Viernes, 24 de noviembre del 2017
Idioma Es Pt En

Spotify podría alcanzar un valor en bolsa de 55.000 millones de dólares en el año 2020. Así lo asegura el banco de inversión GP Bullhound, que es accionista de la compañía de música online. Un estimación que hace al calor de los rumores de una inminente salida al mercado de la empresa, aunque los cantos de sirena llevan años encima de la mesa.

Según los cálculos de este grupo, en 2020 tendrá 200 millones de usuarios premium, que dejarán un ingreso de 80 dólares cada uno. Esto haría que los ingresos se disparen hasta los 16.000 millones, frente a los 6.000 millones que logra en este momento, en el que la plataforma sólo tiene 70 millones de suscriptores de pago.

Un aumento de usuarios al que contribuirá la llegada de Spotify a distintos países emergentes, que hará crecer la cuota de quienes deciden pagar por el servicio de música. Ahora bien, el informe publicado por la compañía recuerda que en esos nuevos nichos de mercado ocurrirá como en el resto: la adopción inicial será muy rápida y luego se irá ralentizando.

La busca de la publicidad

De ahí que la apuesta sea ir reduciendo de forma progresiva los precios de acceso, tal y como ha ocurrido en otros países. Es el caso, por ejemplo, de Estados Unidos, Brasil, Reino Unido, México y Alemania, que suponen 75% de la base de suscriptores. Esto explica que se produzca esa reducción en los ingresos por suscriptor de pago.

 

Sin embargo, GP Bullhound confía en que el aumento de usuarios permita también a Spotify convertirse en uno de los tres players más importantes por el mercado publicitario tras Google y Facebook. Actualmente, ambas plataformas reconocen un ingreso por usuario de entre 15 y 20 dólares y desde el banco creen que la plataforma de música podría lograr en el medio plazo que esa cifra sea cercana a los 16 dólares.

Este incremento en el número de suscriptores permitirá también una reducción de los costes. A lo largo de 2017 se han firmado acuerdos con Sony y Universal, que han reducido los precios de compra de derechos; algo que debería ocurrir con el resto de acuerdos que la compañía cierre. Una disminución consecuencia del aumento de cuota de mercado que Spotify tendría en los próximos años.

De hecho, estiman que el margen bruto podría rondar el 28% en 2020, aunque en un escenario perfecto podría dispararse hasta el 30%. Todo esto hace que la empresa lograse un valor de 3,5 veces los ingresos. Por tanto, en un escenario de medio largo plazo, la capitalización de una Spotify en el mercado, podría alcanzar los 100.000 millones de dólares.

Ahora bien, este grupo inversor -que nunca ha reconocido a cuánto asciende su participación en la plataforma- cree que la firma no puede quedarse quieta. Debe seguir innovando y enfrentándose a fuertes desafíos de cara a futuro.

Retos de futuro

El primer desafío radica en lograr adaptarse a los estados de ánimo de los usuarios, para ofrecerles una oferta que pueda satisfacer sus necesidades. Pero también el lograr intervenir en el panorama del dominio de la voz. Cada vez ocupa un puesto más relevante en la experiencia de uso. Algo que, según GP Bullhound, tiene ventajas y desafíos para Spotify.

Entre las primeras está el hecho de que es un player de software independiente, que le permite satisfacer las necesidades de otras empresas que sí ofrezcan servicios de música a través de sus dispositivos. Es el caso, por ejemplo, del reciente acuerdo alcanzado con Microsoft, por el que la firma sustituye Groove Music Pass.

Entre las desventajas está el hecho de que Spotify no tiene un soporte físico detrás, como sí tiene -por ejemplo- Apple. Se ha podido comprobar cómo el Apple HomePod se ha convertido en una seria amenaza. Se trata de un potente altavoz, conectado a Apple Music, y que -a través del asistente por voz Siri- ofrece a golpe de voz la música que se desea. Así que tendrá que buscar nuevas alianzas que le permitan paliar esta necesidad.

Además, GP Bullhound cree que el no tener un sistema de reconocimiento de voz, es algo que también puede lastrar su avance. Así que se plantea la necesidad de que Spotify tenga que invertir en ello.

Publicado en Negocios

El cobro de un impuesto a Netflix, Spotify y otros servicios digitales que se compran en el exterior y se consumen dentro de Costa Rica, entraría a regir superada la etapa de elecciones presidenciales de 2018.

Ese es el tiempo que estima el Ministerio de Hacienda que la gran cantidad de costarricenses afiliados a estas plataformas de streaming tendrán para desembolsar más dinero por consumir este contenido.

Para que este cobro sea una realidad la institución debe presentar formalmente a los diputados el proyecto que se expuso como una propuesta informal en agosto y recibir de parte de los legisladores la aprobación a un proyecto considerado como inevitable.

