Sábado, 21 de octubre del 2017
Idioma Es Pt En

Los reguladores de competencia en Europa se enfrentan actualmente a la evaluación de una serie de planes de fusión entre diversos operadores de telecomunicaciones, ya que sus aprobaciones significarían la reducción en el número de empresas en algunos países de la región y, eventualmente, riesgos de incrementos en los precios de los servicios o pérdida de bienestar para los consumidores.

Reino Unido es uno de esos mercados donde las compañías de telecomunicaciones buscan converger las redes y servicios fijos y móviles a través de la adquisición de sus rivales, pero cuyo regulador quiere evitar bajo el argumento de conseguir el beneficio de los usuarios. Los cuatro principales operadores móviles en el Reino Unido son Everything Everywhere (EE), O2 (Telefónica de España), Three (Hutchison de Hong Kong) y Vodafone.

En este proceso de consolidación de las telecomunicaciones que enfrenta el país, quien corrió con suerte fue el proveedor de banda ancha fija y televisión British Telecom (BT), al adquirir al operador líder de telefonía móvil en el Reino Unido, Everything Everywhere (EE) -a su vez, unión de Orange y Deutsche Telekom- por un acuerdo valorado en 12 mil 500 millones de libras (16 mil 250 millones de euros). La transacción fue aprobada por la  Autoridad de Mercados y Competencia del país el pasado 15 de enero y completada por ambas firmas el día 29 del mismo mes.

Es importante señalar que como empresas tanto BT como EE son operadores locales y no tienen presencia en otros mercados europeos, por lo que la decisión recayó precisamente en el regulador de competencia local.

A finales de diciembre de 2015, EE registró 31.478 millones de conexiones, con una cuota del mercado móvil de 31 por ciento que ahora será controlada por BT gracias a la fusión. British Telecom comenzó en marzo de 2015 a ofrecer servicios móviles 4G como un operador móvil virtual (OMV) con la tecnología de EE, antes de que se concretara la adquisición de la telefónica móvil más grande del país. Asimismo, British Telecom capturó 71 por ciento de participación en el mercado de banda ancha del Reino Unido.

Por otro lado, en marzo de 2015 el consorcio de Hong Kong, Hutchison Whampoa, a través de su filial en el Reino Unido, Three, anunció la adquisición del operador O2 de Telefónica por 10 mil 250 millones de libras (14 mil mde). O2 es el segundo gran operador móvil del Reino Unido, seguido de Three, y su unión con O2 haría surgir a la compañía móvil más grande del país.

Lo anterior fue motivo para que en octubre de 2015 la Comisión Europea (CE) atrajera el caso y abriera una investigación sobre este movimiento. La CE ejerció sus facultades en el mercado comunitario porque Hutchison también tiene operaciones en Irlanda, Austria e Italia, mientras que Telefónica también participa en el territorio alemán.

 

Consolidación del mercado móvil en el Reino Unido con datos al 4T14.

 

¿Por qué la fusión BT-EE se aprobó a pesar de que el primero es el operador dominante en los servicios fijos y, en cambio, la fusión entre O2 y three está enfrentando mayores obstáculos regulatorios?

Parte de la respuesta se encuentra en la convergencia y los servicios mediante plataforma. Hasta antes de la aprobación, BT no tenía una participación en el mercado móvil, por lo que la compra de EE completaba la convergencia de servicios del operador, añadiendo el componente móvil. Asimismo, la transacción dejaría intacto el mercado móvil con cuatro operadores principales, pero aseguraría la inversión en redes de cuarta generación, pues EE se caracteriza por tener el mayor número de suscriptores 4G-LTE en el país. Es decir, la Autoridad de Mercados y Competencia advirtió que la consolidación BT-EE traería beneficios al consumidor en términos de precios, redes y servicios convergentes e inversión.

En cambio, la consolidación entre O2 y Three implicaría la reducción de cuatro a tres operadores móviles, con hipotéticos efectos (según las autoridades de competencia) sobre el alza en las tarifas de los servicios. Asimismo, evidencia la imposibilidad de Telefónica de competir en un mercado convergente fijo-móvil, pues la filial de la telefónica ibérica carece de redes alámbricas en el Reino Unido. La pérdida competitiva de O2 se convertiría en ventaja para Three al adquirir los activos y suscriptores de O2. Con la intención de zanjar los obstáculos regulatorios, Hutchison habría ofrecido a la Comisión Europea habilitar un tercio de su capacidad de red para otros operadores en el Reino Unido. La estrategia del grupo de Hong Kong buscaría evitar que entrara al mercado un cuarto operador móvil que desplegara e invirtiera en redes.

Analistas de Morgan Stanley y Citi pronostican la aprobación de la venta pero bajo ciertas condiciones, con mayor probabilidad de que se le impongan medidas que garanticen la competencia en el mercado móvil.

Quienes también dan seguimiento al caso O2-Three son algunos de sus rivales (Virgin Media, Sky, TalkTalk, Vodafone y BT), los cuales están interesados tanto en los activos sobrantes de la nueva compañía como en la imposición de determinadas cláusulas para facilitar la entrada de un nuevo jugador.

Hasta agosto de 2015, Three contaba con 8.8 millones de clientes, de los cuales 4.9 millones eran suscriptores 4G. O2 cerró 2015 con 14 millones de usuarios. Si la Comisión Europea autoriza la compra, el gigante móvil poseería aproximadamente 23 millones de clientes en el Reino Unido.

En febrero pasado, Virgin Media, que brinda banda ancha fija, televisión por cable, telefonía y servicios móviles bajo la figura de Operador Móvil Virtual (OMV), hizo público su apoyo a la oferta de Hutchison por O2, la cual “podría tener más que ofrecer a los consumidores y, sobre todo, una mayor capacidad para otros proveedores que quieren impulsar la competencia en su propio derecho. Con los remedios adecuados, este acuerdo podría estimular [y] no limitar la competencia”, escribió Tom Mockridge, director Ejecutivo de Virgin Media, en un blog de la compañía. El OMV cuenta con tres millones de clientes en el Reino Unido.

Sky también busca jugar con la convergencia fijo-móvil, puesto que posee una cuota de mercado de 22 por ciento en banda ancha, mientras que en 2015 comenzó un acuerdo con O2 para hacer uso de sus redes. Para la directora de estrategia de Sky, Mai Fyfield, la fusión entre las filiales de Hutchison Whampoa y Telefónica “sería una buena situación para todos los operadores móviles virtuales que utilizan su red en el sentido de la inversión continua en esa red”.

Por su parte, medios internacionales dieron a conocer el interés de Xavier Niel, dueño del operador francés Iliad (Free Mobile), de ingresar al mercado británico en caso de que la entidad fusionada llegue a vender parte de sus activos.

El próximo 22 de abril será cuando la Comisión Europea anuncie la resolución definitiva. Aunque se pronostica un sentido a favor de la fusión más que en contra de la adquisición, se encuentra un antecedente protagonizado por TeliaSonera y Telenor, los cuales decidieron abandonar el proyecto de fusión de sus operaciones en Dinamarca ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con la comisaria de Competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager, para cumplir determinadas condiciones, como la entrada de un cuarto operador móvil en aquel país.

La comisaria y la directora ejecutiva del regulador de las comunicaciones del Reino Unido (Ofcom), Sharon White, han manifestado su preocupación por la reducción de operadores móviles al argumentar que la consolidación del mercado móvil en cada país podría conducir a precios más altos para los consumidores y las empresas, así como un “cambio en el equilibrio de poder” entre los operadores y los minoristas independientes.

Publicado en Noticias

La industria de las telecomunicaciones sigue en proceso de consolidación. En esta ocasión correspondió al mercado de desarrolladores de tecnología y redes, tras la compra de Alcatel-Lucent por Nokia por 15.6 mil millones de euros (mde).

Previamente, ya se había producido una consolidación en el mercado de Internet y aplicaciones, cuando Facebook adquirió WattsApp por un monto de 19 mil millones de dólares. La compra más reciente entre operadores fue la que avaló la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés), por la cual AT&T desembolsó 48.5 mil millones de dólares por DirecTV.

La Comisión Europea aprobó en primera fase y sin condiciones la fusión Nokia-ALU, y encontró que la operación “no plantea problemas de competencia”. Con esta transacción se reconfigura el mercado de redes de telecomunicaciones con tres grandes fabricantes: la sueca Ericsson, la china Huawei y la ahora finesa Nokia-ALU, además otras empresas más pequeñas en este mismo segmento como ZTE y Samsung.

En esta ocasión, Mediatelecom publica una Instachart donde se muestran los ingresos desde 2010 de Nokia y Alcatel-Lucent y su distribución geográfica, para dimensionar la consolidación. El otrora más grande fabricante de teléfonos celulares comenzó a ver decrecer sus ingresos desde 2008. La empresa tuvo crecimientos espectaculares hasta 2007 cuando alcanzó su máximo de 51 mil millones de dólares. Después se desplomó y en 2009 cayó hasta 40.9 mil mde. Desde entonces los ingresos de Nokia fueron descendentes hasta 2013, cuando vendió su división de dispositivos a Microsoft por 5 mil 440 millones de euros.

Concentrada en el negocio de redes de banda ancha móvil, Nokia no vio mejoría en sus ingresos posteriores, muy lejanos de los años gloriosos de cuando era el principal fabricante de celulares, pero tenía en la bolsa el dinero que le había transferido Microsoft, por lo que era natural que buscara reinvertirlos en el desarrollo de un nuevo negocio o en la compra de otra empresa. Fue entonces cuando puso los ojos en Alcatel-Lucent, una operación de la cual ya habían circulado rumores.

La empresa de origen francés también había enfrentado una situación complicada. Vio su máximo de ingresos en 2007 cuando alcanzó 17.7 mil mde; un año antes, el 30 de noviembre de 2006, Alcatel y Lucent Technologies se fusionaron para enfrentar la intensa competencia en la industria de telecomunicaciones. En 2005 Lucent facturó 9.4 mil mde y Alcatel 5.2 mil mde. A pesar del repunte en ingresos que significó la alianza que formó Alcatel-Lucent, a partir de 2008 la empresa no volvió a conocer el crecimiento hasta que su más reciente CEO, Michael Combes, se decidió por su venta a Nokia.

Lo interesante de la consolidación Nokia-ALU serán los mercados a atender. La empresa finesa había mostrado dinamismo en Europa, China y Asia-Pacífico, pero con la compra de Alcatel-Lucent se fortalece en Estados Unidos (el mercado con el mayor despliegue de redes y donde ALU había generado en la primera mitad de 2015 43.63 por ciento de sus ingresos totales) y se consolida en Europa.

Para Nokia el mercado de la Unión Americana representó de enero a junio de 2015 apenas 14.86 por ciento de sus ingresos. Según la Instachart de Mediatelecom, tras la compra de ALU, el mercado estadounidense se convertirá en el más importante de Nokia, por alrededor de 3.8 mil millones de euros al 2T15. En Estados Unidos Ericsson tiene una fuerte presencia (24% de las ventas en el primer semestre de 2015) mientras que la china Huawei ha estado vedada por supuestos impedimentos de seguridad nacional.

Otro dato interesante que muestra la gráfica es la escasa participación de América Latina en los negocios conjuntos de Nokia-ALU, convirtiéndose en la operación más reducida si se consideran los ingresos consolidados de Nokia y Alcatel-Lucent al segundo trimestre de 2015. El dato revela la necesidad de desplegar infraestructura de banda ancha en la región. En todo caso, América Latina representa una oportunidad de crecimiento para todos los fabricantes de redes y tecnología.

Se espera que Nokia participe más activamente de los debates y foros regulatorios y de políticas públicas en América Latina, de los cuales ha estado alejada los últimos años. Con la nueva configuración de la empresa, se crea una entidad que representa prácticamente una tercera parte del mercado global de redes de telecomunicaciones. Esta nueva posición la coloca como un jugador e interlocutor clave en el despliegue de redes de banda ancha en la región.

Finalmente, los problemas de ingresos y de modelo de negocio de Nokia no quedan resueltos. El negocio de redes de la empresa finesa se especializó en banda ancha móvil, pero al fusionar la operación de ALU adquiere un fuerte componente de redes y tecnologías de acceso a banda ancha fija como DSL, GPON y VDSL2 Vectoring, en las cuales ALU era líder global. ¿Nokia se desprenderá de esos activos, patentes y tecnologías, o bien formarán parte de su portafolio de servicios y soluciones?

Esa será parte de las decisiones estratégicas que asumirá Rajeev Suri, actual presidente y CEO de Nokia, a quien queremos ver y escuchar en los foros de discusión de América Latina posicionando y defendiendo su visión de la empresa y lo que espera de ella para una región más conectada al Internet móvil.

También queda pendiente la posición de Francia. Este mercado le generó a Alcatel-Lucent 386 millones de euros entre enero y junio de 2015. Para nadie es un secreto que Francia es reacia a la compra de sus empresas y lo que menos desea es que se pierdan empleos. Sin embargo, la operación ya fue aprobada por la Comisión Europea y ALU ya no le pertenece más a Francia. ¿Cómo será la reestructura de costos que planeen Nokia y Suri? Lo sabremos en poco tiempo.

Los invito a comentar y compartir las variadas e interesantes Instacharts que Mediatelecom libera cada inicio de semana.

Publicado en Colaboradores

Haz click sobre la imagen para ampliarla.

Se autoriza la reproducción total de esta gráfica citando la fuente que es Mediatelecom Policy & Law.

Publicado en Mediagrafías

Haz click sobre la imagen para ampliarla.

Se autoriza la reproducción total de esta gráfica citando la fuente que es Mediatelecom Policy & Law.

Publicado en Mediagrafías
Martes, 02 Junio 2015 15:12

BT-EE es augurio de mayor consolidación

La adquisición del principal operador móvil, Everything Everywhere (EE), por parte del incumbente fijo, British Telecom (BT), podría ser un signo de más acuerdos de fusión en Europa y el resto del mundo, dijo Gavin Patterson, director de BT, si bien también considera que el Reino Unido y su mercado interno son diferentes a otros lugares.

"Hay margen para la consolidación en Europa", donde más de 400 operadores están presentes y donde se cree que "la escala y la eliminación de las complejidades en la estructura del mercado" son imprescindibles para la inversión, dijo durante el Digiworld Anual 2015 de IDATE.

"Estamos poniendo dos unidades nuevamente juntas", dijo, refiriéndose a cuando BT tenía un segmento móvil. "Se trataba de encontrar el momento adecuado para volver a unirse, crear la escala y satisfacer las necesidades de los clientes", que, en gran medida, es el consumo de datos.

Patterson también dejó en claro que si la adquisición de EE sigue adelante, el número de operadores en el mercado del Reino Unido no cambiará como resultado de la operación, por lo que la competencia seguirá igual. Sin embargo, Hutchison Whampoa lleva a cabo la adquisición de O2 de Telefónica, lo que sí reducirá el número de operadores móviles.

El ejecutivo estuvo de acuerdo en que el mercado en el Reino Unido es más robusto que el resto de Europa, debido a la alta demanda para el personal de servicios relacionados con Internet y la forma en que el Internet ha sido adoptado no sólo por consumidores y empresas, sino por el gobierno.

También elogió la regulación de Ofcom al enfocarse a las necesidades de la economía, la creación de un conjunto de condiciones que atrae inversiones y permitir la innovación en el mercado, gracias a la cual los precios se han mantenido entre los más bajos del mundo.

Sobre los planes de la Unión Europea para un mercado único digital, dijo que era imperativo una estrategia que permita a Europa crecer y ser más competitivo frente a los Estados Unidos, China e India.

Describió el mercado del Internet de las Cosas como una "visión nebulosa en este momento",  por lo que consideró que se requiere cristalizar el término en torno a algunos casos de uso claros.

BT tiene la intención de desempeñar un papel, y tiene mercados de prueba en cuanto a su programa de ciudades inteligentes, pero Patterson admitió que "no estamos entre los innovadores reales" en el momento y necesitamos "afinar nuestros lápices" de cara al futuro.

"En el fondo, somos un minorista y queremos traer lo mejor de las aplicaciones y servicios" a nuestros clientes, dijo.

Publicado en Noticias
«InicioAnterior123456SiguienteFinal»
Página 1 de 6
 

Las más leídas

  1. Agencia
  2. Mediatelecom