Martes, 21 de noviembre del 2017
Idioma Es Pt En

AT&T asegura que defenderá en tribunales la propuesta de adquisición de Time Warner, luego de que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos confirmó que demandará al operador para bloquear el acuerdo ya que considera que dañará a los consumidores y a la industria de contenido.

El jefe antimonopolio del Departamento de Justicia, Makan Delrahim, alegó que el acuerdo "dañaría en gran medida a los consumidores estadounidenses" y daría como resultado "facturas mensuales de televisión más altas y menos opciones nuevas e innovadoras que los consumidores están comenzando a disfrutar".

Específicamente, el DoJ afirmó en su demanda legal que AT&T tendría el "incentivo y la capacidad" para cobrar a los rivales "cientos de millones de dólares más" por el derecho a distribuir contenido de las principales propiedades de Time Warner, incluidas HBO y CNN.

En un comunicado, el abogado general de AT&T, David McAtee, calificó la demanda como "una partida radical e inexplicable de décadas de precedente antimonopolio" y afirmó que no existe una "razón legítima" para que la transacción se trate de manera diferente a cualquier otra fusión vertical.

Ahora que la disputa entre el operador y el gobierno estadounidense se resolverá en el Tribunal de Distrito, McAtee confía que “el Tribunal rechazará los reclamos del Gobierno y permitirá esta fusión bajo precedentes legales de mucho tiempo”.

AT&T dijo que pedirá al tribunal que programe una audiencia sobre los reclamos del DoJ lo antes posible, dentro de los próximos 60 días.

En una conferencia de prensa ofrecida el lunes, el CEO de AT&T, Randall Stephenson, dijo que nunca había hecho un trato en su carrera "en el que hayamos estado tan en desacuerdo con el Departamento de Justicia sobre los hechos más básicos". Aún así, el operador ofreció soluciones "concretas y sustanciales" para aliviar las preocupaciones del DoJ.

Stephenson también abordó directamente los rumores de que la decisión del Departamento de Justicia fue impulsada por los conflictos personales del presidente Donald Trump contra CNN, propiedad de Time Warner. Stephenson dijo que no sabía si la opinión de Trump era un factor, pero indicó que cualquier requisito para que AT&T renuncie a CNN “sería en vano”.

"No podemos y no seremos parte de ningún acuerdo que pueda dar la impresión de comprometer las protecciones a la prensa de la Primera Enmienda", asegura Stephenson.

 

En un reporte anterior, Bloomberg reveló que AT&T estaría dispuesta a indagar sobre la influencia de la Casa Blanca en la decisión final del Departamento de Justicia, buscando cualquier comunicación entre ambas partes sobre la fusión con Time Warner.

Publicado en Noticias
Martes, 21 Noviembre 2017 06:42

Trump frena alianza entre AT&T y Warner

La adquisición de Time Warner por parte de AT&T es la primera acción de este tipo que detiene la administración del presidente estadounidense, Donald Trump.

 

Ayer, el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició un juicio civil contra la fusión argumentando que resultará en pocas ofertas innovadoras y altas tarifas para las familias estadounidenses.

 

En el documento de la Corte del Distrito de Columbia, se menciona que se inicia el juicio contra la transacción de 108 mil millones de dólares pues podría sustancialmente disminuir la competencia.

 

“Si se permite proceder, esta fusión perjudicará a los consumidores al disminuir sustancialmente la competencia entre distribuidores de videos tradicionales y alentar la competencia emergente”, señala el documento.

 

El gobierno estadounidense subraya que se pueden aumentar los precios a los suscriptores sin razón alguna porque las señales de Time Warner son de las más valiosas en el país, pues llegan a 91 millones de los 100 millones de hogares con servicio de televisión de paga en ese país.

 

“Debido a que los distribuidores de video pretenden cubrir los aumentos de costos de programación aumentando los precios que cobran a sus clientes, el aumento en precios que pagarían los distribuidores de video a Turner como resultado de esta fusión afectarían directamente a los bolsillos de los consumidores estadounidenses”, explica el Departamento de Justicia.

 

Responde AT&T. Radical e inexplicable es como AT&T calificó la decisión del Departamento de Justicia estadounidense contra la adquisición de Time Warner.

 

“Las fusiones verticales como esta se aprueban rutinariamente porque benefician a los consumidores sin eliminar a ningún competidor del mercado. No vemos ninguna razón legítima para que nuestra fusión sea tratada de manera diferente”, dijo David R. McAtee II, vicepresidente ejecutivo senior y asesor general de AT&T.

 

En un comunicado, McAtee II indicó que la fusión combina el contenido y el talento de Time Warner con las plataformas de distribución de banda ancha e inalámbrica de AT&T.

 

Detalló que, afortunadamente, el Departamento de Justicia no tiene la última palabra pues debe probar al Tribunal de Distrito de EU que la transacción viola la ley.

 

“Confiamos en que el tribunal rechazará las alegaciones del gobierno y permitirá la fusión bajo un precedente legal de larga data”.

 

En México, el Segundo Tribunal Colegiado de Circuito Especializado resolvió que la Comisión Federal de Competencia Económica y el Instituto Federal de Telecomunicaciones, tenían atribuciones para analizar y resolver sobre la concentración entre AT&T y Time Warner, pues involucraba activos de los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión, así como productos que no guardan relación con estos servicios.

 

Publicado en Empresas

AT&T buscará acceso a las comunicaciones entre la Casa Blanca y el Departamento de Justicia (DoJ) sobre el acuerdo de compra de Time Warner, en caso de que el gobierno interponga una demanda para bloquear la adquisición, informa Bloomberg, citando fuentes relacionadas al asunto.

En caso de un juicio por el acuerdo de 85.4 mil millones de dólares, AT&T pretende solicitar permiso judicial para acceder a las comunicaciones entre la Casa Blanca y el Departamento de Justicia sobre la fusión, dijeron las personas consultadas por Bloomberg, que pidieron anonimato porque las deliberaciones son privadas.

La prensa norteamericana ha dado a conocer indicios sobre el posible bloqueo a la fusión AT&T-Time Warner. La semana pasada, diversos medios reportaron que el presidente Donald Trump había condicionado la venta de la cadena de noticias CNN, a la que ha acusado repetidamente de emitir noticias falsas, para aprobar la fusión de AT&T-Time Warner. Este rumor fue desmentido posteriormente por Randall Stephenson, CEO de AT&T.

Asimismo, la Casa Blanca y el Departamento de Justicia han negado que Trump haya participado en la revisión. El presidente dijo durante su viaje a Asia que la fusión puede llegar a los tribunales.

"Siento que deberías tener tantos medios de noticias como puedas, especialmente porque muchos de ellos son falsos", dijo Trump a la prensa. "De esta manera, al menos puedes dar tu palabra. Pero creo que deberías tener tantos medios de noticias como puedas".

En ese sentido, CNBC reportó inicialmente que el Departamento de Justicia estaría buscando las firmas de los abogados generales de los estados para que firmen una demanda que busca bloquear el acuerdo. La historia ha sido corroborada por Reuters.

Sin embargo, David Faber de CNBC, dio a conocer en su programa matutino que el Departamento tiene problemas para sumar apoyo de los fiscales, y "no ha recibido prácticamente ningún tipo de apoyo". "Massachusetts parecía haberse apuntado, pero ahora eso no está claro", señala Faber.

"La posibilidad sigue siendo que el DoJ no tendrá apoyo de los fiscales estatales, cuando continúe para bloquear la fusión", dijo. Faber señaló que la oposición del DoJ es "inusual", ya que el acuerdo de AT&T y Time Warner es una "fusión vertical", en lugar de integrar compañías con una participación de mercado complementaria. El informe del Departamento de Justicia "simplemente dice que las compañías que juntan distribución y contenido no serían competitivas", señala Faber.

Publicado en Noticias

Randall Stephenson, CEO de AT&T, criticó los rumores que afirmaron que el gobierno estadounidense condicionó la fusión entre AT&T y Time Warner a la venta del canal de noticias CNN, y agregó que preferiría acudir a los tribunales antes que deshacerse de sus activos de contenido.

La compañía está en negociaciones con el Departamento de Justicia (DoJ) para avalar la adquisición de Time Warner por 85 mil millones de dólares, que se anunció por primera vez en octubre de 2016.

Al hablar en la conferencia The New York Times Dealbook, Stephenson confirmó que los informes que sugerían que la empresa vendería CNN, o incluso que el Departamento de Justicia lo había solicitado, eran completamente falsos.

"Nunca me han dicho que el precio del acuerdo era vender CNN, punto. Del mismo modo, nunca he ofrecido vender CNN, y no hay ninguna intención de que vendamos CNN", reiteró.

"Uno de los beneficios clave de unir a estas dos empresas es poner de pie una nueva capacidad publicitaria", aclaró. "Es por eso que se hizo el trato y de dónde provienen las sinergias. Es de donde provienen los beneficios y los beneficios para el consumidor".

 

Hablando sobre la amplia cartera de contenidos de la compañía, incluida CNN, agregó: "Nos moveríamos a litigar en lugar de venderlos".

Publicado en Noticias

AT&T Inc no venderá la red de noticias por cable CNN para lograr la aprobación de los reguladores a su propuesta de compra de la empresa de medios Time Warner Inc por 85,400 millones de dólares y enfrentará al gobierno en tribunales si no se llega a un acuerdo negociado, dijo el jueves su presidente ejecutivo.

México presentará propuestas específicas a Estados Unidos en la quinta ronda para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), luego de que el gobierno del presidente Donald Trump planteara, en la ronda anterior, iniciativas de reforma no aceptables por sus contrapartes.

 

Las contrapropuestas sobre los asuntos más controvertidos, sin embargo, no se han dado a conocer al Cuarto de Junto, llamado institucionalmente Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI) y en el que están representados los sectores productivos de México.

 

“Hay que recordar que van a operar alrededor de 30 mesas y vamos a presentar propuestas a muchos de los temas que Estados Unidos ha puesto sobre la mesa”, dijo Kenneth Smith Ramos, jefe de Negociación Técnica del TLCAN.

 

Uno de los temas que serán analizados trilateralmente por primera ocasión es el de los cambios a las reglas de origen del sector automotriz, puesto que Estados Unidos mostró sus reformas sugeridas en la parte final de la anterior ronda de negociaciones, celebrada en Washington DC a mediados de octubre.

 

El gobierno de Trump pidió cambios en las reglas de origen de modo que los automóviles importados por Estados Unidos desde México y Canadá tengan 50% de contenido estadounidense y 85% de contenido de los tres países, además de que 100% del aluminio, acero, cobre y resinas sea originario de la región.

 

“Lo que hemos estado haciendo es analizar esa propuesta (el cambio de las reglas de origen) y otras más en materia compras de gobierno, mecanismos solución de disputas, consultando al sector privado de México y vamos a llegar a la mesa con propuestas específicas en todos los temas”, agregó Smith.

 

El análisis comprende tres aspectos: el contenido local, el contenido regional y el método de rastreo de las insumos, partes y componentes.

 

Las normas de origen son los criterios necesarios para determinar la procedencia nacional de un producto. Su importancia se explica porque los derechos y las restricciones aplicados a la importación pueden variar según el origen de los productos importados.

 

“En el sector automotriz, elaboramos las propuestas a los planteamientos de Estados Unidos y trabajamos con Canadá para ver su visión de los temas y con la industria automotriz mexicana”, comentó Smith, en el Foro Nacional de Normalización y Evaluación de la Conformidad 2017.

 

IP, sin noción de propuestas

En tanto, a cinco días de que arranque la quinta ronda en la Ciudad de Mexico, la Secretaría de Economía no ha comunicado al Cuarto de Junto alguna contrapropuesta que pretenda hacer a Estados Unidos respecto a los ciertos cambios radicales que el gobierno de Trump quiere realizar en el TLCAN. “No nos han informado de ninguna contrapropuesta”, dijo Eugenio Salinas, secretario técnico del Cuarto de Junto, en referencia a los asuntos definidos como líneas rojas.

