Domingo, 24 de septiembre del 2017
Idioma Es Pt En

Expertas afirman que mujeres requieren nivelación para emprender en tecnología

Diario Financiero - Kamila Cortez - 04.09.2017, 07:12
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

Uno de los principales desafíos del ecosistema emprendedor es aumentar el número de mujeres que participan en él, según el Global Entrepreneurship Monitor 2016 por cada 10 hombres hay seis mujeres. Pero en los últimos años se sumó un reto adicional: incrementar las emprendedoras de base científicatecnológica. Una necesidad que motivó la creación de programas como Girls in Tech, The S Factory de Start-Up Chile de Corfo y Laboratoria. Maitetxu Larraechea, directora ejecutiva de Girls in Tech, expresa que el porcentaje de emprendedoras en rubros tradicionales como moda o gastronomía se ubica en torno al 40%. "No obstante, cuando haces el filtro de las mujeres que participan en startups de base científica-tecnológica o de alto impacto la cifra cae drásticamente y eso tiene que ver con la educación formal". Plantea que históricamente las mujeres han estado alejadas de campos como la ciencia y la tecnología, por lo tanto, hay una brecha que superar antes de llegar a las instancias de prototipaje. Por ello es clave generar mentorías y programas enfocados en mujeres y que apunten al desarrollo "muy inicial de un emprendimiento".

"El diagnóstico al que llegamos desde Girls in Tech es que hay muchas mujeres con ideas de base científicatecnológica que necesitan una instancia de pre aceleración antes, incluso, de postular a fondos semilla. No saben cómo analizar un mercado o afinar su idea para optar a un determinado financiamiento y necesitan mayor preparación en ese aspecto", sostiene Larraechea. Patricia Hansen, directora de Aceleración de Start-Up Chile, que tiene a su alero el programa The S Factory, advierte que la gente en general emprende en cosas que le son familiares y "si las profesionales están ligadas a áreas menos tecnológicas es algo que se va a replicar en el emprendimiento. No es sólo que no se interesen por carreras en este campo, sino que tampoco se orientan laboralmente hacia esa industria". Señala que comenzaron con el objetivo de aumentar el número de emprendimientos liderados por mujeres de base tecnológica que ingresan al programa central de Start-Up Chile. "Quisimos eliminar la barrera de entrada a través de una instancia a la que pueden optar solo con una idea o un prototipo. Nuestra meta es nivelarlos con los emprendimientos que entran a la etapa semilla", sostiene.

En dos años, la participación femenina pasó de 15% a 25 % en el programa Start-Up Chile. La ejecutiva señala que si bien se han creado programas con foco en impulsar el emprendimiento femenino, el desafío es que estas políticas no segreguen por género y que una vez generada una masa crítica de startups lideradas por mujeres -ya niveladas-, se logre un balance de género. "Hay que seguir en la senda de la creación de políticas que no necesariamente lleguen al extremo, porque en términos de imagen es complicado que se vea como una política de género y no como una de emprendimiento con foco en género", plantea. La educación es clave Otra de las iniciativas que ha impulsado la capacitación tecnológica es Laboratoria.

La ONG busca preparar a mujeres vulnerables a través de cursos de desarrollo web y personal, para que puedan acceder al sector digital. Marisol Alarcón, cofundadora de Laboratoria, dice que la preparación es clave para incorporar más mujeres con habilidades tecnológicas, en emprendimientos y empresas tradicionales. "Es una industria que está llena de oportunidades, donde faltan muchas personas y que lamentablemente está llena de hombres. Lo importante es que poco a poco el acceso a la tecnología se está democratizando, a través de cursos o talleres, varios cortos e intensivos como el trabajo que nosotros hacemos". Advierte que según el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, de aquí a 2025 se necesitará 1,2 millones de desarrolladores de software en Latinoamérica y que si no hay cambios en la educación tradicional, es probable que sólo se logre contar con la mitad de estos profesionales. "El foco de género tiene una explicación: solo 10% de la industria tecnológica la conforman mujeres y en Chile, sólo llega al 4,5%. Es crítico, porque las empresas están creando soluciones o servicios digitales sin pensar en las necesidades femeninas", enfatiza Alarcón. Indica que el camino debe ser un cambio en la estrategia educacional potenciando a las mujeres en estos ámbitos, ya que agregaría valor incorporarlas con estas habilidades, ya sea en startups o en el mercado tradicional.

 
« Septiembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.