Sábado, 21 de octubre del 2017
Idioma Es Pt En

IFT se planteó recalcular la indemnización a Megacable por su 2.5 GHz

El Economista - Nicolás Lucas - 04.08.2017, 07:25
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

La polémica banda de los 2.5 GHz escribió el 14 de junio otro capítulo en su anecdótica historia. Ese día, el pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones conoció la propuesta de uno de sus miembros para recalcular el método de pago de la indemnización a la cablera Megacable por el rescate, a favor del pueblo de México, de 166 MHz de ancho de banda concesionado en los alrededores de Ciudad Juárez, Chihuahua, para explotarlos próximamente en servicios móviles de nueva generación.



El argumento para recalcular el pago a Megacable por esa recuperación de frecuencias se fincaba en que no existían elementos que demostraran que efectivamente la cablera hubiese cubierto los últimos pagos de derechos anuales y otras contraprestaciones económicas que dieran validez a su posesión de ese tramo de la banda de los 2.5 Gigahercios.

La propuesta además tenía sustento legal en el Artículo 108 de la ley reglamentaria de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR), el mismo que respalda a los concesionarios para ser indemnizados en caso de rescate, pero que igual los descobija si han incumplido con sus deberes respecto a pagos de derechos o contraprestaciones.

El planteamiento también puso en entredicho la robustez del análisis del Instituto de Administración de Avalúos de Bienes Nacionales, el Indaabin, que, como tasador nato y al que el IFT se acercó para solicitar su ayuda en temas de peritaje, había sugerido una indemnización de 74 millones 321,973 pesos para Megacable por sus 166 MHz en el 2.5.

La sugerencia del Indaabin resultaba luego de analizar el mercado, las inversiones en activos físicos e intangibles y el cumplimiento de Megacable con sus deberes regulatorios.

Tras una serie de explicaciones en cuanto a pagos de derechos y cuestiones técnico-regulatorias que sustentaron su postura y que se hallan en el expediente P/IFT/140617/315, la comisionada María Elena Estavillo consideró que no era procedente el método sugerido para indemnizar a Megacable:

“Yo no veo que haya elementos para aplicar este criterio en particular, porque no hay pagos que se hayan hecho. Por ejemplo, por los derechos de este año que está transcurriendo y que pudiéramos tener que deducir los meses que faltan del año, porque no se pagó derechos por el uso de espectro para este año. Tampoco se pagó una contraprestación al momento de prorrogar o de otorgar la concesión y por eso me parece que, entonces, en este caso no tenemos nada que aplicar para este concepto en particular”, planteó Estavillo.

“Yo considero que no se dan los elementos para que se justifique usar este criterio de indemnización para la determinación del monto en este caso en particular; uno, por la letra y el fondo de lo que dice el mismo artículo 108 que acabo de señalar, pero además por lo que señala la misma metodología, el procedimiento…”, refirió la experta en regulación y economía en materia de telecomunicaciones al respecto de lo sugerido por el Indaabin.

El resto del pleno valoró con atención la propuesta de la comisionada, pero a la hora de la votación de la propuesta cinco declinaron acompañarla, continuando así con su política de sacar pronto al mercado el espectro radioeléctrico para servicios IMT o de comunicaciones móviles, en un momento en que los operadores demandan más capacidad de frecuencias para poder soportar las crecientes necesidades de los usuarios.

El expediente no lo cita, pero es posible que el resto de comisionados haya advertido que esos 166 megahercios en los 2.5 GHz podrán generar mayores recursos para el Estado en el momento de su licitación para tecnologías móviles y generar también nuevas economías una vez que se encuentren en plena explotación.

De esta manera, Megacable logró que el Estado mexicano lo indemnizara con 74.3 millones de pesos por retirarle la titularidad de las bandas que originalmente le había concesionado para servicios de audio y video restringido, como televisión de paga vía microonda.

Megacable, sin embargo, no consiguió todo lo que deseaba. Según el IFT, la cablera que se mantiene como una de las mejor valoradas de todo México había propuesto una indemnización de entre 101 millones 332,168 y 117 millones 653,830 pesos, luego del inicio del procedimiento de rescate que comenzó el 28 de septiembre del 2016.

Ahora, el IFT está en mejores posibilidades de reordenar el espectro en los 2.5 Gigahercios y volver a licitarlo. Ya tiene en la bolsa 130 MHz de esas señales para iniciar con su subasta a fines del 2017 y mientras avanza con las recuperaciones pendientes.

El nuevo rescate en esa banda corresponde al proceso iniciado el 5 de julio a TDS Comunicaciones S.A. de C.V., que puede acceder a regresar o pelear sus 190 MHz del 2.5 que cubren las plazas de la Paz, Los Cabos, Comundú y Mulegé, en Baja California.

Si a TDS Comunicaciones conviene la devolución, los planes de la subasta de los 2.5 GHz se acelerarán. Si por lo contario, la empresa emite una negativa con base en el artículo 108 de la LFTR, el proceso del regulador con ese espectro podría enfrentar complicaciones en esa región del país.





La exitosa Megacable sufre su primer revés con la banda del 2.5 GHz.

ACTUALIZACIÓN 03/08/2017 21:22 horas: En una versión anterior de este artículo se mencionó con base en la redacción de un documento oficial que la comisionada María Elena Estavillo había sugerido no indemnizar a Megacable. La comisionada Estavillo se comunicó con El Economista para precisar que la redacción del documento oficial fue confusa, pues su propuesta era sólo para modificar el método de pago que se utilizaría para la indemnización a la compañía.

 
« Octubre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.