Connect with us

MEDIOS

Ofcom pide a la BBC una prueba de interés público en iPlayer

Margarita Cruz

Published

on

La Oficina de las Comunicaciones (Ofcom) del Reino Unido pidió a la BBC realizar una prueba de interés público sobre los planes para ampliar su plataforma de streaming iPlayer.

La BBC quiere extender el periodo en el cual se puede ver un programa, más allá de los 28 días estándar, lo que lo pondría en línea con servicios como Netflix, que a veces llevan contenido de la BBC.

El regulador señala la necesidad de la prueba de interés público para evaluar adecuadamente su valor y el impacto potencial en otras emisoras.

En una decisión anterior, la Ofcom le dio permiso a la BBC para seguir adelante con las ventanas extendidas para shows encargados antes de noviembre de 2018, donde el espectáculo había sido encargado sobre la base de que estaría disponible en iPlayer por más tiempo que el periodo estándar.

La BBC ya solicitó que se aclare que cualquier contenido que la radiodifusora pública ya tenga disponible por más de 30 días y que esté fuera de las propuestas 2018-2019 no se encuentre bajo las restricciones.

Un portavoz de la BBC dijo que las audiencias en la actualidad quieren y esperan que los grandes programas del Reino Unido estén disponibles durante más de 30 días, por eso la radiodifusora busca reinventar iPlayer para que sea un “gran hogar para el contenido del Reino Unido”.

“El mercado de los medios se está moviendo increíblemente rápido, y la BBC necesita mantenerse al día. Consultaremos nuestros planes para mejorar iPlayer en el año nuevo y esperamos que la Ofcom pueda tomar una decisión rápida que le permita a la BBC brindar a las audiencias lo que esperan. Los nuevos actores globales se arriesgan a desplazar a los servicios públicos de radiodifusión. Esperamos que Ofcom lo tenga en cuenta en su enfoque sobre la regulación”, agregó el portavoz.

MEDIOS

España: visionado de TV cae y TDT alcanza su mínimo histórico

El número total de abonados a la TV de paga fue de 6.64 millones, una disminución de 80 mil abonados respecto al trimestre anterior.

Itzel Carreño

Published

on

El consumo promedio de televisión en España se situó en 3 horas y 40 minutos por persona y día durante el segundo trimestre de 2018, una disminución de 20 minutos menos en el visionado de televisión con respecto al trimestre anterior.

La Televisión Digital Terrestre (TDT) obtuvo el porcentaje histórico de consumo más bajo debido a las suscripciones de TV de paga, informó la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El número total de abonados a la TV de paga al final de trimestre fue de 6.64 millones, con una disminución de 80 mil abonados respecto al trimestre anterior, relacionada con el fin de la temporada de fútbol.

Casi 90 por ciento de los abonados a la TV de paga tenía el servicio contratado bajo alguna modalidad empaquetada.

Relacionado: España: paquetes cuádruples, quíntuples y accesos a fibra es lo que más crece

Por plataforma, el consumo de televisión, tanto en abierta como de pago se repartió en 76.4 por ciento para la TDT, 2.7 por ciento para la televisión por satélite y 20.9 por ciento para las plataformas de TV cable y TV IP.  

Por grupos, Mediaset y Atresmedia se situaron como líderes, obteniendo 30.4 y 26.7 puntos de cuota de audiencia en el trimestre, respectivamente.

Los dos canales más vistos durante el trimestre continuaron siendo los canales generalistas Telecinco y Antena 3, con una cuota de audiencia de 15.3 por ciento y 12 por ciento, respectivamente.

Ingresos

La televisión abierta, con un aumento de 0.8 por ciento, obtuvo una facturación de 506 millones de euros, según datos disponibles en el portal CNMCData.

Los ingresos publicitarios, que incluyen publicidad convencional, patrocinios, televenta, telepromoción y emplazamiento de producto, sumaron 623 millones de euros (108 millones de radio y 515 millones de televisión).

Del total de ingresos publicitarios en televisión, las televisiones de pago captaron 4.5 por ciento y la televisión abierta 95.5 por ciento. Los dos principales grupos, Mediaset y Atresmedia, representaron 86.5 por ciento del total de los ingresos publicitarios de televisión.

Continue Reading

MEDIOS

La audiencia de la TDT española, en mínimos históricos

Mediatelecom

Published

on

El Economista – Antonio Lorenzo

Cada vez se consume menos televisión tradicional en España. La conclusión se desprende del último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), estadísticas donde se apunta que la Televisión Digital Terrestre (TDT) registró el pasado verano los niveles más bajos de toda su historia.

Las razones de semejante tendencia se desprenden de la pujanza de la televisión de pago a través de fibra óptica o ADSL -incluida en las ofertas convergentes de los operadores Movistar, Orange y Vodafone- . Este mercado elevó sus ingresos el 15 por ciento en términos interanuales durante el segundo trimestre de 2018, hasta los 362,1 millones de euros, con más de 6,64 millones de abonados.

Como es tradicional al principio del verano, la cifra de suscriptores de TV de pago se redujo a finales de junio por la ausencia de competiciones futbolísticas de clubes, momento en el que muchas familias cursan la baja con la intención de replantearse la vuelta cuando comience la Liga y Champions. En esta ocasión, el pasado verano se desengancharon 80.000 abonados. Al declive de la TDT también impacta la popularidad de plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime, cuyas series y contenidos a la carta restan horas de pantalla a las ofertas audiovisuales lineales.

Según los mismos datos, la televisión por satélite rebajó su facturación el 10,5% en el último año, hasta los 116,7 millones de euros, con un total de 732.000 abonados. Los 1,38 millones de suscriptores de la TV por cable rebajaron los ingresos de ese negocio el 8,6% en el mismo periodo de referencia, hasta los 64,2 millones de euros. Los ingresos de la televisión online se dispararon el 77,1 por ciento en el segundo trimestre del año, respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que la televisión en abierto elevó su facturación apenas el 0,8%, con 506,5 millones de euros.

El informe de la CNMC también muestra el repunte interanual de los ingresos de la radio, que mejoraron en su conjunto el 8,4% hasta los 108,3 millones de euros.

El informe trimestral de la CNMC precisa que los ingresos publicitarios (anuncios convencionales, patrocinios, televenta, telepromoción y emplazamiento de producto), sumaron 623 millones de euros, de los que 515 millones de euros se los repartieron las televisiones y los 108 millones de euros restantes quedaron en las arcas de las radios. Asimismo, del total de ingresos publicitarios en televisión, la oferta de pago captó el 4,5 por ciento y la televisión en abierto el 95,5 por ciento restante. En este caso, los dos principales grupos, Mediaset y Atresmedia, representaron el 86,5 por ciento del total de los ingresos publicitarios de televisión, con 30,4 y 26,7 puntos de cuota de audiencia en el trimestre respectivamente. Además, los dos canales más vistos durante el trimestre continuaron siendo los canales generalistas Telecinco y Antena 3, con una cuota de audiencia del 15,3 y del 12 por ciento.

Los motivos estacionales propios del verano, los españoles redujeron sensiblemente el tiempo destinado frente a la pantalla, con un consumo promedio que se situó en 3 horas y 40 minutos por persona y día, lo que representa apenas 20 minutos menos que el trimestre anterior. En función de las plataformas tecnológicas, “el consumo de televisión, tanto en abierto como de pago, se repartió en un 76,4 por ciento para la TDT, el 2,7 por ciento para la televisión por satélite y el 20,9 por ciento para las plataformas de TV cable y TV IP”. Así, y según los datos de Kantar Media empleados, por la CNMC apunta que “con respecto a la TDT, el porcentaje de consumo es el dato histórico más bajo debido al aumento de las suscripciones a televisión de pago en España”.

Continue Reading

MEDIOS

El grand slam de la defensoría de audiencias llega al Imer, Notimex, Canal Once, el 22 y SPR

Mediatelecom

Published

on

El Economista – Nicolás Lucas

La primera línea de paladines en la defensoría de los derechos de las audiencias ha sido convocada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para dirigir a los medios públicos de alcance nacional en radio y televisión.

Aleida Calleja, Gabriel Sosa Plata, Jenaro Villamil, José Antonio Álvarez Lima y Armando Casas recibieron la invitación formal de AMLO para conducir al Instituto Mexicano de la Radio (Imer), a Radio Educación, al Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR), el Canal Once del IPN y Canal 22, los grandes medios públicos del país, que sólo en la capital son escuchados y vistos por 1.5 millones de personas cada día, pero que han sufrido un tijeretazo de doble dígito –al menos 115.5 millones de pesos– en su presupuesto de 2019 por la política de austeridad del presidente. 

Para encabezar la agencia de noticias Notimex, el Ejecutivo ha invitado a Sanjuana Martínez y  la periodista divulgó en Twitter que estará atenta a la ratificación de su nombramiento por el Congreso.

Fuentes del gobierno federal consultados por este medio dijeron que dos de ellos ya aceptaron la nominación del presidente y el resto analiza los pros y los retos de saltar de la academia, la política o la prensa crítica a los medios públicos para defender y permear la política pública que López Obrador tenga pensado para estas entidades como instrumento de sus planes para transformar el país.

Todos llevan lustros participando en los medios de comunicación estatales o comerciales y también han hecho carrera en la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) o en el Consejo Consultivo del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), con quien ahora tendrán que reunirse para dialogar y en ocasiones para negociar sobre renovación de concesiones de espectro, apertura de canales digitales, arrendamiento de infraestructura pasiva o la transmisión de contenidos más aptos para los distintos públicos, entre otros muchos temas de radiodifusión y telecomunicaciones.

Calleja, Sosa Plata y Villamil, particularmente ellos, en su momento se manifestaron abiertamente contra la llamada “Ley Televisa” –la legislación de 2006 sobre radiodifusión y telecomunicaciones– por considerarla afectadora de los intereses de las audiencias.

También advirtieron en 2015 junto con los especialistas del sector Irene Levy, Clara Luz Álvarez y Jorge Fernando Negrete sobre las intenciones de la Secretaría de Gobernación de publicar repentinamente una nueva reclasificación de contenidos audiovisuales en TV abierta, que entonces pudo haber perjudicado a las audiencias infantiles. 

Y al igual que sus colegas Agustín Ramírez, Ramiro Tovar Landa, Salomón Padilla y Erick Huerta, exhortaron en 2017 al IFT a defender en los tribunales sus facultades sobre regulación en materia de derechos de audiencias. 

Aparte, han documentado reportajes sobre el crimen organizado, pederastia o sobre competencia económica y el supuesto poder sustancial de Televisa en televisión de paga y varios de ellos han descargado continuamente desde la academia contra las televisoras por considerar que influyen negativamente en los públicos.

Los medios públicos han hecho méritos y conseguido recursos adicionales y también un lugar en la preferencia de las audiencias de todo el país:

Datos de la firma de investigación INRA, a noviembre de 2018, citan que los medios públicos atrapan 1.5 millones de personas cada día entre la radio y la televisión de la capital. Y en TV se anotan 4.9 puntos de rating por jornada y sólo en radio, las diez estaciones más escuchadas del segmento con alcance en la CDMX y su periferia consiguieron en esa fecha el 16.04% del share y además, las que pertenecen a las universidades públicas y privadas también aportan un punto de rating como cuota conjunta en el mismo lapso.

En telecomunicaciones, Canal Once, Canal 22 y el SPR también han buscado y se han beneficiado con la reforma de telecomunicaciones, que los ampara en la conformación de acuerdos sobre arrendamiento de infraestructura pasiva para conseguir recursos adicionales con los que puedan fortalecer sus propias operaciones, sea en contenidos o en reinversiones de redes. 

Todo eso lo saben Sosa Plata, Calleja, Villamil, Casas y Martínez y por eso también han presentado a lo largo de los años diversos diagnósticos de los medios públicos en México y propuestas para solucionar distintos problemas, y ahora la oportunidad para ejecutar sus ideas les llegó.

“Sería maravilloso que los medios públicos como Radio Educación, el Imer y el SPR puedan estar dirigidos por personas conocedoras de la importancia de este tipo de medios para una democracia como son Gabriel Sosa Plata, Aleida Calleja y Jenaro Villamil. Con ellos estaríamos asegurando que por vez primera México cuente con verdaderos medios públicos conforme a las mejores prácticas internacionales”, confía la ex reguladora Clara Luz Álvarez.

Álvarez González discrepa que los invitados de AMLO a los medios públicos puedan entrar en sintonía con el gobierno en el sentido de defender una política de austeridad de recursos o una directriz sobre cómo deberán, como jefes por seis años de esos organismos, liderar a los medios públicos.

“Ellos han sido críticos de los gobiernos y de las acciones en contra de los medios públicos. No los veo como alfiles de Andrés Manuel López Obrador, sino como los comprometidos con los medios públicos”, defiende Clara Luz Álvarez.

Entre Aleida Calleja, Gabriel Sosa Plata, Jenaro Villamil y Sanjuana Martínez, al menos entre ellos cuatro, existe una relación cordial como para liderar una política que armonice la conducción de los medios públicos y que por primera vez en México ocurra el hecho de que el Imer, Radio Educación, Notimex, el SPR y los medios públicos estatales caminan hacia un mismo rumbo y con objetivos definidos en vez de emular los contenidos de los medios comerciales.

Es la promesa de López Obrador de crear un gran medio público al estilo de la DWTV de Alemania o la RTV de España y todo más allá de que dos de los propuestos por el presidente han declarado abiertamente en el pasado ser sus seguidores o considerado como periodistas de “izquierda”.

“Hoy –en los medios públicos– existe una descoordinación y desperdicio terrible de recursos. Por más relación cordial que tengan, si no existe una restructuración profesional, a lo único que podremos aspirar es a que el porcentaje de contenido de calidad, que ya es poco en realidad en esos medios, sólo se mantenga; pues además el recurso que les va a llegar de presupuesto va ser sustancialmente menor”, dice Alejandro Mayagoitia, presidente de la Asociación Nacional de Servicios Inalámbricos de Telecomunicaciones (Ansitel). “Sería una verdadera proeza que lograran esa coordinación y cumplimiento de metas, porque así, sí valdría la pena este intento de AMLO”.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami