Sábado, 16 de diciembre del 2017
Idioma Es Pt En

Estrategia Nacional de Ciberseguridad, marcada por fin de sexenio

El Economista - Rodrigo Riquelme - 05.12.2017, 08:48
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

Pese a que la Organización de Estados Americanos (OEA) y la iniciativa privada promovieron durante el proceso de elaboración de la Estrategia de Ciberseguridad Nacional la creación de una coordinación o de una agencia que coordinara las labores públicas y privadas en la materia, el documento presentado al inicio de la tercera Semana Nacional de Ciberseguridad, adjudica esta responsabilidad a una Subcomisión de Ciberseguridad.

 

Para Víctor Lagunes, jefe de la Unidad de Innovación y Estrategia Tecnológica de Presidencia de la República de México, la ausencia de un coordinador o de una Agencia Nacional de Ciberseguridad dentro de la estrategia se debe principalmente a dos motivos: la decisión de todas las entidades y sectores consultados para la elaboración del documento y el tiempo en el que fue presentado, al finalizar el quinto año de la administración, cuando ya no es momento de generar políticas públicas.

 

“El resultado final es el que nos dió el tiempo en el que nos encontramos, cerrando el quinto año de la administración, y en la experiencia que tengo, que es más tecnológica que de gobierno, ya no salen publicaciones de políticas públicas en los últimos años de gobierno, que se dedican sobre todo a la estabilización y al seguimiento de proyectos”, dijo Víctor Lagunes en entrevista con El Economista. 

 

En agosto pasado, se presentó el primer documento de trabajo de la Estrategia Nacional de Ciberseguridad, que había sido elaborado por la Presidencia de la República en colaboración con la OEA, como resultado de una serie de talleres y mesas de trabajo en las que sectores como la academia, la iniciativa privada, el sector público y la sociedad civil habían discutido en torno a los principales temas vinculados a la ciberseguridad en México.

 

El documento formal que pretende dar vida a la ENCS fue presentado tres meses después, el pasado 13 de noviembre y se parece mucho a aquel primero en el que apenas se esbozaban las líneas de trabajo que había que seguir si es que se quería conseguir el objetivo general de la estrategia, es decir ser la política pública del gobierno federal en materia de ciberseguridad con el fin de que México sea un país más preparado y resiliente ante ciberataques.

 

A los cuatro objetivos estratégicos que ya existían en la primera versión de la ENCS: economía, sociedad, gobierno y seguridad nacional se agrega el de seguridad pública, además de que se modifica el nombre de algunos de los anteriores: gobierno pasa a ser instituciones públicas y sociedad y economía se convirtieron en sociedad y derechos y economía e innovación, respectivamente.

 

Algo similar ocurre en el caso de los ejes transversales que debe cubrir la estrategia, en donde el eje de concienciación, cultura y prevención pasó a llamarse cultura de ciberseguridad y los demás ejes permanecieron intactos, a excepción de investigación y desarrollo, que ahora es investigación, desarrollo e innovación TIC y de marco jurídico, que ha pasado a llamarse marco jurídico y autorregulación.                 

 

Lo que sí se añadió fueron tres principios rectores de la estrategia que abarcan una perspectiva de derechos humanos, un enfoque basado en gestión de riesgos y la colaboración multidisciplinaria y de múltiples actores. También se incluyó el marco institucional en el que funcionará la ENCS, el cual indica que será la Comisión Intersecretarial para el Desarrollo del Gobierno Electrónico (CIDGE), a través de la Subcomisión de Ciberseguridad, “la encargada de coordinar al Gobierno de la República y articular los esfuerzos de los diferentes actores para la implementación y seguimiento de la Estrategia”, refiere el documento.

 

Las tareas de la Subcomisión de Ciberseguridad son aprobar y dar a conocer la estrategia, dar seguimiento y coordinar la implementación de la ENCS en colaboración con las diferentes dependencias y entidades de la administración pública federal; impulsar los esquemas de  colaboración y cooperación interinstitucional en materia de ciberseguridad y fomentar la  colaboración y cooperación con los diferentes actores interesados: sociedad civil, sector privado, comunidades técnicas y académicas.

 

Esta subcomisión será presidida por la Comisión Nacional de Seguridad, que agrupa a la Policía Federal y a la División Científica, y tendrá como participantes a la Presidencia de la República, las secretarías de la Función Pública, Gobernación, Economía, Educación, Hacienda y a la Procuraduría General de la República. Además, contará con invitados permanentes como la Sedena y la Semar, el SAT, la CNBV, la Profeco y la Condusef, el IPN y el Conacyt y funcionará también como el vínculo formal con el Consejo de Seguridad Nacional, a través del Comité Especializado en Seguridad de la Información

 

De acuerdo con Lagunes, la Subcomisión de Ciberseguridad le otorga formalidad a la estrategia para generar los diferentes programas según cada uno de los ejes transversales.

 

Aunque la mayoría de los especialistas e interesados en la materia ven con buenos ojos que se haya dado el primer paso en la construcción de una Estrategia Nacional de Ciberseguridad, siguen creyendo que es necesaria la existencia de un ente coordinador con capacidad de mandato y presupuesto que persiga los objetivos establecidos en el documento que se presentó hace unas semanas.

 

Ricardo Zermeño, director de la consultoría en tecnologías de la información Select, también adjudica la creación de una Subcomisión de Ciberseguridad en lugar de una Agencia Nacional de Ciberseguridad, al momento del sexenio en el que se encuentra el país. “Tienes que entender que los cambios estructurales en el momento actual a lo mejor no son viables en cuanto a la organización del gobierno federal”, dijo Zermeño en entrevista con El Economista.    

 

Zermeño ve a esta subcomisión como un avance y también como una transición, que debe orientarse a la creación de un ente coordinador con mandato, como se indica en el estudio sobre el estado de la ciberseguridad en México que Select realizó para la La Cámara Nacional de la Industria Electrónica de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti).

 

Si bien el fin de la administración de Enrique Peña Nieto es visto como uno de los fundamentos por los que no se ha podido avanzar más en relación con la Estrategia Nacional de Ciberseguridad, ni el proceso electoral ni el cambio de gobierno preocupan al encargado de coordinar la estrategia al interior de la Presidencia de la República.

 

“No vimos el ciclo administrativo como algo coyuntural que pudiera afectar a la publicación de la estrategia”, dijo Víctor Lagunes.

 

 
« Diciembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.