Jueves, 21 de septiembre del 2017
Idioma Es Pt En

A Sprint no le gustan los detalles de la licitación del 2.5 GHz del IFT

El Economista - Nicolás Lucas - 11.09.2017, 06:23
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

El diablo está en los detalles y eso es lo que no parece gustarle a Sprint Corp, el cuarto operador móvil de Estados Unidos, del mecanismo técnico y de mercado elegido por México para licitar pronto 130 MHz de espectro en la banda de los 2.5 Gigahercios.

 

Sprint teme que la propuesta lanzada a la industria por el Instituto Federal de Telecomunicaciones el 8 de agosto pasado para volver a colocar esas frecuencias en el mercado entre el segundo semestre del 2017 y el primero del 2018, pero en adelante para telefonía e Internet móvil, puede complicar desde ahora su plan de negocios y particularmente su operación técnica diaria al otro lado de la frontera.

 

La empresa fue uno de los tres grupos y/o personas que hace unos días formularon comentarios al IFT sobre la manera en que debe licitarse este espectro recuperado en 2013 a favor de los usuarios móviles. Totalplay y una persona física fueron los otros dos comentaristas del plan presentado por el regulador sobre el destino de la banda del 2.5 GHz.

 

NOTICIA: Los títulos de telefonía para el 2.5 de MVS-Telcel costarán 1,921 millones de pesos

 

Sprint Corporation estima que la propuesta técnica del IFT para explotar el espectro del 2.5 terminará por repercutirle en interferencias a su servicio, cuando los operadores del lado mexicano usen esa banda para Internet de banda ancha o telefonía móvil. Las frecuencias ya se explotaron en el pasado para servicios de televisión restringida por vía microonda.

 

Y hay más. Sprint, que atiende a 53.7 millones de usuarios en Estados Unidos, planteó al regulador mexicano la posibilidad de redefinir el alcance de los bloques de espectro en licitación o de lo contrario, la convocatoria del IFT perderá encanto entre los potenciales interesados de más allá del territorio nacional, una afirmación con la que Sprint no despeja los constantes rumores de querer entrar al mercado móvil de México vía la subasta del 2.5 GHz o con la compra de un operador ya establecido y para apuntalarse después con la Red Compartida mayorista del Consorcio Altán que desde el 2018 correrá sobre el espectro de los 700 MHz, todo, pese a que sus estados financieros no viven su mejor momento.

 

El operador, filial del grupo japonés SoftBank y que no ha dicho no al coqueteo de T-Mobile para fusionarse con miras a encarar con mayor fuerza a los líderes Verizon y AT&T del mercado estadounidense, califica de inapropiada la intención del IFT de sacar a concurso bloques nacionales de espectro del 2.5 GHz y por ello se decanta por el concesionamiento de bloques regionales con los que, a su parecer, sería más sencillo generar economías de escala, expandir la banda ancha móvil hasta esos 50 millones de mexicanos que todavía faltan por conectarse y aumentar entonces el interés por estas frecuencias que son más propicias para el transporte de datos.

 

 

Radiografía de Sprint en Estados Unidos

 

Sprint es el cuarto operador de EU y aunque sus finanzas adolecen, apura la expansión de su red LTE para cerrar el 2017 con una cobertura de 250 millones de usuarios.

 

Usuarios hasta junio 2017:53.7 millones
Licencias de espectro en:                     800 MHz, 1.9 GHz y 2.5 GHz
Puntos 4G LTE:                     22,000 totales; 500 sólo en 2.5 GHz sobre la frontera México-EU
Cobertura de servicios LTE en 2016:                     471 poblaciones; 225 millones de usuarios
Sprint y el 2.5 GHz:                     Tiene un paquete de 160 MHz
                                                                                  Llega a las 100 ciudades top de EU
                      Alista 2,600 nuevos puntos LTE en frontera con México

 

Fuente: Reportes financieros de Sprint a la SEC de los Estados Unidos, a junio del 2017.

 

 

En Estados Unidos, Sprint Corp tiene licencias de espectro en las bandas de 800 MHz y también en las de 1.9 GHz. Pero al ser el primer tenedor de frecuencias en la banda del 2.5 en territorio estadounidense, allá cuenta con un paquete de 160 MHz de esas señales, le preocupa que los mexicanos salgan al mercado con una oferta que no haga sintonía con sus propósitos inmediatos.

 

La configuración tecnológica y potencia de como plantea el IFT la futura explotación de la banda del 2.5 es lo que en definitiva inquieta a Sprint y entonces le solicita considere la ejecución de un plan “neutral” sobre la tecnología a utilizarse en esa banda.

 

El operador señala que sus servicios se soportan, principalmente, sobre una plataforma tecnológica identificada en la industria como Time Division Duplexing o TDD y presume que el regulador mexicano está apostando más en su licitación por la configuración de Frequency Division Duplexing o FDD.

 

 

Sprint advierte en sus opiniones al IFT que ya cuenta con experiencia “de primera mano” en la explotación de la banda de los 2.5 GHz; le desliza también el aviso de que llegó primero con un plan para esas frecuencias y le recuerda además que otros 40 concesionarios ubicados inmediatamente en la ribera norte del Río Bravo se verán afectados por cómo ha diseñado su plan de licitaciones.

 

Al respecto, Sprint insiste al IFT: los posibles afectados no sólo son empresas de telecomunicaciones, también serían instituciones de educación superior, compañías de otros giros u organismos religiosos que en el pasado se hicieron con una concesión de la banda del 2.5 GHz.

 

 

La misma Telcel, a quien el IFT le autorizó en el primer semestre del año la explotación de las señales del 2.5 que un día fueron de MVS Comunicaciones, también enfrentaría complicaciones en las proximidades de la línea fronteriza, le dice al regulador el operador estadounidense:

 

“Considerando que Sprint ya desplegó cientos de sitios de bandas TDD en la banda de 2.5 GHz en diversos lugares próximos a la frontera común, el despliegue y operación de las operaciones de 2.5 GHz FDD en México, siguiendo el planteamiento de las Bases de la Licitación, creará interferencia perjudicial a los operadores de ambos lados de la frontera, salvo que el IFT adopte medidas robustas de protección para prevenir la interferencia perjudicial que lo anterior pueda ocasionar y que los Estados Unidos y México celebren un acuerdo trasfronterizo que permita a ambas partes beneficiarse del uso de la banda de 2.5 GHz en la frontera entre los dos países”.

 

Y sobre el tamaño de los lotes en próxima subasta, la telefónica dice al regulador que “grandes áreas de concesiones geográficas a nivel nacional pueden crear barreras para la entrada de posibles competidores, aumentando el costo de proveer los servicios y, en última instancia, disminuir la elección del consumidor. El concesionamiento de espectro en áreas geográficas regionales o metropolitanas puede promover el despliegue inalámbrico y oportunidades económicas en áreas que de otra manera no recibirían servicio, permitiendo a los concesionarios mayor flexibilidad para dirigirse a mercados de nicho y áreas rurales”.

 

 

Al ser el único operador móvil que envió opiniones al IFT sobre el proceso de una licitación de espectro que les compete más a AT&T, Movistar y Telcel, Sprint Corporation sale a defender sus intereses.

 

Al otro lado de la frontera de 3,180 kilómetros que divide a México de Estados Unidos, Sprint ha ido esparciendo hasta la fecha 500 sitios para servicios de red móvil LTE sobre la banda de los 2.5 Gigahercios y todos ellos se encuentran a una distancia máxima de 125 kilómetros de la frontera común .

 

Sprint informa que todavía tiene planes de instalar otros 2,600 puntos LTE sobre el 2.5 en Arizona, California, Nuevo México y Texas, por lo que el plan del IFT impactaría en su estrategia de despliegue de redes de nueva generación.

 

No sólo es el tema de la licitación en México lo que a Sprint le apremia; también debe entregar buenas cuentas a sus accionistas de SoftBank y sus estados financieros no pasan por su mejor momento en estos días.

 

Es por ello que el fantasma de la fusión con el competidor T-Mobile no deja de planear frente a sus ojos, pues además del factor financiero, Sprint ya anunció planes de servicios futuros con tecnología 5G sobre su banda de 2.5 GHz para después del 2019, que por su naturaleza de ser un espectro más apto para capacidad, podría ser aprovechado por T-Mobile para el despliegue en el mediano plazo de una oferta de capacidad-cobertura de servicios gracias a sus señales de los 600 MHz, sobre el que también ya bosqueja un plan de 5G entre 2019 y 2020 para rivalizar con AT&T y Verizon.

 
« Enero 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.