Viernes, 23 de junio del 2017
Idioma Es Pt En

En el marco del V Congreso Latinoamericano de Comunicaciones realizado en Cartagena, LR habló con Marcelo Cataldo, presidente de TigoUne, sobre el interés de la compañía en la subasta del espectro, el crecimiento que ha tenido la empresa y los retos que tiene la regulación colombiana para normalizar la dominancia de mercado en los servicios de telecomunicaciones.

 
 

¿Qué retos está afrontando   el país en materia de telecomunicaciones?
En Colombia, el 4G tiene una velocidad promedio de 18 Mbps. Por eso, no hay un problema de velocidad, aunque con mayor espectro se podría hacer más. Sin embargo, antes de eso hay que resolver otros problemas que sí son prioritarios para el país, como por ejemplo el de la competencia. Hoy tenemos un operador dominante con 50% del mercado en datos, según el último reporte del Ministerio TIC.

¿Por qué considera que hay un problema de dominancia en el mercado?
Porque los usuarios que tienen una línea de voz adquieren los servicios de datos con el mismo operador. No van a usar dos teléfonos distintos. Este empaquetamiento está aplicando a una mayor dominancia de Claro, situación que ha motivado a la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) a iniciar  investigaciones para tomar medidas por el efecto de la dominancia. 

¿Han tenido alguna desventaja por no tener acceso a las bandas bajas? 
Nosotros llevamos más de 10 años operando solamente en bandas altas, gastando más dinero que nuestros dos competidores para obtener una cobertura similar. Por eso, somos la empresa que más necesita el espectro en banda baja.

Entonces, ¿cómo los beneficiaría la subasta de la banda de 700 MHz?
A TigoUne le da un beneficio importante porque no tenemos bandas bajas. Por ejemplo, una sola antena da la misma  cobertura que tres antenas en bandas altas, teniendo en cuenta que el costo por antena es de $200 millones. Sin embargo, pensamos que primero hay que resolver la dominancia y después sí puede venir la licitación del espectro.

El Ministerio TIC está añadiendo los  comentarios de la industria a este proyecto de resolución, ¿qué esperan del nuevo borrador?
Cuando salga la licitación debemos entender cuál es el precio mínimo y cuáles son las obligaciones de los operadores. El Gobierno dice que hay que poner Wifi gratis y coberturas. Entonces la relación de cobertura de estos compromisos deben ser por participación de mercado. Por ejemplo, si yo tengo 50% del mercado, me deben corresponder 50% de las obligaciones. 

¿Cuál es su posición en el mercado actualmente?
Nosotros somos el segundo operador consolidado de telecomunicaciones en Colombia. En el negocio móvil somos los terceros en cantidad de usuarios y los segundos en uso de datos. En el negocio fijo cubrimos 4,5 millones de hogares. Además,  desde que nos fusionamos Tigo y UNE  hemos aumentado la cobertura de red fija a un millón de casas. 

En ese sentido, ¿cuál es la meta para este año?
Queremos crecer en otros 800.000 hogares. Vamos a invertir más de $1 billón, que es el mismo dinero invertido en 2016, confirmando el compromiso de la compañía con el desarrollo de Colombia. 

¿Ya los ha tocado la Reforma  Tributaria?
Entendemos las necesidades del Gobierno, pero sí tenemos una preocupación con el impuesto de 4% a los datos móviles a partir de 1,5 UVT ($45.000). Pero esta Reforma afecta a todas las industrias. 

La opinión

Pablo Bello
Director ejecutivo de Asiet
“Colombia necesita más de US$30.000 millones en inversión y este dinero vendrá principalmente del sector privado” .

Publicado en Empresas

América Latina se encuentra en un momento importante para la adopción de la economía digital, pues según expertos, la tecnología se consolida cada vez más como un actor ideal dentro de los procesos productivos de un país.

 
Y es que las cifras lo demuestran, ya que el sector de las telecomunicaciones representa cerca del 2,6 por ciento del PIB en los países de la región. En Colombia, según el último reporte de la GSMA, la tecnología y los servicios móviles aportaron el 3,8 por ciento del PIB en 2016.


Pero para que esa cifra siga creciendo, es necesario que los gobiernos y los reguladores implementen políticas públicas que permitan sacarle mayor provecho a esta industria. Esta es una de las principales recomendaciones que presentó la consultora inglesa Ovum TMT Intelligence durante el V congreso latinoamericano de telecomunicaciones que se desarrolla en Cartagena. 

En entrevista con EL TIEMPO, Sonia Agnese, analista de Ovum, afirmó que para atraer la inversión extranjera a los países latinoamericanos es necesario tener un marco regulatorio estable. 

