Martes, 21 de noviembre del 2017
Idioma Es Pt En

La justicia europea deberá rexaminar la multa histórica de 1.000 millones de Bruselas a Intel

Expansión - Miquel Roig - 06.09.2017, 09:55
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

Intel tendrá otra oportunidad para anular la multa de 1.060 millones de euros que la Comisión Europea le impuso en 2009 por abuso de posición dominante en el mercado de los microprocesadores para ordenadores personales.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha anulado hoy una sentencia previa en la que se desestimaba el recurso de Intel contra la sanción impuesta por Bruselas y obliga a examinar de nuevo el caso.

La medida podría tener implicaciones para otros casos de competencia que la Comisión tiene abiertos contra otra multinacionales, como Qualcomm o Google, ya que endurece los requisitos para que el Ejecutivo comunitario dé por demostrado que ha habido un abuso de posición dominante.

"El Tribunal de Justicia anula la sentencia del Tribunal General que confirmó la multa de 1 060 millones de euros impuesta por la Comisión a Intel por abuso de posición dominante", afirma la institución europea en un comunicado, que señala que "el Tribunal General estaba obligado a examinar todos las alegaciones de Intel [...], cosa que no hizo".

El caso

El caso se remonta a un expediente abierto sobre Intel en 2007 por abusar de su posición dominante en el mercado de microprocesadores para ordenadores con unidades centrales de procesamiento (CPUs) modelo x86, los más populares de la época. La pesquisa se saldó con una multa de 1.060 millones de euros en 2009.

La Comisión concluyó que los descuentos que la multinacional estadounidense ofreció a cuatro grandes fabricantes de ordenadores (Dell, Lenovo, HP y NEC) entre 2002 y 2007 a cambio de una cuasi exclusividad, y los pagos al distribuidor europeo Media-Saturn (MediaMarkt) para que solo vendiera ordenadores equipados con las CPUs x86 de Intel, perjudicaron ilegítimamente a rivales, sobre todo a la también estadounidense Advanced Micro Devices.

Intel recurrió la multa de la Comisión ante el Tribunal General de la Unión Europea, alegando que la Comisión Europea no había analizado las circunstancias para demostrar que su política comercial estaba excluyendo ilegítamente del mercado a sus competidores. Pero el Tribunal General desestimó el recurso en su totalidad, al asegurar que "los descuentos por exclusividad concedidos por una empresa en posición dominante pueden restringir la competencia por su propia naturaleza, por lo que, en contra de lo que sostiene Intel, la Comisión no estaba obligada a analizar las circunstancias del asunto".

Pero la compañía estadounidense recurrió esa sentencia ante el órgano superior de la justicia europea, el TJUE, que hoy le ha dado la razón en este punto.

En cambio, los jueces han desestimado las alegaciones de Intel sobre la falta de competencia territorial de la Comisión para sancionar el abuso y sobre la existencia de vicios de procedimiento que, en su opinión, habían afectado a su derecho de defensa.

Por su parte, un portavoz de la Comisión Europea ha asegurado que el Ejecutivo comunitario "toma nota" de la sentencia y que la "estudiará cuidadosamente". "Corresponde ahora al Tribunal General revisar la decisión de la Comisión bajo el marco fijado por la sentencia de hoy", afirma el portavoz.

 

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.