Martes, 21 de noviembre del 2017
Idioma Es Pt En

Los objetivos telecom de EUA en el TLCAN tienen dedicatoria

- 21.08.2017, 13:28
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

Desde que inicio la privatización y liberalización de las telecomunicaciones en México a finales de la década de los ochenta, no se habían dado cambios radicales en la industria. La reforma del sector de 2013 representó un nuevo punto de inflexión que ha traído beneficios a los mexicanos tales como la eliminación de la larga distancia nacional, una reducción de precios en los servicios, así como un entorno más competitivo entre los operadores de telecomunicaciones.

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre México, Estados Unidos y Canadá que entró en vigor en 1994, también ha traído beneficios importantes para México a través de mayores exportaciones. Antes del TLC, las exportaciones de México representaban 12.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que en 2015 representaron 35 por ciento del PIB. El déficit comercial que tenía México con Estados Unidos se revirtió, permitiendo una mayor demanda de productos y acceso a insumos y atracción de inversión extranjera.

La renegociación del tratado

No obstante lo anterior, el mercado de telecomunicaciones y el comercio entre México y Estados Unidos podrían experimentar un nuevo punto de inflexión en los próximos meses.

Una de las promesas de campaña del ahora Presidente los Estados Unidos fue la renegociación del TLC en función del déficit comercial que se ha venido presentando entre México y Estados Unidos. Dicho déficit fue de 55.6 billones de dólares americanos en 2016, en donde Estados Unidos importo 317.6 billones de dólares hacia México, mientras que sólo exportó 262 billones de dólares a su vecino del sur. El déficit en materia de bienes fue de 63.2 billones de dólares. En materia de servicios, Estados Unidos observó un superávit de 7.6 billones de dólares en 2016.

La prioridad para Donald Trump en materia de un nuevo TLC es primordialmente eliminar el déficit comercial entre su país y México, ya que Estados Unidos tuvo un superávit comercial con Canadá en 2016. De no lograr una negociación favorable para la economía estadounidense, Trump podría tomar la decisión de cancelar el TLC existente.

Los objetivos de EUA en servicios de telecomunicaciones y las dedicatorias

En el contexto anterior, Estados Unidos publicó sus objetivos para la renegociación del TLC, en los cuales manifiesta un claro interés en materia de servicios de telecomunicaciones. Sus objetivos en este tema son los siguientes:

1. Promover la provisión competitiva de servicios de telecomunicaciones, facilitando el acceso a los mercados a través de una regulación transparente y un regulador independiente.

2. Asegurar compromisos para proveer acceso razonable para los proveedores de telecomunicaciones a través de interconexiones y accesos a instalaciones y recursos escasos.

3. Establecer provisiones para proteger la elección de tecnología hecha por los proveedores de los servicios de telecomunicaciones.

Las negociaciones de estos temas ocurren en medio de una victoria en los tribunales por parte de América Móvil sobre la inconstitucionalidad del artículo 131 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiocomunicación (LFTR), lo cual implica que la tarifa cero de interconexión será eliminada y podría tener un costo para los competidores de América Móvil, si el Instituto Federal de Telecomunicaciones así lo determina.

AT&T, Telefónica y otros 19 operadores de telecomunicaciones manifestaron su inconformidad sobre la probable victoria de América Móvil antes de la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en torno a la tarifa cero de interconexión.

Por otra parte, los objetivos arriba mencionados son el resultado de varias reuniones de la administración de Trump con la industria, solicitando retroalimentación para efectos de las negociaciones del TLC, de donde han recibido más de 12 mil respuestas.

La Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) ha tenido, por su parte, sesiones de trabajo sobre cómo manejar las negociaciones con los diferentes sectores económicos de Estados Unidos. Sin duda, AT&T, Sprint y quizá algún otro operador norteamericano, han planteado sus requerimientos para incrementar su presencia o incursionar en el mercado mexicano de telecomunicaciones, con una regulación que reduzca la preponderancia de América Móvil.

Tales requerimientos se ven claramente reflejados en los objetivos en materia de telecomunicaciones del gobierno estadounidense. A continuación, la lógica detrás de los tres objetivos.

El primer objetivo consiste en dos puntos muy claros: transparencia y un regulador independiente. Sobre este objetivo, parecería que las autoridades estadounidenses cuestionan la manera como se está regulando el sector o lo califican como poco transparente. El artículo 28 de la reforma establece que tanto la Comisión Federal de Competencia Económica como el IFT serán independientes en sus decisiones y funcionamiento, ¿por qué entonces el objetivo de un regulador independiente?

Temas como la compra de espectro (banda de 2.5 GHz) por parte del preponderante, así como la eliminación de la tarifa cero de interconexión, seguramente fueron expuestos por AT&T ante las autoridades estadounidenses que negociarán el tratado con el propósito de exigir a los negociadores mexicanos una regulación que limite en mayor medida al preponderante. Parecería que la transparencia y un regulador independiente son efectivos para las autoridades y operadores norteamericanos en la medida en que el IFT decida en contra del preponderante.

La intención de Sprint, el tercer operador móvil más importante en Estados Unidos, de adquirir 30 por ciento de Telefónica en México, así como el rumor de que este operador cancelaría la adquisición si la SCJN diera un fallo a favor de América Móvil en materia de la tarifa cero de interconexión, sugiere que serán temas en los que el gobierno estadounidense no ve transparencia regulatoria que permita la entrada de nuevas empresas de telecomunicaciones de ese país a México.

Estados Unidos podría incluso solicitar revertir el fallo de la SCJN en torno a la aplicación de la tarifa cero de interconexión que le diera mejores condiciones a Sprint para entrar el mercado mexicano de telecomunicaciones, así como devolverle este beneficio a AT&T, el operador de telecomunicaciones más grande del mundo.

El segundo objetivo referente a la interconexión parece ignorar que la LFTR establece en su Título Quinto Capítulo III el tema “Del acceso y la interconexión”, por lo que el objetivo de las autoridades estadounidenses sugiere un cuestionamiento serio a temas como la interconexión existente entre los operadores en México, la desagregación del bucle local (Local Loop Unbundling, por sus siglas en inglés), así como la separación funcional por parte del agente preponderante.

Sería complicado pensar que AT&T, y en el eventual caso de que Sprint entrara al mercado mexicano, estas dos empresas promovieran regularizar el tema de la interconexión con jugadores pequeños. El objetivo es nuevamente que el marco regulatorio permita mayor participación de operadores norteamericanos, utilizando en mayor medida la infraestructura del jugador preponderante.

El tercer objetivo referente a la libre elección de tecnología, manifiesta el interés de Estados Unidos de que cualquier operador norteamericano pueda utilizar su misma tecnología en ambos países, lo cual facilitaría la interconexión de sus redes tanto en México como en Estados Unidos. Pero más allá de este punto tan evidente, está el que se los operadores americanos no utilicen tecnología asiática. Por ejemplo, la banda de 700 MHz establecida para el proyecto de la Red Compartida utilizará el estándar asiático y no el americano, por lo que el objetivo primordial del gobierno estadounidense es evitar otras plataformas que no son afines a sus redes.

Conclusiones

Más allá de temas como reglas de origen, periodos de desgravación arancelaria, barreras de entrada, etcétera, las renegociaciones del TLC en materia de telecomunicaciones tocarán temas de carácter regulatorio, en las cuales el IFT debería participar activamente.

De prosperar los objetivos del gobierno estadounidense, el mercado de telecomunicaciones en México tocaría nuevamente un punto de inflexión, en donde compañías norteamericanas buscarían incrementar sustancialmente su presencia en función de las economías de escala, derivadas de la posición geográfica de ambas naciones, así como debilitar al preponderante en México.

Por último, la moderación en el discurso de AT&T en torno al fallo de la SCJN puede ser interpretada como que el operador prefiere que el tema de la tarifa cero de interconexión sea tratado al más alto nivel durante las negociaciones del nuevo TLC, entre naciones, no entre regulador y regulados.

En este sentido, habrá que señalar que después de la primera ronda de negociaciones, el secretario de Economía de México se ha pronunciado en el sentido de que el IFT debe mantener la tarifa cero para evitar que el tema de telecomunicaciones genere ruido en la negociación del TLC. ¿Así o más claro?

Servando Vargas

Servando Vargas es consultor independiente especializado en telecomunicaciones.

Síguelo en Twitter: @ServandoVargas

 
« Noviembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.