"Se debe tener un marco que establezca la competencia dentro del sector. Esta estrategia debe ser de largo plazo, para que el regulador mantenga las condiciones a través del tiempo y así asegurar que las inversiones, que son muy altas en el sector, se puedan recuperar", afirmó Agnese. 

La experta dice además que en Colombia debería existir un regulador independiente del gobierno y que, preferiblemente, sea especializado. 

"Es necesario una regulación convergente, donde los poderes y recursos para regular las telecomunicaciones, estén vigilados por una única entidad", añadió. 

Otra de las recomendaciones que presentó la consultora es eliminar las barreras de entrada para el desarrollo de infraestructura. Lo que se busca es facilitar el acceso a servidumbres y espectro radioeléctrico e incentivar el uso compartido de infraestructura. 

El regulador debe ser innovador 

Durante las conferencias del congreso, Rodrigo Ramírez Pino, subsecretario de Telecomunicaciones de Chile, advirtió que el regulador debe ser innovador porque los recursos del espectro son finitos y hay que hacer un uso más eficiente. Todo regulador debe tener una unidad de innovación y desarrollo para conocer los avances de la tecnología y las tendencias de la economía digital. 

En una misma posición se encuentra Gilbert Camacho, presidente del Consejo de la Superintendencia de Telecomunicaciones de Costa Rica, quien aseguró que que el regulador debe ser un facilitador, un promotor de la competencia entre operadores y que la regulación ex ante debe ser mínima. 

Publicado en Infraestructura

Cartagena, Colombia. Adaptar los marcos regulatorios a la convergencia, la eliminación de las barreras para la instalación de infraestructura y las reformas fiscales para la reducción de la brecha digital fueron los temas del seminario “Redefiniendo los marcos regulatorios para la inclusión digital” de la GSMA Latin America en el 5to. Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones.

 

Un marco regulatorio moderno y convergente reconoce que el ecosistema digital es dinámico, tiene un impacto multisectorial y genera múltiples efectos sobre los operadores de redes.

 

Serafino Abate, director de Competencia Económica de GSMA, planteó que el ecosistema digital obliga a modificar y actualizar la regulación con base en la funcionalidad de los servicios y el dinamismo del mercado. La convergencia, la inversión intensiva en capital, la calidad de las redes y los servicios y el uso más eficiente del espectro son factores que obligan a poner al día las regulaciones de los países para abatir la brecha digital. 

 

Para cerrar la brecha digital se requieren marcos regulatorios que fomenten la inversión, aseguró Genaro Cruz, especialista en Regulación y Economía de Infraestructura de GSMA. Estudios de la asociación han identificado que llevar tecnologías 3G al 10 por ciento de la población que falta por conectar (radicada en zonas de difícil acceso) requiere enormes inversiones, pero no existen incentivos económicos para hacerlo. No obstante, el especialista advirtió que fortalecer la infraestructura es el primer paso para la inclusión digital.

 

Un marco regulatorio favorable a la expansión de redes requiere compartición voluntaria de infraestructura; gestión eficiente del espectro sin fines recaudatorios; eficiencia administrativa local para que municipios faciliten la instalación de infraestructura pasiva de telecomunicaciones; regulación intersectorial a través de una ventanilla única y, finalmente, separación de roles entre autoridad e independencia del regulador.

 

Un total de 257 millones de personas viven en zonas con cobertura, pero no acceden al servicio móvil por asequibilidad, falta de capacidades digitales o ausencia de contenidos relevantes. Los impuestos al consumo del servicio afectan la asequibilidad de los servicios y comprometen el cierre de la brecha digital.

 

Pau Castells, director de Estrategia Económica de GSMA, detalló que, del conjunto de impuestos, tasas y cargas fiscales al sector, el IVA es el impuesto con más peso en el servicio y dispositivos móviles. Además, los impuestos al consumo específicos al sector son adicionales al IVA y no se ajustan a las buenas prácticas que establece la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). “La asequibilidad de los servicios de telecomunicaciones es una barrera para conectar a los desconectados”, concluyó.

 

 

Publicado en Noticias

Cartagena, Colombia. Aunque América Latina invierte 4.7 por ciento del PIB en educación (cercano al 5.6% del promedio de los países de la OCDE), no existe un uso productivo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) por parte de estudiantes, docentes y administradores del sector educación.

 

El seminario “Educación para el siglo XXI: educación y conectividad en el sistema educativo”, moderado por Mauricio Agudelo, especialista Senior de Telecom de CAF –banco de desarrollo de América Latina, en el marco del 5to. Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones, profundizó en cómo las TIC podrían contribuir a mejorar los procesos educativos en el aula.

 

Cecilia LLambí, especialista de Educación de CAF, explicó que las TIC deben contribuir a mejorar la educación, desarrollar habilidades y pensamiento computacional, cambiar las prácticas pedagógicas, así como capacitar en el uso de ellas tanto a docentes como a directivos para la administración de la educación.

