Lunes, 20 de noviembre del 2017
Idioma Es Pt En

La participación ciudadana y la protección de los datos personales

- 23.10.2017, 14:17
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

  • Las democracias

En el transcurso del tiempo, han existido diversas formas de gobierno, muchas de las cuales se han configurado a la luz del concepto “democracia”.

Si bien es cierto, la raíz griega de la palabra “democracia” ha subsistido a nuestros días (demos: pueblo, krátos: poder o gobierno) también es cierto que han sido los modelos de democracia puestos en la práctica, de acuerdo con las distintas épocas y con base en las peculiaridades de cada país que ha asumido a esta forma de gobierno como régimen político propio.

Así, muchos autores han hablado de democracias con múltiples adjetivos (liberal, popular, socialista, representativa, participativa, constitucional, entre otras).  

Aunque la democracia en su origen partía de la idea central de participación de los “ciudadanos” es importante no perder de vista dos cuestiones:

1) En la antigüedad, el término democracia era restrictivo a quienes gozaban de la condición de ciudadano.

2) Con el paso del tiempo y debido al crecimiento de la población fue imposible que un número creciente de ciudadanos participara directamente de la discusión de los asuntos públicos.

En este sentido, con la revolución francesa de 1789 emergieron aportaciones al concepto y a la práctica de las democracias:

El sistema de representación política, mediante el cual los ciudadanos, ante la imposibilidad física de tomar parte de los asuntos políticos, eligen a sus mandatarios quienes se guiarían por los intereses de quienes los eligieron.

El principio mayoritario como reflejo de la voluntad general del pueblo.

Pero las experiencias de los modelos de democracia no fueron lo exitoso que las mayorías supusieron y, entonces, esta forma de gobierno en muchas latitudes entró en crisis y fue altamente cuestionada.

Con el objeto de rescatar lo valioso de la democracia, es que los modelos más recientes han adoptado rasgos para que el ejercicio de gobierno cuente con mejores parámetros de legitimidad y de respeto a la dignidad de la persona.

Para los efectos de estas líneas, nos referiremos a los múltiples mecanismos de participación de los ciudadanos en la vida pública.

Aunque el más emblemático de estos instrumentos es muy conocido –el ejercicio del voto o el sufragio- hay otros medios que sirven para incidir en temas de relevancia política: la iniciativa legislativa popular, la consulta ciudadana, la revocatoria de mandato, el presupuesto participativo, la auditoria social, el plebiscito y el referéndum.

En todos los casos, las autoridades públicas –en algunas naciones las electorales- son las responsables de conducir adecuadamente dichos procesos.

  • La protección de datos personales frente a la participación ciudadana

Una de las tareas más delicadas de los organismos públicos, a cargo de los mecanismos de participación ciudadana, es la relativa al resguardo y administración de la información de los ciudadanos, en los que se incluyen datos personales.

Las instancias públicas encargadas de integrar el registro de electores cuentan con la necesidad de identificar claramente a los ciudadanos que formarán parte de los mecanismos de participación ciudadana para llevar a cabo un efectivo control de los procesos y dar certeza de la autentificación de sus resultados.

Por otra parte, también los órganos públicos mencionados tienen bajo su alta responsabilidad la eventual acción de compartir con otros actores la información de los ciudadanos, por ejemplo, a los partidos políticos.

Esa transmisión de información, la cual incluye datos personales, convierte esa operación en sumamente sensible, por lo que se deben adoptar todas las medidas de seguridad apropiadas para su debido resguardo.

De ahí la trascendencia de la protección de datos personales en posesión de las autoridades, incluidas las electorales, y de otros sujetos como los partidos políticos.

Los organismos públicos están obligados a tomar todas las acciones para que la información de los ciudadanos esté completa, actualizada y sea totalmente verídica.

Asimismo, los entes públicos deben tomar todas las precauciones y medidas de seguridad necesarias para transmitir la información, que incluye datos confidenciales, cuando esto sea estrictamente necesario.

En el caso de los partidos políticos u otras agrupaciones que tengan incumbencia en los mecanismos de participación ciudadana, también deben asumir todas las medidas de seguridad para la protección de datos personales.

La información confidencial expuesta de manera indebida puede conllevar a la comisión de delitos como la usurpación de identidades, la extorsión o propiciar molestias inadecuadas para los ciudadanos.

 

  • Un caso de riesgo para los datos personales: el censo del referéndum en Cataluña

En el reciente ejercicio de consulta ciudadana para determinar o no la independencia de Cataluña, la Generalitat no cuidó los datos personales de más de cinco millones de ciudadanos (algunos dígitos del carnet de identidad ciudadana [DNI], fecha de nacimiento y código postal).

De acuerdo con Rosario G. Gómez del reconocido periódico El País [8 de octubre de 2017] en Internet se puede encontrar, con cierta facilidad, tales datos confidenciales.

El gobierno autonómico, muy probablemente, al administrar los padrones municipales, los registros de Población de Cataluña, del fisco o del sistema de salud, no adoptó las medidas de seguridad indispensables para evitar la indebida difusión de dichos datos personales en la red.

Lo anterior ha derivado en una investigación, por parte de la Agencia Española de Protección de Datos, para deslindar responsabilidades.

Indudablemente, uno de los más grandes y serios retos que enfrenta la era digital es, justamente, la protección de los datos personales.

 

Sin nuestro consentimiento expreso ningún órgano del poder público, empresa o persona tiene el derecho de conocer y hacer uso de nuestra información confidencial. Es parte toral de nuestro derecho fundamental a la privacidad.

Armando Alfonzo Jiménez

Armando Alfonzo Jiménez es constitucionalista y consultor.

 
« Septiembre 2014 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.