Martes, 12 de diciembre del 2017
Idioma Es Pt En

El censo de la consulta: ataque al ‘habeas data’

El País - Rosario G. Gómez - 10.10.2017, 08:49
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

La Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea proclama que “toda persona tiene derecho a la protección de los datos de carácter personal que la conciernan”. La Generalitat se ha saltado a la torera este derecho al dejar al descubierto las referencias identificativas (varios dígitos del DNI, fecha de nacimiento, código postal del domicilio) de más cinco millones de catalanes. Estos elementos, utilizados por el Gobierno autonómico para confeccionar el censo del referéndum ilegal del 1-O, circulan sin control por Internet y pueden ser descifrados sin demasiada complicación, según han comprobado aficionados a la informática. Ni siquiera hace falta ser un hacker experto para desencriptar la información.

El acceso del Govern a determinados ficheros para elaborar, sin cobertura legal, el listado electoral del 1-O está siendo investigado por las autoridades de protección de datos. Mientras se depuran responsabilidades, las señas de los catalanes con derecho a voto que la Generalitat convocó a las urnas fraudulentamente campan a sus anchas por el ciberespacio sin saber en qué manos pueden caer. Las deficiencias en los protocolos de seguridad han encendido las alarmas.

 En la sociedad digital los datos son tan necesarios como el petróleo para la economía industrial. Pero el sistema del que penden las tecnologías de la información se desmoronaría si la seguridad no está blindada y cunde la desconfianza. Trapichear con los datos privados, cederlos a terceros sin la autorización del interesado o dejar abiertas grietas por las que puedan escapar son prácticas perseguidas por la ley. Vulneran lo que el Tribunal Constitucional ha denominado el habeas data, esa figura vinculada a la “libertad informática” que ampara el derecho a controlar el uso de los datos insertados en un programa informático y a que no sean utilizados para fines distintos al que fueron obtenidos.

Nada de esto ha ocurrido el 1-O, donde se manejó un censo que carecía de legalidad. ¿Quién lo confeccionó? ¿Qué fuentes se utilizaron para su elaboración? ¿Cuántas webs lo replicaron? ¿Desde qué países? Sobre las fuentes utilizadas por la Generalitat para montar el listado se han barajado varias hipótesis. Es probable que se tuneara el censo de las elecciones catalanas el 27 de septiembre de 2015 o que se usaran los padrones municipales, el listado del Registro de Población de Cataluña, del fisco o del sistema sanitario.

Con los DNI vagando por Internet los hackers pueden darse el gran festín. Un sistema de cifrado aparentemente débil y chapucero facilita su desencriptación y, a partir de ahí, se podría suplantar la identidad de los titulares y cometer todo tipo de fraudes. Situaciones como esta hacen tomar conciencia de lo importante que es proteger los datos personales en la sociedad digital. Saber, cuatro años después, que a la compañía tecnológica Yahoo le piratearon en 2013 las cuentas de 3.000 millones de usuarios en un ciberataque no es precisamente tranquilizador.

 
« Diciembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.