Entrando en vigencia la tendencia de cobrar el 15% de Impuesto al Valor Agregado (IVA), los suscriptores de Netflix básico deberán aportar ¢600 más, es decir pasaran de pagar ¢4.512 a cancelar ¢5.188.

El mismo monto lo deberán sumar los usuarios de HBO GO que pagan $10 mensuales, los clientes de Amazon Prime Video que cobra $6 y los usuarios del paquete universitario de Spotify que tiene un costo de $5 mensuales.

 

La atención sobre la aprobación del impuesto estaría completamente sobre el proyecto una vez que los diputados terminen de atender los temas relacionados con el presupuesto y culmine el proceso de elecciones presidenciales.

“Este mes deberíamos saber si es posible presentar un proyecto o no, que eventualmente tendría que definirse en los primeros meses del año entrante porque algo tiene que salir de la asamblea en materia fiscal para evitar que el deterioro de la deuda continúe, la atención sobre el proyecto estaría cuando las cosas en la Asamblea mejoren”, explicó Fernando Rodríguez, ministro de Hacienda.

La propuesta de Hacienda se enfoca en extender el impuesto de valor agregado (impuesto de ventas) a todos los servicios que se consumen en el país, pero que se compran de manera fronteriza.

 

Esta medida busca ser una alternativa para mejorar la liquidez del gobierno y una manera de equiparar la situación con empresas que brindan televisión por cable y satelital, que sí pagan el impuesto.

A pesar de que la iniciativa no se vio con grandes barreras, abogados consideran que hay pocas probabilidades de que el proyecto se apruebe porque la propuesta formal si generaría oposiciones.

Sin embargo, concuerdan con que el cobro debe proceder.

“Es una recomendación de la OCDE y debería aprobarse porque es un elemento de modernidad irrefutable, oponerse a esto seguiría golpeando al país”, comentó Adrián Torrealba, socio de FAYCATAX.

Publicado en Organismos

Spotify arrancaría con un valor de mercado de 23.000 millones de dólares si, como se especula, la compañía sueca saliera a cotizar en los próximos meses, según un informe de GP Bullhound, empresa especializada en asesoría e inversión tecnológica. El estudio incluso apunta más allá: estima que para el año 2020 su capitalización podría alcanzar los 55.000 millones de dólares.

GP Bullhound, que es inversor de Spotify, justifica ese crecimiento por la “excepcional” proyección de incremento de clientes prémium de la plataforma de música y su expansión a mercados emergentes. Según la tendencia actual, dice, Spotify podría alcanzar los 100 millones de suscriptores prémium para mediados de 2018 y los 200 millones para fines de 2020. Sin embargo, también precisa que el 40% de los suscriptores totales serán de pago, frente al 43% actual.

“Spotify ha cambiado la forma en que escuchamos música”, asegura Robert Ahldin, socio de GP Bullhound. “Esperamos que la compañía siga en ese camino de crecimiento sin precedentes”. Ahldin añade que se espera que habrá “cientos de millones de usuarios que escucharán música varias horas al día. Eso significa que Spotify puede convertirse en una plataforma que rivalizará con Google y Facebook“.

GP Bullhound está convencida de que la plataforma de música potenciará los ingresos por publicidad. Su informe sostiene que Spotify, que el pasado julio anunció que contaba con 60 millones de usuarios de pago, buscará convertirse en uno de los principales jugadores mundiales en el mercado publicitario, solo superado por Google y Facebook, quienes tienen unos ingresos medios por usuario de entre 15 y 20 dólares, según apunta el estudio. Este movimiento permitiría a la compañía diversificar su fuente de ingresos, más allá de los suscriptores premium, obteniendo unos ingresos estimados de 12 dólares por suscriptores que no son de pago en 2020 y con un objetivo a largo plazo de 16 dólares.

Estima que para 2020 su capitalización podría alcanzar los 55.000 millones y ser tercera en publicidad online tras Google y Facebook

Según la proyección de GP Bullhound, Spotify pasaría de ingresar 475 millones por publicidad a 3.600 millones para 2020. Los ingresos por suscriptores de pago subirían de 6.090 millones a 16.000 millones en el mismo periodo. Por otro lado, la firma valora positivamente la evolución de los márgenes brutos con los que trabaja Spotify. Estos pasarían del 17% en la actualidad a un 28% en 2020, gracias a los acuerdos que está alcanzando con las discográficas.

Otros datos que destaca el informe y que elevaría ostensiblemente el valor de la compañía son los referentes al ebitda y la deuda. El primero pasaría de 603 millones en negativo a 2.736 millones en 2020, y el grupo lograría dejar a cero sus deudas para ese año, desde los 200 millones actuales.

Según desvelaba recientemente la CNBC, la salida a bolsa de Spotify no se produciría a través de una OPV, una operación en la que los inversores compran las acciones antes del debut. En este caso, se espera que los inversores las adquieran cuando empiece a cotizar, con lo que no habría un precio determinado.

 

Publicado en Negocios

No pudo competir con Spotify ni iTunes.

Microsoft tiró la toalla en el terreno de la música y anunció este lunes que su servicio Groove Music dejará de transmitir en tiempo real a partir del próximo 31 de diciembre.

¿No sabías que Groove Music existía? Ese es el obstáculo que Microsoft no pudo superar.

El servicio de música en línea del gigante tecnológico estaba disponible en poco más de una veintena de países y vivía bajo la sombra del aclamado Spotify y el extendido iTunes de Apple.

La firma de Bill Gates intentó en los últimos años hacerse un hueco en el terreno musical sin mucho éxito.

Esta semana anunció una alianza con Spotify que permitirá a los suscriptores de Groove Music Pass trasladar su colección de canciones y listas de reproducción a la plataforma de la compañía sueca, que no les cobrará los primeros dos meses si solicitan una cuenta Premium.

X-Box MusicDerechos de autor de la imagenMICROSOFTImage captionXBox Music fue no de los cuatro intentos de Microsoft por hacerse un hueco en el terreno musical.

A partir de 2018, Groove Music sólo se podrá usar para reproducir música almacenada en el dispositivo que se esté empleando. Las opciones de descarga y transmisión en línea desaparecerán.

La compañía agradeció a sus clientes su "apoyo durante este viaje".

Cuatro intentos

Groove Music era la última iniciativa musical de Microsoft.

A inicios de los años 2000, Apple se afianzaba en el campo de la música con un reproductor, el iPod, y una tienda digital, iTunes.

Microsoft trató de seguirle los pasos en 2004 con el lanzamiento de MSN Music, un servicio de descarga de canciones de pago que tuvo que dar de baja dos años después debido a su escasa popularidad.

Pero, lejos de rendirse, anunció al poco tiempo un sucesor: Zune.

Zune no sólo era una plataforma para comprar música, sino que también podía adquirirse un reproductor muy parecido al iPod.

Durante sus cinco años de vida, el dispositivo no consiguió hacerse con una cuota de mercado relevante por lo que la empresa dejó de fabricarlos en 2011.

Reproductores de música de MicrosoftDerechos de autor de la imagenAFPImage captionZune fue el reproductor de música de Microsoft.

A Zune le siguió en 2012 XBox Music, que tres años después fue rebautizado como Groove Music para que cuadrara mejor con su nuevo sistema operativo, Windows 10, y no diera la impresión de ser un producto exclusivo de la consola.

Un "desperdicio"

Dos años después, la firma se ha quedado sin alternativa musical propia.

Una pista de lo que estaba por suceder se puede encontrar en el pasado mes de agosto, cuando Spotify empezó a estar disponible en la XBox.

"Matar a Groove es lo peor que le puede pasar a un cliente que trataba de usar sólo servicios de Microsoft. El sueño se terminó", tuiteó Zac Bowden, del portal de noticias Windows Central.

"Sin servicios para consumidores, ¿cómo espera Microsoft que la gente "ame a Windows" como querían en un principio?", añadió.

Otros, en cambio, dijeron que Groove Music siempre había tenido problemas para estar a la altura de sus competidores.

"No estoy seguro de si alguien alguna vez usó Groove Music. Spotify siempre fue muy superior. Microsoft desperdició dinero y esfuerzos durante años en eso", afirmó también en Twitter Tom Warren, de la publicación digital especializada en tecnología The Verge.

Publicado en Empresa

Parece que Microsoft ha tirado la toalla en su intento por ganarse una tajada en el competido negocio de la música digital por streaming y ha anunciado el cierre de su plataforma Groove Music, para migrar a todos sus usuarios a Spotify.

Le revelación se hizo oficial a través de un publicación en el blog oficial de Windows, en donde la compañía señala que la aplicación de Groove Music, en cualquiera de sus plataformas, dejará de funcionar totalmente a partir del 31 de diciembre de 2017.

La migración a Spotify (en su versión gratuita), según señala su propia guía, será relativamente sencilla, y requerirá sólo de unos pocos clics para vincular las cuentas, sincronizar preferencias y listas de reproducción.

En lo que refiere al dinero de aquellos que habían pagado su anualidad de servicio, podrán seguir disfrutando de Groove Music sin problema hasta el último día de este año.

Microsoft ofrecerá un reembolso completo a aquellos que aún se encuentren dentro del periodo de los primeros 30 días posteriores a la contratación del servicio.

Aquellos que terminen el año con meses sobrantes de su plan contratado recibirán la porción que les corresponda por el remanente.

Lo curioso es que Microsoft aún permite suscribirse y pagar por el servicio de Groove Music, aunque ahora el plazo máximo de servicio es por 2 meses.

 

Publicado en Virtualidad
«InicioAnterior12345678910SiguienteFinal»
Página 1 de 57
 
« Noviembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.