERT cuestan “de tres a seis veces” lo que una privada y tienen “de cuatro a seis veces el personal”. Su público, sin embargo, es pequeño: “de la mitad que una emisora privada”. ERT goza de un presupuesto de 300 millones de euros al año.

Al gobierno griego le cuesta hoy menos despedir a los 2,650 trabajadores de ERT, a pesar de los altos costos de indemnización laboral, para recontratar a los 1,200 que realmente se necesitan que seguir operando como hasta ahora. Los trabajadores de ERT, muchos de los cuales fueron contratados por ser amigos y parientes de políticos influyentes, se niegan a aceptar el cierre debido a los altos sueldos y prestaciones de los que gozan. Varios sindicatos, entre ellos el de periodistas (sí, hay “sindicato de periodistas”), están realizando paros y manifestaciones en su apoyo.

En México los medios públicos no son tan costosos, pero no dejan de ser una carga para el erario. Nada más los que controla el gobierno federal representan un gasto en este 2013 de casi 1,282 millones de pesos (OnceTV, 643 millones; Canal 22, 231 millones; Instituto Mexicano de la Radio, 211 millones; Organismo Promotor de Medios Audiovisuales, 99 millones; y Radio Educación, que opera sólo en el Distrito Federal, 97 millones de pesos). A esto hay que añadir TV UNAM, Radio UNAM y las emisoras de radio y televisión de los gobiernos e instituciones educativas públicas de los estados.

Estos subsidios son aristocráticos. Las emisiones de los medios públicos mexicanos van dirigidas en buena medida a públicos minoritarios, más aún que los de ERT en Grecia. En una visión ultraconservadora del gasto público, el gobierno debe cobrar impuestos a toda la población para financiar la radio y la televisión de unos cuantos.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

