Martes, 22 de agosto del 2017
Idioma Es Pt En

Navarrete: licitación de radio cumplió objetivos, pero es perfectible

  • Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), relata los mitos y realidades de la reciente licitación de frecuencias de radio de AM y FM. Aunque el IFT estuvo sometido a una intensa campaña de descalificación, el resultado de la primera licitación de radio en 22 años señana que la radio está más viva que nunca. Y aclara: Tecnoradio no infló los precios ni puso en riesgo la licitación.
- 05.06.2017, 08:16
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

La licitación de frecuencias de 191 frecuencias de FM y 66 de AM cumplió con sus objetivos de recaudación, cobertura y pluralidad al beneficiar a más de 22 millones de mexicanos, pese a dificultades como algunas frecuencias desiertas, otras no pagadas y una empresa acusada por omitir información relevante sobre sus accionistas, evaluó Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

En entrevista para Mediatelecom, Navarrete destacó que “la radio está más viva que nunca y la mejor muestra es el resultado de la licitación”, aunque admitió que habrá lecciones a aprender, modelos, mecanismos y procedimientos a ser evaluados, tomando en cuenta que es la primera vez que en México se lleva un proceso de licitación para asignar frecuencias de radio, contra la forma “discrecional” en que se asignaban anteriormente.

Indicó que se tienen 122 nuevas estaciones de radio en el país después de más de 22 años de que no se asignaban frecuencias, “y por primera vez se hace mediante una licitación pública, transparente, de cara a la sociedad, abierta y pública”. “Estamos por aumentar 10 por ciento el número de estaciones comerciales de radio en el país, lo que implica más pluralidad, más diversidad, mayor competencia y promoción de la libertad de expresión que tanta falta nos hace”, sentenció.

Licitación a revisión

Advirtió que la licitación no se pueden clasificar como negativa, “pero no significa que no pueda ser perfectible”. En ese sentido, indicó que el IFT procederá a evaluar dos principales aspectos de la licitación que podrían ser modificados para futuros procedimientos.

Relató que durante la licitación de frecuencias de TV abierta el proceso inició con la entrega física de documentación al IFT, para posteriormente realizar la conformación de grupos de interés económico, que fueron evaluados por el Pleno del IFT, el cual determinó quiénes podían participar. En la licitación de frecuencias de radio se decidió recibir toda la documentación mediante un solo procedimiento electrónico, “lo que le dio complejidad al proceso y, por supuesto, fueron parte de los retos a aprender”.

Navarrete explicó que se reunieron en uno solo todos los procesos “para reducir al máximo los tiempos y se pudieran tener las frecuencias en uso, de lo contrario se hubieran añadido hasta 4 meses. Es lo que vamos a evaluar, no es que haya estado mal, pero hay que evaluar si nos conviene separar las etapas, máxime que el estudio de competencia económica es bastante complejo y toma mucho tiempo”, añadió.

El otro aspecto a evaluar, según el funcionario, fue la determinación de los precios de referencia y las garantías de seriedad. En la licitación de radio se utilizó como referencia la fórmula para los pagos de prórrogas de concesiones que realizan los radiodifusores, mientras que las garantías de seriedad se establecieron al doble de ese precio.

Navarrete destacó que la decisión causó múltiples críticas de la industria, la cual consideró que las “prórrogas eran demasiado altas”. Sin embargo, explicó que en Cancún una frecuencia que inició con un precio de salida de 1.6 millones, se subastó en 86.5 millones de pesos, lo cual demostró el interés del mercado por las frecuencias.

Valor de las frecuencias

“Tuvimos una dificultad muy grande para la fórmula de las contraprestaciones, un embate mediático. Pero ahora resulta que (a la industria) sí está de acuerdo con la fórmula de las prórrogas, porque la ley señala que cuando hay un valor de mercado debe ser necesariamente el referente para el cálculo de las prórrogas de las concesiones”, explicó. Es decir, ahora los radiodifusores se verán obligados a pagar los precios de mercado establecidos en la reciente licitación, a la vez que futuras subastas iniciarán con los precios alcanzados en la precedente.

En el caso de las garantías de seriedad, la industria -en voz de columnistas y grupos de interés- consideró que deberían ser actualizadas según las posturas presentadas por los participantes. Lo anterior, como respuesta a la participación de Tecnoradio que llamó la atención al ofertar cerca de 280 millones de pesos por 37 frecuencias de AM y FM y que finalmente no se presentó a pagar.

Sin embargo, para Navarrete, este procedimiento daría mayor complejidad al proceso. “En este caso que no son grandes corporativos de telecomunicaciones con oficinas en la Ciudad de México, detener la licitación para que cada quien regrese a su banco por una nueva garantía de seriedad actualizada tiene los problemas de ser una barrera de entrada para los pequeños participantes, y se tendría que detener el proceso con 257 concursos simultáneos, uno por uno”.

Affaire Tecnoradio: mitos y realidades

Navarrete descartó las críticas dirigidas al IFT por la fallida participación de Tecnoradio, que llamó la atención por realizar fuertes apuestas por las frecuencias, y que posteriormente se reveló que tenía vínculos familiares con otro grupo radiofónico, aún cuando se presentó al concurso como nuevo entrante. Sin embargo, para el funcionario los datos demuestran que este grupo no infló los precios ni puso en riesgo la licitación.

Detalló que en Cancún, una de las plazas donde se registró la mayor alza de precios, no participó Tecnoradio. En 11 de 37 frecuencias para las que apostó, fue el único participante, “por lo que se mantuvo el nivel mínimo de referencia”. En otras cuatro plazas fueron lotes múltiples, donde el número de frecuencias igualó el número de postores, “y no se pudo haber inflado absolutamente nada”. De las 20 posturas económicas más altas de toda la licitación, 12 corresponden a concesionarios establecidos en la industria. “Entonces no se puede decir que los nuevos entrantes subieron los precios. Fueron los propios grupos ya establecidos los que apostaron”, precisó.

Adicionalmente, Tecnoradio, donde no fue participante ganador, estuvo en dos lugares en séptimo lugar, es decir, “otros seis apostaron más”, en otros dos en sexto sitio, en tres en quinto lugar, en 7 en cuarto, en 4 en tercero y en 7 en segundo.

Por otro lado, respecto a la información omitida por Tecnoradio que le permitiría obtener un 15 por ciento de descuento como nuevo entrante, Navarrete indicó que “es imposible garantizar que alguien no hará trampa, siempre existe la posibilidad, tan es posible que las bases de licitación prevén lo que sucede en ese caso”, a la vez que consideró que estos casos se repiten en cualquier parte del mundo.

Asimismo, destacó la complejidad de esta situación como parte de la investigación del IFT. En el caso de Radiorama, grupo presuntamente vinculado a Tecnoradio, “hablamos de más de 40 personas físicas que son accionistas del grupo, para cada una de ellas, si quisiéramos ser ‘exhaustivos’, buscaríamos quiénes son sus cónyuges y de ellos quiénes son sus hermanos, sus papás, abuelos y sobrinos. Y para todo ello actas de matrimonio y nacimiento”. No obstante la complejidad, las bases de licitación sí contemplaban esa prohibición.

Beneficios

El proceso de licitación de frecuencias de radio aún está a la espera de asignar 25 frecuencias que no fueron pagadas por los correspondientes ganadores, por lo que serán asignadas a los participantes subsecuentes, quienes tendrán un plazo de 30 días hábiles para realizar el pago correspondiente. Este procedimiento se realizará hasta que sean finalmente asignadas o sean declaradas desiertas.

Por su parte, los concursantes ganadores tendrán un plazo máximo de 180 días hábiles para la presentación de los planos de instalación de las estaciones. Por ello, el titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT descarta casos de especulación o retención de frecuencias.

Para Navarrete, el resultado de la licitación demuestra que existe un mercado de radio sano, pese a que también se había criticado que está siendo reemplazado por nuevas tecnologías o que comienza a perder atractivo como negocio.

“Si los concursante están dispuestos a pagar varias decenas más el valor de salida de las frecuencias, quiere decir que ven una oportunidad de retorno de su inversión. En los reportes del IFT se ve que la publicidad en radio sigue creciendo, aunque no significa que la radio no enfrente, como otros medios, una muy fuerte competencia, especialmente de plataformas digitales. Ahora se exigirá que (los radiodifusores) sean más creativos”, concluyó.

El IFT tendrá la oportunidad de implementar las lecciones aprendidas. El Programa Anual de Trabajo 2017 del IFT señala que el regulador iniciará en el último trimestre de 2017 la consulta pública y el proceso de licitación de 47 frecuencias de FM y 11 de AM, a las cuales se sumarán las que quedaron desiertas en la reciente subasta. De acuerdo con el Plan de Trabajo, los beneficios de la llamada “Licitación 8” serán “incrementar los servicios de radiodifusión sonora en el país y la competencia en ese sector. Adicionalmente, será posible aumentar las opciones de acceso a contenidos y la diversidad de los mismos”.

Modificado por última vez en Lunes, 05 Junio 2017 08:29
Efrén Páez Jiménez

Analista económico de Mediatelecom Policy & Law

Síguelo en Twitter: @elpaez

Escríbele a: epaez@mediatelecom.com.mx

 

« Agosto 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.