 

Bibiam Díaz, también especialista de Educación de CAF, detalló que las TIC deben impactar en un mejor aprendizaje, desarrollar nuevas competencias, profesionalizar a los maestros, implementar buenas prácticas de enseñanza y evaluación y ayudar a construir el conocimiento didáctico del contenido.

 

Enrique Hinestroza, director del Instituto de Educación TI de la Universidad de La Frontera, señaló que la escuela es un espacio de acceso a Internet, pero con inequidad entre las zonas rurales y urbanas. Las escuelas han disminuido la brecha de acceso a Internet, pero hay que mejorar la velocidad de la conectividad. Para desarrollar el ecosistema digital hay que comenzar a vivirlo en el aula, pero Hinestroza advirtió que “en América Latina existe una incapacidad para hacer un uso efectivo de la tecnología en la educación”.

 

Martha Castellanos, gerente del Plan Nacional Decenal de Educación 2016-2025 del Ministerio de Educación de Colombia, reconoció que los estudiantes no están usando las TIC para mejorar los procesos de aprendizaje. Se cuestionó qué modelo educativo se necesita para una economía digital basada en la automatización, constante conectividad y flexibilidad laboral.

 

Castellanos enumeró los ocho elementos de toda política TIC en educación: el propósito que quiere lograr, fortalecer competencias disciplinares, ajustar prácticas pedagógicas, adaptación del currículo, formación inicial y continua de maestros con incentivos, implementación de nuevas herramientas, acompañamiento del uso de las TIC en el aula, monitoreo y evaluación del propósito inicial.

 

Sabrina Díaz Rato, presidenta de la Fundación Punto.Gob, señaló que, en un estudio realizado en Colombia, México y Perú, las agendas educativas abandonan el componente de conectividad como parte de proceso de enseñanza-aprendizaje. Dijo que falta un eslabón entre lo pedagógico y lo tecnológico.

 

Sebastián Rovira, oficial de Relaciones Económicas de la CEPAL, advirtió que las agendas digitales deben vincularse con los sistemas educativos para facilitar el acceso a las TIC.

 

Fernando Bedolla, director Ejecutivo de Computadores para educar, explicó que el docente es el centro de la estrategia y del programa que ya ha entregado más de 2 millones de computadores y tabletas.

 

Por parte de los operadores de telecomunicaciones, Sebastián Kaplan, director regulatorio de Tigo-Une Colombia, detalló que la empresa conecta escuelas a Internet en los países donde opera como parte de las obligaciones para usar el espectro radioeléctrico.

 

Publicado en Noticias

Cartagena, Colombia. Incrementar la conectividad a través de la instalación de infraestructura de telecomunicaciones es el objetivo principal del Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel) de México, a través de los proyectos de la Red Compartida y la política de arrendamiento de instalaciones del gobierno federal.

 

Durante el Seminario “Banda ancha para todos en México: proyectos para impulsar el acceso universal” del 5to. Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones, representantes del gobierno de México, país invitado del CLT17, presentó los proyectos del Programa de Conectividad Digital como parte de la política de inclusión digital de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y radiodifusión de 2013.

 

Los diez proyectos del Programa son la transición a la Televisión Digital Terrestre, Red Compartida, Proyectos de Infraestructura Pasiva del Estado, Red Troncal, Sistema Satelital Mexicano – Mexsat, Política Satelital, México Conectado – Internet en sitios públicos, Puntos México Conectado, Red Nacional para la Investigación Científica, Tecnológica y la Educación (Nicté) y el Programa Nacional de Espectro Radioeléctrico.

 

Fernando Borjón, director General del Promtel, explicó que los dos objetivos del organismo son garantizar la instalación de la Red Compartida y promover la inversión para el desarrollo de infraestructura de telecomunicaciones. Adicionalmente, busca mayor eficiencia en costos, facilitar el despliegue de infraestructura y promover más servicios. El Promtel vigilará que se cumpla el contrato de la Red Compartida, el despliegue de la red y los compromisos de cobertura social. Contempla una multa de 4 millones de pesos al mes por incumplimiento de cobertura.

 

Mauricio Desdier, director de Soluciones y Operadores de Latinoamérica Norte de Nokia (uno de los dos desarrolladores que instalarán la Red Compartida junto con Huawei), explicó que la Red Compartida será un operador mayorista móvil proveedor de capacidad para los operadores existentes sin discriminación. Nokia diseñará una red desagregada de infraestructura que reducirá al máximo el bit por segundo.

 

Publicado en Noticias
«InicioAnterior123456789SiguienteFinal»
Página 1 de 9
 
« Junio 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.