Connect with us

COLUMNISTAS

AMLO y futbol

Administrador

Published

on

El Economista – Marco A. Mares

Prácticamente nadie rebate que hay una relación muy estrecha entre deporte y política.

No importa la ideología de los políticos, de izquierda o derecha, todos saben de la importancia del deporte y la utilizan.

El tema hoy día es de suma importancia en México por el espinoso asunto a resolver que tiene en sus manos el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que encabeza Gabriel Contreras: la fusión de The Walt Disney Company (Disney) mediante la adquisición de 21st Century Fox (Fox).

Se trata de una megaoperación internacional. Es superlativa en todos los sentidos.

Es un acuerdo por 71,300 millones de dólares con el que Disney será propietaria de las licencias de entretenimiento de Fox.

La cadena Comcast fue la perdedora en la “puja” por quedarse con los activos de Fox. La última oferta de Comcast fue por 65,000 millones de dólares.

En Estados Unidos se autorizó la fusión, de manera condicionada.

Disney llegó a un acuerdo con el gobierno de los Estados Unidos para resolver la demanda antimonopolio que impedía la fusión de ambas empresas de entretenimiento.

La condición para efectuar la compra fue que antes de concretarla se vendan las 22 redes de canales deportivos regionales de Fox.

La intención fue preservar la competencia en los mercados locales donde Disney y Fox compite por la distribución de contenido audiovisual vía cable y satélite.

Con la adquisición, Disney se coloca como el próximo rival de Netflix en cuanto lance su servicio de streaming.

Competencia y difusión

La megafusión internacional en Estados Unidos recibió autorización condicionada a la desinversión de un importante número de canales.

También fue sometida a condicionamientos en Europa.

Y en Latinoamérica, en Brasil, la operación fue autorizada con restricciones.

En todos los casos, la intención de las condicionantes o restricciones fueron para preservar la competencia en mercados locales.

E impedir que el deporte se viera supeditado a canales premium, con lo que habría afectado al consumidor final, al impedirles ver los deportes y en el último caso, obligarlos a pagar tarifas más altas, por su transmisión selectiva.

En todos los países, se reconoce la importancia que tienen los deportes, tanto como la difusión de los que mayor cantidad de seguidores tienen. El futbol por ejemplo.

Conflicto de interés

Aunque no es su deporte favorito, Andrés Manuel López Obrador se pronunció a favor de que se condicione la fusión de Disney y Fox.

Como es público, el presidente de México es fanático del beisbol, e incluso en distintas declaraciones públicas ha reclamado su nula difusión en las televisoras nacionales.

Pero más allá de su predilección, el jefe del Ejecutivo entiende la importancia del deporte preferido de la mayoría de los mexicanos, el futbol.

Y así lo manifestó en su última conferencia mañanera del viernes pasado.

Destacó que “hay un conflicto de intereses” porque participan exfuncionarios mexicanos en el cabildeo de la fusión en México.

Mencionó a un exfuncionario del Instituto Federal de Telecomunicaciones. Aunque no dijo su nombre se ha dicho en medios que se trata del excomisionado Ernesto Estrada.

En este punto, lo cierto es que sería discutible el conflicto de interés de ambos personajes, por el número de años que transcurrieron desde que salieron de los órganos reguladores y su actual participación como consultores de las empresas involucradas en la operación de compraventa.

El presidente López Obrador dijo: “lo que más me preocupa es que se cobre por ver el futbol, o sea, ya ven que no es mi deporte favorito, pero sí mucha gente ve el futbol.

“Entonces, no vaya a suceder que se dé una autorización que afecte a los consumidores, que afecte a los aficionados del futbol.

“Entonces, que se revise el asunto, que se discuta, que se debata.

“Si son organismos autónomos, sí, pero no son infalibles, no son como ‘El Castillo de la Pureza’, entonces, que se vea qué están haciendo y todos tenemos derecho a conocerlo”.

En síntesis, al presidente de México le preocupa la eventual afectación al mercado local en términos de competencia y la eventual posibilidad de que se afecte a los consumidores porque tendrían que pagar por ver su deporte preferido.

Es importante que el presidente de México ratifique su respeto a la autonomía de los órganos reguladores, y al mismo tiempo es relevante que esté pendiente de las implicaciones negativas que podría tener para los consumidores una decisión inconveniente.

El Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones advierte que de concretarse la fusión, el agente económico resultante detentaría mayor poder para fijar precios en el mercado de contenidos deportivos en televisión restringida (Disney es dueña del canal ESPN y Fox, de Fox Sports), lo que podría impactar en el precio de los paquetes de televisión de paga para el consumidor final.

El IFT tiene una “papa caliente” y por la imparcialidad que lo ha caracterizado, es muy probable que resuelva tomando en consideración todos los efectos que podría tener la fusión de Disney y Fox en el mercado mexicano. ¡Ojalá!

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COLUMNISTAS

#Disney/Fox

Mediatelecom

Published

on

Excélsior – Alicia Salgado

Como anticipamos, el #EfectoAMLO hizo que todos los comisionados del IFT, que preside Gabriel Contreras, le pusieran lupa con aumento doble a la resolución preliminar que había presentado la Unidad de Competencia. La decisión es mucho más parecida a lo que ocurrió en Estados Unidos, pues Disney acepta la demanda del regulador (lo mismo ocurrió en Brasil) de no adquirir Fox Sports.

Si el compromiso se da en este sentido, dejaría de haber peligro de concentración en el mercado de contenidos deportivos para las cadenas de televisión por cable y satelitales, y sólo bastó una señal mañanera del Presidente para que se replanteara, desde las empresas, esta propuesta en México.

Continue Reading

COLUMNISTAS

Infraestructura e inversiones en telecom

Mediatelecom

Published

on

La Razón – Roberto García Requena

El sector de las telecomunicaciones es uno de los más dinámicos de cualquier economía del mundo, en términos de la constante inversión tecnológica que requieren hacer los distintos operadores para mantenerse actualizados.

El avance vertiginoso de la tecnología hace que, para permanecer competitivos en el mercado, los concesionarios hagan cuantiosas inversiones en capital, a efecto de no rezagarse respecto a sus competidores.

Además de lo anterior, también es cierto que la población es cada vez más demandante de servicios más complejos y sofisticados, y que esta población va en crecimiento y se dispersa a territorios cada vez más grandes o lejanos, y que las compañías tienen que incluir en su huella de cobertura para brindar el servicio. Esto sólo se logra invirtiendo en redes, sistemas, e infraestructura, con capacidades cada vez mayores.

¿Cuál es la situación en México? Llama la atención que, en este país, el operador preponderante (América Móvil) no ha invertido lo esperado. Considerando que ingresa casi el 70 por ciento del mercado total, sólo invierte 1 de cada 3 pesos que le ingresan para el desarrollo de infraestructura.

Para poner este dato en contexto, alrededor del mundo, los operadores invierten en proporción a su tamaño en el mercado. Por ejemplo, según datos de The Competitive Intelligence Unit, un concesionario que obtiene el 30 por ciento de los ingresos totales, se espera invierta una proporción similar en el desarrollo de su red. Claramente esto no ocurre con el preponderante mexicano.

Otros datos que dan una idea del grado de inversión de distintos operadores, son los que dio el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para el periodo 2013-2017. En este lapso, el coeficiente Inversiones/Ingresos señala que América Móvil invirtió 11.2%; Televisa 38%; AT&T 24.0%; y Megacable 23.3%. Es decir, Televisa invirtió casi 4 veces más, y AT&T y Megacable dos veces más, respecto a los ingresos recibidos.

Si bien no hay regulación que obligue al operador preponderante a decidir sobre su plan de negocios e inversión, sí sería deseable que este concesionario destinará mayores recursos al desarrollo de su red e infraestructura, particularmente en aquellas zonas más alejadas y marginadas del país. Sin duda, la competencia está haciendo un mejor esfuerzo.

En otro tema. El IFT continúa en la revisión de la posible compra de Disney por parte de Fox. El tema es de análisis altamente técnico y su resolución tendrá que ser impecable, sobre todo a la luz de que hasta el presidente López Obrador ha manifestado públicamente inquietudes al respecto. Que se tomen su tiempo los comisionados del IFT, aunque ya no les quede mucho.

Continue Reading

COLUMNISTAS

Barreras ficticias en telecomunicaciones

Mediatelecom

Published

on

La Crónica de Hoy – Claudia Villegas

Fue hace un par de años cuando un alto ejecutivo de una de las empresas que compiten con Telmex —la joya de la corona de América Móvil— me dijo que México tenía una barrera ficticia que impedía a los usuarios de servicios de telecomunicaciones acceder a nuevas tecnologías como las que proporcionaban las redes de tercera y cuarta generación. Le pregunté a qué se refería y abundó sobre el tema: ¿No te has preguntado por qué aquí en México tardan tanto en llegar los nuevo modelos de dispositivos móviles? Hasta entonces —debo confesarlo— no era un tema que me preocupara porque me conformaba —como millones de mexicanos— con pagar tarifas altas, onerosos planes de datos y, por supuesto, con usar modelos de dispositivos móviles que no formaban parte de la última generación.

El ejecutivo de la compañía competidora de Telmex continuó con la explicación: ¿A quién le conviene que la tecnología en dispositivos móviles tarde más tiempo en llegar al mercado mexicano? La respuesta era obvia. A los consumidores no, por supuesto. Al jugador preponderante sí, por supuesto, porque en la medida en que se retrasara la llegada de nuevos equipos las inversiones también tenderían a postergarse, al menos de su parte, y a los competidores les costaría más caro llegar al mercado.  Me contó, incluso, una historia sobre bodegas llenas de equipos nuevos de ultima generación que nunca llegarían al mercado porque resultaba más barato conservarlas que invertir en infraestructura. Después se aprobó la reforma al sector de las telecomunicaciones y bajaron las tarifas. Se congelaron por algunos años las tarifas de interconexión que se pagaban a Telmex. También vino la declaratoria de preponderancia para Telmex por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones. Cambió, entonces, el escenario para los consumidores y varios jugadores de la industria comenzaron a invertir y casualmente los usuarios en este sector vimos cómo se amplió la gama de dispositivos y tecnologías. La competencia siempre es buena.  El problema es que el preponderante sigue siendo el preponderante y la caída en sus inversiones siempre afectan al sector. De acuerdo con los analistas de la consultoría The CIU, en la experiencia internacional e histórica, los operadores invierten en proporción a la dimensión de su operación. Por ejemplo, es de esperar que un operador con una ponderación de 30% de los ingresos totales invierta una proporción similar o superior para conservar su huella en el mercado. En México,  el operador principal/incumbente/preponderante en telecomunicaciones (América Móvil, Telmex-Telnor/Telcel) ha escatimado en el agregado de años pasados su aplicación de recursos a la capitalización. Uno de sus efectos incluso ha sido mencionado recientemente por el presidente López Obrador en términos de la insuficiente cobertura de servicios en la geografía nacional. Mientras tanto, Grupo Televisa ostenta 32.6% de las inversiones totales ejercidas en el sector de telecomunicaciones, seguido por América Móvil con 32.2%, AT&T 15.8%, Megacable 7.4%, Telefónica 6.0% y el conjunto de otros operadores menores 6.0%. Así,  al comparar el monto de inversión de los operadores como proporción de sus ingresos, nuevamente se identifica una subinversión por parte del operador preponderante. La mala noticia es que ese retraso en inversiones por parte del preponderante  tiene un impacto directo en el PIB por el efecto multiplicador que tiene esta industria.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

febrero 2019
LMXJVSD
« Ene  
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728 

LO MÁS LEÍDO

Bitnami