Martes, 12 de diciembre del 2017
Idioma Es Pt En

Vanessa Rubio, subsecretaria de Hacienda, quien fue la encargada de desarrollar la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, mejor conocida como Ley Fintech, asegura que no busca regular a las criptomonedas como el bitcoin, sino brindar a los inversionistas más información sobre el riesgo que implican estos activos virtuales y que no están respaldados por ningún banco central.

En relación a los activos virtuales, Rubio explica que con la Ley Fintech lo que se regularán por parte del Banco de México son las operaciones que realizan las instituciones de tecnología financiera que operen con activos virtuales. Y no utiliza el término criptomonedas porque —dice— no son realmente monedas. 

En relación al bitcoin, Rubio reconoce que cualquier bien o activo de la economía que suba de precio como el bitcoin, que en enero costaba mil dólares y ahora más de 17,000, representa un elevado riesgo.

Señala que la Ley Fintech, que dará mayor certidumbre a las instituciones de tecnología reguladas frente a las que decidan no estar reguladas y el reto es mantener un equilibrio para que no exista un arbitraje regulatorio frente a las instituciones financieras tradicionales como los bancos, pero que tampoco se inhiba la creatividad a un mercado que existe y crece exponencialmente.

Actualmente hay 280 empresas de tecnología financiera, con más de medio millón de clientes, y operan recursos por 400 millones de pesos y, de acuerdo con Vanessa Rubio, fueron las propias empresas de tecnología financieras las más interesadas es un nuevo marco regulatorio.

Entre los requisitos que tendrán que cumplir las empresas de crow funding, está que no podrán garantizar un rendimiento a los clientes, deberán proporcionar información sobre el riesgo de su inversión y solicitar la aprobación física del cliente antes de compartir sus datos con otros clientes.

La nueva ley ya fue turnada a Comisiones en la Cámara de Diputados, pero será aprobada hasta el próximo periodo ordinario, que inicia en febrero.

Publicado en Negocios
Lunes, 11 Diciembre 2017 08:34

La neutralidad de la red

 

La neutralidad de la red es un principio por el que los operadores de telecomunicaciones están obligados a que el tráfico de datos e información sea uniforme para todos, es decir, que no haya discriminación por tipo de información, equipos que se utilicen, aplicaciones o quién envía o recibe información.

Actualmente, en México se han emitido diversas opiniones de especialistas, en razón de ciertas circunstancias: el cambio regulatorio en Estados Unidos, particularmente por la posición del gobierno de Trump a través de la FCC; el anuncio del Instituto Federal de Telecomunicaciones de que emitirá la consulta pública: lineamientos para la gestión del tráfico y administración de red a que deberán sujetarse los concesionarios y autorizados que presten el servicio de acceso a internet, y el impacto de la nueva regulación en el proceso de generar condiciones de competencia efectiva entre operadores de telecomunicaciones.

Además, están las consecuencias que puede tener la regulación para la libertad de información y expresión a través de las redes de telecomunicaciones, particularmente ante el próximo proceso electoral en nuestro país; un contexto con algunos sectores que presionan para incluir restricciones y filtros en las redes por cuestiones de seguridad, terrorismo y para combatir ilícitos como la pornografía infantil y la trata de personas y, finalmente, cuidar el derecho de los usuarios a tener acceso a un internet libre.

La reforma constitucional de telecomunicaciones de 2013 considera los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión como servicios públicos, incluso como derechos humanos, y obliga a cumplir con los principios de universalidad, uniformidad y no discriminación, entre otros, lo que sirve de punto de partida para la deliberación y análisis que sobre el principio de neutralidad de la red se realice en nuestro país.

No obstante, en esta semana la decisión que se tome en Estados Unidos sobre el tema será un parteaguas para el internet; en Europa, el Reglamento 2015/2120, expedido por el Parlamento Europeo, fijó establecer normas comunes para salvaguardar un tratamiento equitativo y no discriminatorio del tráfico en la prestación de servicios de acceso a internet y los derechos de los usuarios finales, después de 13 años de discusión.

En México se avecina el momento de su debate, para lo cual deberá tomar en cuenta su entorno jurídico, económico y social.

Publicado en Banda ancha
Lunes, 11 Diciembre 2017 07:10

Uber, entre el amor y el odio

Hay relaciones de relaciones, pero Uber tiene una especial, genera en unos un gran amor y en otros un profundo odio.

Su ADN está compuesto por innovación y polémica. Un joven rebelde, que quiere romper con esquemas tradicionales, con el fin de abrirle paso a la tecnología y a nuevas formas de hacer negocios de la mano de la economía colaborativa.

Costa Rica es tan solo uno de los tantos ejemplos en los que Uber ha enfrentado problemas por su regulación, o mas bien, su no regulación. Pero más allá de la polémica, hoy Uber muestra que aunque quieran ponerle trabas, seguirá en pie y ahora lanza su servicio UberEats.
 
Para quienes ya no querían a este rebelde tecnológico, pareciera que tendrán más, pues ya no solo estarán en las calles, sino que también en los restaurantes.

El peso del nombre Uber es muy fuerte en el país, tanto así que su nuevo servicio arrancó con más de 250 restaurantes afiliados, y esta cifra solo se reparte entre San José y Heredia, ya que ni en Alajuela ni en Cartago el servicio está disponible por el momento.

Se espera que en seis meses UberEats ya esté en toda la Gran Área Metropolitana (GAM).

Entregas

Uber además le abrió el espacio a más vehículos. En este servicio podrán trabajar los ciclistas y motociclistas. También, los choferes de Uber que trabajan transportando personas, podrán trabajar haciendo entregas de comida.

Entonces, ¿es posible eliminar a Uber? La respuesta parece ser muy difícil.En Costa Rica opera el Uber tradicional, Uber empresarial, el Centro de Excelencia y ahora UberEats, su expansión en un poco más de dos años es notable, y como si no fuera suficiente, en una entrevista con EF, los candidatos presidenciales de partidos tradicionales dijeron que permitirían Uber, pero con regulación.

¿Qué le parece el servicio de Uber? ¿Cree que debe seguir su expansión en el país?

Publicado en Empresas
Lunes, 11 Diciembre 2017 06:27

Mirar al otro o poner las barbas a remojar

Un gran momento en la vida de alguien co-dependiente de Internet es cuando la fibra óptica llega al hogar. Entrar en la verdadera era digital donde imágenes, videos, archivos multimedia y aplicaciones se despliegan con naturalidad, eficiencia y velocidad es un acontecimiento. El número de dispositivos en el hogar se incrementa y la sensación de plenitud digital se conoce. Un impacto distinto es en la economía digital, donde se incrementan las operaciones, las transferencias y el impacto es evidente.

Hace poco estuve en Estocolmo y fue imposible conocer la moneda de aquel país, ya que todos los pagos eran con terminales electrónicas. El menor de los gastos era pagado por medio de un ejército de máquinas electrónicas que daban seguridad, eficiencia operativa, disciplina fiscal y control de gastos. En un sentido opuesto, pasé Semana Santa en Puerto Escondido y fui testigo del colapso de las redes. Todos los cajeros electrónicos lentos e inservibles, los restaurantes sufriendo con el turismo nacional e internacional que intentaba pagar con tarjeta. Un desastre.

Atrás del milagro digital fijo y móvil está la fibra óptica y cuando ésta llega a la casa se le llama fibra hasta el hogar. Contar con redes de fibra óptica robustas permite que el efecto tecnológico de transportar cantidades inimaginables de datos se refleje en servicios tecnológicos extraordinarios. En un futuro podremos ver televisión 4K (4 veces full high definition), realizar operaciones remotas, pagar impuestos desde cualquier parte del país, en materia de Internet de las cosas podremos conectar todo, todo el tiempo en todas partes. La educación podrá llevar a cualquier lugar los mejores recursos pedagógicos multimedia.

La fibra óptica permite enviar gran cantidad de datos superiores a las de un cable convencional. Hay que desplegar cientos de miles de kilómetros de fibra óptica para estos servicios, a lo cual se suma el costo de levantar calles para pasarlo o construir nuevas vías contemplando el espacio para su incorporación. La fibra óptica es la mejor opción porque es estable y escalable. Con hacer pequeños cambios en las centrales, los hogares podrán disfrutar de manera inmediata las nuevas velocidades.

En días pasados y cada quien por su lado, Reino Unido y Alemania comunicaron una señal de alerta. No están desplegando fibra óptica a la velocidad esperada ni realizando inversiones con la premura que la economía de esos países necesita. "La industria de telecomunicaciones de Alemania debería acelerar la construcción de la red de banda ancha de alta velocidad del país", dijo Jochen Homann, presidente de la Agencia Federal de Redes, y abundó: "Creemos que una regulación más flexible sería un incentivo para invertir en la construcción de fibra".

La Ofcom en Reino Unido decidió la separación funcional de la división fija de British Telecom hace un par de años, con la finalidad de apoyar el proceso de competencia y generar eficiencias en el despliegue de infraestructura y "un acceso más fácil a los conductos de cable existentes de Openreach, una banda ancha superrápida y fibra óptica más barata".

El resultado conocido a nivel mundial ha sido la baja de inversión y la disminución de despliegue de infraestructura. El histórico modelo de compartición de infraestructura bajo obligación regulatoria parece que llegó a su nivel de incompetencia más relevante. Más preocupante fueron las declaraciones de Sharon White, presidenta de Ofcom, cuando señaló que esta entidad estaba "llevando directamente a Openreach al fuego" y que juzgarían el éxito de su reforma "si conseguimos la nueva inversión. Para ser justos, Openreach tiene una buena trayectoria en lo que respecta al cumplimiento de los objetivos de calidad de servicio de Ofcom, aunque todavía estamos esperando algo más en el frente de inversión que su compromiso actual de G.Fast de fibra para 2020".

En pocas palabras, está preocupada porque la decisión de separar funcionalmente OpenReach no está generando las inversiones, pero tampoco que los otros operadores inviertan en fibra óptica. Concluye White: "debido a que somos una autoridad de competencia y creemos que la competencia impulsa la inversión e impulsa una mejor opción y precios más bajos para los consumidores, hubiera sido genial haber estado en una posición en la que hubiera otro operador interesado".

En España las cosas son distintas. El modelo de compartición de infraestructura cambió y miró a Estados Unidos al competir por infraestructura. El 54.5% del total de fibra óptica corresponde a Movistar. Hace 3 años tenía 80% de ese mercado. La competencia ha sido feroz y las declaraciones del presidente global de Telefónica lo explican con lucidez: "hay más fibra en España que en la suma de Reino Unido, Alemania, Italia y Francia juntas, y no solo es fibra de Telefónica, es fibra del sector. Orange tiene más fibra en España que en Francia. Vodafone tiene más ultra banda ancha en España que en Reino Unido o en Alemania. España es el tercer país de la OCDE detrás de Japón y Corea en penetración de fibra".

En México tenemos un modelo que mira con nostalgia la Europa de los 90. Hoy, Europa mira el modelo de Norteamérica. Mirar al otro con curiosidad es el principio de acercarnos a la verdad propia.

 

@fernegretep

Publicado en Banda ancha

En 24 años de vigencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) mucho ha cambiado, pero las telecomunicaciones se han transformado. En 1994, cuando entró en vigor el acuerdo trilateral, las telecomunicaciones no formaron parte de la negociación, hoy son el sistema nervioso de la llamada “nueva economía”. Hace casi cinco lustros el objetivo era eliminar gradualmente las barreras físicas al libre comercio; hoy, además, se busca borrar las barreras digitales que aún existan.En 24 años de vigencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) mucho ha cambiado, pero las telecomunicaciones se han transformado. En 1994, cuando entró en vigor el acuerdo trilateral, las telecomunicaciones no formaron parte de la negociación, hoy son el sistema nervioso de la llamada “nueva economía”. Hace casi cinco lustros el objetivo era eliminar gradualmente las barreras físicas al libre comercio; hoy, además, se busca borrar las barreras digitales que aún existan.

Entonces las telecomunicaciones eran infraestructuras y servicios que se prestaban por separado; hoy existe una convergencia de redes, servicios, contenidos, plataformas, regulaciones, estrategias de mercadotecnia y propuestas de diseño cada vez más atractivas e innovadoras. En 1994 había mercados, ahora tenemos ecosistemas digitales. Ese año la penetración de telefonía móvil en México era de 0.62% por cada cien habitantes y existían 9.8 millones de teléfonos celulares. Hoy la penetración es de 91% y un total de 112 millones de líneas.

Hace 24 años las telecomunicaciones eran servicios útiles para la población, hoy forman parte fundamental de la vida cotidiana de las personas y difícilmente podemos imaginar nuestras actividades diarias sin un teléfono móvil conectado a la red. Las telecomunicaciones eran un sector, ahora las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y la conectividad han impactado directamente en la productividad de todas las industrias y sectores: educación, salud, energía, transporte, agrícola, cultural…

Tiempo atrás el negocio era la voz, hoy son los datos. Ayer hablábamos de llamadas telefónicas y SMS; desde 2013 el acceso a las TIC, incluida la banda ancha, es un derecho fundamental y las telecomunicaciones, un servicio público. Entonces las telecomunicaciones eran sinónimo de fierros, hoy el valor radica en la cultura y los contenidos simbólicos que transportan. Antes sólo nos catalogaban como suscriptores o clientes, hoy los usuarios también creamos valor en la red: estando conectados, configurando la red con nuestros hábitos (consumo de video y redes sociales), produciendo contenidos o simplemente compartiéndolos.

Ayer las TIC eran herramientas para incrementar la productividad, hoy lo son para el desarrollo social y contribuyen a erradicar la pobreza y las brechas todavía existentes, incluida la digital. En 1994 el modelo de gestión de redes era centralizado, hoy hablamos de gobernanza de internet como un nuevo sistema tecnológico. Defendíamos el acceso universal a los servicios de telecomunicaciones, hoy también la neutralidad de la red.  Hace 24 años los productos de las industrias culturales (películas, libros, música) se consumían en formatos físicos; ahora todos esos contenidos son digitales, circulan por la red y se pueden descargar o consumir vía streaming a través de múltiples dispositivos. Los flujos de información, contenidos y valores de Estados Unidos siguen siendo dominantes, pero ahora es posible acceder a producciones de cualquier parte del orbe.

Hace 24 años dominaban los grandes grupos de medios, como Disney, Time Warner, News Corporation, Universal y Vivendi; actualmente, además de esos consorcios, existen los gigantes de internet: Google, Facebook, Amazon, Netflix, Uber. Salvo Microsoft y Apple, ninguna de esas empresas de Internet existía cuando Salinas, Bush y Mulroney negociaron el Tratado de Libre Comercio. ¿Por qué en ese tiempo México no innovó y creó sus propios modelos de negocio basados en internet?

Todo ha cambiado, menos las asimetrías entre México, Estados Unidos y Canadá. Las disparidades en otras industrias se repiten en telecomunicaciones. De los ingresos totales del servicio móvil en Norteamérica, los operadores de Estados Unidos generan 89%, Canadá 6% y México 5%. De ese tamaño es la (des)proporción pero también las oportunidades. Norteamérica es un mercado común y natural. Comercio electrónico y transacciones digitales… pero  también ciberseguridad y riesgos a la privacidad y los datos personales.

Estos últimos son la moneda de cambio para disfrutar “gratuitamente” de infinidad de aplicaciones, servicios y plataformas que nos ofrecen las empresas de internet y que forman parte de nuestras actividades diarias como correo electrónico, apps de mensajería o nuestros perfiles en redes sociales. ¿Cómo dejar todos estos temas y más fuera de la renegociación del TLCAN?

A diferencia de otros sectores, en telecomunicaciones México tiene un ligero superávit con respecto a Estados Unidos, debido a que son tecnologías bidireccionales. En 2015, México importó 157.2 mil millones de dólares en servicios de telecomunicaciones, en tanto que exportó 159.4 mil mdd (OMC-Banco Mundial).

En México las telecomunicaciones contribuyeron en 2015 con 3.5% del PIB, superior a la contribución en Estados Unidos (2.7%) y Canadá (2.1%) (IFT). México es la segunda ruta de llamadas telefónicas salientes de la Unión Americana. Desde el territorio estadounidense se generaron 20 mil millones de minutos en 2014, 23.7% del total de llamadas internacionales, sólo superado por India y por arriba de Canadá y la Unión Europea.

En cuanto a internet, gran parte del tráfico de México es intercambiado en Estados Unidos, lo cual encarece las comunicaciones. El 84% del tráfico de internet en México es internacional, generando costos de transporte en beneficio de los IXP ubicados en Estados Unidos, en tanto que sólo 16% del tráfico queda hospedado en el país.

Cualquier renegociación del TLCAN debiera reconocer el derecho fundamental de acceso a las TIC; la protección de la privacidad y de los datos personales; encriptación de las comunicaciones digitales; autorización expresa de los usuarios mexicanos para que las empresas tecnológicas utilicen sus datos; permitir el llamado “Cross Border Portability”, que consiste en que cualquier contenido (video, música, publicaciones) descargado en plataformas pueda ser consumido en México, Estados Unidos y Canadá sin restricciones; igualdad regulatoria para que en los tres territorios se fomente la convergencia, la inversión por infraestructura, los fondos de acceso universal, las políticas públicas y las agendas digitales para garantizar el derecho de acceso a las TIC y la banda ancha.

Publicado en Regulación
«InicioAnterior12345678910SiguienteFinal»
Página 1 de 1381
 
« Diciembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.