Martes, 27 de junio del 2017
Idioma Es Pt En

Hace 63 años se inauguró la televisión colombiana

Enter - Aura Izquierdo - 14.06.2017, 07:18
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

El 13 de junio de 1954 se inauguró oficialmente la televisión en Colombia. Desde entonces, esta ha jugado un papel muy importante en el desarrollo cultural de nuestro país y especialmente en la vida política. En la actualidad se estima que más del 95% de los hogares posee al menos un televisor en su hogar y más del 70% de los Colombianos acostumbra ver al menos una hora diaria de su programación, según un estudio de la Comisión Nacional de Televisión Colombiana.

Un recorrido por la historia de la televisión colombiana

La historia se remonta a 1936, época en la que nació el interés del Teniente Rojas Pinilla por la televisión. En un viaje a Alemania para cumplir una misión encomendada por el gobierno de Alfonso López Pumarejo, Pinilla conoció el novedoso invento, que por entonces estaba siendo desarrollado en distintas partes del mundo. La idea quedó fija en la mente del militar.

Desde entonces, Rojas Pinilla se propuso hacer posible el proyecto de traer la televisión al territorio nacional. Una vez que subió al poder inició las labores para conseguir las tecnologías y los insumos necesarios para esto. Sin más preámbulos, saltamos entonces al 13 de junio de 1954, día en que la televisión se empezó a prestar como un servicio directo del Estado.

A esto se debe que muchos de los primeros programas daban a conocer de forma masiva las políticas públicas y los diferentes proyectos en pro del país. Pero volviendo a los sucesos en el tiempo, la llegada de la televisión tuvo lugar en el marco de la celebración del primer año de gobierno del entonces general Gustavo Rojas Pinilla. A las 7:00 p.m se escucharon las notas del Himno Nacional de la República, y la gran novedad, el sonido venía acompañado de las imágenes de la Orquesta Sinfónica de Colombia.

Seguido al Himno Nacional, el general Rojas Pinilla se dirigió al País desde el Palacio San Carlos, actual Ministerio de Relaciones Exteriores, y declaró oficialmente inaugurada la Televisión en Colombia. Un gran paso para la sociedad colombiana.

LA PRIMERA EMISIÓN TUVO UNA DURACIÓN DE TRES HORAS Y CUARENTA Y CINCO MINUTOS.

La imagen emitida era de muy buena calidad. Quienes tenían acceso de primera mano a los televisores fueron los primeros en disfrutar del nuevo medio de comunicación nacional. Para quienes no tenían la misma facilidad, el Gobierno instaló televisores en vitrinas de Bogotá y Medellín.

Seguido al acto de inauguración se dio paso a la emisión de los primeros intentos de programas de entretenimiento. Con el tiempo la televisión se convirtió en una herramienta para la divulgación cultural y la educación popular. Y un medio que servía también para difundir la imagen de las Fuerzas Armadas y el proyecto político de estas. Colombia se abrió camino a la modernización. Se trabajó por mejorar la escenografía, la calidad y el acceso.

Por supuesto, la historia de la televisión colombiana es mucho más extensa, aquí solo intentamos dar un repaso por las fechas más importantes. Tener presente el día en que la televisión llegó a nuestros hogares es un elemento indispensable para construir la memoria colectiva. Y pese a la aparición de nuevas formas de entretenimiento, la televisión sigue vigente y lucha por mantener su lugar. Su historia es el reflejo de los cambios sociales que ha visto el país.

 

 
« Junio 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.