 

El Cuarto de Junto es un mecanismo creado para el diálogo directo entre la Secretaría de Economía y los sectores productivos nacionales, tiene la finalidad de estrechar las consultas a nivel técnico para puntualizar intereses o sensibilidades de los sectores involucrados. Otras propuestas marcadas como no aceptadas de modo alguno por México consisten en cambios en la metodología para fijar cuotas compensatorias por dumping o subsidios en productos agrícolas, y una cláusula para que el TLCAN muera automáticamente cada cinco años, a menos que las partes lo renueven.

 

Salinas dijo que el Cuarto de Junto mantiene su posición de que esas reformas al TLCAN no deben aprobarse. En particular sobre las reglas de origen en el sector automotriz, el Cuarto de Junto se ha pronunciado en favor de que se mantengan tal como actualmente están vigentes en el acuerdo comercial.

 

Una última de las líneas rojas es la propuesta estadounidense para acotar las compras gubernamentales, reduciendo las que realice México al equivalente de las que haga Estados Unidos en forma mutua en sus mercados, esto es, dólar por dólar.

 

Hacia adelante, la sexta ronda de negociaciones, que no contará con la presencia de los ministros de comercio de los tres países, se realizará en Washington DC del 11 al 15 de diciembre y sería la última del año.

 

Esta sexta ronda estaba programada para realizarse en Canadá, pero el gobierno de Estados Unidos solicitó al canadiense el cambio de sede por problemas en su agenda, lo cual fue aceptado.

 

es inaceptable: jefe de negociación técnica

EU lanza propuesta que frenaría transporte transfronterizo

Estados Unidos pidió reformas en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que podrían frenar la apertura de los servicios de transporte de carga transfronterizo por carretera entre México y Estados Unidos.

 

La práctica generalizada hoy día es que se usan tres transportistas en el comercio binacional: uno que lleva el remolque a las ciudades fronterizas de un país, otro que cruza la frontera (transfer o burrero) y otro más que viaja por el segundo país.

 

Con algunas operaciones intermitentes iniciales, la apertura del servicio directo se ha mantenido desde el 2014, de tal forma que decenas de vehículos pueden hacer servicios desde un punto de México a uno de Estados Unidos sin cambiar de camión, caja o conductor, lo que demuestra una apertura total pero limitada.

 

“Hacia finales de la ronda cuatro, Estados Unidos introdujo una propuesta de analizar la operación y los compromisos de autotransporte de carga en el TLCAN y tenemos que entrar en una conversación detallada al respecto, porque parecería ser una especie de salvaguarda a través de la cual si se detecta algún daño en Estados Unidos de la incursión del autotransporte de carga, se suspenderán los beneficios, y eso de entrada no es aceptable para México”, dijo Keneth Smith Ramos, jefe de Negociación Técnica del TLCAN.

 

Esta apertura fue bloqueada temporalmente por la influencia del sindicato camionero estadounidense, que ahora buscan eliminar esta integración con la renegociación del TLCAN.

 

En un largo litigio, México comenzó y ganó un panel de resolución de controversias contra Estados Unidos en el marco del TLCAN, por lo que ambos operaron en septiembre del 2007 un programa demostrativo que tenía como meta permitir, a partir de agosto del 2010, el paso libre de camiones. Unilateralmente, en marzo del 2009, Barack Obama canceló el programa.

 

El gobierno de México reaccionó poniendo represalias comerciales por 2,600 millones de dólares. Obama ofreció otro programa piloto para corroborar la seguridad de las empresas, camiones y choferes mexicanos, el cual aprobaron finalmente.

 

Fue así que los gobiernos de México y Estados Unidos iniciaron a partir de noviembre del 2014 un programa permanente para aprobar los servicios de transporte de carga transfronterizo por carretera entre ambos países.

 

Publicado en Empresas
«InicioAnterior12345678910SiguienteFinal»
Página 1 de 28
 
« Octubre 2013 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.