NEGOCIOS

Así afectará al usuario la multa récord a Google por abuso de posición dominante

Mediatelecom

Publicado

en

20  Minutos –  EFE
La multa récord a Google de Bruselas por imponer su navegador en móviles con sistema operativo Android frente a otras opciones ha levantado fricciones no sólo entre Europa y EE UU sino entre los propios expertos europeos cuyas posiciones son divergentes respecto a si la medida favorecerá o no al usuario.
La Comisión Europea impuso esta semana la mayor sanción de la historia por incumplimiento de la normativa de competencia a Google, con una cuantía superior a los 4.300 millones de euros, tras acusar a la empresa de utilizar su sistema operativo Android para reforzar la posición de su buscador. La sanción, que será recurrida por Google ante los tribunales, ha levantado heridas a nivel internacional.
El propio presidente de EE UU, Donald Trump, salió a la palestra para advertir de que la Unión Europea (UE) se aprovecha de su país “pero no por mucho tiempo”. Sin embargo, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, considera que Google ha usado Android como vehículo para consolidar el dominio de su motor de búsqueda, con unas prácticas que han negado a sus rivales la oportunidad de innovar y competir por sus méritos.
Google, por su parte, alega que su tecnología ha creado “más elección para todos, no menos” al hacer disponibles 24.000 dispositivos de todo tipo de precios, de más de 1.300 marcas diferentes. Los expertos tecnológicos difieren sobre lo justificado o no de la decisión de penalizar a Google y de sus posibles efectos sobre el usuario. El director de Análisis de la consultora IDC Research España, José Antonio Cano, explica que la multa a Google era “previsible” por saltarse la ley antimonopolio europea.
Con esa penalización a Google quien se verá especialmente favorecido es el usuario, no tanto por el impacto en el sistema operativo Android, que seguirá igual, sino por la posibilidad de disponer ahora de mayores opciones de búsqueda y libertad para retirar aplicaciones del móvil que no le gustan, explica el responsable de IDC. Google “no puede obligar a los fabricantes de móviles a usar sus servicios de forma unidireccional, ni exigir la instalación de sus aplicaciones prefijadas que no se puedan desinstalarse, añade el experto.
Por el contrario, el profesor del IE Business School y experto digital Enrique Dans se pregunta en su blog ¿dónde está el daño por parte de Google?, y explica que los usuarios sin duda están contentos con Android y lo adoptan hasta el punto de convertirlo en líder absoluto del mercado europeo y mundial.
Los desarrolladores tienen una plataforma sobre la que ofrecer sus aplicaciones y más de dos millones de ellos trabajan en Europa sistemáticamente sobre ella, continúa Dans. Añade que los fabricantes trabajan con un acuerdo con Google cuyas cláusulas pueden ignorar, y si deciden cumplirlas es porque suponen en general ventajas para aproximarse al mercado. A la pregunta de si la multa a Google supone “matar a la gallina de los huevos de oro” en temas de innovación en Europa, el responsable de IDC contesta con un no rotundo.
Al contrario, continúa, tras explicar que dicha acción podría convertirse “en un aliciente” para redefinir el marco de relaciones de la tecnológica con el resto de proveedores de móviles, como ocurrió con la multa también histórica contra Microsoft hace más de una década por exigir la instalación de Explorer junto a su sistema operativo Windows. Es una buena noticia que los fabricantes de móviles con sistema operativo Android puedan decidir a partir de ahora si llevan el navegador de Google u otro, añade.
Continúa que el usuario seguirá utilizando Android y los servicios de Google, aunque se verá beneficiado porque podrá elegir qué aplicaciones desea mantener o desinstalar de todas las “apps” de dicha tecnológica prefijadas, que ahora no puede eliminar por ir incorporadas al terminal por defecto, y así podrá personalizar aún más su móvil y mejorar su experiencia de usuario.
Frente a ese optimismo, Enrique Dans advierte de que “estamos sin duda ante una de esas medidas políticas que deciden ignorar completamente las bases de toda legislación antimonopolio, es decir que exista un daño al mercado o a la libre competencia”, que en este caso no existe. Lamenta esta posición de la UE que sigue “el camino mediático, el de la multa récord, el de la sanción arbitraria independientemente de los efectos sobre ese mercado; un camino que no lleva absolutamente a ninguna parte”.
Sobre posibles víctimas tecnológicas por temas de competencia en la UE, Apple podría ser la siguiente según se especula en el mercado, aunque sus peculiaridades son muy distintas a las de Google, al tratarse de un ecosistema cerrado, donde desde el terminal, hasta el sistema operativo y las aplicaciones propietarias pertenecen a dicha compañía, recuerda Cano.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

TELECOM

La disputa legal por el “copyright” en internet

Mediatelecom

Publicado

en

Milenio – Christian Muñoz Contreras

Aunque a principios de julio el Parlamento Europeo se negó a aprobar la reforma (directiva) a los derechos de autor dentro del mercado digital con 318 votos en contra y 278 a favor, el documento se votará otra vez con modificaciones del 11 al 13 de septiembre, y los expertos prevén una acalorada discusión.

La directiva es un documento presentado por el Parlamento Europeo desde 2016. Busca modificar la ley europea en materia de derechos de autor, cuya legislación vigente se remite a tiempos anteriores a la supremacía de los gigantes de internet como Google, Facebook o YouTube.

El problema fundamental que la directiva busca dirimir entre la industria de la música, el cine y los escritores, y los gigantes de internet se basa en la generación de ingresos sin tener que pagar derechos de autor a los creadores por el material compartido o creado con elementos de terceros.

De acuerdo con el sitio especializado en datos Statista, Facebook año con año ha presentado una tendencia creciente en sus ganancias, superando 40 mil millones de dólares en 2017.

Estos ingresos se deben al número de usuarios, parte primordial de su modelo de negocio. Para 2021 se prevé que Facebook rebase los 3 mil millones de usuarios en el mundo, cuyos datos usa para dirigir de manera más eficaz la publicidad que los anunciantes compran dentro y fuera de su plataforma.

En la red social, los usuarios y páginas que también ofrecen contenido comparten imágenes, textos y videos creados por otros autores sin pagar por el contenido que brindan. Estas páginas se han convertido en competidoras de las que realmente producen textos, videos o imágenes y Facebook las ha aprovechado para colocar publicidad dentro de ellas.

Sin embargo, la directiva del Parlamento Europeo intenta poner freno a este modelo. Con los artículos 11 y 13 del texto se pretende obligar a Facebook, YouTube, Google y Wikipedia a censurar contenidos que tengan derechos de autor.

Una de las polémicas de estos artículos radica en que de esta forma, argumentan las grandes tecnológicas, como Wikipedia, que quitó por 36 horas su servicio, el libre flujo de contenido en internet se detendrá, lo que deja a los usuarios en medio de la disputa entre la industria de la creatividad y los gigantes tecnológicos.

Algo similar sucede con YouTube, un servicio de videos presente en 88 países y con más de mil 500 millones de usuarios mensuales. De acuerdo con Omnicore, en su plataforma se suben 300 horas de video por minuto. Sin embargo, de esta cifra solo 9 por ciento del contenido se baja por derechos de autor, mientras que los artistas acusan a la plataforma de videos de usar un vacío legal para pagarles mínimas cantidades por sus obras.

El costo de operación anual de YouTube, que pertenece a Google, es de 6 mil 350 millones de dólares, pero el retorno anual de ingresos supera los 13 mil millones.

No obstante, con las reglas de la nueva legislación, la plataforma tendría que pagar millones de dólares por cargos a artistas como Taylor Swift, Ed Sheeran y Katy Perry.

De acuerdo con Statista, Google, el dueño de YouTube, a través de su buscador Google Chrome, también ha superado los mil millones de usuarios. Desde el buscador se puede acceder libremente a todo tipo de imágenes, artículos, películas o libros en PDF.

Luego de que el Parlamento Europeo rechazó la reforma, la industria editorial, a través de Luis Elías, secretario general del Grupo Planeta, se pronunció sobre el tema: “Google es un parásito que se aprovecha del esfuerzo ajeno (…) ¿Por qué en internet el libro debe ser gratuito? Google no lo es para sus anunciantes”.

De aprobarse la directiva de la Comisión Europea, marcará un hito dentro de la regulación de internet en la región y abrirá la puerta para que otros continentes lo hagan.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

TECNOLOGÍA

Estos son los móviles y marcas que más averías y fallos registran

Mediatelecom

Publicado

en

Un informe publicado por la compañía Blancco ha puesto de manifiesto cuáles son los teléfonos móviles que han registrado más averías y las marcas que más problemas dan.
El estudio, titulado State of Mobile Device Repair & Security, expone los datos del último cuatrimestre de 2017 recopilados por esta compañía dedicada al borrado de contenido de smartphones. Se trata de dispositivos que han mostrado algún fallo durante las pruebas realizadas por esta empresa en teléfonos usados que han sido devueltos o enviados para arreglar. Entre otras marcas afectadas se encuentran algunas muy populares, como iPhone, Samsung o Xiaomi, según recogen desde Computer Hoy.

Así, los teléfonos móviles que registran más fallos son los de la marca Samsung (un 34%), seguidos por los Xiaomi (13%) y Motorola (9%). Samsung ha mejorado su nota, ya que en el cuatrimestre anterior la tasa de fallos era del 53%. Respecto a los modelos que más problemas han registrado, Xiaomi Redmi 4, Motorola Moto G (5S) Plus y Lenovo K8 Note ocupan los tres primeros puestos. Samsung, por su parte, tiene varios modelos entre los 10 móviles con mayores averías, algunos de alta gama como el Samsung Galaxy S7 o el S7 Edge.

Por su parte, los móviles de Apple con más fallos son el iPhone 6 y el iPhone 6S, aunque la compañía lo justifica en que son los smartphones más vendidos, de ahí que se estropeen más.

Asimismo, el informe pone de relieve que la media de dispositivos que se estropean es mucho más alta en Europa que en EE UU o Asia, independientemente del sistema operativo Android o iOS. Según Blancco, esto es así porque en Europa han llevado a cabo muchas más pruebas, además de ser los que emplean las versiones más antiguas de Android al no renovar tan a menudo los terminales.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami