Sábado, 21 de octubre del 2017
Idioma Es Pt En

After the recent Peace Agreement with the FARC rebels, Colombia seemed like the next Latin American promise. However, according to the Central Bank foreign direct investment (FDI) decreased 20.9% in August, and the country remains stagnant in number 61 of the Global Competitiveness Report of the World Economic Forum(WEF). Particularly, FDI for the transportation, storage and communications sector was negative in the 2Q of 2017 for the first time in the two last years.

The ICT sector seems to be suffering beyond the FDI numbers, GDP for the subsector of Telecom and postal services has decreased for the last 7 quarters, with no signs of recovering. Colombia has also lost positions in the WEF Networked Readiness Index (NRI), going from number 58 in 2011, to 68 in 2016, behind countries like Chile, Uruguay and Panamá. Indexes from entities such as the ITU, and the World Bank Doing Business state that the sector is not doing great.

Beyond the indexes and indicators, ICT services should be pulling the economy forward, and it is worrisome to have a sector in such dire conditions. In the last decade, the economic growth at World level was strongly correlated to the investment and innovation in the ICT sector.

However, the government, represented by Minister David Luna, continues to see the sector only as a source of income. It is time the government remembers that without a strong ICT sector that encourages innovation, the country will never be competitive in the digital economy world.

Just some of the issues experienced by the industry include: the unequal treatment of pay-Tv services that today pay significantly more in regulatory fees than any other service in the ecosystem, the lack of effective mechanisms to fight piracy and underreporting, the proliferation of unnecessary regulatory obligations that lack proper cost-benefit analysis, and the lack of certainty in regulatory and legal obligations.

Given this reality, it is no wonder companies are thinking twice before investing in Colombia’s ICT sector. Uncertainty and unfair competition are the biggest stop for the development and the innovation of sector in the short period and the growth of the economy in the long period.

In this context, it is unbelievable that instead of taking measures to create better conditions for the growth of the sector, Mr Luna proposes regulations that further diminish investors trust and erode the sustainability of the market. The current regulatory project to establish a new model for Pay-Tv regulatory fees does not include technical and economically sound methodologies that guarantee investors a basic return on investment. In addition, the fees are not straightforward to implement and can become very hard to enforce. Regulatory processes should be transparent and show clear signs that the ICT policy will be different moving forward. This is also not present in the current process being held by the Ministry and the ANTV.

As President Santos last year in office advances, there are still opportunities for him to show the world that Colombia is still the region’s promise. He can begin by addressing the anti-technical regulatory fees the sector has had to live with for years and avoiding further burdens on an industry that is already drowning. He shouldn’t forget that Colombia’s future is intertwined with the sector’s future.

Publicado en Empresas

El gasto en Tecnologías de la Información (TI) a nivel mundial está previsto que alcance los 3,66 billones de dólares (3,11 billones de euros) en 2018, lo que supone un 4,3% más que los 3,51 billones de dólares (2,99 millones de euros) estimados para 2017, según las últimas previsiones de la consultora tecnológica Gartner.

En un comunicado, la firma remarca que el software empresarial y los servicios de TI continúan mostrando un "fuerte crecimiento", con los servicios de comunicaciones liderando de nuevo la mayor parte del gasto en Tecnologías de la Información.

En concreto, Gartner prevé que el gasto en software aumente un 8,5% en 2017 y un 9,4% en 2018, cuando alcanzará los 387.000 millones de dólares (329.150 millones de euros). Los servicios de TI subirán un 4% este año y un 5,3% el próximo, hasta alcanzar los 980.000 millones de dólares (833.500 millones de euros).

En esta línea, también destaca que las ventas de dispositivos crecerán por primera vez en dos años al subir un 5,3% en 2017 y un 5% en 2018, debido a un mayor precio medio de ventas de los smartphones premium en el los mercados maduras y a la demanda de las empresas de ordenadores para sustituir equipos antiguos.

En este contexto generalizado de crecimiento de todos segmentos del gasto en TI, Gartner señala que los diez mercados más dinámicos están relacionados con las tecnologías que mejoran el entorno de trabajo digital, con la seguridad y con el almacenamiento. "Todos están vinculados con facilitar y mejorar los esfuerzos de transformación digital de una organización", agrega.

"El gasto global en TI está mostrando poco crecimiento general, como los mercados tradicionales. Estos diez mercados serán la clave para lograr crecimiento en el futuro y que siga siendo relevante", ha señalado el vicepresidente de investigación de Gartner, John-David Lovelock.

En este sentido, ha agregado que el escenario de compras de TI está cambiando y ha advertido de que las organizaciones que no están creando nuevos modelos de negocio digitales o nuevas formas de implicar a los clientes se pueden quedar atrás. Además, añade que los vendedores que no avancen más rápido que sus clientes también se quedarán atrás.

Publicado en Negocios

El establecimiento de una agenda digital es un proceso relevante que permite a los gobiernos establecer la estrategia y objetivos que permitan elevar el nivel de conectividad, uso e impacto de la tecnologías de la información y la comunicación. Aunque generalmente los gobiernos federales asumen la primera responsabilidad al estar a cargo de temas como la regulación, también los gobierno locales tienen un papel relevante qué asumir para que las TIC se conviertan en una herramienta que mejore la vida de sus ciudadanos.

En ese sentido, el gobierno autónomo descentralizado municipal de Santo Domingo en Ecuador presentó su Agenda Digital como un plan de desarrollo de la Sociedad de la Información que establece la guía durante el periodo 2016 – 2030 para alcanzar la meta de Santo Domingo como Territorio Digital

El documento señala que esta iniciativa forma parte de la “Estrategia Ecuador Digital 2.0”, a través del cual se “promueve políticas sectoriales para el desarrollo de las TIC hacia la Sociedad de la Información y el Conocimiento, busca reducir la exclusión y brecha digital en la población, y desarrollar una comunidad, que apuntale el uso correcto y eficiente de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), y se disponga de servicios accesibles, útiles y oportunos para el ciudadano, a quien se lo considera como el centro de este entorno”.

Los ejes fundamentales considerados en el presente Modelo de Territorio Digital son, Gobierno en Línea; Alistamiento Digital; Ejes temáticos esenciales; Ejes productivos.

Entre los objetivos particulares de la agenda digital se encuentran: Facilitar la inclusión ciudadana, para ser partícipes de los avances de la Sociedad de la Información; Contribuir a la mejora de vida de la ciudadanía, con la prestación de servicios públicos eficientes basados en el uso de las TIC; Disminuir la brecha digital o desigualdad de acceso a las TIC en la población del cantón; Adoptar una política de datos abiertos (open data) para el cantón; Fomentar el despliegue de redes y servicios para garantizar la conectividad digital; entre otros.

El documento completo se puede consultar aquí.

Publicado en Noticias

La inversión en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) tiene un impacto positivo en el desempeño del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con un estudio econométrico, basado en datos de los estados en Brasil.  

La investigación fue dirigida por el profesor Alexandre Almir Ferreira Rivas, doctor en Economía Ambiental y Finanzas Públicas, para la Asociación Brasileña de Entidades Estatales de TIC (Abep). El estudio retoma datos al período 2004 a 20014, y mostró que por cada uno por ciento invertido en TIC, el PIB crece 0.058 por ciento.

Para realizar su análisis, el profesor Rivas empleó un estudio de la Universidad de Chicago sobre el impacto del uso de TIC en la administración pública y el concepto de welfare adoptado por la OCDE, que va más allá de la relación entre renta y consumo, priorizando el uso de la tecnología en áreas como la educación y la salud.

Los resultados de la encuesta arrojaron que además del impacto en el PIB, las otras dos conclusiones relevantes se relacionan con la economía provocada por el uso de las TIC en la administración pública. Para cada real invertido en TIC, los estados brasileños ahorran, en promedio, 9.79 reales, en el año posterior a la inversión. Cuando la inversión se realiza en el área de la educación, para cada real invertido, la economía, en promedio, es de 2.03 reales.

 

Los autores producirán un documento científico a partir del estudio que la entidad enviará a los foros que reúnen secretarios estatales de Hacienda, de Educación, de Planificación, etc. “Vamos a hacer una presentación ejecutiva para subsidiar los programas de gobierno, ya que 2018 será un año electoral”, informó Marcio Silva de Lira, presidente del consejo de Abep.

Publicado en Noticias
Viernes, 29 Septiembre 2017 09:27

Nos jugamos el futuro

¿Qué regalar a una niña: una consola de videojuegos o una muñeca? La decisión tiene repercusiones que afectan al futuro de la economía global y que pueden complicarnos mucho la vida, a todos. De hecho, ya nos la están complicando. El departamento de Trabajo de Estados Unidos calcula que en el año 2020 habrá 1,4 millones de puestos de trabajo para expertos en informática. Con la tendencia actual de matriculaciones en facultades o escuelas de esas disciplinas, Norteamérica no producirá más que el 29% de los graduados necesarios para cubrir esas necesidades. Algunos otros análisis estiman que también en un futuro muy próximo, la mitad de todos los puestos laborales tendrán relación con la informática o la electrónica.

El hecho es que no hay estudiantes suficientes para cubrir esos puestos. Una de las razones de este desastre es la escasa presencia de mujeres en esas carreras y, en general, en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación, lo que se conoce en español como TIC. Y es un problema que además está creciendo.

Los datos del Instituto de la Mujer dicen que actualmente menos del 15% de los interesados en estudiar ingeniería electrónica o informática en España son mujeres. Algunos informes rebajan todavía más esa cifra hasta por debajo del 10%. Eso no ocurre solo en nuestro país, es una tendencia global. En los años ochenta y noventa, el 30% de los matriculados en carreras TIC en Estados Unidos eran mujeres, ahora son únicamente el 13%.

Las grandes empresas tecnológicas de Silicon Valley llevan varios años preocupadas por esta cuestión que les afecta directamente. La ONU, junto a instituciones académicas y algunas de esas grandes compañías tecnológicas se han unido en una coalición para descubrir los obstáculos que encuentran las chicas a la hora de acceder a este sector y buscar fórmulas que los eliminen o al menos los reduzcan. Esta Coalición Mundial de Innovación por el Cambio celebró su primera reunión el pasado 14 de septiembre.

Una de las razones de este desastre es la escasa presencia de mujeres en esas carreras y, en general, en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación

La situación es preocupante para toda la sociedad porque podemos encontrarnos en un futuro cercano en el que una buena parte de los puestos de trabajo que se oferten estén vacantes, mientras un alto número de trabajadores y trabajadoras está en paro. Las cifras dicen que es especialmente grave en el caso de las mujeres. Hemos de actuar ya y proponer una solución: tenemos la obligación de lograr que aumente el número de jóvenes mujeres que se matriculen en esas carreras. Y no podemos esperar.

Para combatir el problema es imprescindible tener la mayor información posible sobre por qué está ocurriendo esto. Contamos ya con algunos datos. Según el informe “Mujeres y tecnología” que el sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) hizo público en 2015, las trabajadoras del sector TIC ganan un 20% menos que sus compañeros varones, y la diferencia se agrava cuando aumentan los años de experiencia. La brecha salarial podría ayudar a explicar los factores que se suman al problema, y es que las mujeres abandonan en mayor medida que los varones este tipo de empleos y también que ese sector despierte menos interés en las jóvenes.

Pero estos asuntos, con ser tan graves, no nos explican por qué las chicas no van a las escuelas tecnológicas. La causa parece venir de mucho antes de la elección de la carrera. Una investigación publicada este mismo año en la revista Sciencerevelaba que a partir de los seis años las niñas no se consideran a sí mismas tan inteligentes como los niños. Esa falsa percepción de su capacidad no es innata porque antes de esa edad las niñas sí se consideran tan inteligentes como los niños. El que las pequeñas crezcan pensando que “los genios son ellos” sí puede estar detrás de su decisión posterior de apartarse de las carreras TIC y en general de las del área de las tecnologías porque, según otro estudio, publicado también en Science en 2015, en algunas carreras como informática, física y matemáticas se potencia la idea de que para dedicarse a ellas es necesaria una enorme brillantez innata. Y esa falsa idea podría estar dejando fuera a cientos de miles de chicas cuyo talento es igual al de los varones que sí se matriculan en ellas.

Las grandes empresas tecnológicas de Silicon Valley llevan varios años preocupadas por esta cuestión que les afecta directamente

El caso es que se va creando un círculo vicioso que amplía el problema. Cada vez menos chicas se matriculan en estas carreras y la cifra cae todavía más cuando observamos las que hacen el doctorado. Esto significa que muy pocas llegarán a convertirse en profesoras universitarias en esas titulaciones o a alcanzar puestos de responsabilidad en la industria. Y que haya pocas mujeres visibles en esos puestos hace que las niñas carezcan de referentes que puedan cambiar su visión de la situación.

Romper esa dinámica es responsabilidad de todos. Desde la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas de España (AMIT) pensamos que además es una necesidad urgente. Queremos saber, necesitamos saber por qué ocurre esto y las opciones que tenemos para combatirlo. Desde AMIT hemos convocado una jornada para reflexionar sobre este problema: “El papel de las mujeres en los retos del siglo XXI” que se celebra este viernes 29 de septiembre en el paraninfo de la Universidad Politécnica de Madrid. Pero las acciones deben llegar mucho más lejos. La situación es tan grave que no podemos esperar a tener todas las respuestas antes de actuar porque corremos el riesgo de que cuando esas respuestas lleguen sea demasiado tarde. Hay que ponerse ya en marcha, nos jugamos el futuro, y no solo el de las mujeres, el futuro de la sociedad en su conjunto.

Publicado en Usos sociales
«InicioAnterior12345678910SiguienteFinal»
Página 1 de 32
 
« Octubre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.